29 de junio de 2012

Garganta la Olla

Tienes planes hoy
¡Ha llegado el verano! No hay duda, creo que en la península muy pocos están a salvo de las altísimas temperaturas. Lo reconocemos, el calor no está hecho para nosotros, a pesar de lo que nos gusta movernos,  cuando el mercurio levanta el vuelo nosotros pensamos en escarbar madrigueras.


¿Qué podemos hacer con este calor? En primer lugar parece que solo se puede encontrar alivio cerca del aire acondicionado, pero existen escenarios que puede ayudarnos a combatir esta sensación axfisiante en un entorno diferente. No solo el mar y la piscina ofrecen sensaciones refrescantes, existen diversos lugares que pueden sorprenderte en todas las épocas del año.


Contra pronóstico por la forma en la que comenzamos esta entrada, hoy no toca ni playa, ni montaña, nos vamos a acercar a la provincia de Cáceres, a poquísimos kilómetros del Monasterio de Yuste. En este entorno natural el agua está mucho más cerca de lo que se puede imaginar, como por ejemplo en la localidad de Garganta la Olla, conjunto histórico Artístico, situado en la comarca de la Vera, y en dónde, como su propio nombre indica, diferentes Gargantas de agua transparentes habitan en sus proximidades.


Garganta la Olla es un pequeño municipio en el que se puede observar la arquitectura típica de esta comarca. Sus callejuelas vestidas de balconadas, la fuente del chorrillo y, como no, sus gargantas son algunos de sus atractivos.

La ubicación de este municipio invita al senderismo, a los pequeños paseos en busca de lugares atractivos que rodean el lugar. La Garganta Mayor y la de San Blas confluyen en esta localidad.

Pero sin dudarlo, si hay algo que hace especial a los lugares son esas peculiaridades derivadas de su Historia y leyendas.

Uno de los edificios más llamativos de Garganta la Olla es una fachada azul intenso que resalta sobre los demás, se trata de la llamada “Casa de Muñecas”, antiguo prostíbulo de los soldados del emperador en la época de Carlos V, cuyo color la hacía destacar y era el mejor indicativo de los servicios que allí se ofrecían. En el dintel de piedra de la puerta tiene tallada una pequeña muñeca. En la fachada exterior existía antiguamente una ventana desde la cual, los caballeros podían divisar a las mujeres en su interior sin necesidad de bajar de su corcel.


La casa de la Peña es otra de las construcciones originales que se pueden contemplar en la Gargana la Olla.  Con intención de aprovechar al máximo los espacios las grandes vigas de madera confluyen sobre una “peña”.

Además, los amantes de las leyendas populares, podrán viajar a este municipio en el que se habla de “la Serrana de la Vera”, una mujer cazadora, atractiva y bella que vivía en el bosque, seducía a los hombres que encontraba y que después de cautivarlos, se los comía y acumulaba sus huesos en su cueva. Se dice que se trataba de una joven de "familia bien” que en su día fue conquistada por un sobrino del Obispo de Plasencia, y que tras el desamor huyó al bosque con ansias de venganza con el género masculino. Una de sus victimas, un pastor, consiguió escapar y, al contarlo, Isabel de Carvajal fue detenida y ejecutada. Como siempre alrededor de esta historia existen variaciones de las que se han hecho eco diferentes literatos a lo largo del tiempo, como que la mujer realmente era un ser con apariencia de centauro.


Desde Garganta la Olla sale una senda que comunica el Monasterio de Yuste y la localidad de Cuacos de Yuste que atraviesa esos bosques de los que habla la leyenda y donde se encontrara una escultura femenina que simboliza este famoso personaje de la zona.

La comarca de la Vera es una zona tremendamente atractiva en cualquier época del año, en Garganta la Olla, podréis disfrutar de sus amplias pozas cristalinas y cascadas, rodeadas de castaños y robles, un paraje estupendo que envuelve a un municipio de arquitectura tradicional que resulta curioso y pintoresco.

¿Tienes planes hoy?


3 de junio de 2012

Medina Azahara

Entre dos
Medina Aahara puerta de Ya'far

El viaje que hoy proponemos es como de cuento, perfecto para trasladarse con la imaginación a otros tiempos y otra cultura. Los aventureros aferrándose a la idea de las batallas, poder y victorias, los románticos a una historia con nombre de mujer, como cuenta la leyenda en la que el Sultán construye esta ciudad en honor a su esclava favorita. Sea como sea, Medina Azahara, a 8 km de Córdoba, difícilmente puede dejar indiferente a nadie. El yacimiento arqueológico deja intuir la magnitud de esa antigua ciudad árabe que, aun en ruinas, muestra resquicios del lujo que un día habitó en ella.


