19 de octubre de 2014

El Nacedero del Urederra: paisaje multicolor

El Nacedero del Urederra es un enclave natural de gran belleza. Se encuentra en Navarra, en la Sierra de Urbasa-Andía. Nosotros viajamos en otoño, en el mes de noviembre. Entonces el paisaje era un auténtico espectáculo y fuimos conscientes de haber elegido una magnífica fecha para su visita.

Nacedero del Urederra


Fuera de estas fechas, el paseo tiene que ser también muy atractivo, y es que el Urederra, río protagonista de esta escapada, es muy peculiar. Urederra, se traduce como “aguas bellas” y tiene mucho sentido cuando ves los tonos tan diversos que se pueden contemplar en él. Azules turquesas, azules verdosos, tonalidades que varían mucho en función de los reflejos de la luz o el día en que lo visites. Si buscáis imágenes en la red, podréis comprobar la diferencia entre las imágenes tomadas por unos y por otros en función del día o temporada.

Nacedero del Urederra


Para visitar esta Reserva Natural tenéis que ir al pueblo de Baquedano, allí tendréis un aparcamiento donde hay que estacionar y desde ese punto acceder al camino que lleva hacia el nacedero. El año pasado no existía ningún control de aforo, pero desde la Semana Santa de 2014, éste se ha establecido y está fijado en 450 personas. Y no nos extraña, ya que pudimos encontrar a muchísima gente realizando este paseo y estaba en algunos tramos bastante masificado. Suponemos que, gracias a esta medida, seguro que se deteriora menos el entorno y se puede disfrutar más de él; todos ganamos.

Nacedero del Urederra


Así que, si os sentís atraídos por este lugar que os presentamos, lo primero que tenéis que hacer es reservar vuestra plaza. Lo podéis hacer online en este enlace. El 60% de las plazas se dejan para este sistema, con lo que otra opción es madrugar por el 40% restante que quedan disponibles para la venta directa allí, a partir de las 9.30 a.m.. Por lo visto, según comentan en la web, luego durante el día, según va saliendo la gente, van dando entrada a nuevas personas hasta completar el aforo.

Nacedero del Urederra

Como os comentábamos, el año pasado, por estas fechas, este sistema no existía, llegabas y entradas. Tenías que dejar el coche en un aparcamiento (ahora también), por el cual nos cobraron unos 3 euros (por vehículo independientemente del número de personas) al ser fin de semana. Actualmente, hemos comprobado que el precio del aparcamiento es el mismo.

Nacedero del Urederra




Si por algún motivo, y dadas las restricciones de aforo que hay en la actualidad, no pudierais entrar, no os preocupéis, si bien es un recorrido que nos pareció precioso, los alrededores de éste, por la sierra de Urbasa, son una maravilla. Creemos que es uno de los lugares más bonitos donde hemos disfrutado del otoño. De hecho, cerca de allí, tenéis el Hayedo Encantado, al que si tenéis la oportunidad deberíais acercaros, es alucinante.

Nacedero del Urederra Nacedero del Urederra


Volvemos al Nacedero del Urederra. El recorrido es muy cortito, un poco menos de 5,5 km ida y vuelta, tiene un desnivel de 200 metros y transcurre principalmente por una zona boscosa y húmeda. Por esta última razón, os recomendamos, sobre todo, que llevéis un calzado cómodo y adecuado. En estas fechas, además, suele estar el suelo con una alfombra de hojas y, con la humedad y el barro, lo mejor es ir preparados para disfrutar cómodamente de la experiencia. Si tenéis perros podéis llevarlos siempre y cuando vayan agarrados.

Nacedero del Urederra


Desde el pueblo se llega hasta la pista forestal, luego se inicia un camino en el que en unos metros se bifurca en dos. La ruta está marcada por balizas, nosotros, como de costumbre, en la bifurcación cogimos la senda equivocada, la de la derecha que va en ascenso. Y caminamos un ratito hasta que algo nos dijo (seguramente la soledad) que no íbamos bien, o quizá sí, nunca lo sabremos, porque retrocedimos de nuevo hasta la bifurcación para tomar el camino de la izquierda.

Nacedero del Urederra Nacedero del Urederra


Y desde ese punto nos sumergimos en un paseo de mil tonalidades de naranjas y amarillos. Un ambiente teñido de un tono anaranjado en el que sonaban las pisadas y el murmullo del Urederra nos acompañó durante todo el camino.

