31 de enero de 2015

Rascafría: cuatro rincones más que no debes perderte

Monasterio Santa María del Paular RascafríaHace un tiempo publicamos una entrada que se titulaba “Rascafría: tres rincones que no debes perderte”, hoy os traemos una segunda parte, con otros cuatro puntos diferentes situados en los alrededores del pueblecito y que corresponden a su municipio. Por supuesto, a los que no hayáis visto la primera entrada os recomendamos que lo hagáis, si vais a Rascafría no podéis perderos ni estos puntos ni estos otros.



Ante todo, vamos a situar Rascafría. Pertenece a la Comunidad de Madrid, está más o menos a unos 90 km de Madrid capital, en la Sierra de Guadarrama, en la zona alta del Valle de Lozoya. Un término municipal que esconde rincones en sus alrededores, perfectos para disfrutar en invierno, que se viste con facilidad de blanco, en primavera con sus cascadas, en verano con sus aguas frescas, piscinas naturales y bosques y en otoño donde la naturaleza destaca con sus cambios de apariencia.


MIRADOR DE LOS ROBLEDOS: EL VALLE DE LOZOYA A TUS PIES

Para llegar a este estupendo Mirador, que dejará la sierra a tus pies, hay que ir hasta la carretera de Cotos, la M-604 ( la misma carretera de la que os hablábamos en la otra entrada de Rascafría por la que se accede al paseo por el margen del Arroyo de la Angostura, en la zona llamada La Isla). Si venís desde Rascafría el desvío quedará a vuestra derecha, a la altura del kilómetro 30 más o menos ( está indicado con una flecha de madera, no demasiado grande), si lo hacéis desde Cotos, quedará a la izquierda.

Rascafría Mirador de los Robledos


Nada más toméis el desvío os encontraréis la posibilidad de aparcar allí mismo, o de ir subiendo por una pequeña y estrecha carretera que lleva directamente al aparcamiento del mirador. Nosotros optamos por subir en coche, el día que nos ponemos vagos, nos ponemos vagos… Pero desde abajo el paseo no es muy largo tampoco, suponemos que rondará los 800 metros, y en día que pueda haber hielo o nieve, seguramente sea lo más aconsejable.

Rascafría Mirador de los Robledos
Desde el Mirador de los Robledos se obtienen unas vistas privilegiadas. Estas fotos que os mostramos en la entrada están tomadas en un otoño, a pesar de la nieve que se ve, que apareció por sorpresa.

Desde el mirador podéis ver el Pueblo de Rascafría, el Monasterio del Paular, el embalse de la Pinilla, lo que viene a ser el Valle de Lozoya, a los pies del Parque Nacional de Guadarrama….

Rascafría Mirador de los Robledos


Pero no será lo único, las montañas de la sierra os acompañarán, para ello lo que os aconsejamos es que avancéis por la explanada superior en busca del Monumento al Guarda Forestal. Esto es un monolito de piedra levantado en homenaje centenario del cuerpo que cuida y protege la naturaleza. Justo enfrente de él, os encontraréis una especie de brújula o rosa de vientos de piedra con aguja de hierro (igual que la que os enseñábamos en el Mirador de los Gitanos, camino de la Laguna Grande de Peñalara).

Rascafría Mirador de los Robledos


A través del movimiento de ésta, moviendo la flecha y señalando el lugar que despierte vuestro interés, podéis localizar las cumbres más populares y menos conocidas de la sierra, así como identificar cada uno de los detalles que se ven desde el mirador y los que no se llegan a ver, pero te dicen en qué dirección se encuentran. Ya lo dice la leyenda que reposa en ésta “brújula”: “Para ver hay que mirar y saber”. Cabeza de Hierro, Cabeza Mediana, Peñalara, Navafría, entre otros tantos.

Rascafría Mirador de los Robledos


Es un lugar tranquilo, donde uno se siente de maravilla. Uno de esos rincones a escasos 5 minutos del pueblo de Rascafría que merece una parada.



EL MONASTERIO DEL PAULAR Y EL PUENTE DEL PERDON: HISTORIA ENTRE MONTAÑAS

Tenía mucho delito que en la anterior entrada que no hubiéramos mencionado uno de los edificios singulares que hay en el municipio de Rascafría y que ha tenido una trascendencia en la Historia, nos referimos al Monasterio de Santa María del Paular, declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento. Pero es que si os somos sinceros, es un lugar en el que hemos aparcado numerosas veces, hemos entrado tras la puerta y paseado por el jardín, pero nunca hemos visitado su interior por unos motivos u otros, de horarios, de climatología, etc, aunque siempre, siempre que hemos estado a su lado no hemos podido evitar fotografiarlo.

