29 de diciembre de 2010

Besalú

Entre dos
Cuando uno va conociendo poquito a poco rincones del mundo, es inevitable en algún momento parar el reloj para intentar elaborar un ranking. Habitualmente esta tarea suele resultar un fracaso, porque en la mayoría de las visitas se encuentran alicientes suficientes para que el lugar se quede en la memoria de forma única.

Aún así, siempre quedan unos  diez paisajes en la retina que se disputan tu corazón y tus mejores recuerdos.

Llevamos tiempo queriendo escribir acerca de este lugar, pero nunca encontramos el mejor momento para él. Uno de nuestros sitios favoritos, por su encanto, su aire pintoresco, una localidad de Gerona (Girona), en la comarca de la Garrotxa, que apareció en nuestras vidas impactándonos.

Besalu Gerona

Besalú, declarado conjunto Histórico-artístico en los años 60, se encuentra rodeado por la frondosidad de un paisaje de verde intenso y acariciado por el rio Fluviá, que contribuye a convertir en una imagen bucólica tanto la entrada al lugar, como el paseo por el mismo. Desde la distancia, al percibir las formas, los colores de la piedra y su arquitectura, puedes llegar a plantearte si se tratará de algún decorado irreal.

Pero nada más lejos, en Besalú nos encontramos una localidad típicamente medieval, cuyo origen se remonta al siglo VIII, que se encuentra bastante bien conservada. Históricamente llegó a ser un condado independiente y durante un corto periodo de tiempo Obispado.

No encontramos las palabras adecuadas para poder transmitir las sensaciones que tuvimos al presentarnos frente al puente románico que te guía hasta el corazón de la villa. Ciento cinco metros, siete arcos, y una panóramica que deja casi sin respiración. A cada paso que das por él sientes la necesidad de detenerte para empaparte de las vistas que te regala.

Besalu pueblo medieval

El puente ha sufrido diversas reconstrucciones. Su origen data del siglo XI, en el XIV se le añadió la torre fortificada y además tuvo que ser arreglado por una fuerte crecida del rio que lo dejó bastante perjudicado. En la Guerra Civil española, su mayor enemigo, después de casi 1000 años en pie, fue dinamitado y muchos de sus arcos desaparecieron. La imagen actual, fiel a la anterior, corresponde a la reconstrucción llevada a cabo en los años 60. El río lleva años acariciando la base de este impresionante monumento, discurriendo impasible al tiempo y a aquellos que no respetaron la Historia.

A simple vista el puente es el atractivo principal de la localidad, pero una vez que te adentras en ella, sus callejuelas no te pueden dejar impasible. En los rincones de este lugar se esconden secretos e historias de aquellos que lo pisaron. El legado judío está presente en el barrio de la judería, donde en su día existió una sinagoga, y hoy podréis visitar el Miqwev y los baños judíos, los únicos que se conservan en España.

Sillas colgadas de besalu

Sorprendente nos resultó por esas calles empedradas levantar la vista y encontrar sobresaliendo de la fachada del edificio unas sillas colgadas, de las que no hemos conseguido conocer su significado, ni el porqué de su ubicación, pero que parecen incitarte a pensar que no puede haber un mejor lugar que ese para mirar al firmamento… (si alguno de los lectores que pase por aquí sabe algo acerca de la historia de estas silla, agradeceremos mucho que nos pongáis al día).

Monasterio de San Pere de Besalú

Del Monasterio de San Pere de Besalú (s.X) tan solo queda la Iglesia (s.XII) tras la desamortización de 1835. Hoy es la parroquia de la localidad. Destaca en su interior su girola, el aspecto austero en piedra le confiere un encanto especial. En lo alto de la fachada exterior se encuentran tallados los leones, símbolo de la luz que vence a la oscuridad de los pecados.

juderia Besalú

Otro edificio significativo del lugar es el antiguo Hospital de Sant Juliá, antiguo hospital de peregrinos y del que queda la portada, en el que de nuevo, y con el mismo significado que en el antiguo Monasterio, aparecen los leones.

