23 de junio de 2013

Arties y Salardú: pueblos pirenaicos en el Valle de Arán

Tienes planes hoy
Estos días, se nos caía el alma a los pies al ver las imágenes del Valle de Arán (Lérida - Lleida) inundado a causa del desbordamiento del Río Garona, consecuencia del deshielo y las abundantes lluvias de este año 2013, impredecible meteorológicamente hablando. 

Arties (Lérida)

Queremos aprovechar estos momentos para hablar de dos lugares más que, aunque en la televisión, por estas desgraciadas noticias, no se pueda ver su belleza, ésta existe y merecen ser visitados. Vamos a rendir homenaje a los bonitos y encantadores pueblos del Pirineo ilerdense, intentando mostrar, de la mejor manera que se nos ocurre, nuestro apoyo. En su día dedicamos una entrada a Vielha y hoy lo haremos a dos pueblos vecinos Arties y Salardú.

Salardu (Lérida)

Para empezar, deciros de ambos que configuran las típicas imágenes pirenaicas que parecen sacadas de cuentos. Las construcciones en piedra, sus clásicos tejados de pizarra, las ventanas en madera, las calles, todo envuelto por montañas y vegetación, un deleite para la vista. A estas dos localidades acompaña el Río Garona que, si bien en la actualidad ha sido el responsable de las dramáticas consecuencias, habitualmente suele ser un compañero de excepción que contribuye a su belleza.

Arties (Lérida)

Estas dos localidades se encuentan a 3,5km una de la otra. Ambas siendo arquitectónicamente parecidas, y compartiendo entorno natural, tienen su propio encanto.


Arties

Este municipio lo visitamos antes que Salardú, un día que volvíamos al hotel de Vielha después de haber disfrutado del Salto del Pish (Saut det Pish). La verdad es que nos cautivó, disfrutamos de un agradable paseo por sus calles, inmersos en esa sensación que te ofrece el entorno de la montaña. Es el placer de los Pirineos donde el aire es más limpio y la temperatura más fresca.

Arties (Lérida)

La actual distribución de este municipio está marcada por unas inundaciones sufridas en los años 60. De ahí, hoy por hoy, Arties tiene una zona más actual y otra más antigua. En el entorno de su plaza mayor, en el casco antiguo, se pueden encontrar algunos caseríos con sus fachadas características.

Arties (Lérida)

Arties, a pesar de ser un pequeño y no llegar a 600 habitantes, es un lugar atractivo para el turismo,  perfectamente entendible por todo lo que os hemos comentado. De hecho, tiene uno de los paradores del país, que antiguamente fue la casa del descubridor y colonizador de California, ni más ni menos.

Arties (Lérida)

Arties es también conocido por sus osos. Polémicos osos. Hace ya más de 20 años, se confiscaron una pareja de ellos a un circo.

Arties (Lérida)A las afueras del municipio, en un recinto de 600m2, se les trasladó. Después de muchos años, uno de ellos falleció y el otro, afectado, se empezó a mostrar triste. 

Se solicitó a Cabárceno (Cantabria) una compañera para éste, y ahora mismo allí siguen los osos. Se han recogido firmas para buscarles un sitio más apropiado. Si vais, los podréis ver en ese recinto vallado. Personalmente, nosotros compartimos la opinión de que ese lugar no es para ellos.  Nos dio bastante pena verlos encerrados en un lugar tan expuesto y pequeño. 

Durante el paseo os encontrareis con su iglesia románica del s.XI Sta Maria de Arties. (Para los amantes del románico que vayáis por la zona os recomendamos una visita al Valle de Boi).

Pero además Arties dispone de un segundo templo, éste ya gótico, San Juan de Arties).


Salardú

Rodeada por el Río Garona y el Río Unhola encontramos está localidad. La parte más alta del Valle de Aran se ha pasado a llamar Naut Aran, y se considera que este bonito pueblo es su capital.

Salardú (Lérida)

Preside esta localidad la torre octogonal de su iglesia San Andreu de Salardú del s.XIII, de nuevo un edificio románico. En nuestra visita estaba cerrada por obras, pero es conocida por el valor artístico de sus pinturas y su Cristo en madera policromado, recomiendan su visita. 

