30 de marzo de 2014

Nueva York: no dejes de visitar...

Tienes planes hoy
Bueno, pues tras hacer un relato detallado de nuestro viaje a Nueva York, creemos que, a nivel resumen, no viene mal tener en una única entrada con los puntos clave, en nuestro itinerario, que consideramos que sí o sí, merecen una parada:

- TIMES SQUARE: plaza mítica neoyorquina donde se despide cada año la población. Un espectáculo de la publicidad, llena de color, ruido, gente, movimiento, comercio. Ubicada en el Centro de Manhattan, espectacular de día y de noche.

Times Square

- QUINTA AVENIDA (5th Av).: una de las vías más populares de Manhattan, llena de comercios de diferentes marcas. Cruza de norte a sur la isla y es uno de los reclamos del lugar. Escaparates más y menos ostentosos, divertidos, modernos.

Quinta Avenida ( 5th Avenue) Quinta Avenida ( 5th Avenue)



- BROADWAY: la única avenida que cruza en diagonal Manhattan, aunque no es eso la que la hace popular, son los espectáculos, musicales, teatro, carteles…

Broadway

- CATEDRAL ST. PATRICK: la catedral de Nueva York ubicada en la 5 avenida. Contraste puro, entre edficios modernos destaca este templo cuya visita es gratuita.

catedral St Patrick Nueva York

- CENTRAL PARK: depende de la duración de vuestro viaje pero, al menos un ratito, debéis dejar para hacer una inmersión en este impresionante y gigantesco parque urbano. Paseando, en bicicleta, hay varias alternativas.

Central Park

- MIRADORES SOBRE MANHATTAN: Empire State y Top of the Rock. Para nosotros ambos merecen la pena, ideal si podéis subir a uno al caer la noche, y otro a plena luz del día.

Vistas desde el Empire State

Si la visita es corta, y solo vais a elegir uno, nosotros optaríamos por Top of the Rock, que aporta unas maravillosas vistas sobre Central Park y, además permite ver desde las alturas el Empire State.

Vistas desde el TOR

- FERRY GRATUITO A STATEN ISLAND PARA VER LA ESTATUA DE LA LIBERTAD: hay diferentes cruceros de pago que os ofrecen una vista sobre la Isla de Ellis y la estatua. Si lo que queréis es verla a una buena distancia y tener unas vistas desde el barco de Manhattan, se puede hacer de forma gratuita con este ferry, que sale diariamente hacia Staten Island. Merece la pena.

Estatua de la Libertad desde Ferry Staten Island

-VISITA GRATUITA AL MOMA: Si os gustan los museos, o tenéis curiosidad por este lugar de arte moderno, los viernes por la tarde se puede entrar de forma gratuita, un dato que puede resultaros de interés.

MOMA Nueva York

- BIBLIOTECA Y BRYANT PARK: visitar la Biblioteca de Nueva York es una grata experiencia.En su interior,  alberga más de 3 millones de libros  y el edificio además resulta muy atractivo. Se puede visitar de forma gratuita.

The New York Public Library

En los exteriores os encontrareis con Bryant Park rodeándola. Un bonito parque, que si además lo visitais más o menos desde noviembre hasta las Navidades encontrareis una de las famosas pistas de patinaje sobre hielo de Nueva York, junto con la del Rockefeller Center.

Bryant Park

-LINCOLN CENTER: en esta plaza se encuentran reunidos los edificios en los que vive el arte, Teatro, Opera, Ballet, Auditorio. Recomendamos su visita nocturna a los exteriores, tiene una iluminación realmente inspiradora, como no podía ser menos.

Lincoln Center

- COLUMBUS CIRCLE: Presidida por Cristobal Colón. Km 0 del lugar. Conviven en ella el Trump International Tower o el Times Warnes. Desde ella hay un acceso también a Central Park.

Columbus Circle

- TERMINAL CENTRAL: es una estación, pero la estación que todos hemos visto en las películas, como un pequeño submundo donde la vida va y viene incesante.

Central Terminal

- MISA GOSPEL Y HARLEM: si vais justos de tiempo, por supuesto, no es un imprescindible, pero si tenéis la oportunidad, nosotros la aprovecharíamos. Es una experiencia única, en nuestro caso la iglesia elegida fue Abbyssian Baptist Church. Para hacerlo recomendamos acercarse a Harlem y, así, aprovechar para ver un poco más de este barrio.

Harlem

- CATEDRAL SAINT JOHN'S THE DIVINE: un edifcio impactante, junto con la catedral anglicana de Liverpool, se pelea por ser la Catedral Anglicana más grande del mundo.

