29 de marzo de 2017

15 días en Irlanda e Irlanda del Norte. Día 14: Dublín

Tienes planes hoy
Notamos el vibrar de la cama, un tranvía tempranero ayuda a que nos despertemos cuando estábamos ya a puntito de hacerlo.

Dublin Temple Bar noche

Estamos en Dublín y el día al completo lo vamos a dedicar a visitar la ciudad, el día anterior solo fue un aperitivo. Al mirar por la ventana, ver, ver, no se ve nada. Estamos en los sótanos del hotel, se ve el suelo (no da directamente a la acera) y está mojado. Llueve ¡Qué raro!

Solo ha durado el sol un día. No se puede una dejar ilusionar. Las fotos de esta entrada alternaran imágenes soleadas del día anterior y las lluviosas de éste, para mostrar las dos caras de la ciudad. Y la entrada del día siguiente os mostrará otra cara de un Dublin lleno de color.

Dublin Irlanda

En el desayuno comenzamos con el yogurt con cereales y acabamos con las tostadas y el croissant. El desayuno continental de los campeones.

Amanecer por la mañana con un calzado que no sean las botas de montaña nos hace hasta ilusión. Aunque viendo como llueve…

Trinity College Dublin Irlanda

Primera parada, el Trinity College. Entrar al recinto es gratuito, es la entrada a la Biblioteca, en la que se encuentra el Libro de Kells, la que requiere pago. Cuesta 11 euros. Por 13 euros puedes tener derecho a la entrada a la Biblioteca y a disponer de un guía para que te vaya contando parte de la Historia del College. Nosotros optamos por la de 13 euros, la guía es en inglés, pero tenemos fe.

Trinity College Dublin Irlanda

En la puerta pone los horarios de las visitas guiadas y a nosotros no nos tocó esperar casi nada. Lo que no sabíamos era cómo íbamos a acabar esa visita. La guía, una estudiante del College, empieza a contarnos “cosas”. Y sí, digo “cosas” porque no podemos especificar con claridad qué cosas. Mientras recorríamos el campus caminando, ella hablaba y todos íbamos detrás con nuestros paraguas abiertos y las gotas golpeándolos, con lo que la acústica era malísima y todavía hacía más difícil la comprensión de la historia. Sí, ponemos excusas...

Trinity College Dublin Irlanda

Habló muchísimo. Era increíble, la historia del College debía ser totalmente apasionante, magnífica y divertida porque el resto de público de la visita se partían y “mondaban” (palabra muy de los 80) de la risa con sus historietas. Lo que no sabían ellos es que “quién ríe el último ríe mejor”.

Trinity College Dublin Irlanda

En una de la parte de la explicación, cuando habíamos pasado los 45 minutos de visita y nuestro cerebro ya estaba calcinado del esfuerzo de seguir la evolución del College desde que se produjo el Big Bang a nuestros días, el que no escribe me mira, veo sus pupilas chispeantes en las que parece estar fraguándose algo.. y me dice ¿hacemos un Moonwalker? Y se pone a dar los pasitos hacia atrás, como si Michael Jackson le poseyera, y a la vez se va agachando, como si desapareciera tragado por arenas movedizas mientras no podía contener la risa y él tampoco...

Trinity College Dublin Irlanda

Y esta fue la forma en la que huimos de aquella situación, con un Moonwalker, sin querer mirar atrás mientras se nos saltaban las lágrimas de la risa. Y lo hicimos camino de la Biblioteca. 

Pero bueno, antes deberíamos contaros algo de lo que nos contaron a nosotros sobre el Trinity College, pero con lo que os hemos relatado … ¿Os fiáis de nuestra información? Es por ello que os dejamos a vosotros mismos que os ilustréis sobre la trayectoria de la más prestigiosa universidad de Irlanda.

Biblioteca Trinity College Dublin Irlanda

La Vieja Biblioteca del Trinity College es una maravilla. Algo tienen las bibliotecas que atrapan. Un aroma diferente y esos libros de cantos gigantes, los estantes de madera oscura. Nos pareció muy bonita. El mayor tesoro está en tener el Libro de Kells, que desde hace unos años, además, está prohibido que salga de las cuatro paredes de la Biblioteca, dado que sufrió un gran deterioro en el último préstamo que se realizó.