Nacedero del Urederra


Algunas pozas, pequeñas cascadas, árboles desnudos y suelos en los que no se podía ver la tierra al estar cubiertos por las hojas de los árboles. Pequeños ecosistemas que se reparten en las 119 hectáreas que conforma esta Reserva Natural. Lástima no haber podido ir un día de diario, porque era complicado plasmar con la cámara lo bonito del lugar y, una vez más, para nuestra pena, no hacemos justicia con las imágenes.

Nacedero del Urederra
Nos encontramos, curiosamente, como a la mitad del recorrido a unos recién casados haciéndose el reportaje fotográfico, que no entendemos cómo llegaron hasta la poza con el vestido de novia blanco impoluto.

Numerosas hayas son las responsables de esta tonalidad del ambiente, aunque durante el camino encontramos también robles, tejos y una diversidad en cuanto a flora.

Para llegar al nacedero hay que cruzar un puente de tablones de madera, entonces aparecen esos 600 metros de caída donde cae en forma de cascada un río que tan solo tiene 19 km de longitud y desemboca en un afluente del río Ebro, el Urederra.

Nacedero del Urederra Nacedero del Urederra


Las tonalidades turquesas y azules del agua están condicionadas a las circunstancias meteorológicas. En nuestra visita, hubo lluvias previas, así, el fondo del río tenía bastantes hojas, lo que hacía que se tiñera de un tono más verdoso y opaco en algunos tramos. Por otro lado, el día estaba nublado, pero en determinadas ubicaciones cuando salía el sol, o la poza era más profunda se podía observar esa diversidad tonal que impacta.

Nos pareció un precioso recorrido. Un paisaje idílico en todos los sentidos.

Nacedero del Urederra Nacedero del Urederra


La visita puede durar desde una hora y media a lo que desees. Es fácil quedarte atraído por ese paisaje, no os decimos nada si encima te gusta la fotografía, el tiempo muerto se puede convertir en tu compañero de paseo. Pensamos que la media puede rondar las dos horas y media.

Nacedero del Urederra


Cuando acabamos el recorrido intentamos comer en el mismo pueblo de Baquedano, pero estaba completo y era un poco tarde. Así que, guiados por una publicidad que nos dejaron en el coche, nos acercamos al camping cercano, el Camping Artaza. Para nosotros fue una experiencia totalmente recomendable, comimos estupendamente, una relación calidad-precio excepcional para quién pueda interesar.

Los paisajes otoñales son irresistibles para la mayoría de nosotros, hace un par de semanas os recomendábamos 5 lugares en los que disfrutar del otoño al aire libre (donde incluíamos éste, entre otros), pero pensamos que este nacedero tiene que ser espectacular en cualquiera de las estaciones. Navarra tiene enclaves mágicos.

¿Tienes planes hoy?

Nacedero del Urederra





Leer más...

13 de octubre de 2014

Molinaseca: una parada en el Bierzo

Molinaseca es un pequeño pueblo de España situado en la comarca del Bierzo, León. Se convierte en lugar de paso de muchos peregrinos del Camino de Santiago y, también, un lugar para hacer una parada para aquellos amantes que disfrutan del turismo rural. 

Molinaseca pueblo del Bierzo


La escapada en la que conocimos este municipio probablemente haya sido el viaje en el que más nos ha llovido nunca. Una Semana Santa, que si bien, en casi todas llueve, en esa fue algo impresionante. Elegimos como destino la provincia de León, alojamiento en Ponferrada, y luego, en la medida que el clima lo permitió, nos dedicamos a conocer paisajes, pueblos y pequeñas ciudades con calma, muchísima tranquilidad y paraguas.

Molinaseca pueblo del Bierzo Molinaseca pueblo del Bierzo


La provincia de León tiene muchos atractivos. Si te gustan los paisajes, por ejemplo, tienes Las Médulas, un paraje totalmente sorprendente. Si te gusta el turismo rural, hay numerosos pueblecitos que aportan paseos muy agradables y te incitan a la gastronomía, el reposo y la tranquilidad. Hace un tiempo, os hablábamos, por ejemplo, de Castrillo de los Polvazares. Y luego tiene ciudades como, por ejemplo, Astorga, con edificios tan sorprendentes en tierras castellano-leonesas como el Capricho de Gaudí.