En esta localidad a principios del mes de septiembre se celebran las fiestas medievales, un espéctaculo reconocido en el que tanto los comercios como habitantes del pueblo rememoran la vida en los siglos pasado. Mercado, malabaristas, batallas, pasacalles, cuentacuentos, cena con espectáculo de fuego. La caracterización de la villa redunda en el Besalú medieval, ofreciendote la oportunidad de ver un espectáculo emocionante.

Calles de Besalú

Resulta complicado abandonar la villa, desde diferentes puntos de la misma se obtienen vistas y perspectivas impresionantes. Sin adentrarte en la historia, con tan solo pasear por las calles y dejarte embrujar por la judería, entiendes que ahí hay mucho más que un lugar que admirar.

Y desde nuestra visita, que fue un día de agosto que nos quiso regalar una tarde de nubes empujándonos a abandonar durante unas horas las playas que estábamos disfrutando días atrás cercanas a la bahía de Rosas (Roses), no hemos podido abandonar el recuerdo de un  lugar como éste. Que siempre resbala de entre nuestros labios cuando nos preguntan por un lugar con “encanto”, un “pueblo bonito”, algo “digno de ver”… y en esa situación es cuando su nombre se hace presente en nuestro recuerdo, nuestras pupilas se iluminan y decimos… Besalú

Encontrar lugares como Besalú te hace entender el significado de la historia, del paso del tiempo y de la importancia de valorar aquello que nos dejan los que estuvieron antes que nosotros.


¿Tienes planes hoy?

Besalu pueblo con encanto de Gerona

22 de diciembre de 2010

Sierra de Francia: Mogarraz

Entre dos
(Actualizadas las fotos y parte de la información en 2017 )

Se tiende a pensar que aquellos que vivimos en las grandes ciudades tenemos una amplia variedad de alternativas para disfrutar de nuestro tiempo de ocio. Y no vamos a ser nosotros quienes neguemos esto, pero es curioso observar como en el momento en el que disponemos de un par de días de fiesta seguidos ya estamos formando enormes atascos para salir de la ciudad…

¿Dónde vamos hoy? Queremos centrarnos en una localidad donde su encanto es inversamente proporcional a las dimensiones de la misma.  A 85 km de Salamanca capital se encuentra Mogarraz. Una pequeña villa salamantina ubicada en la Sierra de Francia, parque natural declarado Reserva de la Biosfera.

Fachadas Mogarraz Salamanca

El origen del nombre de esta sierra se remonta al siglo XII, cuando la zona fue repoblada por franceses de mano del marido de Doña Urraca, el conde de Borgoña.

En la zona existen localidades como por ejemplo La Alberca, popularmente conocidas, en cambio Mogarraz parece mantenerse un poco al margen de flashes y autógrafos para regalarnos una visita tranquila y mágica.

Calles Mogarraz Salamanca

Sorprende el trazado de sus calles tortuosas, con rincones y recovecos. Algunas son tan estrechas que con dificultad se filtra la luz solar, te atrapa el sonido del agua cuando encuentras los caños insultantes abasteciendo a las fuentes…

Mogarraz pueblo con encanto Salamanca

Las construcciones siguen todas un patrón similar, arquitectura típicamente serrana, fachadas, de adobe, piedra y vigas de madera, que llaman la atención por ser considerablemente altas. Los balcones, a pesar de estar en una época donde la primavera era temprana, lucían con flores coloridas…

Entras por una calle, giras, continuas por otra, subida, bajada… y allá donde mires parece que estás sumergido en un pueblecito de cuento.

Plaza Mayor Mogarraz

La iglesia, dedicada a la Señora de las Nieves, se puede observar sin dificultad debido al volumen que tiene en proporción con la villa, y sobretodo a su alta torre del campanario, del s.XVII, construida separada de la iglesia y que parece que estuvo bastante orientada a una utilidad defensiva más que religiosa.

Mogarraz Salamanca

En su Plaza Mayor, que en las fiestas del mes de agosto se convierte en lugar para celebrar festejos taurinos, se encuentra el ayuntamiento que se distingue gracias a las banderas, su arquitectura sigue el mismo patrón que el resto de edificios del lugar. El Calvario, el Humilladero, su fuente, son algunos de los ejemplos que podrás encontrar si te dejas embrujar por este pintoresco lugar. Además, para los amantes del senderismo, podéis informaros de algunas rutas disponibles en las cercanías de la villa.