Biblioteca Trinity College Dublin Irlanda

El libro de Kells es uno de los pocos manuscritos que han sobrevivido de la Edad Media, considerándose un tesoro del arte medieval religioso. Kells es un pueblo de Irlanda, lugar en el que se escribió. Es una pieza de cristianismo celta que contiene los cuatro evangelios. Sus ilustraciones y acabados son impresionantes. Ésta es la única pieza que no dejan fotografiar en la visita a la Biblioteca Vieja del Trinity College. Nos gustó mucho.

Biblioteca Trinity College Dublin Irlanda

Salimos a la lluvia de nuevo y continuamos callejeando, os vamos a ir comentando lugares que vimos aunque no sigamos un orden exacto, ya que cuando estas turisteando por una ciudad se dan muchas vueltas sin un sentido claro.

Pasamos de nuevo por el Temple Bar, en ese momento, muchísimo más tranquilo.

Barrio Temple Bar Dublin Irlanda

A principios del s.XVII William Temple compró los terrenos donde hoy en día se encuentra este barrio. En el s.XVIII se estableció en este área la Casa de Aduanas, lo cual fue atrayendo a esta zona muchos más habitantes y favoreció la creación de locales de restauración y ocio.

Temple Bar Dublin Irlanda

El Temple Bar es un barrio adoquinado lleno de callejuelas en las que se entremezclan, pubs, restaurantes y pequeño comercio. Un lugar en el que se escucha música y dónde la vida nocturna fluye con energía.

Calles Temple Bar Dublin Irlanda Calles Temple Bar Dublin Irlanda


Durante el día nos acercamos a las inmediaciones del castillo de Dublín. Seguía lloviendo sin parar.

Castillo Dublín Irlanda

El castillo de Dublín desde los exteriores no tiene el típico aspecto de fortaleza, y es que en el s.XVII sufrió un incendio que obligó a su reconstrucción. Se puede visitar el interior, aunque nosotros nos limitamos a ver los exteriores del mismo.

Castillo Dublin Irlanda

Pasamos Christ Church, la Catedral de la Santísima Trinidad. A pesar de lo que nos gustan las catedrales, lo que más nos apetece es pasear por Dublín, así que nos entretenemos en sus exteriores.

Catedral Christ Church Dublin Irlanda

Dublín tiene dos catedrales, ésta y la de San Patrick. Christ Church es la más antigua de las dos y posee la cripta más grande de toda Gran Bretaña e Irlanda. El precio de la entrada es de 6,50 Euros. Sus orígenes datan del s.XI, aunque fue sufriendo diferentes ampliaciones.

Catedral Christ Church Dublin Irlanda

Seguimos por Dublín, vamos en busca de la prisión cárcel de Kilmainham, Kilmainham Gaol, que está a unos 40 minutos. Y con esa idea de que Dublín es pequeño, decidimos hacerlo andando, pero las distancias se comen el tiempo.

Calles Dublin Irlanda puertas

La cárcel se inauguró en el s.XVIII. Es un edificio que guarda gran parte de la historia de Irlanda y que se recorre a través de una visita guiada en inglés. Pero miramos la hora, vemos que nos vamos alejando del centro, que es la hora de comer y no encontramos dónde, y decidimos volver a la zona central para tomar algo porque se nos ha pasado el tiempo.

Calles Dublin Irlanda

Deciros que para esa tarde teníamos ya sacadas las entradas para visitar la Fábrica de la Cerveza Guinness (Guinness Storehouse). Lo hicimos por internet porque salía más económico y la hora de entrada que escogimos eran las 17:30. El precio varía en función de la hora. Cuando sacas las entradas te envían un número de referencia al correo y con ese número se imprimen las entradas en las máquinas que hay en la entrada del local.

Así que, visto que por la tarde teníamos cita y que a la cárcel no nos iba dar tiempo a llegar y visitarla, volvemos a comer al Temple Bar. La “fast food” se apodera de nuestra comida y ponemos rumbo hacia la Catedral de St Patrick.

Es decir, volver a andar lo desandado anteriormente. Camino de la catedral de St Patrick y, buscando un baño con urgencia para el que no escribe, nos encontramos la Iglesia de San Audoen, de las más antiguas de Irlanda (s.XII-XIII). Entramos en su interior. Hay una parte que es una especie de exposición y luego tienes acceso a una parte de la iglesia y parte de ruinas de la misma.