Catedral St. John's The Divine Catedral St. John's The Divine



- EDIFICIOS EMBLEMATICOS: Empire State, Chrystler Building, TheTrump Tower, Flatiron (sí, este es el que no vimos nada más que desde las alturas, ya nos hacemos el hara-kiri nada más que le demos a publicar). Rascacielos que marcan la existencia de Nueva York.

Edificio Chrysler desde el Empire State

- PUENTE DE BROOKLYN: cruzar este puente te ofrece maravillosas vistas, más aún cuando llegas a Brooklyn y bajas al parque para mirar Manhattan desde el otro lado del río. Una de las panorámicas más conocidas de Nueva York. Nosotros no pudimos ir al atardecer, pero en esos momentos dicen que las vistas son estupendas, según se van encendiendo las luces. Si vosotros tampoco podéis ir en ese horario, al menos que sepáis, que de día, también está estupendo.

Puente de Brooklyn

- VISITA LA ZONA FINANCIERA UN DIA DE DIARIO: no lo dejéis para el fin de semana si queréis vivirla en pleno apogeo (Wall Street, Trinity Church, la Capilla de St Paul, el Toro…).

Charging Bull

- ZONA 0: en constante cambio, lo que nosotros enseñemos ahora no es lo que veréis, y cuando volváis, los que vayan después verán otra imagen. En cambio constante tras los fatídicos atentados del 11-S.

Zona 0

Por supuesto, esto incluye un paseo por Battery Park.

Battery Park

- BARRIOS CON IDENTIDAD: Soho- Tribeca - Chinatown - Little Italy - Greenwich Village. Estos barrios se encuentran próximos unos con otros. Son barrios con identidad propia que merencen una visita, algunos reconvertidos y reinventados. Dentro de ellos hay diferentes puntos de interés que relatamos en nuestro diario.

Tribeca

- UPPER EAST SIDE: la milla de los museos, el Metropolitan, el Guggenheim… Además de un barrio residencial, una zona que por un motivo cultural o, simplemente, por su estética merece un paseo.

Guggenheim Nueva York

- MÚSICA EN DIRECTO: la música en directo es mágica, y Nueva York ofrece variadas alternativas para poder disfrutar de ella. La zona de Greenwich Village es una de las más conocidas. En nuestro caso, visitamos el Café Wha, mítico, y un restaurante con actuaciones, Ellen StarDust, en la zona Broadway. Y hablando de música, tienen un McDonalds en la zona financiera que, durante todo el horario de apertura, hay una persona tocando un piano de cola. Curioso.

Mc Donalds zona financiera Nueva York

- DE TIENDAS: Nueva York lleva ímplicito las tiendas, para comprar, para visitar.Al fin y al cabo son los reyes del marketing, déjate llevar que se lo han currado. Así, en vuestra estancia, de una manera u otra, formaran parte de la experiencia. La jugueteria FAO (del piano de BIG), una tienda enorme que vende solo M&M, la conocida tienda de Apple, entre otras tantas. Y, por supuesto, los grandes almacenes, como Macy’s (dónde si presentas el pasaporte, tienes un 10% de descuento en determinados productos) o los Outlets como Century21.

Apple Store en Quinta Avenida

Esto, simplemente, ha sido un guión rápido y superficial de nuestra experiencia en Nueva York, donde nos quedaron muchas cosas por descubrir. Si queréis ampliar información, en nuestro diario está relatado el viaje con detalles, itinerario seguido, rincones, curiosidades, consejos y anécdotas de lo que para nosotros fue una experiencia increíble. Dejamos a continuación  un índice del mismo y encantados si queréis aportar con vuestros comentarios más puntos de interés.

- 8 días en Nueva York: preparando el viaje
- 8 días en Nueva York: Madrid- Times Square ¡Allá vamos!
- 8 días en Nueva York. Día 1: recorriendo el centro de Manhattan
- 8 días en Nueva York Día 2: Estatua de la Libertad, Brooklyn y Top of The Rock
- 8 días en Nueva York. Día 3: domingo de Gospel, Central Park y más...
- 8 días en Nueva York. Día 4: recorriendo el distrito financiero
- 8 días en Nueva York. Día 5: Tribeca - Chinatown - Little Italy - Soho - Greenwich Village
- 8 días en Nueva York. Día 6: Empire State, Upper West Side y Union Square
- 8 días en Nueva York. Día 7: un día de lluvias, compras y música en directo
- 8 días en Nueva York. Día 8: una mañana para despedirnos de Manhattan

Además también os dejamos una página donde podéis encontrar información completa para este destino, y tienen un planning diseñado para una semana de estancia allí, se trata de NuevaYork.es

¿Tienes planes hoy?

