19 de junio de 2014

Palacio Real de la Granja de San Ildefonso: unas fuentes para un rey

Tienes planes hoy
Los palacios suelen ser un gran atractivo turístico, te permiten viajar a otros tiempos, imaginar y acercarte a la historia del lugar en el que están ubicados.

(Editado en 2017, las fuentes se encuentran en funcionamiento desde 13 de abril)

Palacio Real y fuentes de la Granja de San Ildefonso

Nosotros, además, somos aficionados a la historia de España, es algo que nos resulta llamativo e interesante, con lo cual nos apasionan las visitas guiadas a monumentos importantes que siempre suelen aportar nuevos conocimientos de una forma distendida y te hacen apreciar, aún más, detalles de la visita que si no hicieras acompañado pasarían desapercibidos. Así que disfrutamos mucho con este tipo de planes como el que os vamos a contar.

Palacio Real y jardines de la Granja de San Ildefonso

Nos acercamos al Real Sitio de San Ildefonso, en la provincia de Segovia (Castilla y León), a tan solo 13 km de la capital y a 80 km de Madrid, donde se encuentra ubicado el Palacio Real de la Granja, en la Sierra de Guadarrama, un enclave espectacular que en las fechas estivales, además, te permite bajar unos cuantos grados la temperatura ambiental. Los reyes sabían muy bien donde ubicar sus lugares de descanso…

Palacio Real y jardines de la Granja de San Ildefonso

El palacio, además, cuenta con unos jardines monumentales muy bonitos cuyas principales protagonistas son sus fuentes y su sistema de alimentación.

Palacio Real y fuentes de la Granja de San Ildefonso

Pero vamos a empezar primero por la historia del palacio. De su interior no os podemos mostrar imágenes, ya que no está permitido realizarlas, así que ilustraremos este post con fotografías tomadas desde el exterior al edificio, sus jardines y sus fuentes.

Palacio Real y jardines de la Granja de San Ildefonso

Muy cercano a la zona en Valsaín (a unos 5 km de la Granja) Enrique III construyó el que sería el primer Real Sitio español, la Casa Real del Bosque, utilizado principalmente como guarida y refugio para las monterías que organizaban. Esta casa, con el tiempo, pasó a ser un palacete para, posteriormente, ya en manos de manos de Felipe II, convertirse en un palacio de aires flamencos.

Palacio Real y jardines de la Granja de San Ildefonso

Os preguntaréis ¿Por qué hablar del Palacio de Valsaín si lo que os queremos enseñar es el Palacio de la Granja? La respuesta es sencilla, la historia de uno está vinculada a la historia del otro.

Palacio Real y jardines de la Granja de San Ildefonso Palacio Real y jardines de la Granja de San Ildefonso


El Palacio de Valsaín gozaba de todo su esplendor cuando en época de Carlos II, en el s. XVII, sufre un incendio que marcó su futuro. En esos años la situación financiera no permitía grandes restauraciones.

Palacio Real y fuentes de la Granja de San Ildefonso

Luego llegó en 1700 Felipe V, el primer Borbón de la dinastía, monarca criado en Francia y que se convirtió en Rey de España a sus 17 años. Inicialmente se planteó la restauración, pero quedó tan enamorado de la zona que pocos años después prefirió adquirir la Granja cercana, que se había cedido siglos atrás a los monjes del Parral, donde además había una ermita, y los terrenos aledaños con el fin de construirse su propio palacio. Desde ese instante el Palacio de Valsaín fue quedando en el olvido hasta convertirse en ruinas.

Palacio Real y fuentes de la Granja de San Ildefonso

Y así comienza la construcción de este vistoso Palacio de corte afrancesado, como el monarca que lo mandó construir, y que popularmente a veces es llamado como “El pequeño Versalles”. De hecho, los jardines fueron diseñados por participantes de los de Versalles.

Palacio Real y fuentes de la Granja de San Ildefonso

Este palacio vuelve a estar vinculado con otro de la zona, el Palacio de Riofrío (palacio de caza), también en Segovia, del que os hablamos en otra entrada y en donde os contamos más de la historia familiar de los monarcas en estas fechas. Os recomendamos su lectura si queréis ampliar más información sobre las idas y venidas de los monarcas, así como su visita.

