27 de abril de 2014

Trujillo: ¡Te conquistará!

Tienes planes hoy
Habíamos oído hablar tanto de Trujillo que afrontamos aquel fin de semana a la provincia de Cáceres con muchísima ilusión. En nuestro itinerario se encontraban algunos puntos de los que solo teníamos buenas referencias, entre ellos, estaba esta localidad.

Trujillo, Cáceres

Hoy nos vamos a detener allí, un lugar que nos pareció que merece una parada y una visita sin lugar a dudas. Tiene un encanto especial…

Trujillo, Cáceres

Desde el lugar en el que aparcamos, su Plaza Mayor fue la primera parada en el camino. Nos pareció especialmente bonita. La figura ecuestre de Francisco Pizarro, realizada en bronce, llama poderosamente la atención.

Trujillo, Cáceres

El motivo por el que es este descubridor es que se alza sobre el pie de granito en el centro de la plaza deriva de que era oriundo de este lugar. De hecho, Trujillo no solo vería nacer a este conquistador, sino también a Francisco de Orellana o García de Paredes, por ejemplo. Este hecho que, a priori parece anecdótico, marcará en cierta medida parte del futuro de una ciudad como ésta, donde muchos de los conquistadores y navegantes volvieron a su lugar de origen con importantes cantidades de dinero que favorecieron el desarrollo de la ciudad de forma general y arquitectónicamente (casas nobiliarias, palacetes, etc).

Trujillo, Cáceres

Resulta curioso como la Plaza Mayor se convierte en un nexo de unión entre lo que podría ser considerado como la zona antigua de Trujillo y la ampliación posterior.

Trujillo, Cáceres

Desde diferentes ángulos de la propia plaza, las vistas gozan de interés. Trujillo tiene en su haber un importante contenido monumental, artístico e histórico.

Trujillo, Cáceres

En torno a la Plaza Mayor, de corte renancentista, encontraréis numerosas construcciones, la mayoría datadas entre el s. XVI y s. XVII, el Palacio de los Marqueses de Santa Marta, la Casa de los Orellana, el Palacio de los Duques de San Carlos, El Palacio de los Marqueses de la Conquista, la Casa de la Cadena, donde dicen que se alojó, cuando viajaba a Portugal, Felipe II…

Trujillo, Cáceres

Además de este tipo de edificaciones, en la plaza podemos encontrar la iglesia de San Martín de Tours. Un templo que comenzó su construcción en el s. XIV y fue reconstruida en el s. XVI. Antes de levantarse esta iglesia, ahí se aposentaba otro templo más pequeño, en lo que era la plaza del mercado.

Trujillo, Cáceres

Y es que durante unos 500 años, Trujillo estuvo conquistada por los árabes, hasta que en el s. XIII, con Fernando III el Santó, pasó definitivamente a manos cristianas, tras algunas idas y venidas de manos de unos y otros. Durante el dominio musulmán es cuando se fija el origen del castillo de la localidad (s. XI), también conocido como Alcazaba. Sito en la cima de un cerro, preside toda la localidad. Durante años posteriores se fueron incluyendo elementos cristianos a la construcción.

Trujillo, Cáceres

Sus líneas rectas y torres defensivas se encuentran en un excelente estado de conservación. Se puede acceder a su interior, pero nosotros llegamos justo al mediodía cuando cerraban. El precio de la entrada general es de 1,40 euros y, en su interior, por lo visto, hay una ermita y un aljibe. Nosotros solo disfrutamos de los exteriores.

Trujillo, Cáceres

Lo que sí os podemos comentar es que desde allí se obtienen unas buenas vistas del entorno de Trujillo. Extremadura se extiende a los pies de esta zona y, si el día está despejado, la mirada se puede perder en los campos infinitos.

Trujillo, Cáceres

Además de camino al castillo, iréis por la zona de las murallas, obteniendo buenas vistas sobre la villa desde la altura.

Trujillo, Cáceres

El carácter medieval de la localidad se puede disfrutar al perderse por sus calles.

Trujillo, Cáceres

La Iglesia de Santa María la Mayor tiene un valor artístico e histórico importante, su origen se fija en el s. XIII.

Trujillo, CáceresSe dice que está construida sobre el terreno en el que en tiempos musulmanes se encontraba sita una mezquita.