Iglesia de San Audoen Dublin Irlanda

Es muy pequeña y le dedicamos un ratito antes de continuar camino de St Patrick. 

Llegamos a la Catedral de St Patrick. La catedral más grande de Irlanda. Se eligió su ubicación porque teóricamente existía un pozo donde el patrón de Irlanda, San Patricio, bautizaba a los conversos.

Catedral St Patrick Dublin Irlanda

La iglesia está rodeada de unos jardines en los que decidimos tomarnos un respiro. Nos sentamos un rato allí para retomar fuerzas. Hay algunos que directamente se tumban a descansar. Que nosotros tendremos fama de siesta pero sales de España y ves que el que puede aprovecha el momentito.

Catedral St Patrick Dublin Irlanda

Sentados en aquel parque con la Catedral de San Patricio frente a nosotros, y tocando la última tarde que estaríamos en Dublín, ya que al día siguiente en esas horas estaríamos en el aeropuerto, valoramos un poco el viaje por Irlanda y nuestras primeras impresiones sobre Dublín. Una ciudad que nos está dejando con un sabor un poco agridulce. No le acabamos de encontrar el encanto.

Dublin Irlanda

Al mirar el reloj es la hora de ir a la Guinness Storehouse. Para llegar seguimos las indicaciones del Maps que nos mete por algunas callejuelas que no nos dan especial seguridad. No es que veamos nada claro como para desconfiar, pero hay algo que hace de esa zona poco confiable. Todo sensaciones, ningún hecho objetivo. Pero nos pasa a los dos.

Guinness Storehouse Dublin Irlanda

En la Guinness Storehouse cogemos una audioguía para cada uno (1 euro) y comenzamos la visita. Tienes una hora de entrada pero no vas en grupo, una vez que entras, cada uno va a su aire.

Visita Guinness Storehouse Dublin Irlanda

La visita es a una fábrica museo. No tiene nada que ver a las experiencias que hemos vivido cuando hemos visitado una destilería de whiskey (Escocia) o una Bodega de Vino (La Rioja), por ejemplo. Aunque vas pasando por las diferentes fases, está montado de una forma más tipo “educativo” que por una experiencia real. Esto solo es una apreciación descriptiva. Personalmente nos gustan más las experiencias de la destilería y bodega que ésta de Guinness, pero entrar en la Storehouse también nos encantó.

Interior Guinness Storehouse Dublin Irlanda

Son varias plantas.  Te dan muchísima información. Bajo nuestro criterio, la audioguía en esta actividad sí es interesante, dado que además, se utiliza vocabulario específico de la materia.

Visitar Guinness Storehouse Dublin Irlanda

Con el precio de la entrada (en nuestro caso ascendió a 16 euros persona), cuando acabes la visita puedes subir a la planta de arriba para degustar una Guinness.

Visita Guinness Storehouse Irlanda Dublin

En verano dejan de servirlas a las 19:00 horas. El atractivo que tiene, además, es que desde arriba se tiene unas vistas de 360 grados sobre Dublín. No son unas vistas que nos enamoren, pero no dejan de ser unas buenas vistas sobre la ciudad.

Mirador Guinness Storehouse Dublin Irlanda

En su conjunto nos gustó la experiencia y la disfrutamos. Además, en su interior permiten hacer fotografías, así que, para dos enfermos como nosotros, eso ya es un punto a favor.

Vistas Guinness Storehouse Dublin Irlanda

Salimos hacia las 19:30h. Decidimos evitar el callejeo por el que habíamos llegado y cogemos las dos calles principales. Vamos hacia el Temple Bar, otra vez. Nos apetece sentarnos y disfrutar de Dublín. Que hasta ese momento es lo que más nos ha gustado de la ciudad, el buen ambiente que hay.

Temple bar noche Dublin Irlanda

Nos sentamos un rato en unos escalones que hay en la zona más céntrica del Temple Bar y volvemos a hacer un poco balance del día y de la ciudad. Frente a nosotros hay un pub dónde está tocando y cantando un grupo que nos gusta. Así que amenizan nuestra parada con la música que sale por la puerta abierta, donde se asoma todo aquel que pasa al lado.

