2 de noviembre de 2015

Parque Natural Barranco del río Dulce: una ruta en familia

Tienes planes hoy
Esta ruta que os proponemos hoy está llena de otoño por los cuatro costado (imágenes de finales de octubre). En esta ocasión, la realizamos en un ambiente muy familiar, es decir, venían en el camino nuestros cuñados y sobrinos, dos niños de 9 y 7 años. La realizaron sin ningún problema, de hecho, diríamos que con bastante más agilidad que nosotros en algunos puntos. Me enferman esas carreritas que dan como cabritillas en medio de una pendiente, cuando yo siento los higadillos en la campanilla y, encima, van hablando con pasión de cosas como corazones, unicornios o videojuegos, mientras yo solo escucho el palpitar de mis pulsaciones. También reconozco que se despertó en mí una maléfica sonrisa cuando, en uno de los miradores, los vi tumbarse con un jadeillo intermitente mientras decían ¿Queda mucho? y se resistían a levantarse. Ajaaaa… ¡los hemos cansado! Sí…. Somos unos “tíos” entrañables, lo sabemos.

Parque Natural Barranco del Rio Dulce Guadalajara

Empezaremos por el principio, dónde está el Barranco del Río Dulce y qué ruta realizamos. Este lugar se encuentra en Guadalajara, dentro del Parque Natural del Río Dulce, muy cerquita de Sigüenza, un buen lugar donde podéis ir a comer, o visitar en un paseito por la tarde si os apetece, y del que ya os hemos hablado.

Existen muy variadas rutas en este entorno. Nosotros elegimos una que comienza en el pueblo de Pelegrina, donde a su entrada hay un aparcamiento acondicionado para dejar el coche.

Pelegrina Parque Natural Barranco del Rio Dulce Guadalajara

Antes de llegar al pueblo, en la carretera que serpentea por el entorno del barranco encontraréis el Mirador de “Pelegrina” en homenaje a Félix Rodríguez de la Fuente.

Mirador Felix Rodriguez de la Fuente Parque Natural Barranco del Rio Dulce Guadalajara

Es escribir este nombre y resuena en mi interior la música de los programas y su voz en “off” relatandonos la vida de la fauna ibérica. Y al pensar en ello ¿Quién de vosotros, que seáis de las generaciones donde este hombre marcó parte de sus recuerdos, no rememora la imagen de un águila levantando una cabra del suelo? ¿Sabéis dónde está tomada esa imagen? Aquí… junto con muchas de ese lobo ibérico, delgaducho y que es tan nuestro.

Vista desde el mirador Parque Natural Barranco del Rio Dulce Guadalajara

Parad en el Mirador antes de llegar al pueblo, o después, como prefiráis, pero parad. Desde él, la vista de la hoz es espectacular. Cortados y, en otoño, unos colores que parece que hubieran vertido pintura sobre sus árboles. Si tenéis prismáticos, llevadlos, porque es fácil que encontréis numerosos buitres sobrevolando la zona, además, de que es un entorno en el que hay gran variedad de aves, como el águila real.

Pelegrina Parque Natural Barranco del Rio Dulce Guadalajara Pelegrina Parque Natural Barranco del Rio Dulce Guadalajara

Desde allí al pueblo apenas hay unos kilómetros. Pelegrina, presidido por un castillo en ruinas, que desde la distancia resulta bastante pintoresco. Estacionad en los aparcamientos que hay al inicio del pueblo y adentrad en él por la calle principal, enseguida, veréis que sale el camino que se integra en el Barranco, hacia la izquierda.

Parque Natural Barranco del Rio Dulce Guadalajara

Nuestra idea inicial era darnos un paseito sencillo otoñal, para acabar comiendo en Sigüenza pero, al final, viendo el paisaje y siguiendo la recomendación de una pareja que nos encontramos en el camino, cambiamos de plan a mitad del mismo, resultando una ruta algo más larga pero con variados atractivos.

Parque Natural Barranco del Rio Dulce Guadalajara Parque Natural Barranco del Rio Dulce Guadalajara

























La ruta más básica es la SPG-6. Esta ruta está señalizada por las balizas naranjas y se podría hacer con carro de niños salvando algún pequeño escollo. Es circular y, según plano, llevaría una hora y media más o menos y transcurre por el margen del río, por un paseo otoñal espectacular. Nosotros os vamos a proponer esta ruta (balizas naranjas) más un tramo de la ruta de balizas azules (esta parte no se podría hacer con carro) y que sube a un par de miradores, además de pasar por la Cascada de Gollorio, que estaba sin agua en octubre 2015. Vamos allá.

Parque Natural Barranco del Rio Dulce Guadalajara

Una vez que bajamos la pista asfaltada, empieza un camino entre árboles. En poco tiempo aparecerá un puente pequeño de tableros de madera, no lo crucéis, a la vuelta volveremos por ese margen del río, pero de momento, no lo cruzamos y seguimos por el lado izquierdo del río Dulce, que en este fin de semana de finales de octubre no iba especialmente caudaloso y parecía, en la distancia, un trampantojo, cubierto de hojas, que si no fuera por algunos claros que quedaban podía parecer que no había río y dar un susto a más de uno. Preciosa imagen.