Salardú (Lérida)
Luego, de nuevo, uno se sumerge en callejuelas desordenadas, donde es difícil olvidar que te encuentras en un pueblo con el encanto pirenaico. Y entre montañas y casonas algo te hace pensar que seguro que hay leyendas en la Historia del lugar.

Por supuesto que sí, la leyenda del Gigante de Garona, que no se ubica concretamente en Salardú, sino en el Valle en si mismo. Hay que remontarse a la época de los romanos, que en plena conquista se topan con un hombre de más de 3 metros que les asusta tremendamente, secuestran a su mujer y a su hija, y él siembra el temor yendo a por ellos para liberarlas, asolando el asentamiento, cogiendo prisioneros y cortándoles la oreja. Algunos habitantes del valle también tenían temor de este gigante al ver la violencia con la que llegaba actuar, y él sintiéndose acorralado llegó un momento que pidió que le mataran con un clavo en su nuca. Su cráneo se convirtió en reliquia y se mantuvo en la iglesia de Garós atribuyéndolo ciertos poderes. 


Tras una leyenda así, aún queda en el ambiente la idea de que puedan quedar escondidos en las montañas gigantes ocultos.

Salardú (Lérida)



Son momentos difíciles en esta zona, con el verano a la vuelta de la esquina, un verano que en los Pirineos es fantástico. Lleno de actividades para todos los gustos, naturaleza, paisajes excepcionales, relax, desconexión de la rutina en un paraíso natural. Esperamos que todo pueda ir resolviéndose poco a poco, sobre todo para sus habitantes que han visto la normalidad de su vida interrumpida, sus casas, su tierra. Nuestro ánimo para ellos. Pero es importante que no se nos queden  en la cabeza esas imágenes de destrucción que vemos en los últimos, los Pirineos Catalanes son una maravilla a los que nosotros vamos a volver…

¿Tienes planes hoy?

Arties (Lérida)



18 de junio de 2013

Hipodromo de la Zarzuela: un día en las carreras

Tienes planes hoy
Pocas veces nos acordamos de que Madrid dispone de un Hipódromo al que poder acercarse algún día a pasar una jornada diferente. De toda la vida, escuchar hablar de carreras de caballos hacia pensar en la divertida película de los Hermanos Marx “Un día en las carreras”, para otros, en cambio está estrechamente ligado un ambiente un tanto “pijo” y elitista. Para los amantes del juego y la adrenalina, las apuestas vienen a su mente, y para nosotros simplemente las ganas de hacer algo diferente, ver los bonitos animales que son protagonistas echarnos unas risas y por supuesto entregarnos a la fotografía. Editado en 2016: Además, este año, el Hipódromo celebra su 75º Aniversario.

Hipodromo de la Zárzuela

Con todo esto, hace un par de domingo, aprovechando la época de carreras en la que nos encontramos, nos acercamos al Hipódromo de la Zarzuela, ubicado en la Carretera de A Coruña, km. 8, en Madrid.

(La entrada al recinto costaba en nuestra visita 9 euros, pero los domingos, si llegabais allí entre las 14.30 y 15.30 horas se podía entrar de forma gratuita, a lo que, por supuesto, nosotros nos sumamos). Editado en 2016: Las tarifas han cambiado,  a excepeción del 6 de marzo que la entrada fue gratuita como inauguración de la temporada, las entradas pasan a tener un coste de 5€, a excepción del 26 de junio que se celebra el GP de Madrid y las entradas nocturnas estivales que tendrán un precio de 10€. No hay horario de entrada gratuita.

Hipodromo de la Zarzuela

El Hipódromo no abre durante todo el año, solo en determinadas temporadas, así que que os recomendamos que consultéis su página web para que podáis adaptar los horarios a vuestra temporada de visita. (Editado 2016: os facilitamos el enlace con los horarios para la nueva temporada). Y desde el último fin de semana de junio hasta la primera de septiembre los jueves se celebran carreras nocturnas, algo que tiene que tener su atractivo.

Hipodromo de la ZarzuelaQueremos resaltar que en nuestra visita si algo nos quedó claro es que no es tan elitista como lo venden, que es muy divertido y que si alguien pelea por el protagonismo junto a los caballos son los niños, que encuentran en este espacio diversas áreas acondicionadas para su entretenimiento (castillos hinchables, piscinas de bolas, etc), además de espaciosas praderas verdes para juegos. Así que todos aquellos con niños pueden plantearse esta actividad de ocio apta para todos los públicos.