Llegamos a Molinaseca con pocas pretensiones y, cuando cogimos desde la plaza del Cruceiro, la calle Real, con sus casas blasonadas, de piedra y travesaños de madera, con aspecto de palacios y casonas, unas al lado de la otra, empezamos a disfrutar. 

Molinaseca pueblo del Bierzo Molinaseca pueblo del Bierzo



La sorpresa se hallaba al final de la misma, allí el río Meruelo está cruzado por un puente medieval del s.XII, el Puente de los Peregrinos. Buen nombre para el lugar, desde donde acceden multitud de ellos para atravesarlo peatonamlente y adentrarse en la localidad a reponer fuerzas. Este puente tiene siete arcos, tres de ellos parecen parcialmente soterrados y se piensa que son los más antiguos. Y como decíamos, bajo el puente transcurre el río, que en verano se convierte en piscina improvisada donde refrescarse y disfrutar de las terrazas que se ponen alrededor.

Molinaseca pueblo del Bierzo


En nuestra visita, en cambio, no estaba la meteorología para ofrecer una estampa veraniega, a pesar de ello, las vistas desde este lado del municipio, cruzando el puente son muy bonitas.

Sobresale por encima de los tejados que conforman las estrechas calles de la localidad el perfil de la Iglesia de San Nicolás Bari, del s.XVII. En su interior encontraréis un retablo barroco.

Molinaseca pueblo del Bierzo


Pero si hay un templo que ha tenido importancia para Molinaseca es el Santuario de Nuestra Señora de las Angustias. Tanta devoción parecía levantar este lugar santo que dicen que los peregrinos al pasar se llevaban astillas de sus puertas de madera como reliquias y que, por esta razón, tuvieron que cubrirlas de metal.

Desde hace tres años, este municipio se ha sumado a las fiestas del Magosto (o castañada), las cuáles os mencionamos porque se celebrarán próximamente, a principios de noviembre. El pueblo se envuelve de festividad con música, y los alimentos reyes del día son las castañas y los bollos preñaos (muy otoñal). Si viajáis, en cambio, a mediados de agosto, os encontraréis con una batalla de agua por sus calles, en sus populares fiestas del agua.

Molinaseca pueblo del Bierzo


Molinaseca es uno de esos destinos que puede pasar desapercibido en nuestro denso mapa pero, si estáis por la zona de León, o tenéis planificado un viaje o escapada rural por allí, es una parada muy agradable en el camino. Bonita imagen, turismo tranquilo y gastronomía leonesa...

¿Tienes planes hoy?

Molinaseca pueblo del Bierzo





Leer más...

3 de octubre de 2014

5 lugares para disfrutar del otoño al aire libre

El otoño es así… mágico. No queremos repetirnos como hacemos cada año, con que si es bucólico, nostálgico, romántico, que si el humo de las chimeneas, la caída de las hojas, la fiesta de las setas, el frescor de la sobremesa. No, este año estamos menos cursis y vamos directamente al grano: lugares mágicos en otoño, planes otoñales que quitan el sentido… Hoy mezclamos naturaleza y otoño en esta entrada y os traemos algunas visitas naturales que os recomendamos para esta estación.

Paísaje de otoño: Nacedero del Urederra


EL HAYEDO DE MONTEJO

El Hayedo de Montejo es uno de los hayedos más meridionales de toda Europa. Se encuentra a unos 100 km de Madrid, y a otros 100 Km de Guadalajara. Es un destino codiciado y protegido, por lo que tiene un aforo limitado y es necesario hacer una reserva previa en el Centro de Recursos, o madrugar un poquito.  

Hayedo de Montejo


La visita se realiza con un guía y resulta sumamente interesante. Dura 1 hora y media y hay tres tipos de rutas para poder realizar. Es un plan accesible para todos los públicos. Además, después podéis acercaros a alguno de los pueblos de la Sierra del Rincón, que en esas fechas está preciosa, para pasear y comer como el otoño lo pide.

Hayedo de Montejo


Si queréis ampliar información sobre este plan aquí os lo contamos.

Hayedo de Montejo



EL HAYEDO DE LA TEJERA NEGRA

Al lado de la población de Cantalojas (Guadalajara) se encuentra este precioso hayedo. No tan popular como el anterior pero muy bonito. Es recomendable hacer reserva previa, aunque el aforo no es tan limitado.

Hayedo de la Tejera Negra


En este caso la visita es libre, se realiza por cuenta propia y por tanto el tiempo de estancia se limita al que cada uno quiera estar. Hay una especie de ruta circular para recorrerlo.