Palacio Real y fuentes de la Granja de San Ildefonso

Felipe V y su esposa Isabel de Farnesio están enterrados en la Colegiata de la Granja, al contrario de la mayoría de los reyes de España, que yacen en la Cripta del Escorial.

El final de la construcción del palacio coincidió con la abdicación del Rey. Felipe V no mostraba gran interés en los asuntos de Estado, dicen que vivía en la melancolía; llegó hasta a abdicar en uno de sus hijos, que murió al poco tiempo. Eso sí, para compensar esto, su esposa Isabel de Farnesio tenía mucho interés en la vida política. Así que el monarca veía en este lugar un escondite apartado del mundanal ruido.

Palacio Real y fuentes de la Granja de San Ildefonso

Siendo ya viuda Isabel de Farnesio, ella se encargó de acabar la decoración del Real Sitio. Y así, este palacio cada vez se consolida más en la historia de España. Se convierte en residencia veraniega de la monarquía y se producen eventos de gran índole en su interior. Resaltaremos entre matrimonios y otras cuestiones de Estado una, en 1836, cuando se obliga a restablecer a la Reina María Cristina la Constitución de 1812.

Palacio Real y fuentes de la Granja de San Ildefonso

Como parece ser propio de nuestros palacios, éste también sufrió un incendio a principios del s. XX, afectando principalmente a los techos y los frescos que había en ellos.

Os recomendamos la visita guiada a su interior, multitud de estancias y edificios anexos os sorprenderán. El carácter del edificio es barroco, lámparas de cristal de la Real Fábrica de Vidrio de la Granja de interés internacional, la Colegiata, el Museo de Tapices, las obras artísticas que alberga en su interior, todo el conjunto es realmente interesante.

Palacio Real de la Granja de San Ildefonso

Ahora vamos a los jardines. Esos jardines afrancesados de 146 hectáreas están, como os decíamos, en un enclave maravilloso. En ellos se reparten 26 fuentes ornamentales, que en sus inicios se pretendían hacer de bronce, pero la idea se tuvo que modificar debido a su alto coste, y se construyeron en plomo de manera que así también se evitaría la corrosión. Lo que se hizo fue pintarlas simulando el bronce.

Palacio Real y fuentes de la Granja de San Ildefonso

En los jardines podréis observar la pendiente, aprovechando esta estructura se diseñaron los jardines. En la parte más alta, un enorme estanque llamado “El Mar” es el que abastece a las fuentes de agua, las cuales funcionan por presión a través de cañerías y unos 300 surtidores.

Palacio Real y fuentes de la Granja de San Ildefonso

Es realmente impresionante ver la fuerza y la belleza que desbordan estas fuentes en funcionamiento. El agua parece enrabietada y escupida con una fuerza impresionante.

Palacio Real y fuentes de la Granja de San Ildefonso

Así, en función de las lluvias, cada año el periodo en el que están en funcionamiento es variable. Hay años que no llegan hasta el final del verano o que se abren de forma tardía, aunque existen 3 días en los que se abren 8 de ellas, el 30 de mayo por la festividad de San Fernando, el 25 de julio día de Santiago, y el 25 de agosto, donde encima la entrada es gratuita. (Editado en 2015: En julio de 2015 el funcionamiento de las fuentes está suspendido por las escasas lluvias del año, pero sí se abrirá, como cada año el día 25 de este mes, y se podrán contemplar todas a la vez como es tradición)

Palacio Real  y fuentes de la Granja de San Ildefonso Palacio Real  y fuentes de la Granja de San Ildefonso

























De las 26 fuentes las que se ponen en marcha son 8, divididas en dos grupos de 4 (Grupo 1: Carrera de Caballos, Cascada Nueva, Los Vientos y la Fama y Grupo 2: Canastillo, Latona, Baños de Diana y la Fama). En la web de Patrimonio Nacional podéís ver los horario y fechas de las fuentes que entran en funcionamiento, así como los precios de entrada. Salvo los que os hemos señalado, solo se enciende uno de los grupos.

Palacio Real  y fuentes de la Granja de San Ildefonso

Las fuentes no se ponen simultáneamente en funcionamiento, primero se enciende una, dura unos minutos, se apaga y empieza la siguiente. Un trabajador os guiará con una banderita de España en mano para dirigiros a la siguiente.

Cada una llama la atención, unas por potencia, otras por estampa, otras por fuerza, cada una tiene su propio encanto.