Parque Natural Barranco del Rio Dulce Guadalajara

Durante un rato continuamos andando entre cortados y árboles, dejamos a un lado la caseta de Félix Rodríguez de la Fuente, veréis algunos artículo pegados en su puerta. Luego llegaréis a unas piedras colocadas a modo de puente para pasar al otro margen del río. En nuestra visita no había agua a esa altura.

Caseta Felix Rodriguez de la Fuente Parque Natural Barranco del Rio Dulce Guadalajara

Una vez al otro lado si siguierais la ruta naranja, comenzaríais el retorno por ese otro margen hasta llegar al puente de madera que antes nos habíamos saltado, cruzadlo y de vuelta. Pero, no va a ser lo hagamos. Nada más cruzar las piedras, en vez de girar a la derecha para retornar (veréis un cartel que indica la ruta), giraremos a la izquierda. A partir de este momento seguiremos las balizas azules.

Parque Natural Barranco del Rio Dulce Guadalajara

Este sendero nos va a llevar a la parte más alta del barranco, pasando por algunos pendientes con un desnivel que ronda el 10% pero durante cortos periodos de tiempo. En el camino, en varias ocasiones, veremos desde la lejanía el Mirador de Pelegrina del que os hablábamos al principio del relato.

Así que, durante un rato toca hacer un poquito de piernas, que haciéndolo tranquilamente no supondrá un esfuerzo demasiado alto, además, dadas las vistas siempre hay una disculpa para hacer lo que nosotros llamamos “operación descansillo”, que es buscar una excusa para que parezca que por lo que se para no es cansancio sino circunstancias coyunturales, como una foto, el paisaje, un cordón desabrochado… Confesad, que no somos los únicos con operaciones descansillo.

Parque Natural Barranco del Rio Dulce Guadalajara

La subida es ligeramente zigzagueante, y desde arriba se disfruta de buenas panorámicas. Está perfectamente señalizado por las balizas azules. Después del esfuerzo llegamos a un mirador.

Desde él comienza un descenso y nos estaremos acercando a la Cascada de Gollorio desde arriba (que es una cascada de la que no siempre se puede disfrutar, como veréis en nuestras imágenes no se ve una gota de agua caer, lo cual nos ha hecho plantearnos volver en primavera para poder verla).

Desde ese primer mirador continuamos en ascenso siguiendo las balizas hasta un segundo mirador. Este tramo tendrá una pendiente mucho menos pronunciada. Desde este segundo punto mirando de frente se vería la caída de agua (si hubiera agua) perfectamente, como no es el caso, nos conformamos con ver las formas de los cortados y la huella que deja el salto de agua en el terreno y las rocas.

Parque Natural Barranco del Rio Dulce Guadalajara

Desde aquí, durante unos metros seguimos subiendo ligeramente y ya comienza el descenso. Se abre una explanada, llegaréis a otra baliza azul y, casi a la misma altura, a la derecha, sobre la esquina de la fachada de una casa encontraréis pintada otra raya azul para que hagáis el giro de casi de 180 grados y empecéis el zig zag de descenso hasta el margen del Río Dulce. Atentos en ese punto porque nosotros nos lo saltamos y de golpe solo veíamos las balizas verdes (pertenecientes a la Ruta del Quijote), por suerte nos dimos tiempo a cuenta para retroceder.

Parque Natural Barranco del Rio Dulce Guadalajara

Una vez que estéis abajo, de nuevo metidos en la hoz, continuad por el margen del río (las balizas ya serán naranjas y azules) y llegaréis al puentecito de madera que, al principio, dejamos atrás. Ahora sí que hay que cruzarlo para incorporarnos al camino por donde empezamos la ruta. En los últimos metros tocará subir un poquito hasta el pueblo.

Parque Natural Barranco del Rio Dulce Guadalajara

Lo que nosotros tardamos no es representativo, hicimos muchas paradas, entre fotos, conversaciones, picnic en el mirador con charla, chaquetas puestas, chaquetas quitadas. Lo que se dice la típica ruta familiar, y no lo decimos por los peques solamente, sino porque los adultos, cuando nos juntamos, también somos muy cansinos. En total, según la información que nos arrojó el GPS que conectamos al iniciar la ruta, unos 6,5 km en unas 3 horas más o menos.

Un paseo muy agradable, en un día precioso de otoño, ideal para pasar un día en familia, o en pareja, o con amigos.

El Parque Natural del Río Dulce tiene un montón de rutas disponibles y señalizadas para poder realizar, así que es un destino bastante cercano a Madrid que puede proporcionar agradables paseos rodeados de naturaleza.

Si estáis interesados en otros rincones otoñales os recomendamos: 5 lugares para disfrutar del otoño al aire libre.

¿Tienes planes hoy?

Parque Natural Barranco del Rio Dulce Guadalajara



Tienes planes hoy / Autor & Editor

Somos una pareja de madrileños que intentan aprovechar el tiempo libre disfrutando de la experiencia de conocer diferentes lugares... Nos encanta movernos, descubrir rincones, comer bien, inmortalizar esos momentos y compartirlos con vosotros.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism y modificado y adaptado por ¿Tienes planes hoy?| Distributed By Gooyaabi Templates

¿Tienes planes hoy? Tiene todos los Derechos de Autor de Contenido Reservados (imágenes y texto)