Monasterio Santa María del Paular Rascafría


El Monasterio se encuentra en la misma carretera de la que os hablamos en el punto anterior, pero en este caso, casi pegado al pueblo de Rascafría ( a unos 2 km). Allí hay un aparcamiento gratuito, dónde os hemos recomendado en la otra ocasión estacionar para visitar el Bosque de Finlandia, Las Presillas o ir al lugar del que os hablaremos en el punto posterior, las Cascadas del Purgatorio.

Monasterio Santa María del Paular Rascafría


El Monasterio del Paular ha sido siempre un punto importantísimo para la zona. Su origen se sitúa en el s.XIV. Uno de los hitos que marca este lugar, es que aquí se fabricó el papel en el que se hizo la edición impresa de la primera parte del Quijote. Financió la construcción de la Cartuja de Granada, cuando era de cartujanos. Y como pasó con muchos otros templos, en el s.XIX, la desamortización de Mendizábal dejó el edificio en casi situación de abandono, perdiendo muchas piezas de gran valor patrimonial. Algunas de ellas recuperadas.

Monasterio Santa María del Paular Rascafría


Actualmente, es una orden benedictina quién lo ocupa, con una cesión de uso. Durante 60 años lo han tenido en usufructo, acabándose éste en 2014. Ahora mismo el edificio es público. Hace años, los monjes subarrendaron el Palacio del Monasterio a una cadena hotelera para su explotación y, al acabar, el periodo de la concesión se ha tenido que echar el cierre del hotel que se convirtió en reclamo para reuniones, bodas, comuniones y fines de semana de calidad. Una fuente económica para toda esa zona. Ahora mismo permanece cerrado y nosotros desconocemos su futuro.

En la web del monasterio podéis encontrar los horarios de visita.

Monasterio Santa María del Paular Rascafría


En función de gustos, que cada uno decida o no visitar su interior, pero al menos sí os recomendamos que os acerquéis a sus alrededores para verlo desde el exterior y pasear entre sus muros. El Monasterio de Santa María del Paular desde fuera goza ya de gran belleza y el enclave en el que se ubica casi conforma una postal.

Rascafría Puente del Perdón


Si queréis tener una perspectiva de las mejores, al otro lado del la carretera, casi enfrente del monasterio se encuentra la puerta que da acceso al paso que lleva al Puente del Perdón, que cruza el río Lozoya. El puente que ahora se puede ver es del s.XVIII, pero el originario databa del s.XIV, y fueron las condiciones meteorológicas las responsables de su deterioro. Se dice que fue construído para que los monjes pudieran acceder a su fábrica de papel. Eso sí, su nombre viene de que aquí era donde se juzgaban a los reos, el último espacio en el que tenían la oportunidad de explicarse. Si convencían se salvaban, si no lo hacían, acababan en la llamada Casa de la Horca, camino a Cotos.



LAS CASCADAS DEL PURGATORIO: LA RUTA MÁS POPULAR DE RASCAFRÍA

La ruta que os proponemos lleva a unas de las cascadas más emblemáticas de la zona. Se ha convertido en un recorrido bastante popular aunque, al menos en nuestra visita, no estaba masificado.

Cascadas del Purgatorio Rascafría


A la primera cascada se accede sin dificultad, a la segunda, que es más alta, sí hay que subir con cuidado y no siempre se puede, bien trepando, o si no dando un rodeo por una pendiente bastante inclinada. La mayoría de los visitantes se quedan en la primera y, en función de las condiciones del terreno y habilidades personales de cada uno, otros ascienden para ver la segunda. Nosotros aún no hemos pasado a la segunda cascada, cuando fuimos un esguince en recuperación no lo hacía aconsejable, pero esto no se va a quedar así…

Cascadas del Purgatorio Rascafría


Esta ruta que lleva desde el Puente del Perdón hasta las Cascadas del Purgatorio, ida y vuelta, es de unos 12-13 km. Se puede ir por un lado del río Aguilón y volver por el otro, o como hicimos en nuestro caso, ir y volver por el mismo. Sea como sea es una ruta lineal.

Cascadas del Purgatorio Rascafría Cascadas del Purgatorio Rascafría


En esta ocasión, fuimos casi en primavera pero hemos leído que es un camino bastante interesante para hacerlo con raquetas de nieve y poder ver la cascada congelada. Sea como sea, es una ruta que se puede hacer en cualquier época del año, siendo conscientes siempre que, si lo que se desea ver es un caudal abundante, la mejor época será el deshielo y la primavera.. No tiene dificultad técnica ninguna el llegar a la primera cascada. Se puede hacer con niños acostumbrados a unas distancias más largas porque, además, en general, quitando el tramo del salto del agua segundo, no tiene un desnivel importante y transcurre por un paraje cómodo para enseñarles insectos, árboles, plantas y disfrutar...

Paisajísticamente hablando el recorrido no es impresionante, se trata más bien de un agradable paseo por la sierra hasta el salto de agua, entre pinos y robles, con el sonido del río de acompañante.