Palacio Real  y fuentes de la Granja de San Ildefonso

La verdad que lo que es el palacio y los jardines tienen un encanto especial. En verano, se convierte en un lugar para refugiarse de las temperaturas en un ambiente totalmente bucólico. La vegetación que envuelve la zona, junto con el frescor de la Sierra de Guadarrama, especialmente bonita en la vertiente segoviana, hacen de los Jardines Reales un paraje en el que descansar y recapacitar sobre los “listillos” que eran los reyes buscando rincones para residencias reales.

Palacio Real de la Granja de San Ildefonso

En estas fechas, en los que todos buscamos planes refrescantes, aquí tenéis una alternativa que además tiene un gran valor cultural. Ideal para realizar con o sin niños, apta para todos los públicos.

Palacio Real de la Granja de San Ildefonso

Si recomendable es visitar los jardines en horarios en los que se pongan en funcionamiento las fuentes, también lo es hacerlo fuera de ellos, donde podréis sentiros casi solos, lejos del tumulto, y perderos como si solo estuvierais allí vosotros. Es otra de esas estampas que merece la pena disfrutar en los Jardines de Palacio.

¿Tienes planes hoy?

Palacio Real de la Granja de San Ildefonso


8 de junio de 2014

Playa de las Catedrales: naturaleza gótica

Tienes planes hoy
(Entrada editada en junio de 2015 para informar sobre el aforo limitado durante la época estival para las visitas que empieza en julio 2015)

El pasado verano disfrutamos de unas vacaciones espectaculares en Galicia. Entre unas entradas y otras en el blog, intentando que sea más o menos variado en cuanto a destinos, se nos han ido quedando pendientes muchos de los estupendos lugares que visitamos y, sobre todo, disfrutamos ¡Se nos acumula el trabajo!

Playa de las Catedrales

No era nuestra primera visita, pero sin dudarlo queríamos volver. En 2014 ha sido considerada una de las 7 maravillas naturales de España. Volver a disfrutar de la espectacular Playa de las Catedrales (Praia As Catedrais), que con su marea baja deja desnudos a los acantilados de mil formas singulares que configuran una estampa que a todos gusta. Pasadizos, arcos, recovecos…

Playa de las Catedrales

Lo primero, ubicar este bonito y atractivo lugar. Para ello tenemos que viajar a la provincia de Lugo y situarnos en la Costa de la Mariña Lucense. Entre los municipios de Foz y Ribadeo se encuentra este lugar, concretamente pertenece a la parroquia de A Devesa (si pincháis en el enlace del final de la entrada de "Ubicación en Google Maps"  encontrareis las coordenadas GPS, para planificar vuestro itinerario en función del lugar del que vengáis). Este destino está casi lindando con el Principado de Asturias, así que si alguno estáis por la zona occidental asturiana podéis hacer también una escapada a esta maravilla natural.

Playa de las Catedrales

Lo segundo, improvisar una visita a La Playa de Las Catedrales, ahora no es tan sencillo en el verano. Desde julio de 2015 se ha limitado el aforo de este lugar para la temporada de julio a septiembre. En estos meses el aforo máximo es de 4.812 visitas. Para asegurar el acceso, la Xunta ha habilitado una web en la que poder reservar el acceso desde 15 días antes del día que desearías ir. Para ello, tenéis que acceder a esta dirección., el número máximo de personas que se puede solicitar por reservas es de 30.

Otro punto importante para visitas este lugar es tener en cuenta los horarios de mareas. Si queréis disfrutar de unas vistas y un paseo en el que se divisan esos acantilados mágicos característicos del lugar, es imprescindible consultar a qué hora la marea está baja.

Playa de las Catedrales

Sólo en ese momento se puede bajar a su arena y perderse entre sus rincones. Esto se produce únicamente dos veces al día, la hora depende de la temporada y varía constantemente. Por ello, os dejamos aquí un enlace para que las consultéis y así podáis planificar la visita y disfrutar del lugar en todo su esplendor. Cuando hay mareas vivas, la marea aún baja más y las vistas pueden ser más espectaculares, pero más cortas, porque tanto las subidas como bajadas se suceden de una forma más rápida.