Temple Bar noche Dublin Irlanda Temple Bar noche Dublin Irlanda


No sabíamos qué cenar. Llevábamos tomando ensaladas, estofados y demás varios días. ¿No os pasa a vosotros que cuándo lleváis más de 10 días fuera de casa haciendo todas las comidas fuera, no sabes qué tomar? Y mira que nos gusta comer.

Dejamos que la hora se caiga encima mientras seguimos disfrutando del discurrir de la vida en Dublin y acabamos tarde en un Friday’s. Nada reseñable que destacar, es un Friday’s. 

Nuestro último paseo nocturno nos regala la canción de Galway Girl una vez más, está a tope la zona.

Musica directo Temple Bar Dublin Irlanda

Con un paseo, vamos volviendo al hotel muy cansados. Al llegar teníamos que empaquetar todo el equipaje, al día siguiente volvíamos a casa, pero aún nos quedaba pasear un poco más Dublín, teníamos toda la mañana para disfrutarlo y además nos mostraría su cara más soleada y colorida.

¿Tienes planes hoy?

Puente O'Connell Dublin Irlanda


27 de marzo de 2017

15 días en Irlanda e Irlanda del Norte. Día 13: Kilkenny - Glendalough - Dublín

Tienes planes hoy
Último día en el que vamos a tener el coche a nuestra disposición. Amanecemos en Kilkenny, después de un intenso día anterior, desde allí hasta Dublín vamos a cubrir una serie de paradas. Lo primero, visitar Kilkenny, lo siguiente parar en las Wicklow Mountains y ver Glendalough y, finalmente, llegar a Dublín, dejar el coche y comenzar a descubrir la capital de Irlanda.

Glendalough Condado de Wicklow Irlanda

Aquella mañana pretendíamos madrugar, pero remoloneamos un poco en la cama. Tras ducha y desayuno, a las 9:30 de la mañana tenemos el equipaje cargado en el maletero. Nos permiten dejar el coche aparcado en el aparcamiento del hotel, algo que nos viene perfecto para poder visitar la localidad.

Kilkenny probablemente fue el lugar que más nos gustó de Irlanda. Fue el conjunto en general, sus calles y zonas monumentales. Es la ciudad más pequeña de Irlanda.

Calles Kilkenny Irlanda Calles Kilkenny Irlanda

























Lo primero que hacemos es ir a la catedral que está al lado de nuestro hotel. Por suerte parece que ha parado de llover y el cielo quiere despejarse. Antes de entrar a visitar el templo llamamos a Europcar para preguntarles si cabría la posibilidad de devolver el coche en el centro de la ciudad, en vez de en el aeropuerto, donde lo habíamos recogido. Al principio, decidimos hacerlo en el aeropuerto para que fuera en el mismo lugar de recogida y, sobre todo, para evitar entrar por el centro de una ciudad conduciendo por la izquierda. Pero visto que estaba cogido perfectamente el tranquillo, pensamos que para ese día nos era mucho más operativo dejarlo en el centro de la ciudad, ganábamos tiempo y no teníamos que complicarnos con las maletas y el transporte público. Nos dicen que no hay problema y que no tiene coste adicional. Perfecto

Catedral Kilkenny Irlanda

La Catedral de Kilkenny tiene un precio de entrada de 4 euros. Tiene una torre circular de las que ya hemos hablado en otras entradas, si quieres subir a ella son 3 euros. Si quieres visitar la catedral y subir a la torre, el pack son 6 euros. Nosotros decidimos que solo queremos visitar la Catedral de Saint Canice, donde nos dan un documento que informa sobre los detalles de la catedral, que posteriormente tienes que devolver.

Interior Catedral Kilkenny Irlanda

En el lugar donde se asienta la catedral previamente hubo un conjunto monástico. De él queda la torre circular, que se alza por encima de los 30 metros sobre el suelo. El interior de la catedral nos gustó bastante. Sus orígenes se remontan al s.XIII, aunque ha tenido que ser restaurada debido a los daños que recibió tras los pasos de Cromwell. A sus alrededores se extiende un cementerio.

Catedral Kilkenny Irlanda

Después de visitar la catedral, ponemos rumbo hacia la Abadía Negra. Pero en ese momento no podemos verla por estar en oficios, así que decidimos, para aprovechar el tiempo, continuar con la visita a la ciudad y dejar la abadía para el final.