Construida bajo el mandato de Abd al-Rahman III al-Nasir, Madinat Al-Zahra (Ciudad resplandeciente) nace con la intención de ser la capital del califato en el que fue convertido Al-Andalus en 912. Allí pretende trasladarse todo el equipo organizativo y burocrático. Quieren que se convierta en un símbolo de poder y riqueza. Y asi ha pasado a la Historia, a pesar de su efímera existencia ha dejado constancia de su gran belleza.

Medina Azahara

Medina Azahara nace de la “nada”. En el valle del Guadalquivir, a los pies de Sierra Morena, se comienza a construir sin haber ningún asentamiento previo. Materiales nobles, mármol, oro, piedras, columnas, se traen desde diferentes lugares (Norte de Africa, Roma, Bizancio…) para conseguir crear una ciudad impactante.

Jardín Medina Azahara

Las excavaciones realizadas dicen que apenas muestran una parte de todo lo que fue esta ciudad, hace solo un siglo que se iniciaron y parece ser que queda mucho por descubrir.

La visita a Medina Azahara es gratuita para los ciudadanos europeos, aunque al llegar al centro de interpretación (a unos kilomentros del recinto) tendrás que abonar 2,5 euros para acceder en autocar (ida/vuelta) hasta la ciudad. En el mismo centro de interpretación y antes de subir a las “mágicas ruinas” de la ciudad musulmana, a través de un vídeo bastante interesante, os acercaran a su historia con unas reconstrucciones hechas por ordenador de cómo “Pudo haber sido” las ruinas de lo que posteriormente visitarás.

Medina Azahara

La llegada impresiona. La antigua ciudad estaba dispuesta en terrazas. El acceso a la misma se hace por la superior, desde donde se obtienen unas vistas panorámicas donde la imaginación comienza a volar. Muralla, palacios, Mezquita, jardines…

Medina Azahara

Entonces es cuando comienza el paseo entre las ruinas que han estado más de un milenio sepultadas tras el final de Medina Azahara por parte de los bereberes. La ciudad tras la derrota fue víctima de saqueos, incendios y, durante un tiempo, usada como cantera. Parece ser que en Córdoba se pueden observar algunas viviendas que tienen restos de la antigua Medina Azahara. Luego, poco a poco, la ciudad se fue cubriendo de vegetación, cayendo en el olvido hasta convertirse para algunos en “Córdoba la Vieja”. 

Fue con Alfonso XIII cuando comenzaron las excavaciones y en la guerra civil cuando quedaron temporalmente paralizadas. Hoy por hoy, se sigue trabajando allí y se piensa que solo se ha descubierto un 10% de todo lo que podría haber sido Medina Azahara. Solo imaginarlo resulta impresionante.

Medina Azahara

Cuando visitas un lugar como este es cuando se echa mucho de menos no saber más de Historia y de Arte para poder empaparte y apreciar íntegramente el valor de lo que te rodea. Y para los que somos simples aficionados y curiosos viajeros, esa excursión te genera diferentes sensaciones que se debaten entre la sorpresa que se hace cómplice de la imaginación y la ansiedad de querer saber más acerca de todo ello.

En los tiempos en que Abd al-Rahman III al-Nasir construía su ciudad, la civilización musulmana era un máximo exponente cultural, atrayendo a Medina Azahara a astrónomos, doctores, filósofos, matemáticos, etc. 

En la terraza superior se encontraba la residencia del Califa, la segunda terraza estaba principalmente destinada al funcionariado, y la tercera al pueblo. Llama poderosamente la atención el llamado Gran Pórtico, construido para ser la entrada más espectacular a la ciudad. A la fecha actual quedan tan solo unos poquitos arcos de los 14 iniciales, pero fue diseñada principalmente con el objeto de sobrecoger a los que a Medina Azahara se acercaran.

Gran Pórtico Medina Azahara

La casa de Ya’far es uno de los descubrimientos más recientes, el tamaño de la residencia llama la atención, pero si algo resalta es la puerta y su cuidada ornamentación. Otro de los elementos protagonistas, como no podía ser de otra manera, es la Mezquita Alijama, destinada a la oración, orientada a la meca. 

Mezquita Medina Azahara

El popular salón rico, era una estancia diseñada y decorada con todo detalle, frente a un estanque, en el que se recepcionaba a las visitas.

Medina Azahara

Pero a parte de los edificios más emblemáticos, al llegar a Medina Azahara hay que hacer un ejercicio de imaginación, fantasía a raudales, imaginad que eso que se divisa tan solo es una pequeña parte de lo que fue Medina Azahara, una ciudad árabe grandiosa en muchos sentidos. 

¿Tienes planes hoy?



Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism y modificado y adaptado por ¿Tienes planes hoy?| Distributed By Gooyaabi Templates

¿Tienes planes hoy? Tiene todos los Derechos de Autor de Contenido Reservados (imágenes y texto)