Pero, al hablar del Hipódromo de la Zarzuela, es interesante también echar la vista atrás y sumergirse en su historia y trayectoria. Éste no fue el primer hipódromo que hubo en la capital, de hecho la primera carrera data del s.XIX casi a mediados de 1.800 en Alameda de Osuna, de manos del Duque de Osuna (familia directamente relacionada con El Parque del Capricho, otro rincón del que ya os hablamos anteriormente y os recomendamos visitar) quién se dice que fue el precursor de la introducción de éstas en nuestro país. 

Más adelante, en el Paseo de la Castellana, a la altura de dónde se encuentran hoy los Nuevos Ministerios se estableció el hipódromo, donde se celebró el primer Gran Premio de Madrid en 1881. La `ciudad comenzó a crecer, y finalmente acabó siendo derruido en los años 30, cuando ya estaba en construcción el Hipódromo de la Zarzuela en su ubicación actual.

Hipodromo de la Zarzuela
Hipodromo de la Zarzuela


Durante todo este tiempo el hipódromo fue foro de reunión de burgueses, que no solo celebraban carreras hípicas, sino que realizaban exhibiciones aéreas o torneos variados, era un lugar de encuentro social y distinguido.

En los alrededores de la capital, concretamente en Aranjuez, aprovechando terrenos reales se inauguró también el Hipodromo de Legarmejo, que fue cerrado en las mismas fechas que el de La Castellana.

Hipodromo de la Zarzuela

El hipódromo de la Zarzuela comienza su construcción en los años 30 pero, debido a la fatídica Guerra Civil, no abrió sus puertas hasta 1941. Su diseño arquitectónico está basado en el Hipódromo de San Siro (Milán). Sus gradas, en los años 80, fueron consideradas Monumento Histórico Artístico y el recinto, en 2009, Bien de Interés Cultural.

Hipodromo de la Zarzuela

Desde su apertura, comienza su progresivo crecimiento. A pesar de que en los inicios se tuvo que contar con caballos extranjeros, poco a poco, se empieza a crear una amplia afición en el país. Durante los sucesivos años, se van incluyendo mejoras y modernizando el recinto, que cuenta con 109 hectáreas.

Hipodromo de la Zarzuela

En los años 80 se crea la quiniela hípica, y se empiezan a retransmitir las carreras por televisión. Pero la bonanza poco a poco fue tocando su fin. A pesar de que seguía considerándose un recinto prestigioso, la gestión económica comienza a hacer aguas y en 1996 acaba encontrándose en situación de suspensión de pagos, celebrándose la última carrera del s.XX en ese año y dando lugar al cierre.

Hipodromo de la Zarzuela

Desde entonces y hasta el 2005, el hipódromo permanece cerrado. En 2012, fue galardonado con el Primer Premio del Colegio de Arquitectos de Madrid a raíz de las reformas para su reapertura.

Hipodromo de la Zarzuela

Actualmente, como os comentábamos al inicio de la entrada, el Hipódromo es un centro de reunión y disfrute, al que han dotado de una oferta de ocio que se centra en la hípica, pero que está acompañada de otros servicios que convierte en atractivo el lugar para diferentes públicos.

Hipodromo de la Zarzuela

El recinto cuenta con varias alternativas de restauración. (Por un lado se encuentra La Tapa Madrid, donde se pueden degustar tapas por 3 euros, galardonadas con estrella Michelin. Por otro lado, está el restaurante del hipódromo que trabaja bajo menú cerrado, para adulto e infantil, y que el día de nuestra visita, no sabemos si de forma casual o habitual, se encontraba sumido en un caos. Dispone de terraza. No podemos recomendarlo especialmente, la comida no es nada para emocionarse y el servicio, como te pille un poco nervioso, te puede llegar a desesperar.) Editado en 2016: Renovados, llegan al Hipódromo las Food Trucks, la oferta gastronómica que parece extenderse  por las ciudades, una experiencia de comida totalmente informal basada en el Street Food. Y por otro lado continua el Restaurante-Cafetería del Hipódromo, que tal y como figura hoy por hoy en su web dispone de carta.