Actualmente, tiene dos torres campanario, una que sería la “nueva”, que dicho así puede llevar a engaños, porque es del s. XVI, aunque en el s.XVIII fue restaurada.

Y la antigua, llamada Torre “Julia”, que se supone que es del s.XIII y que ha tenido que ser reconstruida íntegramente en el s.XX por el desgaste a la que fue sometida por los devenires de la Historia (principalmente terremotos de Portugal).

Hay un elemento totalmente perturbador, y es que cuando esta reconstrucción se llevó a cabo, a un cantero que participaba en los trabajos se le ocurrió que el Escudo del Athletic Club de Bilbao estaba estupendamente bien en la fachada de este campanario.

Así que, ya podéis buscarlo, por arriba, pegadito al tejado en una esquina. Sin palabras…

En el paseo encontraréis algún edificio en ruinas, nos llama la atención los restos del Convento de San Francisco el Real, donde la vegetación se va aposentando desde hace muchísimos años (siglos) en los restos que quedan de la construcción religiosa.

Trujillo, Cáceres

Descubrimos más rincones en el paseo, entre ellos nos sorprende en una plaza, la Alberca de Trujillo, de importantes dimensiones. Intentando documentarnos, la mayoría ubica sus orígenes en el pueblo romano, con unos 15 siglos de antigüedad. Excavada en roca viva, se piensa que se pudo usar como baños públicos en época romana y para regadío de campos (existen unas canalizaciones) o abastecimiento de bebida para el ganado en época musulmana, etc... Se nutre de tres manantiales que, de forma constante, la abastecen de agua. No se la conoce seca hasta la fecha.

Trujillo, Cáceres

Seguimos caminando y una pequeña puerta, en un muro de piedra macizo, nos llama la atención, a su lado, un cartel nos dice que ahí hay un aljibe árabe del s. X. Eso pone textualmente. La puerta está cerrada y no podemos visitarlo, es la hora de comer.

Trujillo, Cáceres

En este punto hacemos una parada. Pocas veces nos detenemos en los lugares que comemos y cenamos, para eso solemos usar tripadvisor (allí nos podéis encontrar), ya que recomendar lugares para el placer de la gastronomía en el blog nos parece muy arriesgado y de gran responsabilidad, ya que se trata de algo muy subjetivo, en el que no todos valoramos la relación calidad-precio de la misma manera, ni tenemos el mismo concepto de “disfrutar de una comida”.

Trujillo, Cáceres Trujillo, Cáceres

























Aún así, cuando hemos comentado algún lugar en el blog, siempre ha sido cuando nos ha parecido altamente recomendable, especial... Hoy rompemos esta línea para recomendaros dónde no ir. Y lo hacemos porque en Trujillo hay un local que está en boca de la mayoría y al que al final todos acabamos yendo por ser prácticamente una institución. Luego lees las críticas de los clientes a la vuelta y vemos que no somos los únicos que volvemos totalmente decepcionados. Se trata del Mesón La Troya.

Trujillo, Cáceres

Extremadura tiene una estupenda gastronomía, en tapas la verdad que son unos campeones. No vamos a hablar de jamón y otros platos tradicionales, y es una pena no disfrutarlos por ir a este restaurante del que os hablábamos. La Troya, todo el mundo dice que te pones “hasta arriba”, que es muy económico, que no puedes acabar con los platos… Partiendo de que este concepto a nosotros personalmente no nos emociona, podemos decir que es verdad, que si no eres exigente con la calidad, saldrás lleno por un precio de 15 euros. Para nosotros, personalmente, un despropósito. La comida no está buena, nada buena. Te llenan la mesa de comida nada más sentarte, solo ves cosas grandes, platos, todo con volumen, y solo eso…Mención especial la tortilla de patatas que te ponen nada más sentarte, que si nos la ponen de plástico igual hubiera estado más tierna y sabrosa, incomestible.

Trujillo, Cáceres Trujillo, Cáceres


Ahí lo dejamos, por si a alguien ayuda, igual otros no compartís esta opinión pero para nosotros fue un desastre y una pérdida de oportunidades de haber comido algo que mereciera la pena, aunque fuera un bocadillo de esos ricos de verdad, unas tapitas; se puede comer platos económicos pero cocinados con cariño y dignidad…

Y tras comer, decidimos que el café nos lo tomaríamos en una terraza en la maravillosa plaza mayor de Trujillo. Volvemos al comienzo del itinerario, pero ahora la observamos sentados, tranquilos, disfrutando de la preciosa estampa.