Playa de las Catedrales Playa de las Catedrales



 Por supuesto, que un lugar así y que solo es visitable en dos momentos puntuales del día, hace que en temporadas altas, como puede ser el verano, cuando uno se asome desde el mirador que hay piense que el nombre de Las Catedrales venga más que por los acantilados por la procesión de gente que se ven como hormiguitas desde la alturas formando hileras.

Playa de las Catedrales

Pero es que es normal, a todos nos gusta lo bonito ¿no? Y pocos los afortunados de tener vacaciones fuera de temporada. De hecho, uno lo puede empezar a pensar cuando va en el coche y tiene que aparcar. Existen dos aparcamientos habilitados. Uno más cercano que el otro de la playa, están señalizados. Nosotros directamente optamos por el más lejano e ir dando un paseo antes que meternos en toda la multitud.

Playa de las Catedrales Playa de las Catedrales


Imaginamos (porque no lo hemos podido comprobar) que fuera de temporada, si encima la bajamar coincide con la caída de la tarde, tiene que ser una experiencia totalmente mágica para disfrutar de un romántico, o fotográfico, paseo.

Para los que no conozcáis este lugar, no se trata de una playa al uso, la sombrilla, la toalla y demás no tienen sentido. El baño está prohibido (al menos en nuestra visita) en la zona que da al mar abierto, aunque con la bajada del mar, quedan pozas de azules diferentes, entre turquesas y marinos en las que los visitantes aprovechan para refrescarse.

Playa de las Catedrales

Rincones idílicos en los que si eres capaz de aislarte de la multitud te parece estar en un recóndito paraje exótico. Y otros rincones que parecen un parque de atracciones donde los niños y algunos adultos animados aprovechan algún pequeñito acantilado para tirarse a una de esas pozas que el mar ha dejado en el camino.

Playa de las Catedrales

El tema es que el tiempo que dure tu paseo depende del ritmo de la marea. Multitud de socorristas estarán pendientes para ir avisando a los visitantes cuando la marea empieza a subir. Y mientras esto ocurre, uno es testigo en primera persona de cómo el paisaje va cambiando en cuestión de minutos, como lugares por los que pasaste caminando normalmente, ahora cubren tus empeines de agua o te toca dar algún saltito por encima de una roca. También, desde arriba, puedes ir observando como el agua poco a poco empieza a cubrirlo todo. Es muy importante que siempre sigáis las indicaciones del personal que está allí para velar por la seguridad de todos, el mar es traicionero.

Playa de las Catedrales

La playa de las Catedrales, llamada así popularmente, a pesar de que su nombre original es Aguas Santas, es un arenal de 1.400 metros de longitud. Una playa de arena fina blanquecina. En las paredes de las rocas multitud de moluscos descansan hasta que vuelva el agua a cubrirlos, pequeños mejillones, chiquititos percebes, enganchados esperando que de nuevo llegue la humedad. Allí, al final, todos los seres vivos dependemos de las mareas.

Playa de las Catedrales Playa de las Catedrales


Considerada una de las playas más espectaculares del mundo, y entre las primeras de España y Europa, un año más en el ranking de la página de Tripadvisor, este rincón sorprende. Cuando la naturaleza se propone dejarnos con la boca abierta sabe cómo hacerlo, y aquí puso su granito de arena, nunca mejor dicho.

Playa de las Catedrales

… Dicen que los acantilados que forman arcos, esquinazos, cuevas y pasadizos, desde la distancia, recuerdan a los elementos arquitectónicos propios del gótico. Así, la Playa de las Catedrales se desnuda dos veces al día para exhibir toda su belleza para dejar que la toquemos, que la vivamos… Solo un rato, el suficiente para que, como nos ha pasado a nosotros, la próxima vez que pases cerca del lugar, busques los horarios de la marea para acercarte a su orilla, perderte entre todas esas rocas mágicas que pasan tantas horas bajo el mar. El atardecer, plena mañana, verano, invierno, cada momento con su propio encanto.

¿Tienes planes hoy?



3 de junio de 2014

Patones de Arriba: escondido durante siglos

Tienes planes hoy
Patones de Arriba es un pueblecito pintoresco situado al norte de la Comunidad de Madrid. Quizá uno de los lugares más conocidos por unos y otros de los que habitan cerca porque, además de su enclave y curiosa arquitectura, lo que lo ha hecho especialmente peculiar es la Historia que arrastra.