Hayedo de la Tejera Negra Hayedo de la Tejera Negra


Os podemos decir, que cuando fuimos, tuvimos la oportunidad de ver a un zorro a poquísimos metros de distancia, claro que lo hicimos un día de diario. Fue una gozada.

Hayedo de la Tejera Negra


Es una oportunidad de pasar un día al aire libre en un paisaje precioso.

Si queréis ampliar información sobre este plan aquí os lo contamos.



EL HAYEDO ENCANTADO

Con ese nombre ¿Quién se puede resistir? 

Viajamos a Navarra, a la Sierra de Urbasa, y entonces es cuando nos sumergimos en este hayedo que parece de duendes y gnomos.

Hayedo Encantado (Urbasa)


En general el paisaje de la Sierra de Urbasa es alucinante, pero en este hayedo te sumerges entre árboles envueltos de musgo verde rabioso y hojas ocres, naranjas y rojizas.

Hayedo Encantado (Urbasa)


Por la zona, la niebla suele ser una asidua compañera, pero lejos de ser un estorbo, dota al paisaje de un aire aún más mágico. Los caballos pastando y el silencio, al no ser un lugar muy masificado, hace que se convierta en uno de nuestros paisajes favoritos de otoño.

Hayedo Encantado (Urbasa)


Si queréis ampliar información sobre este plan aquí os lo contamos.


EL NACEDERO DEL UREDERRA

El otoño desborda entre hayedos, pero no solo en esos rincones uno puede encontrar un paisaje otoñal de ensueño. A pesar de no parecer el otoño una fecha ideal para visitar un nacedero, en este caso es un destino perfecto.

Nacedero del Urederra


El Nacedero del Urederra, del que próximamente hablaremos, se encuentra en Navarra también. Hay que acercarse al pueblo de Baquedano para visitarlo.. De pozas de diferentes azules (Urederra quiere decir en castellano “agua hermosa”), de hojas de mil naranjas y bosques multicolor se van a llenar vuestros ojos en este recorrido de unos 6 km de distancia.

Nacedero del Urederra Nacedero del Urederra


Es un lugar codiciado, así que también está protegido. El año pasado acudimos en noviembre y no tuvimos que reservar previamente, llegamos temprano, pero aconsejan hacer una reserva para asegurarte la entrada a este bonito entorno de aforo limitado.

Si queréis ampliar información sobre este plan aquí os lo contamos.



ORDESA: LA RUTA DE LA COLA DE CABALLO

Tuvimos la suerte de poder viajar a Huesca en las fechas otoñales. Un otoño algo tempranero, a mediados de octubre, cuando aún las hojas no habían cambiado totalmente de color, pero aún así ya había preciosos contrastes.

Ordesa


La ruta que lleva de la Pradera de Ordesa a la Cola de Caballo es algo larga, aunque no presenta demasiada dificultad. Hablamos de 20 km, ida y vuelta, con un ligero desnivel, pero casi constante. La pueden realizar niños no muy pequeños y que estén acostumbrados a las distancias.

Ordesa


La ruta en sí misma es preciosa, cascadas, bosques, circo… Para nosotros una ruta que lo tiene todo y que, si en todas las épocas tiene que ser bonita, el otoño nos parece el momento ideal. El paisaje y la temperatura serán tus mejores aliados…

Ordesa


Si queréis ampliar información sobre este plan aquí os lo contamos.



Por supuesto hay muchos más lugares donde el otoño es una explosión. Nosotros, de momento, dejamos estos 5 rincones aquí, para hacer nuestra primera incursión en el otoño 2014 desde el blog.

Hayedo Encantado (Urbasa)

Ya tenemos algún destino nuevo apuntado para las próximas semanas cuando el otoño esté más avanzado, pero si alguno os animáis, o nos dais ideas para más rincones típicamente otoñales, estaremos encantados de acercarnos a disfrutarlos.

Ahora llega el momento de empezar a disfrutar de los paisajes que nos dan esta estación, así que esperamos que os gusten estas propuestas.

¿Tienes planes hoy?

Nacedero del Urederra



Leer más...

29 de septiembre de 2014

Amberes: más que diamantes...

Amberes es la ciudad belga conocida por su puerto, los diamantes y la moda. Una ciudad que a nosotros nos sorprendió gratamente en nuestra visita fugaz. Forma parte de nuestra escapada de 4 días a Bélgica.