Trujillo, Cáceres



Su Semana Santa y, en concreto, el Chíviri son fiestas de gran interés. En los próximos días, entrados en el mes de mayo, además, se celebra la Fiesta Nacional del queso en su Plaza Mayor, solo de pensarlo enloquecemos. Y por supuesto, sus fiestas patronales, que se celebran entre finales de agosto y principios de septiembre en honor a la Virgen de la Victoria
Trujillo, Cáceres

Entre sus calles se quedan casonas, más iglesias, como la de Santiago, el Convento de Santa Clara, y muchos más edificios que se reparten con naturalidad por este bonito lugar, así como las huellas de conquistadores que han pasado a la Historia. 

Trujillo, nos encantó por su valor patrimonial, sus huellas históricas y su armonía estética. 

¿Tienes planes hoy?

Trujillo, Cáceres


13 de abril de 2014

Semana Santa: ¿Qué hago? Ideas básicas para sobrevivir...

Tienes planes hoy
Bueno, bueno… Semana Santa está aquí ¿No tenéis miedo? Ah, reconocedlo, nosotros sí, este sol, esta temperatura primaveral-veraniega a tan solo unos días de las vacaciones hace que nos recorra un escalofrío. Es un estado climatológico que tiene una cierta analogía con la música inquietante que suena en las películas de intriga y suspense que anticipan algo que te va a asustar, algo (nada bueno) que te va a hacer estar en constante tensión esperando que ocurra… 

Semana Santa Ponferrada

Pues este sol a nosotros nos lleva por ese camino… Llevamos al menos 4 Semanas Santas, con nieve, frío y, el año pasado, un aguacero sin igual. Pensar en una Semana Santa en manga corta no cabe en nuestra mente y creemos que este anticiclón es una trampa que está jugando con nuestra confianza. El pronóstico del tiempo parece haberse aliado y nos manda señales confusas, dicen que hará un tiempo más o menos bueno. No les creemos...

Burgo de Osma Semana Santa

La mayoría ya tendréis un destino pensado para Semana Santa, otros tantos ninguno y estaréis buscando una escapada o algún plan de última hora, y alguno sabe que no va a ir a ninguna parte porque, aunque le gustaría, la economía no lo permite. Sea vuestro caso el que sea, hemos pensado que era el momento de que os diéramos alguna idea para aprovechar la Semana Santa. Esos días en los que si has podido planificar algo están muy bien, pero si no, a veces, se te pueden echar encima. Allá vamos:

-No amedrantarse por el mal tiempo: a ver, no nos vamos a engañar, va a hacer malo. El pronóstico dice que no, pero lo sabemos, no hace falta autoengañarse, va a hacer malo, porque siempre hace malo. Y alguien, llamémosle “TECF” (Técnico Especialista en Climatología Festiva), un día estableció el calendario de las Semanas Santas para toda la vida, con algún instrumento de los que lleva Doraemon en su bolsillo, para que coincidiera que la Semana Santa, caiga en marzo o en abril (da igual la semana) haga malo. Él es bueno en su trabajo, porque afinó, y la semana, antes o después, puede hacer buenísimo que, justo los días festivos en los que todos llevamos pensando desde que acabaron las navidades, el tiempo se estropeará

Las Médulas (León)

El año pasado casi nos compramos el snorkel y el neopreno para visitar las Médulas en León. Y ¿qué? ¿Nos lo pasamos mal? Nooo, ¡Lo pasamos genial!. Otro año, en Sanabria nos quedamos incomunicados en un pueblecito con una nevada no prevista que nos impedía salir de Trefacio y ¿Qué pasó? Que nos dimos un paseo precioso por los alrededores. Cancelamos nuestras rutas planificadas, pero descubrimos otras y lo pasamos como niños. 