Plaza Mayor Mogarraz

Todos estos detalles te hacen entender rápidamente los motivos por los que fue declarado Conjunto Histórico Artístico.

Cuando escribimos esta entrada en 2010, el pueblo no tenía expuestos los retratos que podréis observar que aparecen en cada una de las fotografías, repartidos por las fachadas de las casas. El año pasado, en 2016, como nos gustó tanto Mogarraz, tal y como os contamos en las líneas anteriores, decidimos volver a pasar un fin de semana de relax. Y para nuestra sorpresa nos encontramos esta peculiar exposición, que se ha convertido en algo permanente desde que en 2012 se expusieron.

Caras de Mogarraz Salamanca

Se trata de 388 retratos sobre chapa, obtenidos de las fotos del carnet de identidad de los vecinos en 1967.  Están pintadas por Florencio Maíllo. Nosotros conocimos el pueblo de las dos maneras, y de ambas nos gusta. Es un lugar con mucho encanto. Si bien, las caras pueden ser un poco impactantes por el realismo de las mismas, hay que reconocer que es otro elemento más a añadir a las peculiaridades de este pueblo serrano tan bonito. Un homenaje a sus vecinos.

Mogarraz (Salamanca)

No podemos olvidar, con caras o sin ellas, que Mogarraz ha sido incluido oficialmente dentro de la lista de los Pueblos más Bonitos de España

Para comer en Mogarraz nos recomendaron el Restaurante Mirasierra. Ibamos con ganas de probar uno de los platos típicos de la zona, pero ese día no pudo ser, el Limón Serrano. Nuestra experiencia fue gratificante, la carne estaba realmente buena, y disfrutamos mucho de la velada. En algunas zonas del local, las vistas son espectaculares, con un entorno de excepción, buena comida y excelente compañía… ¿Qué más se puede pedir? Y en 2016, repetimos, ya que estuvimos alojados en el Hotel SPA que hay al lado del restaurante, y de nuevo, salimos muy satisfechos. Así que mantenemos la recomendación años después.

Mogarraz (Salamanca)

Después de comer, antes de dirigirnos a un nuevo destino, Mogarraz merecía un “penúltimo” paseo, y es en ese, en el que realmente llega una reflexión trascendental para poder entender la verdadera belleza de este lugar; no podemos olvidar que Mogarraz existe gracias a sus gentes, aquellos que lo dotan de oxígeno, los que allí tienen su morada y que en la villa no ven un decorado para el paseo, sino su hogar. Es importante tener en cuenta que todos estos lugares "con encanto" se mantienen gracias a las personas que valoran y continúan con las tradiciones, que tienen un respeto a la historia y un amor  a sus tierras. Por eso en Mogarraz, como en muchos otros lugares, hay que saber admirar a parte de su atractivo y su historia, a la vida y a la gente que lo puebla.

Antes de atravesar el umbral que separa la panorámica de la villa de lo que es realmente el pueblo las expectativas eran buenas, pero en sus entrañas está lo mejor…

¿ Tienes planes hoy?

Mogarraz (Salamanca)



17 de diciembre de 2010

Castro Urdiales

Entre dos
En Cantabria, limitando con Vizcaya (Bizkaia), llegamos a un lugar que huele a mar… Y no a cualquier mar, sino al Cantábrico, su esencia es profunda, y perfuma la localidad.

Castro Urdiales Cantabria

Castro Urdiales es nuestro destino. En su bahía se entremezclan las coloridas barcas de pescadores con pequeños barcos de recreo. Todo ello salpicado aleatoriamente, pero que ante la vista parece haber sido perfectamente planificado, porque la estampa es un cuadro de ensueño.

Y no solo se mezclan los barcos, sino que lo antiguo y lo moderno convive en las construcciones, en sus gentes y en sus vistas.