Amberes Antwerpen


Y es que Amberes es una ciudad con bonitas calles que están adornadas con esculturas, se encuentra bañada por el río Escalda, que tiene salida al Mar del Norte, lo que hizo que fuera un puerto responsable de la prosperidad de la ciudad a lo largo de la Historia.

Amberes Bélgica

El día que viajamos en tren desde Bruselas a Amberes lo hacíamos sin demasiadas expectativas. Teóricamente, y siguiendo un poco las recomendaciones de nuestro entorno, las joyas de la corona ya las habíamos visto, Gante y Brujas. Con lo cual, íbamos con no demasiadas expectativas. Era un domingo de invierno, quizá no el mejor día para visitar una ciudad como Amberes, la ciudad parecía dormida, pero un sol como el que no había aparecido los días anteriores hacía brillar todo… y quizá el no esperar nada especial hizo que nos gustara el paseo del que disfrutamos por Amberes y viéramos “más” de lo que esperábamos.


 STATION ANTWERPEN-CENTRAL: "La Estación"

La estación de Amberes, a la que se llega si accedes en tren a la ciudad, es realmente impresionante, considerada una de las más bonitas del mundo.

Estación de Amberes Bélgica


Es importante, si vais a viajar allí, que tengáis en cuenta que Amberes es la traducción al español de Antwerpen , y que si lo intentas pronunciar, como intuitivamente a ti te parece que debería sonar, no te entenderán. Nosotros lo intentamos y fue más efectivo decir “Amberes”.

Estación de Amberes Bélgica


El edificio es de finales del s.XIX y principios del s.XX. Tanto el exterior como el interior resultan realmente bonitos. Tienen un aire palaciego, la cúpula de cristal, el mármol, las barandillas…

Estación de Amberes Bélgica


Un lugar realmente bonito y que los belgas conocen directamente como “La estación”, que suena a algo así como “la estación sobre cualquier otra estación, madre de todas las estaciones del mundo mundial”... (que no sabemos si realmente es eso lo que quieren expresar).

Estación de Amberes Bélgica


A finales de los años 90 se amplió para incluir los trenes de alta velocidad.

Nada más que salgáis de su interior podréis contemplar la fachada externa, que no desmerece al interior, como os decíamos. En sus alrededores se encuentra el Zoológico de Amberes.

Estación de Amberes Bélgica


También en el entorno se encuentra el barrio de los diamantes, lleno de joyerías y el Museo del Diamante, para los que podáis estar interesados.

Amberes es conocida los diamantes, allí encontraréis numerosos negocios directamente relacionados con esta joya, muchos regentados por judíos. En nuestra experiencia, un domingo, no había actividad comercial.

Amberes Bélgica


Desde la estación hasta la zona central de Amberes habrá unos 10-15 minutos andando. Para dirigirnos hacia allí vamos por la Calle Meir.


CALLE MEIR: una avenida comercial rococó

En apenas unos minutos escasos desde la estación, te encuentras en esta calle peatonal. Una calle conformada por edificios rococó que en sus bajos albergan comercios de todo tipo. Desde marcas comerciales conocidas hasta algunas locales.

Calle Meir Amberes


Los edificios son del s.XVIII y XIX principalmente, líneas algo recargadas propias del estilo arquitectónico. Tenía pinta de ser un lugar de paseo, una vía principal de la ciudad, pero en la mañana del domingo temprano, las tiendas permanecían cerradas, y éramos pocos los que paseábamos por allí. Lo que viéndolo positivamente nos permitió poder observar mejor los detalles de la calle.

Calle Meir Amberes



PLAZA GROENPLAATS: Rubens divisándolo todo

Si hay un ciudadano trascendental de Amberes, ese es Rubens, que a pesar de nacer en Alemania, su familia era de origen flamenco. Pasó parte de su carrera artística ligada a esta ciudad, que además le vio morir y alberga sus restos en ella. En esta plaza el centro lo preside una escultura que lo homenajea.

Plaza Groenplaats Amberes


Este es un lugar amplio y abierto que ofrece unas bonitas vistas de la catedral. La plaza la forman multitud de casas gremiales, con esos tejados característicos en Bélgica, en forma de escalera y que, hoy por hoy, conforman un conjunto, sobre todo, dedicado a la hostelería, con múltiples terrazas y bastante animación.