Trefacio (nevada Semana Santa)

En la anterior nos cayó una granizada en medio del Cañón del Río Lobos, que nos hizo correr y correr, casi masticando aún los bocadillos. Y ¿Qué pasó? Que cada vez que lo recordamos se nos despierta una sonrisa. En otra ocasión, se rompió el cielo nada más comprar unos jamoncitos en Salamanca, corríamos con ellos a cuestas en busca del coche protegiéndolos como si fueran el Santo Grial. Hemos cenado y comido bajo soportales mientras llovía sin cesar… pero ahí estábamos nosotros. Hemos sacado fotos con el paraguas sujeto con el hombro, el plástico cubriendo la cámara, los vaqueros mojados hasta la espinilla, y siempre nos hemos reído mucho. 

Candelario Candelario

























Hemos cenado al lado de una chimenea tras un día húmedo, hemos visto los paisajes rabiososos de color por las lluvias, hemos pisado nieve virgen… esas cosas que tienen un encanto especial. Así que, nada de miedo al mal tiempo, que no te frene, que también da muchas recompensas.

Cabo Vidio (Asturias)

-Elegir los destinos: Semana Santa es una época peculiar, vinculada directamente a la religión y con unas tradiciones que perviven en muchísimas de las regiones de nuestro país. Así que, cuando elijáis un destino, tenedlo en cuenta.

Que sois creyentes, o no lo sois pero os apetece conocer la Semana Santa de algún lugar concreto, es el momento. Que no sois creyentes y no solo eso, no os motiva encontraros las procesiones y queréis ver algún destino sin que esté tomado por la gente, hay que tenerlo en cuenta. Por ejemplo irte a Sevilla, si no la conoces y no te resulta nada atractiva la tradición de la Semana Santa, será un error…

Semana Santa Astorga Ruta Pradera de Ordesa- Cola de Caballo (Huesca)

Siempre puedes recurrir, de nuevo, a un entorno natural o lugares donde no se vive tan fervientemente. Y si buscas fervor, España es tu país, hay muchísimos lugares para poder disfrutar de pasos, procesiones y demás… hasta Madrid, damos fé. Así que, una buena opción si nunca lo has hecho y no sales a ninguna parte, es acercarte a alguna de las procesiones o fiestas que te rodeen, creas o no, aunque sea por curiosidad, te puede sorprender.

-No hace falta irse toda la Semana Santa: a ver, si la economía no da, no da. Y no solo eso, hay veces que dividir la Semana Santa en diferentes actividades hace que aun te dé más de sí.

A nosotros, por ejemplo, nos gusta mucho hacer dos noches, o una sola. Si coges los días centrales te evitas los atascos, y para la vuelta te queda aún un día en tu casa para disfrutar tranquilo antes de reincorporarte a la vida rutinaria.

Hipódromo de la Zarzuela (Madrid)

Hacer cosas diferentes hace que el tiempo se multiplique en el presente y en el recuerdo. Cuando estas 4 días en casa, al final no puedes diferenciar un día del otro, pasa lo mismo, al menos a nosotros, si estamos 15 días en la playa, que al final como no te pique una medusa, casi nada marca la diferencia.

 Os dejamos una recomendaciones para diferentes escapadas:

** ESTANCIA DE UNA NOCHE

Hacer una escapada de una noche puede ser una alternativa muy atractiva. Sales el viernes a un lugar no muy lejano, pernoctas y vuelves el sábado por la noche, sin prisas porque el domingo lo tienes entero para ti y el jueves anterior también lo tuviste. A nosotros estas escapadas nos suelen dejar un recuerdo especial, siempre creemos haber dormido más días fuera de casa de lo que lo hicimos.

El Triángulo de Arlanza – Burgos. Nosotros hicimos en un día esa ruta sin llegar a Burgos porque volvimos a dormir a casa, nos parece más recomendable hacerla pasando una noche en la misma capital y disfrutar de unos vinitos y, al día siguiente, ver la ciudad, con su maravillosa catedral.

Imágenes Triángulo de Arlanza

Otra opción sería Soria: allí alojaros en Vinuesa, visitar el Cañón del Rio Lobos, la Laguna Negra, Calatañazor, a la vuelta Medinaceli o Burgo de Osma, según te pille de camino.