Hipodromo de la Zarzuela

Lo que sí os podemos decir es que por fin… parece que ha llegado el verano. Madrid a veces con el calor es un difícil compañero de ocio pero, en el Hipódromo, aprovechando la nocturnidad o simplemente si sois diurnos y os apetece hacer algo “poco visto” y diferente, podéis encontrar allí una experiencia divertida.

Hipodromo de la Zarzuela

Por supuesto, para nosotros, ir al Hipódromo y no apostar (y eso que no somos amantes del juego) pierde parte de sentido. Desde 1 Euro podéis elegir el tipo de apuesta que queráis realizar y, cuando los caballos tocan meta, gritar y emocionaros por vuestro número ganador.

Hipodromo de la Zarzuela
Hipodromo de la Zarzuela

Suelen ser entre 5 ó 6 carreras en el día, separadas por unos 35 minutos cada una, pero el tiempo volará. El Padock, por donde desfilan los caballos, buscar la posición desde la que divisar las carreras (gradas o a pie de pista), el calentamiento, la carrera y la entrega de premios con los jockeys triunfantes, os tendrán danzando de lado a lado en un ambiente de diversión y adrenalina.

Hipodromo de la Zarzuela
Hipodromo de la Zarzuela

Lo repetimos muchas veces, pero Madrid, sofocante o helado, masificado y ruidoso, impersonal a ratos, tiene tantas opciones diferentes para hacernos sonreír, tantos lugares para descubrir, que si tenemos la oportunidad no debemos dejarlos escapar…

Hipodromo de la Zarzuela

Se escucha el galopar, algún relincho, gritos, al fondo un perfil con el joven skyline de la ciudad, y entre medias el verde del Monte del Pardo… estamos en el Hipódromo de Madrid, un lugar con Historia, con altos y bajos, que te abre las puertas para poder formar parte de su vida.

¿Tienes planes hoy?

Hipodromo de la Zarzuela




2 de junio de 2013

El Nacimiento del Río Cuervo

Tienes planes hoy

Nacimiento del Río Cuervo

La provincia de Cuenca tiene pequeños rincones singulares en los que poder disfrutar de la naturaleza. Hace un tiempo os hablábamos de La Ruta de las Caras un itinerario curioso. Luego están Las Torcas o las Lagunas, los Callejones de las Majadas, la Ciudad Encantada, parajes que de una forma u otra son consecuencia de fenómenos naturales que les hace resaltar más que por formar un paraje idílico, por esa apariencia especial. 

Nacimiento del Río Cuervo

En cambio, hoy no os vamos a hablar de éstos, lo haremos más adelante. Pero sí lo haremos de otro rincón conquese ligado a la naturaleza y a la vida. Vamos a centrarnos en un sitio popular y conocido, así que somos conscientes de que lo más probable es que no descubramos nada nuevo para nadie. Aún así, este rincón y, más aún, en estas fechas, se merece una mención en nuestro blog. El Nacimiento del Río Cuervo.

Nacimiento del Rio Cuervo

Antes o después, casi cualquiera de los que habitamos por el centro de la península, ya sea más al norte, al sur, este u oeste acabamos pasando por este lugar. La imagen típica del Nacimiento es el de la cascada enorme que cae con un efecto sedoso en un montón de hilos que parece formar una tela. Que nadie se lleve a engaño, el río no nace en formato cascada de las rocas como si fuera un superhéroe fluvial. Pero esa cascada es una de las imágenes más bellas de todo el recorrido, motivo por el que aparece como símbolo del nacimiento, y siguiendo el paseo os llevará hasta el brote de agua que nace tras unas rocas, mucho más sutil y terrenal.

Nacimiento del Río Cuervo

Cómo últimamente comentamos, es un buen año para visitar cosas relacionadas con el agua, ésta discurre en abundancia por un montón de parajes, debido a las copiosas lluvias. Así, hace un mes el nacimiento del Río Cuervo se encontraba en un momento estupendo.

Nacimiento del Río Cuervo

Depende desde el lugar por el que accedáis, pero con grandes probabilidades es muy fácil que paséis al lado de uno de los miradores más conocidos de la zona. En la carretera CM-2105, camino del nacimiento, encontrareis el Ventano del Diablo (Ubicación en Google Maps).