Castro Urdiales Cantabria Castro Urdiales Cantabria


Es una de las localidades más pobladas de Cantabria, un lugar donde la vida asoma en cada rincón. A pesar de ser un reclamo turístico por su encanto y la cantidad de opciones hosteleras, la gente vive allí, y la vida no se paraliza, como pasa en otros lugares, para encontrar tiendas de souvenires y atractivos para el visitante, sino que el atractivo real está en sus calles, en su puerto, en su plaza donde la gente disfruta de unos vinos y tapas con sus conocidos. Se respira “calidad de vida” y  para nuestro gusto gran belleza.

Castro Urdiales Cantabria

Tradicionalmente Castro Urdiales ha sido una localidad de pescadores. Su paso por la historia ha estado ligado de forma directa con su proximidad al mar. En la Edad Media el comercio marítimo, su participación en la Reconquista aportando naves, o en la Conquista de Sevilla estando a la cabeza Alfonso X el Sabio, son algunos ejemplos. A raíz de incluirla en el Fuero de Logroño su actividad mercantil mejoró exponencialmente. Pero tras la invasión napoleónica, esta villa sufrió un gran deterioro.

Castro Urdiales Cantabria

A mediados del s. XIX a través de la pesca, la industria de las conservas de pescado y las minas comienza de nuevo a levantar el vuelo, y hoy por hoy además goza de un gran tirón turístico, convirtiéndose en residencia vacacional de muchas personas, y lugar de visita de otras tantas.

Castro Urdiales Cantabria

A parte de pasear y divisar desde diferentes ángulos las panorámicas que este lugar te regalan, existen algunos legados de la historia de tipo monumental que podréis ver. Por ejemplo la Iglesia de Santa María de la Asunción, del siglo XIII, se construye en pleno esplendor económico a raíz de obtener el Fuero de Logroño, no acabarían la obra hasta el XV, es la más antigua de todo el litoral. Su emplazamiento, cercano al mar y en lo alto, junto con ese aspecto similar al de una Catedral, la confieren un carácter atrayente. Fue declarada Monumento Nacional en 1931.

Castro Urdiales Cantabria

Muy cerca están los restos del Castillo medieval, donde también se encuentra el faro, una combinación tremendamente curiosa. El nexo entre la fortaleza y el puerto es el puente viejo, de época del medievo que a la vista recuerda mucho a los puentes romanos…

Castro Urdiales Cantabria

Existía un puente similar que enlazaba con la ermita de Santa Ana, situada en lo alto de un peñón muy próxima al castillo. Ahora mismo el acceso a la misma se hace a través de unas escaleras. En su interior encontrareis el suelo acristalado, con restos romanos hallados recientemente. Uno de los lados está abierto, con unas vistas al mar impresionantes. 

Castro Urdiales Cantabria

Pero Castro Urdiales además de enamorarte por su vida y por sus vistas, te puede enamorar por el estómago.



Y en este caso si buscáis dónde comer en Castro Urdiales la oferta es amplia, pero nosotros tenemos una recomendación que no podemos dejar de mencionaros: Mesón El Marinero. No lo encontramos al azar, nos lo habían recomendado, concretamente una de sus especialidades, la marmita. Pero no pudimos dejar de enloquecer al ver su carta, al menos necesitaríamos 3 ó 4 visitas para saciar nuestras ganas de probar y probar, y a día de hoy más de una vez lo nombramos pensando en cuándo hacer una escapada. Claro que no sé si podríamos prescindir de esas cigalas a la sartén en salsa, o del arroz con bogavante, y mucho menos de esas milhojas de crema que al escribirlo aun creo saborear… Advertimos que no es especialmente barato, aunque nuestra experiencia mereció la pena.

Castro Urdiales Cantabria

Y con el estómago desbordante de felicidad, y el paladar borracho de placer, qué mejor que acercarte al largo rompeolas que protege la villa, justo a la altura de la ermita. Al ras del suelo nace como protector del puerto del municipio. La brisa en ese espacio te hace sentir que la piel se llena de sal fina…

Castro Urdiales Cantabria

En ese momento con el mar abierto a un lado y el puerto al otro, escuchar a las gaviotas entonar su sonido característico te suena a sinfonía.