Paisajes Soria

** ESTANCIA DE DOS NOCHES
Las escapadas de dos noches también están muy bien, te permiten alejarte un poco más y, si te organizas bien, te dan mucho de sí. Para esta opción tenemos varias posibilidades, si miráis en Destinos, en el blog podréis encontrar lugares cercanos entre sí para combinarlos. Ponemos una a modo de ejemplo.

Pirineo oscense: por supuesto este lugar merece más días, pero como se trata de dar una pincelada, y no hace falta verlo todo en un único viaje, si optáis por dos noches nosotros el día de llegada, visitaríamos Ainsa, Cañón del Añisclo. Al día siguiente la ruta de la Pradera de Ordesa a la cola de Caballo, el día completo, en todo caso si acabáis pronto podéis pasaros por Broto para ver su cascada en el pueblo. El día de vuelta, siempre depende hacia dónde vayáis buscaríamos alguna paradita, a nosotros nos cuadró Sos del Rey Católico. Pero en la zona, teneis Jaca con su ciudadela.

Paisajes Pirineo oscense

** ESTANCIA DE TRES NOCHES

¡Esto ya es la panacea! poder disfrutar de las 3 noches empieza a ser la puerta para visitar alguna capital europea si la economía lo permite. Dentro del territorio nacional te ofrece multitud de alternativas para hacer un itinerario en el que te da tiempo a disfrutar de paisajes, lugares y gastronomía con más tranquilidad. 

En este caso, un ejemplo podría ser acercarse a Cantabria. En un radio relativamente pequeño podéis llenar vuestros sentidos de sensaciones. Hay muchas alternativas que permiten diferentes combinaciones. Visitar Santander, dar paseos a orillas del mar en primavera por la costa cántabra, las bonitas playas de Oyambre sería un excelente lugar para ello, o adentrarse en en los valles verdes con pueblos pequeñitos pero preciosos como Liérganes, Bárcena Mayor, Carmona, entre otros, también tenéis Potes, Santillana del Mar… visitar las cuevas del Soplao, etc. O si quereis algo más de Semana Santa, visitar Castro Urdiales y su Pasión Viviente, declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional. Y comer de maravilla.

Paisajes Cantabria

** SIN PASAR LA NOCHE FUERA
Y luego está el aprovechar cada día sin pernoctar fuera. Si estás en una gran ciudad suele haber muchas alternativas de ocio, pero la realidad es que la mayoría van a implicar un desembolso (cine, teatro, restaurantes). Estamos pensando además en familias con niños. Los que estáis en lugares más pequeños seguramente en el entorno haya espacios naturales en los que disfrutar. Y en esta línea va nuestra recomendación.

Abril es muy buena fecha para salir a la naturaleza (los alérgicos estamos más fastidiados, eso sí) y suelen ser planes económicos. Aquí, el tiempo debe acompañar, pero un poco de lluvia tampoco impedirá el disfrute, y la nieve hasta lo puede mejorar. En nuestro caso, como somos de Madrid, os recomendamos que consultéis en nuestro apartado de Comunidad de Madrid diferentes opciones, y para los días que no queráis desplazaros, en Madrid Capital también hemos publicado algunos rincones, parques, museos o centros culturales.

Palacio Real Madrid

Por supuesto, no podemos olvidar que hablamos de los días de las torrijas, quedarse una tarde, si se pone el tiempo tonto, en casa haciendo unas torrijitas y merendando en pareja, familia o con un buen libro es tan buen plan como los demás.

Nuestra recomendación básica, intenta hacer cosas diferentes, si no puedes salir fuera de tu lugar de residencia, alterna tu hogar con paseos, algunos rinconcitos cercanos, interésate por algún lugar que esté en tu radio de influencia, de esos que los turistas siempre visitan y tú por ser de allí, casi ni conoces. Si tienes inquietud y necesitas hacer algo, no te preocupes, no hace falta irse todos los días, busca un destino cercano y una única noche, ya se sabe lo que dicen las esencias en frascos pequeños.... Si no puedes hacer eso, sal a la calle al menos un rato, a un parque, disfruta de lo que te rodea, de sus sonidos, o de su vista, disfruta de lo que puedas percibir. Para muchos viene una semana por delante, para otros 4 días, para otros dos… con niños, sin ellos, con más dinero, con menos… pero es primavera, la vida ahí fuera continua y no nos la queremos perder. 

¡Feliz Semana Santa!