Plaza Groenplaats Amberes

La traducción de Groenplaats sería Plaza Verde. Si miráis a vuestro alrededor no encontrareis ni árboles, ni plantas. El nombre probablemente deriva de lo que antes del s.XVIII se encontraba allí: el cementerio de la iglesia. Esto fue así hasta que Jose II propulsó una ley que impedía que hubiera cementerios en el centro de las ciudades, así, pasó a construirse una plaza que ha sufrido varias restauraciones.

Plaza Groenplaats Amberes



GROTE MARKT: la respuesta al origen del nombre de la ciudad

Si algo pudimos comprobar en nuestra corta escapada a Bélgica fue que en las Grote Markt de las ciudades flamencas que visitamos se encontraba, a parte del corazón de las ciudades, una bonita imagen. Partiendo de la de Bruselas, probablemente la plaza más espectacular que nunca hayamos visto, hasta la de Amberes.

Grote Markt Amberes


En el centro de la Grote Markt de Amberes está la Fuente de Brabo, de bronce, que simboliza el origen del nombre de la ciudad, en flamenco, Antwerpen cuyo significado sería algo similar a “lanzamiento de mano”. En ella podéis encontrar a una mujer que simboliza a la Diosa Justicia y encima a Brabo, un soldado romano que liberó a la ciudad de un gigante que tomaba el rio Esclada, y todo aquel barco que entrara o saliera de la población era obligado a pagar un peaje ¿Qué pasaba si no pagabas? Que el tremendo gigante te cortaba la mano. Esto pasó hasta que un soldado dió el “Basta” por respuesta, se enfrentó al gigante y, tras matarlo, le cortó la mano y la tiró al río. Esta es la leyenda sobre la que se sustenta el nombre de la ciudad.

Ayuntamiento Grote Markt Amberes


Es por ello que aparece en la parte superior de la escultura el soldado con la mano del gigante justo antes de lanzarla al río.

Grote Markt Amberes


En la Grote Markt se encuentra el Ayuntamiento de Amberes, un edificio en el que llama la atención, a parte de su arquitectura, la colección de banderas que luce en la fachada en algunas ocasiones, (en nuestra visita el ayuntamiento en cambio no tenía nada más que 4).  Su origen data del s.XVI, aunque sufrió daños en el incendio que se produjo en el saqueo de Amberes, conocido como Furia española.

Grote Markt Amberes


La plaza empedrada está conformada por casas gremiales. Es de gran amplitud, y en ella turistas y habitantes se entremezclan con las calesas multicolores. En ella podéis encontrar la Oficina de Turismo.

Grote Markt Amberes

Esta plaza nos lleva a otra más pequeñita pero con cierto encanto y que será la que posteriormente dará entrada a la Catedral. La Plaza Handschoenmarkt.


PLAZA HANDSCHOENMARKT: Plaza del Mercado de los Guantes

Esta plaza triangular nos pareció que tenía mucho encanto. Un rincón pequeño que contrasta con las dos plazas aledañas Groenplaats y Grote Markt, pero que resultaba un rincón muy bonito. Terrazas, casas y un pozo en el lateral, cuya parte superior de hierro forjado tiene de nuevo la figura del valiente soldado que venció al gigante con la mano en alto. Además, desde aquí se da paso a la entrada de la Catedral de Nuestra Señora, la Catedral de Amberes.

PLAZA HANDSCHOENMARKT



CATEDRAL DE AMBERES: la más grande de Bélgica

De estilo gótico brabanzón, está incluída dentro del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Construída entre el s.XIV al XVI, en éste último fue cuando pasó a considerarse catedral. Destaca su torre de 123 metros.

Catedral de Amberes


En su interior se encuentra una de las consideradas 7 maravillas de Bélgica, el “Descendimiento de la Cruz de Rubens”, entre otras tantas obras de interés.

Catedral de Amberes

A lo largo de la Historia, este templo sufrió numerosos saqueos en los que perdió grandes obras artísticas, así como sufrió daños materiales importantes. Hoy por hoy, es una auténtica joya no solo en Bélgica, sino en Europa.

Vistas de la Catedral de Amberes







CASTILLO HET STEEN: el castillo de la ciudad

A orillas del río Escalda, y a pocos minutos andando del centro, reposa el castillo de Amberes. El río Escalda parece de color chocolate y ha sido trascendental para la trayectoria histórica de la ciudad.