Editamos la entrada en 2015, además de para añadir nuevas imágenes, para ampliar un detalle sobre la localidad, y que está relacionado con la celebración de la Semana Santa, concretamente el Viernes Santo, cuando la localidad se transforma para representar "La Pasión Viviente" durante toda la mañana, de manera sorprendente. Pero de esto hablaremos más detalladamente en otra entrada, porque lo merece.

Semanta Santa Castro Urdiales Cantabria

Castro Urdiales es un destino que nos encanta, ya hemos mostrado durante el tiempo en el que tenemos el blog, todo lo que disfrutamos en Cantabria. Desde que escribimos esta entrada, hace 4 años largos, hasta la pasada Semana Santa no habíamos vuelto a Castro Urdiales, y el retorno fue tan gratificante como esperábamos. Desde luego, es un lugar al que es un placer ir.

¿Tienes planes hoy?

Castro Urdiales Cantabria

14 de diciembre de 2010

El Roncal - Erronkari

Entre dos
El Valle del Roncal es un lugar maravilloso que lo conforman, a parte de un entorno natural de excepción, siete villas. Poco a poco iremos haciendo paradas en diferentes lugares de la zona, pero para comenzar su visita hemos querido elegir  El Roncal.

Navarra-Belagua-Mirador

Unos 30 minutos antes de llegar, paramos en el Mirador de Larra, el valle de Belagua a nuestros pies. No teníamos las pupilas preparadas para asimilar tanto verde de golpe, ni los pulmones para respirar aire tan puro. Las vistas son totalmente impresionantes, seguir con la mirada el trazo de la carretera que se esconde y asoma entre montañas hasta hacerse diminuta te ayuda a percibir la profundidad de todo aquello que la vista alcanza a ver.

Navarra-Belagua-Mirador

¿Qué visitar en El Roncal? Nosotros te podemos contar nuestra experiencia, que más que un recorrido turístico al uso es un paseo plagado de atractivos.

Navarra-Roncal-río

A eso de las 5 de la tarde llegábamos al Roncal, un pueblo que descansa a las orillas del río Esca. Allí donde las tradiciones siguen vivas en sus rincones, en sus sabores y en sus gentes. Lo visitamos a mediados del mes de agosto, cuando todo es alegría y celebraciones. Estaban en fiestas y entre las piedras que forman las calles y las casas que lo pueblan, multitud de personas, tanto turistas, como sobretodo gente del lugar reía y disfrutaba en armonía.


El sol de la tarde asomaba entre los tejados y se filtraban los rayos entre las chimeneas típicas de la zona que están cubiertas por tejadillos para protegerlas de la nieve, aunque hay leyendas que también dicen que están cubiertas para evitar la entrada de las brujas.

Navarra-Roncal-pueblo

El cauce del río envuelve la localidad, al lado, en el frontón, se celebraba un partido de pelota vasca, los espectadores estaban entregados. Posteriormente se realizaría el concurso lanzamiento de queso del Roncal que nos resultó curiosísimo y divertido. Separados por género, se lanza un queso, y el ganador como supondreís, el que lo lance más lejos. Nos lo pasamos genial.

Y es que si un producto caracteriza al Valle del Roncal es su queso, el primero en obtener la denominación de origen en España (1981), elaborado de forma tradicional, artesanal con la técnica ancestral que pasa de padres a hijos. Un queso de oveja con un sabor único, que se entiende en el momento que has podido admirar qué tipo de pastos alimentas a las ovejas Latxas (Lachas) que proveen la materia prima. Los únicos ingredientes de este sabroso producto es la leche, el cuajo y la sal. Y su procedencia única y exclusiva de cualquiera de las 7 villas que conforman el Valle del Roncal.

Si hay un roncalés que pervive entre las callejuelas y en el espíritu de la localidad es Julián Gayarre, en su momento el tenor mejor pagado del mundo, su nombre resuene en la Casa Museo en su honor, o su Mausoleo.

Navarra-Roncal-pueblo-iglesia

Al alzar la vista preside la villa una iglesia renacentista que parece la reina del lugar. Pero todo está en armonía. Si ascendéis hasta arriba en dirección al edificio religioso, disfrutareis de unas vistas para las que sobra cualquier palabra que aquí os podamos escribir, porque es el mejor resumen del lugar en el que se encuentra este pueblo de Navarra

¿Tienes planes hoy?