Abadía Negra Kilkenny Irlanda Black Abbey

Kilkenny es una ciudad de corte medieval. Seguimos camino al castillo y en el camino pasamos por la Catedral protestante.

Catedral protestante Kilkenny Irlanda

Nos llama la atención porque por fuera tiene un aspecto bastante atractivo, pero al entrar sigue en la línea de los templos protestantes, bastante normal y con poco elemento atractivo, artísticamente hablando.

Interior Catedral protestante Kilkenny

Al llegar al castillo de Kilkenny, lo primero que encontramos son los jardines, de acceso gratuito. Los que hay en la zona trasera tienen un cierto corte afrancesado, mientras que los que hay en la parte frontal son más británicos, una inmensa pradera en las que dan ganas de ponerte a saltar.

Jardines Castillo Kilkenny Irlanda

El castillo anglonormando es originario del s.XII y es visitable. La entrada tiene un precio de 7 euros, y con un guía tiene que ser bastante chulo. Nosotros no tenemos guía pero sí que decidimos entrar a verlo. Actualmente, es patrimonio de la ciudad. La familia que lo tuvo en su poder durante siglos decidió cederlo debido a los altos costes de mantenimiento. Por él solo pidieron 50 libras (en su momento), diciendo que no querían ver cómo se iba deteriorando.

Castillo Kilkenny Irlanda

El interior recuerda más a un palacio, pero está muy bien ambientado y la verdad es que disfrutamos mucho contemplando cada una de las estancias. La visita interior es corta.

Interior Castillo Kilkenny Irlanda

Vamos tomando el camino de vuelta hacia el coche y, mientras, disfrutamos de unos rayos de sol que nos ciegan después de días sin verlos, de las calles y de la entrada en la Abadía Negra que, por fin, parece haber acabado con los oficios.

Abadía Negra Kilkenny Black Abbey

El nombre de este templo que suena como a misterio, leyendas y sucesos extraños, nada tiene que ver con ello. Los dominicos, conocidos como frailes negros porque vestían así, dieron nombre a este lugar en el que vivían y oficiaban sus misas.

Interior Abadía Negra Irlanda Black Abbey

Este templo, de entrada gratuita, es realmente bonito. Su interior es realmente llamativo y su exterior es como viajar directamente a la Edad Media. Se construyó en el s.XIII, aunque fue sufriendo algunas ampliaciones y remodelaciones en los s.XIV y XV. Las vidrieras son preciosas.

Salimos de la Abadía Negra (Black Abbey) y continuamos paseando por esta ciudad medieval, que se convierte en el destino urbano que más nos ha gustado del viaje.

Calles Kilkenny Irlanda

Al llegar al coche, encendemos el GPS y… y la liamos. Los mapas de europa los llevamos en una tarjeta SD, la hemos sacado sin querer estando encendido, se queda pillado y no conseguimos que vuelva a funcionar hasta nuestra vuelta a España. Nos toca tirar de GPS de móvil.

Pues vamos hacia Glendalough, en la zona de las Wicklow Mountains. Gran parte del trayecto es por autopista, hasta que el Maps nos dice que tenemos que salirnos por una carretera estrecha. Nos dejamos llevar, aunque por allí no había señal alguna que indicara nuestro destino. Vamos pensando que igual somos de los que acaban saliendo en las noticias porque el GPS les ha llevado al fondo de un lago. Al cabo de unos 30 km, vemos la primera señal en esas carreteras estrechas, parece que no vamos mal…

Paisaje Wicklow Mountains Irlanda

El día se ha quedado espectacular. Un día de estos en los que brilla el sol y el cielo parece estar repleto de nubes algodonadas. Una preciosidad. De hecho, todo se ve mucho más bonito. Estamos seguros que debajo de esa nube que ha cubierto Irlanda durante nuestras vacaciones había un país precioso. Nosotros hemos hecho lo que hemos podido.

Nos encontramos un Mirador en el que poder parar: Mountain Gap. Vamos por la R756 que ofrece unos bonitos paisajes.

Mirador Mountain Gap Wicklow Mountains Irlanda

Al poco tiempo, paramos en el siguiente punto en el que hay un lugar para estacionar coches, con un puente sobre el río y una vista hacia el infinito. Está precioso, y sobre todo, nosotros nos sentimos muy liberados pudiendo disfrutarlo sin viento, ni lluvia castigándonos. Disfrutamos con las cámaras y de poder respirar tranquilos.