Patones de Arriba

La forma de acceder a Patones hoy en día es a través de la carretera que une Patones de Abajo y Patones de arriba, estrecha y llena de curvas que te va llevando en un ascenso constante hasta el municipio del que hoy os vamos a hablar, y que se encuentra como camuflado en la naturaleza.

Patones de Arriba

Hace siglos, el hoy Patones de Arriba donde habitan poquísimos habitantes fue un reino, aunque parezca totalmente inaudito, o eso dice su leyenda. Hasta mediados del S. XVIII ese Patones que os proponemos visitar tuvo su propio rey, aunque éste no tuviera el poder ni las funciones que todos presuponemos a tal título.

Patones de Arriba Patones de Arriba


Claro que detrás de esta curiosa historia vuelve a haber mil formas de contarla. Hay quien dice que fue en la época de la Reconquista, cuando Patones se quedó aislado. En plena invasión musulmana, los municipios cristianos de alrededor fueron dominados, pero los árabes nunca encontraron Patones, el lugar quedó escondido lejos del conocimiento de terceros. Y ante tal situación, el pueblo nombró un rey, que hacía las funciones de alcalde, etc. Parece ser, según esta rama de la historia, que desde entonces Patones vivió con su propio reinado, hasta se dice que hubo una carta dirigida a Felipe II firmada como el Rey de Patones. Este reinado tan singular acabó cuando se negaron a pagar impuestos bajo el reinado de Carlos III.

Patones de Arriba

De Patones también se dice que, debido a ese enclave estratégico, con la invasión francesa pasó desapercibido para la ofensiva.

Pero por lo visto la Historia real dice otras cosas. La primera, que Patones, como lo conocemos hoy, nace en el s. XVI, cuando se trasladan allí un grupo de pastores de Uceda. Se instalan unas siete familias en la zona que se dedican a la ganadería.

Patones de Arriba

Desde Uceda, a este lugar se le ve como un barrio lejano. En este entorno, en Patones, buscando su propia gestión y organización, se nombra a una persona que hace las funciones de alcalde y juez de paz, ése que pasa a ser conocido como el Rey de Patones y del que se dice que el cargo pasaría de forma hereditaria. Ya sería en el s. XVIII cuando el municipio tiene más protagonismo y es Carlos III quien le da la categoría de villa con independencia de Uceda, pasando a tener identidad propia.

Patones de Arriba Patones de Arriba


En los alrededores de Patones podréis comprobar que existen varias presas, el Embalse del Atazar, la Presa del Pontón de la Oliva. Con ellas llegó la canalización del agua. Y a pesar de la mejora también de infraestructuras y comunicación, los vecinos de Patones bajaron la colina para ir formando un nuevo núcleo en lo que hoy se conoce como Patones de Abajo, quedando así, el de arriba, prácticamente despoblado.

Patones de Arriba

Pero la belleza del lugar, por su enclave y el tipo de arquitectura, con el auge del turismo, han llevado a este rincón a ser uno de los destinos más frecuentados en los fines de semana, principalmente por madrileños. Oferta gastronómica y algún hotel rural conviven con el resto de viviendas, algunas ocupadas y bien cuidadas.

Patones de Arriba Patones de Arriba

























Para nosotros es totalmente recomendable visitar este lugar fuera del fin de semana. Se trata de un pueblecito pequeño, con calles estrechas, que con la masificación pierden parte de su encanto.

Patones de Arriba

Por otro lado, comentaros que nos ha costado varias escapadas el poder verlo así, pero al final lo conseguimos. Mientras que podáis tener esta oportunidad, os aconsejamos que si está en vuestro planes acercaros a este bonito municipio en fin de semana o festivo pongáis el despertador. El trazado de Patones es peatonal, por lo que hay que dejar el vehículo estacionado en el aparcamiento de la entrada, que no es muy grande. Es fácil ver aparcados a lo largo de la carretera multitud de vehículos en los arcenes.

Patones de Arriba

En definitiva, Patones de Arriba es uno de esos pueblos con encanto en la Comunidad de Madrid, donde poder disfrutar de un paseo muy agradable, rodeado de su curiosa Historia.

¿Tienes planes hoy?

Patones de Arriba


Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism y modificado y adaptado por ¿Tienes planes hoy?| Distributed By Gooyaabi Templates

¿Tienes planes hoy? Tiene todos los Derechos de Autor de Contenido Reservados (imágenes y texto)