9 de diciembre de 2010

Medinaceli

Entre dos
Existen rincones en España que a todos nos suenan familiares, pero que a menudo uno pasa de largo cuando en la carretera ve escrito su nombre. En numerosas ocasiones habíamos comentado nuestro deseo de visitar Medinaceli.

En la provincia de Soria, a unos  160 km de Madrid, localizamos un pueblo declarado Conjunto Histórico Artístico en los años 60, asentado sobre un cerro, dominando el valle del Jalón, ahí está nuestro destino. En este lugar confluyen diferentes atractivos turísticos pero, para nosotros, el mayor es la sensación que transmite su conjunto.

Plaza de Medinaceli

Pequeñas calles tortuosas, empedradas y estrechas, que conforman el cuerpo del municipio y su esencia. En algunas tienes la sensación de que al colocar los brazos en cruz tocarías ambas paredes simultáneamente.  Las casonas, y su pintoresca Plaza Mayor, son algunos de los elementos que configuran una localidad que sorprende con solo pasear por ella.

Medinaceli

Pero detrás de las sensaciones de encontrar un decorado como este se encuentran las secuelas de lo que el tiempo ha dejado en su ser. Medinaceli tiene dibujadas las huellas de la Historia en el municipio.

Construida entre Toledo y Zaragoza, al lado de la calzada romana que unía esta ruta, Medinaceli alcanzó una importancia notable en esa época. Posteriormente, los árabes hicieron del lugar un cuartel general, estando a la cabeza del grupo Almanzor, quién dice la leyenda de la Batalla de Calatañazor, que murió en la localidad y que se encuentra enterrado allí. Condado en época de Alfonso VIII, y Ducado en época de los Reyes católicos, así Medinaceli ha estado en boca de todos.

Arco romano Medinaceli

En lo alto, como si fuera la puerta de la localidad, sorprende un arco Romano de triple arcada, el único que hay en toda España de estas características, lo que lo convierte en algo muy especial, envuelto en una laguna de argumentos que intentan encontrar el porqué de su existencia y ubicación. Arqueólogos y expertos en Historia del Arte han debatido durante años acerca de este símbolo. Sin tener una fecha exacta de su origen, se baraja que se trate de una construcción del siglo I al III d.c. La opinión más compartida es que se construyó con la intención de mostrar el poderío del municipio siendo visible desde la lejanía. 

A un lado del arco, la villa, al otro un valle que visto a través de la construcción parece una ventana hacia el infinito, por un lado caminos que serpentean entre la vegetación, por el otro, haciendo un contraste que parece irreal; unos muros del siglo II o III d.c, y unos enormes molinos de viento del siglo XXI comparten paisaje… Es curioso ¿Verdad?

Medinaceli

Volviendo a la localidad, su Plaza Mayor porticada, rectangular, en torno a los 5.000 metros cuadrados,  típicamente castellana y construida sobre un foro romano está salpicada de curiosidades arquitectónicas. 

Palacio DUcal Medinaceli

A un lado el Palacio Ducal que destaca por su simetría. Construido en el s.XVI, de estilo renacentista, durante el s.XIX y XX cayó en un total abandono, debido a lo cual sus dos torres gemelas, que nacían a cada lado, elemento típico de los Palacios Ducales han desaparecido. Ha sido en los años 90 en los que se comenzó su restauración, manteniendo su fachada y dándole un uso cultural convirtiéndolo en sede para exposiciones y difusión de la historia de Medinaceli.

En la Plaza mayor, también se puede encontrar la Alhóndiga del s.XVII, edificio dedicado a las transacciones económicas, una construcción de dos plantas, caracterizada por sus  galerías de arcos. En la planta baja, zona posterior, estuvo ubicada la cárcel judicial.