Paisaje Wicklow Mountains Irlanda

En poco tiempo, desde esa parada llegamos a Glendalough. Aquí se encuentra uno de los más populares recintos monásticos de Irlanda. Fundado por el monje Kevin lo compone algo más de 12 edificios de los siglos del X-XII.

Desde esta zona, donde se haya el Centro de Visitantes, hay diversas rutas para poder realizar en el entorno de las montañas Wicklow. Nosotros, como tenemos el día un poco apretado, lo que hacemos es ir andando desde el aparcamiento que está al lado del primer lago hasta el segundo.

Glendalough Condado Wicklow Irlanda

Lo primero, paseamos por el entorno en el que se encuentra el cementerio y las ruinas. Luego ponemos rumbo hacia los lagos. Hacemos la ida por el lado derecho y la vuelta por el izquierdo. 

Glendalough Condado Wicklow Irlanda

Existe otro parking que está justo entre los dos lagos, por si no queréis caminar. Nosotros después de ver las ruinas intentamos poner rumbo hacia el lago, pero lo hacemos por la carretera, en vez de por la zona interior y, cuando llevábamos unos metros, nos vemos obligados a salta un muro de piedras que nos separaba del camino “verdadero”. Con lo que me gusta saltar…

Camino al Upper Lake Glandalough Condado Wicklow Irlanda

Comemos en el camino, en un banco. El día sigue precioso y nos está dando mucha rabia no tener más tiempo para disfrutar de esta zona. De haber sabido cómo se iba a dar todo, nos habríamos quedado un día por este lugar para hacer algo de senderismo. Claro que si nos llega a llover como los días anteriores, seguro que no pensaríamos lo mismo.

Comemos a la velocidad de la luz. No nos podemos abandonar demasiado, ya que la oficina de alquiler de Dublín Center cierra a las 18:00 horas. El camino va por el margen del lago pero algo alejado. Es una pena que no sea una zona menos acondicionada que te permita salir del camino.

Lago Glendalough Condado Wicklow Irlanda

Llegamos al segundo lago (Upper Lake). La imagen es preciosa, habría merecido la pena comer allí, mejor que en el camino. Es una pena no tener más tiempo para continuar con el paseo.

Lago Glandalough Condado Wicklow Irlanda

Nos quedamos un rato por allí, haciendo algunas fotos y disfrutando del paisaje irlandés. No hemos tenido muchas oportunidades de ver Irlanda así y volvemos por el margen opuesto del lago, en unos treinta minutos más o menos.

Glendalough camino lago Condado Wicklow Irlanda

El GPS nos díce que aproximadamente desde Glendalough a Dublín hay poco más de una hora. En el camino nos vamos planteando si ir primero al hotel a dejar las maletas y luego dejar el coche, pero según vamos echando cuentas vemos que el tiempo está bastante ajustado. Dudamos en, al menos, tres ocasiones, cambiando el destino del GPS, pero finalmente optamos por ir a la oficina de Europcar a devolver el vehículo. 

Meterse por Dublín con el coche no supuso ningún inconveniente especial, el que no escribe es todo un profesional y quitando que se hace un poco raro moverte con más tráfico, se desarrolla todo con bastante facilidad.

Allí estacionamos el coche en la calle y entramos en la oficina. Hay muchísima gente devolviendo y cogiendo vehículos. Tras esperar un rato, nos atienden, no hacen prácticamente revisión al coche (llevábamos seguro a todo riesgo) y nos dan el visto bueno. Desde allí, se nos ocurre que lo mejor iba a ser coger un taxi hasta el alojamiento, así que les pedimos el favor de si nos pueden llamar a uno. En no más de 10 minutos nos está recogiendo enfrente de la oficina, a nosotros, nuestras maletas y todos los complementos.

Dublin Irlanda

El taxi hasta el hotel nos costó 11 euros, que bienvenidos fueron, porque ahorramos mucho tiempo, no cargamos con nada y fuimos de puerta a puerta. Además, el taxista resultó ser un cachondo. Nos fue dando conversación y además tuvimos la oportunidad de ver un choque entre coches en directo en medio de la calle y poder hacer los comentarios pertinentes. El conductor nos dio algunas recomendaciones, de las que entendimos el 25% y nos dijo que habíamos elegido buena zona para alojarnos. Llegamos a destino.