Panorámica Ventano del Diablo

Un lugar en el que merece la pena hacer una parada y divisar como el río azulado surca la tierra de tonos rojizos anaranjados.

Panorámica Mirador Ventano del Diablo

Una vez realizada esta parada podéis continuar siguiendo las indicaciones hacia el Nacimiento. Este se encuentra más o menos a una hora de Cuenca capital. Existen unos aparcamientos acondicionados para el estacionamiento del vehículo.

Nacimiento del Río Cuervo
En cierta medida, la experiencia por el Nacimiento del Río Cuervo, en algún momento nos recordó al Monasterio de Piedra, que si bien el paraje tampoco es que tenga muchísimo que ver, si se parece el acondicionamiento que le han dado a la zona para su visita.

Como positivo de este acondicionamiento, desde el parking hasta la cascada protagonista que encontrareis cada vez que busquéis este lugar, se ha preparado un camino liso para todas aquellas personas con movilidad reducida (sillas, carritos de niños) que podrán acercarse y mirar con sus propios ojos la bonita chorrera discurrir (está señalizado).

El resto del camino te lleva desde los bajos de la cascada hasta arriba y, por un paseo entre un bosquecillo, siempre acompañado por el río que cada vez se va haciendo más pequeño se llega al Nacimietno. Existen pequeños escalones para evitar desniveles, barandillas de madera, algo que a uno siempre le resta cierto encanto, pero que si está puesto, probablemente sea porque se ha hecho necesario.

Agua transparente, tan, tan transparente, que cuesta pensar que no le hayan echado nada, sobre todo  porque el fondo no es precisamente de piedra, es como arenoso y, a pesar de todo, no afecta a esa apariencia cristalina.

Nacimiento del Río Cuervo

La visita al Nacimiento fue un día de diario en la comarca y un día festivo exclusivo de nuestra comunidad. Cierto que los madrileños somos como plagas muchas veces y nos expandimos a la velocidad de la luz, pero nos llamó la atención la cantidad de gente que había para ser un día “casi laborable”.

Nacimiento del Río CuervoEl recorrido completo es circular. No os podemos decir, en formato paseo, cuánto tiempo llevará. Nosotros íbamos muy, muy relajados, jugando con las cámaras, haciendo fotos, pruebas. Vamos que nos lo tomamos con una tranquilidad pasmosa, y nos llevaría quizá hora y media o así. Pero no somos una unidad de medida válida, nos adelantaban con niños, sin niños, a la pata coja…

El recorrido comienza por un lateral de la cascada y te devuelve por el otro. Al terminar llegas a un merendero. Podéis perfectamente llevaros aprovisionamientos si os gusta disfrutar de la comida al aire libre y, encima, durante el recorrido no cargar con ellos, dado que la especie de merendero es una amplia explanada frente al aparcamiento y bajo los árboles, con mesas de piedras, etc. Con lo que a la vuelta podéis coger las cosas del coche y directamente comer allí. Si lleváis niños seguro que les gustará, allí andaban como locos… y os permitirá despreocuparos del tema horarios y demás.


Fuera de esto ¿Qué podemos deciros? Es un poco repetir, creemos que se nota en el blog lo que nos gustan las cascadas, los ríos, los saltos de agua, el mar… Así que es muy probable, que allá donde vayamos y el agua tenga vida a nosotros nos encante. Simplemente escucharla correr parece que te llena de energía.

Nacimiento del Río Cuervo

En los alrededores existen otros parajes, como los que os nombrábamos al comienzo de la entrada que son curiosos, y podéis hacer una combinación muy interesante. Además, a pocos kilómetros tenéis también el Nacimiento del Río Júcar, que tiene una bonita cascada junto a un molino.

Como veis, alternativas hay un montón, nosotros hoy rendimos homenaje al famoso y popular nacimiento del Río Cuervo, que cuando el agua es abundante forma una cascada de gran belleza y es la excusa perfecta para salir a disfrutar al aire libre. Revitalizador.

¿Tienes planes hoy?


Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism y modificado y adaptado por ¿Tienes planes hoy?| Distributed By Gooyaabi Templates

¿Tienes planes hoy? Tiene todos los Derechos de Autor de Contenido Reservados (imágenes y texto)