Como curiosidad de la época actual, y por si alguno lo recordáis, hace unos años se rodó un anuncio de Pepsi  y el Real Madrid de corte medieval, el escenario de ese “spot” publicitario fue la citada plaza.

arco árabe Medinaceli

La villa fue ciudad amurallada tanto en época romana como musulmana, de la que aún quedan muestras, de hecho, en uno de sus extremos, hacia el poniente, os encontrareis el llamado  arco árabe y siguiendo el camino podréis observar restos de ambas murallas. Un paseo relajante alrededor de la misma decorada por el verde de la vegetación.

Colegiata Nuestra Señora de la Asunción Medinaceli

La Plaza en la que se ubica la colegiata de Nuestra Señora de la Asunción tiene un encanto especial.  El edificio religioso del s. XVI y estilo gótico, hipnotiza la mirada sobresaliendo su gallarda torre de casi 40 metros de altura. En su interior, destacar una reproducción del Cristo de Medinaceli, la sillería del Coro y el altar mayor barroco.

comer en Medinaceli

Podréis encontrar varios establecimientos donde parar a reponer fuerzas. Nosotros comimos en un restaurante, que también era alojamiento rural, llamado La Cerámica, un sitio bastante acogedor, cálido, con un servicio amable, sin resaltar nada especial gastronómicamente hablando, pero que su relación calidad precio era adecuada.

El paseo por la Villa te acerca y te aleja de la Historia en diferentes épocas, evoca imágenes de película. El presente y el pasado conviven en un mismo lugar. Desde lo alto de la colina se observan las tierras de Castilla, con un horizonte lejano, casi infinito, como cuando miras al mar y parece no acabar… 

¿ Tienes planes hoy?

7 de diciembre de 2010

El Triángulo de Arlanza (III): Santo Domingo de Silos y Desfiladero de Yecla

Entre dos
¿Qué hacemos hoy? ¿Qué visitar en los alrededores de Madrid? ¿Dónde ir a pasar el día? Así empezó la andadura que os hemos relatado en las últimas entradas y que, con esta, daremos por finalizada sobre la visita que realizamos a la comarca de Arlanza.

Hasta este momento, no hemos señalado el orden que seguimos en nuestro itinerario para visitar el Triángulo de Arlanza. Por si a alguno pudiera estar interesado, comenzamos en Lerma, para luego pasear por   Covarrubias, posteriormente realizar la parada en el Monasterio de San Pedro de Arlanza, cuando caía la tarde, descubrir Santo Domingo de Silos y finalmente dejarnos atrapar por el Desfiladero de Yecla antes de volver a casa.


Santo Domingo de Silos


Santo Domingo de Silos

Situado a 18 km de Covarrubias, a 26 km del Monasterio de San Pedro de Arlanza y a 31 de Lerma destaca por su Monasterio, que parece ser el Señor de la localidad. No solo por su popularidad, sobradamente conocida, sino, porque se muestra imponente sobre el municipio. 

La banda sonora que debería acompañar a este lugar, mientras el sol, ya anaranjado, parecía ya cansado de acompañarnos presentándonos al atardecer, serían esos cantos gregorianos de los monjes benedictinos que los han hecho tan famosos.

Monasterio de Santo Domingo de Silos

Es prácticamente imposible, en el lugar en el que te coloques, que la vista no se fije en el edificio religioso. Nuestra hora de llegada nos impidió realizar la visita guiada que te presenta el claustro, la botica o biblioteca, pero en cambio, llegamos justo a tiempo para poder entrar en la iglesia y escuchar en directo los citados cantos.

Mientras estábamos sentados esperando que entraran los monjes y se fueran disponiendo en sus lugares el sentimiento que nos invadía era el de la expectación. Luego empezó todo…

Monasterio de Santo Domingo de Silos

Nuestra recomendación, para aquellos que no tengáis el oído educado para este tipo de música, como fue nuestro caso, sentaos en los últimos bancos. De esta forma podréis entrar, comprobar por vosotros mismos la espectacular acústica del templo, y valorar si queréis quedaros hasta el final. En nuestro caso, no fuimos capaces, probablemente por no saberlos apreciar, pero al cabo de unos 15 minutos discretamente abandonamos el recinto de forma prácticamente imperceptible. Lo cual no quiere decir que nos arrepintamos mínimamente, estar en Silos es una oportunidad para vivir en directo algo así, y luego juzgar por ti mismo las sensaciones que te ha producido.