Manhattan desde Brooklyn


28 de marzo de 2014

8 días en Nueva York. Día 8: una mañana para despedirnos de Manhattan

Tienes planes hoy
Últimas horas en Manhattan, el Hotel del Terror tenía una cosa positiva esperándonos, y es que tiene una consigna en dónde podemos dejar las maletas hasta la hora de partir.

Manhattan desde Brooklyn

Lo hemos dicho en algunas ocasiones, pero en nuestro caso los traslados, tanto de ida o vuelta al aeropuerto, los teníamos contratados. Así que, sabíamos que teníamos que estar a cierta hora en la puerta del hotel para que nos llevaran hasta allí.

Dejamos las maletas en la consigna, previo pago, con un poco de miedo, porque eso era como una oficina de objetos perdidos, pero ya a esas alturas había que confiar. Y fue bien, la verdad.

Itinerario día 8 de 8 días en Nueva York


En la última mañana solo nos planteamos pasear, y pasear, y pasear. Casi era como despedirnos de todos esos lugares que nos habían dado tan grandes momentos.

Tenemos muchísima suerte, porque a pesar de haber bajado las temperaturas amanece un día soleado precioso, que parece iluminar todo para que aún nos de más pena volver.

Desde nuestra llegada una semana antes el Midtown ha sufrido alguna transformación. Halloween está mas cerca y se empiezan a ver calabazas por muchos más lugares.

Nueva York

Realmente nos dedicamos a hacer un recorrido muy similar al de nuestro primer día, pero ahora de otra manera. Mucho más tranquilos. Nos hacemos muchas fotos personales, divertidas. Vemos los mismo sitios que habíamos contemplado, cuando estábamos recién llegados. Y nos damos cuenta de que no nos parecen ya tan grandes, ni nos imponen tanto, pero nos encantan más…

Empire State Nueva York


La 5th Av. vuelve a convertirse en protagonista, la paseamos a un lado y otro. Nos acercamos a la Biblioteca, de nuevo, para sentarnos en sus sillas, para dejarnos invadir del ambiente del lugar.

Es curioso, una vez más nos encontramos por allí a la pareja que conocimos en el barrio de Harlem cuando fuimos a la misa Gosspel. Tan grande que es esta ciudad y en una semana nos hemos encontrado en tres lugares diferentes. Charlamos un rato y continuamos nuestro paseo.

The New York Public Library

Llegamos a Columbus Circle, ubicada en la interseción de Broadway, la 8th Av. y Central Park Street, esa plaza a la que llegamos días antes cuando la luz caía y casi no vimos y de gran importancia en Nueva York. 

En este último día la podemos observar bien. El centro lo preside una escultura de Cristobal Colón a raíz de la celebración del cuarto centenario del Descubrimiento de América, y a quién está dedicado este lugar.

Columbus Circle

Es curioso que son los italianos los que aportaron la columna de granito y los que son protagonistas cada 12 de octubre de la celebración. De hecho, el Empire State se tiñe de los colores de la bandera italiana.

Esta plaza es donde se encuentra el km 0, para medir las distancias de los destinos a Nueva York. 

En la entrada que os mencionamos esta plaza os adelantábamos que os fijarais dónde apunta el dedo de Colón. A diferencia de casi todas las que hay sobre él, ésta no tiene el dedo apuntando, lo tiene abajo, ya que no tiene que señalar “Las Americas” porque ya está en ellas.

Columbus Circle

En la plaza destaca, a los pies del Hotel Trump, la Bola del Mundo que seguro que habréis visto en numerosas ocasiones. En esta plaza también está una de las entradas a Central Park.

Continuamos con el paseo, retrocedemos por Broadway. La mañana sigue avanzando y nuestra mirada intenta retenerlo todo en los último momentos.

Nueva York

Times Square vuelve a nuestras vidas, lo primero que vimos y será de lo último que veremos hasta la próxima ocasión (cuando llegue). Curiosamente, no es un rincón que nos apasione, pero por cosas del destino acaba convirtiéndose en apertura y cierre de nuestra estancia de Nueva York.

Nos quedaron tantas cosas… ¡Y nos llevamos muchas más!

Times Square

En el aeropuerto empezamos a pensar en el jet lag que vamos a vivir. En esta ocasión hay que intentar dormir todo el viaje para que cuadren los horarios… pero no lo conseguimos. 