Castillo Steen Amberes


Nuestra visita apretada no nos permitía entrar en el interior de la fortaleza, así que nos conformamos con divisarlo desde fuera. Su nombre deriva del material de construcción, la piedra.

Castillo Steen Amberes

Los primeros vestigios de fortaleza datan del s.VII, aunque se considera que el castillo como tal data del s.XII. Durante muchísimos años, su función fue principalmente de prisión, aunque no fue la única.

Antes, os hablábamos de la leyenda del gigante que cortaba las manos de los marineros que cruzaban el río para entrar o salir de Amberes. Pues, esa misma leyenda dice que el Gigante vivía aquí, de ahí la escultura que encontraréis, y que a nosotros nos recordó bastante a Guilliver y los liliputienses.

El Castillo Steen se encuentra en el paseo con el mismo nombre, un paseo que transcurre paralelo a la ribera del río, algo que casi en cualquier lugar es un atractivo, y en el caso de Amberes, además, se pueden divisar diferentes tipos de embarcaciones.


PARQUE STADSPARK: el triángulo verde de Amberes

Stadspark Amberes: parque
Donde hoy se encuentra este parque antes había una fortificación española. Con 14 hectáreas, este pulmón para la ciudad se convierte en un lugar de paseo y relax. Está limitando con el barrio judío. En Amberes existe una importante comunidad de judíos ortodoxos.

Stadspark Amberes: parque



Patos, cisnes, conejos, impresionante la cantidad de estos últimos que vimos campando a sus anchas… todos ellos pasean alrededor del lago que tiene esta explanada verde rodeada de árboles de diferentes especies. Un buen lugar para relajarse un rato en la ciudad flamenca.


CALLEJEAR: pasear sin rumbo fijo

Como hemos comentado en otras ocasiones, fuera de puntos clave en un itinerario y, a pesar de que, en este caso, fue una visita un tanto ajustada de tiempo, durante un rato nos dedicamos a callejear para dejarnos llevar y sorprender por detalles y rincones que forman parte de la ciudad.

Amberes Bélgica


Lugares para nosotros desconocidos, en los que nos gusta sumergirnos aunque no sepamos muy bien hacia dónde vamos. A veces con más acierto, y otras con menos, pero siempre hay alguna sorpresa y una forma de hacerte una idea más general del lugar que se visita.

Teatro Bourla Amberes


En Amberes nos topamos con bastantes bares, con calles y tranvías, y llegamos hasta la fachada del Teatro Bourla, en pleno barrio de la moda. A su alrededor todo parece mucho más moderno, lo que aún lo hace resaltar más. Nos sorprendió con una fachada elegante y circular adornada en la parte más alta con esculturas que simbolizan a las musas, y debajo los bustos de dramaturgos y autores clásicos…

Amberes Bélgica


Es uno de los ejemplos de esas cosas que aparecen en un paseo improvisado…

Amberes



Y NOS QUEDARON COSAS…

Siempre quedan cosas, viajar como turista a un destino siempre hace que te dejes algo en el tintero. Generalmente, en las visitas express te queda pendiente el poder relajarte a disfrutar de la gastronomía, el sentarte en un banco y ver pasar la vida, sus tiendas, espectáculos… pero además, se nos quedaron lugares populares como la Casa de Rubens, la Iglesia de San Carlos Borromeo (barroca) y con obras de Rubens, la Iglesia de Santiago que tiene en su interior los restos del famoso pintor. O museos, que Amberes tiene varios (Moda, Diamantes). El que a nosotros más nos podría llamar la atención sería el Museo Plantin Moretus, que contiene la imprenta en funcionamiento de la época renacentista y barroca patrimonio de la Humanidad (es que somos muy de ver imprentas, no nos perdemos una… ¡Perdón por la chorrada! en serio, nos habría gustado ir).

Amberes Amberes


Esas cosas pendientes son las que siempre uno utiliza como excusa para volver, una forma de autoconsolarse cuando no se tiene la oportunidad, por los motivos que sean, de poder dedicar más tiempo al viaje.

Amberes


En nuestro mini-recorrido por Bélgica pudimos ver ciudades preciosas con una arquitectura muy particular. Nos resultó un destino muy atractivo en el que disfrutamos mucho durante nuestra escapada.

Con esta entrada sobre nuestra visita a Amberes, terminamos con nuestra experiencia en la escapada de 4 días a Bélgica. Si queréis saber más sobre este viaje:



¿Tienes planes hoy?

Amberes






Leer más...