¿Tienes planes hoy?

Cuevas del Soplao (Cantabria)

6 de abril de 2014

Los Callejones de las Majadas y el Mirador del Tio Cogote

Tienes planes hoy
Nos encanta descubrir, de vez en cuando, rincones que no son muy populares. Esta vez, ésto ocurrió en la provincia de Cuenca. En su día ya os hablamos del Nacimiento del Río Cuervo, que es un destino codiciado. Hoy queremos acercaros a un sitio menos conocido pero que merece la pena.

Los Callejones de las Majadas

Si bien, La Ciudad Encantada de Cuenca es muy conocida, en la misma provincia tenéis  un  lugar muy parecido que no es tan universal. La ventaja de éste, a parte de abrir la puerta a nuevos rincones, es que no está tan masificado y, encima, su acceso es gratuito. Se trata de Los Callejones de las Majadas.


Los Callejones de las Majadas están dentro del Parque Natural de la Serranía de Cuenca y se encuentran a 3 km del pueblo de las Majadas. Desde allí, hay indicaciones que os llevarán directos hasta el aparcamiento de la zona.

Los Callejones de las Majadas Los Callejones de las Majadas

























Es una visita apta para todos los públicos, los niños disfrutarán un montón dejando llevar su imaginación  y buscando formas familiares. No lo vemos cómodo para ir con carrito, pero como no somos usuarios tampoco sabemos mucho del tema.

Los Callejones de las Majadas Los Callejones de las Majadas


Lo destacable es el paisaje natural. La visita completa se puede hacer desde 30 minutos hasta el tiempo que cada uno quiera dedicarle.

Los Callejones de las Majadas

Como os comentábamos, esta zona es prima de La Ciudad Encantada, las protagonistas son las formaciones rocosas que se reparten casi de forma laberíntica por la zona.

Tuvimos que leer un poco acerca del porqué de este fenómeno. No somos entendidos en la materia pero sí curiosos. La apariencia de este paisaje está condicionada por la composición de sus rocas que son de carbonato magnésico y cálcico. Ésto, a nosotros, a priori, no nos decía nada, pero lo importante es que son solubles al agua. Este tipo de roca se llama dolomías.

Los Callejones de las Majadas

Pues bien, el efecto del agua con la disolución de la roca es el que va creando ese paisaje que comienza por grietas, como podréis observar en la parte alta de la zona, y con el tiempo se van ensanchando hasta formar esos callejones y laberintos de curiosa apariencia.

Los Callejones de las Majadas Los Callejones de las Majadas

























Lo bonito, además, está en cómo la vegetación encuentra su lugar, cada uno dónde le corresponde, en las zonas sombrías, en las amplias praderas verdes en primavera y, a veces, en zonas increíbles…

Los Callejones de las Majadas

Durante el camino encontraréis unas balizas para poder seguir un recorrido más o menos ordenado, pero el espacio está abierto para poder improvisar, para subir y bajar, obtener diversas vistas del lugar…

Los Callejones de las Majadas

Una vez hayáis completado el recorrido, que si seguís las balizas será circular, os recomendamos que no dejéis de acercaros al Mirador del Tío Cogote (o Mirador de las Majadas).

Mirador del Tio Cogote

Para acceder a él se puede hacer de dos maneras, los amantes de los paseos lo pueden hacer a pie y, para los más cómodos (en este caso, como nosotros), también se puede acceder en coche. Se encuentra a kilómetro y medio, más o menos, de los Callejones. En la Ubicación Google Maps, que podéis ver al final de la entrada, es el punto B.

Mirador del Tio Cogote

Las vistas desde allí son impresionantes, sobre las rocas, a tus pies, el Cañón del Júcar se extiende ante la vista. Arboledas, aves, rapaces (cuánto echamos de menos un teleobjetivo), y sobre todo, una paz infinita.

Mirador del Tio Cogote

Sentarse al borde de las rocas y perder la mirada en el infinito en un lugar así es totalmente relajante..

¿Tienes planes hoy?

Los Callejones de las Majadas


Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism y modificado y adaptado por ¿Tienes planes hoy?| Distributed By Gooyaabi Templates

¿Tienes planes hoy? Tiene todos los Derechos de Autor de Contenido Reservados (imágenes y texto)