Echando la vista atrás parece mentira que haya pasado una semana. La rutina, nuestra vida habitual, se ha detenido. No sabemos muy bien qué ha pasado en esta semana, nosotros nos hemos dado el privilegio de dedicárnosla a nosotros, de aparcar todo para que nada se interponga entre Nueva York y nosotros dos, en el avión leemos una noticia que no podemos creer... el "abandono definitivo de la lucha armada de la banda terrorista ETA"... ese fue el primer contacto con la vuelta al hogar.

Volvemos a Madrid, y cuando pisamos nuestra ciudad, a parte de sueño, tenemos experiencias que para siempre formaran ya parte de nuestras vidas, recuerdos y sensaciones que Nueva York nos regaló. Sabemos que tras este viaje hemos fijado un hito más en nuestros recuerdos cuya banda sonora serán las risas… o quién sabe, ¿El bamboleo del Café Wha?

¿Tienes planes hoy?

Avión en vuelo

26 de marzo de 2014

8 días en Nueva York. Día 7: un día de lluvia, de compras y música en directo

Tienes planes hoy
Era jueves, el viernes siguiente, a la tarde, saldría nuestro vuelo de vuelta a Madrid. Nos quedaba un día y medio en la ciudad. Y lo queríamos aprovechar.

Sexta Avenida Nueva York

(Inciso: el día de hoy no es un día fotográfico, así que en esta entrada os adjuntamos más imágenes de Nueva York tomadas en nuestra estancia, aunque no estén muy relacionadas con el texto, qué le vamos a hacer...)

Itinerario día 7 de 8 días en Nueva York


Estábamos bastante relajados, nos quedaban millones de cosas por ver, pero la verdad, que teníamos ganas de disfrutar con tranquilidad. Al ponernos en pie vemos que llueve, por primera vez en nuestro viaje, y lo hace con ganas.

Al poner los pies en la 7 Av., no vemos muy claro lo de pasear y entramos en el Macy’s, que está pegado al hotel, una conocida cadena comercial (tipo Corte Inglés).

Nueva York

Y sí, echamos la mañana. Directamente, nos entregamos y nos lo pasamos genial. Como hemos dicho en otras ocasiones, no tenemos un espirtú especialmente consumista pero, dentro del lugar, nos dejamos llevar y nos entregamos. No sabemos si actualmente se mantiene, pero en nuestra estancia, presentando en atención al cliente de esta cadena comercial el pasaporte, te dan una tarjeta con la que te hacen un 10% de descuento en la mayoría de productos, salvos aquellos en los que su precio acaba en 99 céntimos.

Quinta Avenida Nueva York

Salimos con algunas bolsas, y sigue lloviendo… a parte, hace muchísimo aire. Así que nos tomamos un tentempié y pensamos que es un buen momento para ir a buscar los regalos para la familia, y ¿Por qué no? ¡Igual algo más para nosotros!

Quinta Avenida Nueva York

Y así es, acabamos de nuevo en Century21 y, antes de darnos cuenta, ha caído la tarde! 

Recordamos el día y nos hace sonreír. Nos separábamos, juntábamos, salíamos, entrábamos… de verdad, dejad un ratito para ir de compras por Nueva York, aunque no sea de las cosas que más os gusten, merece la pena.

Greenwich Village

Viendo el reloj, hay una cita que tenemos para ese día. En la entrada que os hablábamos de Greenwich Village, hace unos días, os mencionamos un local de música en directo emblemático, el Café Wha. A nosotros nos lo recomendó nuestra amiga, y lo que hicimos fue desde Madrid reservar directamente para nuestra última noche en Nueva York. Lo hicimos a través de su web aquí y funcionó perfectamente.

En este local se puede tomar una copa y escuchar música, o también cenar. Nosotros decidimos aprovechar para cenar. 

Asi que nos acercamos al lugar a la hora acordada, tras dejar todas nuestras bolsas en el hotel y ponernos “guapos”.

Greenwich Village

Nos hacía muchísima ilusión acercarnos a un local típico por la noche y disfrutar de la música en directo. 
La experiencia fue fantástica, nos asignaron una mesa para los dos, relativamente cerca del escenario. Pudimos cenar antes de que empezara la actuación. 

Nos sorprendió que nada más sentarnos y casi antes de tomarnos nota nos pidieron la tarjeta de crédito, y no nos la devolvieron hasta el final. Algo que nos generó cierta tensión. Para colmo al volver a Madrid observamos como efectuaron un cargo en concepto de propinas que superaba el 20%. Si no habéis leído los consejos previos al viaje os recomendamos que lo hagáis, aquí os explicábamos como funcionaba el tema de las propinas.