De nuevo el entorno acaricia la localidad, envolviendo al protagonista del pueblo, el Monasterio del s.X, cuyo nombre es homenaje a su Abad Domingo (durante 32 años), fallecido en 1073 y cuyas reliquias descansan en el interior del edificio. El monasterio ha sido restaurado en varias ocasiones. Fue víctima del abandono en la época de la desamortización de Mendizabal, al igual que el Monasterio de San Pedro de Arlanza, pero a finales del s. XIX, monjes franceses se hacen cargo de él.

Santo Domingo de Silos

En él se encuentra una de las mayores joyas del arte español de la época románica, su claustro, en el que destacan los capiteles tallados con motivos animales y vegetales considerados auténticas obras de arte. La iglesia se alzó sobre los restos del anterior edificio, de la época mozárabe del s.X. Actualmente la que se encuentra es de estilo neoclásico del siglo XVIII.

La mejor panorámica de este lugar pintoresco en la provincia de Burgos se obtiene subiendo hacia la pequeña ermita que se divisa sobre una colina entre el verde de la vegetación que crece viendo pasar la Historia. En lo alto, la vista vuelve a mostrarnos lo que inevitablemente capta nuestra atención, el Monasterio de Silos, con su sólido campanario por encima de las callejuelas, las casas y casi acariciando el cielo…


El Desfiladero de Yecla

Apenas queda una hora para que la luz caiga, emborrachados de paisajes de ensueño y pueblos con encanto, nos disponemos a volver a casa, pero antes, una nueva y breve, pero intensa, parada nos espera.

Habíamos escuchado hablar de él, y casi esperábamos encontrar un cartel con luminosos que dijera… “Desfiladero aquí”, pero nada más lejos de la realidad. El Desfiladero de Yecla, es un accidente geográfico nacido fruto de la erosión del arroyo Cauce sobre las rocas y que se encuentra prácticamente escondido a la vista humana.

A unos 5 km de Santo Domingo de Silos encontrareis un túnel con un pequeño ensanchamiento, ahí podéis estacionar el coche, porque aparcamiento como tal no existe… 

Desfiladero de Yecla

La naturaleza, caprichosa, nos sorprende. Entre dos paredes, tremendamente estrechas, se abre paso un camino, acondicionado por el ser humano con unas pasarelas colgantes que te permiten recorrer esos escasos metros, en los que hay momentos que la luz se filtra con dificultad. Alzas la vista y parece que estás atrapado entre las rocas, y segundos después como queriéndote dar oxígeno parecen ensancharse para darte un respiro.

La humedad, el frío que desprenden las rocas, los sonidos de la naturaleza te transportan a un pequeño paseo único, otra de las sorpresas con las que te premia la visita a la provincia de Burgos

Desfiladero de Yecla

Tras recorrer el desfiladero, en el que el sonido del agua te envuelve, nos dirigimos hacia el coche, con una mezcla de sensaciones que son difíciles de explicar, pero que se pueden resumir en la satisfacción de haber visto y vivido experiencias nuevas, diferentes, de haber aprovechado un día disfrutando de todas aquellas cosas que nos brinda la Historia, y que las devolvemos al presente integrándolas en nuestra vida, o las sorpresas que nos depara la naturaleza, cuando nos paramos a admirarla y escucharla…

Porque un día te levantas y no sabes qué hacer, te preguntas, “Dónde voy”, Qué puedo hacer”, piensas en qué lugares con encanto puede haber a tu alrededor y tan siquiera conoces, y entonces decides que es el momento de salir a buscarlos, de conocerlos… El Triángulo de Arlanza te habla de tantas cosas, y te premia con tan bonitas vistas, que no dudamos ni un segundo, que es una zona que todo el mundo debería conocer.


¿Tienes planes hoy?

Monasterio de Silos


Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism y modificado y adaptado por ¿Tienes planes hoy?| Distributed By Gooyaabi Templates

¿Tienes planes hoy? Tiene todos los Derechos de Autor de Contenido Reservados (imágenes y texto)