El hotel elegido en Dublín fue Albany House. A ver, cuando entras en este hotel tiene muy buena pinta. Los espacios comunes son bonitos y agradables, de estilo victoriano, parecen querer ser mucho más de lo que luego es. Cuando entras en las habitaciones es algo viejuno y decadente, a mí lo de ver desconchones en una pared nunca me ha dado confianza, Sabíamos que no tenía ascensor y habíamos leído que las escaleras tenían lo suyo. A nosotros nos dan sótano. Está claro que es nuestro sino, porque en Edimburgo también nos tocó habitación, sin vistas, en los infiernos. En este caso lo bueno es que no había demasiadas escaleras que subir y bajar, lo malo que los tranvías pasan por ahí, así que, de vez en cuando, se activa la función vibración del cuarto cuando pasa el tren. Tiene wifi. La habitación está bien de tamaño y la cama es cómoda, la ducha también está muy bien y las toallas en la línea de todas las que hemos encontrado en Irlanda… mal.

Hotel Dublin Irlanda

El desayuno es continental con algo de buffet, cereales, macedonia, zumo, yogurt. Poco donde elegir, tiramos de los clásicos, que nos valen perfectamente, tostadas y croissant. La cama normal, bien de tamaño.

El hotel está muy bien ubicado, a unos 10 minutos del centro, el barrio es de corte georgiano, al lado del Stephen Green Park.

Nos instalamos, nos vestimos de urbanitas y arriesgamos a no llevarnos el paraguas. Es un día de sol. En el hotel nos dan un mapa y nos vamos a pasear un poquito por Dublín.

Calles Dublin viaje Irlanda

Durante una hora y media, más o menos, nos damos una vuelta sin dirección concreta. Llegamos a Stephen Green Park, nos vamos adentrando en el casco y de golpe ¿Qué ven nuestros ojos? En Dublín no llueve pero ha sido tomado por el espíritu de Ennistymon y la Guerra de los Mundos. Dublín está levantado por obras.

Calles Dublin Irlanda

Entramos en los jardines del Trinity College, el cual visitaríamos al día siguiente y nos acercamos al Temple Bar.

Trinity College Dublin Irlanda

Temple Bar, ese barrio donde Dublín palpita, está llenísimo de gente. Suena la música por todas partes y el ambiente es espectacular. Nos gusta muchísimo la sensación que nos da.

Barrio Temple Bar Dublin Irlanda

Nos dejamos llevar por la emoción y entramos en el bar con el mismo nombre que el barrio y que es protagonista en la mayoría de fotografías de la zona, el Temple Bar y nos pedimos unas Guinnes mientras suena música en directo.

Interior pub Temple Bar Dublin Irlanda

Así que decidimos cenar en el barrio. Elegimos la cadena GBK: hamburguesa de queso azul, para el que no escribe y ensalada de chili y pollo para mí. Agua para beber. Total 20€. El local, lleno de gente, nos pareció una buena opción para tomar algo informal a un precio ajustado porque, además, ambas cosas estaban buenas, resaltando la ensalada.

Cenar en Dublin Irlanda Cenar en Dublin Irlanda


Después de cenar seguimos paseando un poco por el barrio, nos paramos a ver algunas actuaciones, tanto callejeras como otras que se vislumbran a través de las ventanas de los locales. Nos lanzamos a hacer a alguna foto nocturna y de vuelta al hotel.

Noche Dublin Irlanda

Ha sido uno de esos días en que las cosas han salido bien. Kilkenny ha resultado ser una ciudad medieval con bastante encanto y edificios históricos, las Wicklow Mountains nos han regalado paisajes irlandeses soleados y la llegada a Dublín nos ha devuelto el ambiente de ciudad con mucha alegría. 

El día siguiente lo dedicaremos íntegro a Dublín y aprovecharemos esa entrada para resumir los principales puntos de interés de la ciudad 

El viaje está cerca de tocar a su fin…

¿Tienes planes hoy?

Calles Dublin viaje Irlanda


Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism y modificado y adaptado por ¿Tienes planes hoy?| Distributed By Gooyaabi Templates

¿Tienes planes hoy? Tiene todos los Derechos de Autor de Contenido Reservados (imágenes y texto)