Nueva YorkUn local oscuro, unas escaleras, luces de colores. De nuevo, gastronómicamente hablando nada destacó, pero aún resuenan algunas canciones que tocaron aquella noche que, cada vez que escuchamos, nos trasladan a uno de los recuerdos más bonitos que podemos tener.

Estilos variados, soul, rock, reagge… un poco de todo que sonaba de maravilla. La música en directo siempre es mágica. Y, además, nos ocurre una anécdota sin igual.

El local se llenó según avanzaba la noche. La gente iba bebiendo, la música, algunos se ponían en pie y bailaban. Entre canción y canción, nos sorprende cuando entre todos esos estilos suena el “Bamboleo”. Una canción que podíamos cantar!!!

Dicho y hecho, no solo la cantamos, no, nos enorgullecemos de nuestro idioma, y vocalizamos, alzamos el tono, damos alguna palmadita, que quede claro que no solo la conocemos, la sabemos, la manejamos, la dominamos. 

Detrás de nosotros, una familia compuesta por un matrimonio de unos 50, con sus hijos de unos 20 y algo, con las respectivas novias, disfrutan mucho. Disfrutan muchísimo, disfrutan etílicamente y se desinhiben aún más que nosotros.

Nos miran, les hace gracia cuando ven que no somos de allí, que nos sabemos el bamboleo, que digo saber, que somos profesionales del bamboleo, y, entonces, la madre se pone en pie, la señora se acerca sonriente bailando cadera derecha, cadera izquierda.. y viene a mí, por un momento dudo, de hecho pienso que no viene, que baila con la nada, pero no, viene a mí, extiende la mano y me saca a bailar…

Nueva York

Podría haber comenzado un tira y afloja, pero la señora insiste, me sonrie mucho, me pone en pie y yo solo me quiero morir de la vergüenza, pero no quiero ser desagradable. Me habla y no la entiendo, para empezar porque ni siquiera la oigo, el bamboleo continua, los hijos se desentienden de la situación, y el marido engancha aquí, al "que no escribe", le coge del hombro y le da una palmada en la espalda que sentí retumbar el local, con un compadreo que no deja de sorprendernos.

Nueva York

Bailo, sí, bailo con esa señora, porque me mira como si yo por saberme la letra del bamboleo tuviera que saber como se baila esa canción en modo profesional y ella quisiera aprender, copia cada patoso movimiento que yo hago, y lo copia con admiración. Nunca fui consciente de que fuera tan larga esta canción. No puedo parar de reir, y el marido y el que no escribe miran, uno hablándole al otro, más bien solo habla el marido de la que baila, y el que no escribe se rie, le tienen agarrado por el hombro y no le sueltan.

Durante un instante intento abstraerme y ver la situación desde fuera. Estamos en Nueva York, en Greeenwich Village, en el Café Whá, mítico, emblemático, la noche de un jueves. Y hemos acabado con una pareja que no conocemos, que no sabemos ni de dónde son, yo bailando con esa señora el bamboleo y el que no escribe con un brazo en el hombro y un señor compadreando. Todo muy surrealista…

Cafe Wha Nueva York
La verdad que pasamos una noche estupenda, nos dejamos llevar, y a eso de la 01:00 decidimos dejar el local.

Sobre el Metro habíamos leído que no era muy recomendable cogerlo por la noche. En algunos foros, en cambio decían que no había problema. Ante la duda y, aprovechando la disculpa de al menos coger un taxi amarillo de Nueva York, aprovechamos esta ocasión para hacer uso del mismo.

Hay tantos que no tardamos nada en coger uno, al poco de salir del local. Un taxista hindú o pakistaní nos llevó al hotel como con prisas, a mí así me lo pareció, como brusco. Pero ahí estábamos, en el taxi amarillo.

Esa noche estábamos felices, última noche en el Hotel del Terror, las maletas que viajaron vacías a Nueva York iban a volver llenas. Todas las compras del día ocupaban la habitación.

Para el día siguiente teníamos unas 8 horas para despedirnos de la Gran Manzana, esperábamos que el día nos acompañara y aprovecharlo hasta el final.

¿Tienes planes hoy?

Nueva York desde el TOR

Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism y modificado y adaptado por ¿Tienes planes hoy?| Distributed By Gooyaabi Templates

¿Tienes planes hoy? Tiene todos los Derechos de Autor de Contenido Reservados (imágenes y texto)