Cascadas del Purgatorio Rascafría


Es una ruta que no tiene pérdida, y esto para que lo digamos nosotros es que tiene que estar muy bien señalizada. Debéis seguir la pista asfaltada del Puente del Perdón , desde ahí se puede atravesar las Presillas o seguir recto hasta que la pista asfaltada se convierte en camino donde encontraréis un cartel que os señala las Cascadas. 

Posteriormente cruzaréis un puente de tablones de madera y ya continua el sendero con unas cuantas señalizaciones más repartidas en el recorrido. Este sendero os llevará hasta los pies de la cascada.

Cascadas del Purgatorio Rascafría


El tiempo en realizarla depende mucho de las condiciones de cada uno, edades y motivación, pero entre paradas y demás, se puede poner en unas 4-5 horas ida y vuelta. Por lo que os recomendamos llevaros algo de comer si hace buen tiempo. De hecho, si salis temprano, podéis utilizar, fuera de temporada, el área recreativa de Las Presillas para descansar a la vuelta, con su amplia explanada y unas mesitas en las que poderse sentar. Y si es verano hasta os podréis bañar en las frías piscinas naturales.

Cascadas del Purgatorio Rascafría Cascadas del Purgatorio Rascafría


Una ruta que no os llevará a la cascada más alta ni más caudalosa, pero si que os permitirá pasar un día al aire libre en un maravilloso entorno.



ARBORETO DE GINER DE LOS RÍOS

Si a la vuelta de la ruta, o a la salida de la visita del Monasterio de Santa María del Paular, o quizá si acabáis de ver el Bosque de Finlandia, o simplemente tenéis ganas de conocer un rinconcito más de Rascafría, tenés este arboreto.

Rascafría Arboreto Ginés de los Ríos


Se encuentra al otro lado de la carretera del Monasterio de Santa María del Paular, justo enfrente. Se trata de un pequeño espacio para amantes de la botánica o, simplemente, para aquellos que quieran pasear y curiosear por un sitio diferente, en el que hay más de 200 especies diferentes de árboles caducifolios, cuya procedencia es de diversos lugares del mundo. Están agrupados por su lugar de origen. Es de acceso gratuito.

Rascafría Arboreto Ginés de los Ríos Rascafría Arboreto Ginés de los Ríos


Otro pequeño tesoro que nos ofrece Rascafría para estar cerca de la naturaleza y conocer más sobre ella.



Y casi entran ganas de acabar de una manera muy similar a como lo hicimos la otra vez, recordando la importancia de los pequeños detalles, de los pequeños rincones, que no tienen los edificios más grandes, ni los saltos de agua más impresionantes, ni la vegetación más exótica, pero que sí se convierten en rincones que forman parte de tus “grandes momentos” con “pequeñas cosas”.

Nos encanta visitar Rascafría, de ruta, de paso, de domingueros, de fotógrafos, de blogueros o de parejita feliz que “pela la pava”, un lugar donde es fácil que encontrar algo que apetezca ver...

Y recordad no perderos tampoco:
  • El Bosque de Finlandia
  • Las Presillas
  • El Arroyo de la Angostura

aquí os lo contamos…

¿Tienes planes hoy?

Rascafría





Leer más...

18 de enero de 2015

Entrevista para Paperblog por su quinto aniversario: ¡Felicidades!

No sabemos si conocéis la página de Paperblog. Es una web muy interesante que administra el contenido de muchísimos blogs, organizándolos por categorías, ofreciéndote un acceso fácil y útil a muchísima información.

Paperblog lleva ya 5 años en la red y con motivo su quinto aniversario están realizando una serie de entrevistas a algunos de los blogueros que colaboran en su proyecto. Nosotros hemos tenido la suerte de ser unos de los elegidos, lo cual nos hace muchísima ilusión.


Paperblog:      ¿Por qué decidisteis crear un blog?

Hace 4 años que tomamos esa decisión y ya lo hemos contado en alguna otra ocasión, el motivo principal es que era una forma original de tener todas nuestras escapadas, viajes y salidas escritas e ilustradas para nosotros mismos. Esto es algo que uno podría hacer de forma privada pero, por otro lado, muchos de los sitios que estábamos conociendo por aquellas fechas habíamos llegado a ellos a través de otras webs, foros, blogs, y considerábamos que podíamos devolver a "internet " parte de los que nos había dado. A eso le sumamos la emoción y motivación de ver "qué pasa si abrimos un blog" y así nació el nuestro. Un poco a lo loco, sin demasiada preparación y sin esperar que 4 años después seguiríamos por aquí, contando historietas.


Paperblog:      ¿Qué es lo que más os gusta de viajar?

Cuando viajas te das cuenta de la diferencia que existe entre que alguien te cuente cómo es algo, por muy bien que lo haga, a que lo veas y lo vivas tú "hay un mundo" y nunca mejor dicho en este caso, entre una cosa y otra. Nos encanta que viajar te abre muchísimo la mente, y te enseña a mirar las cosas de forma diferente. Esto es lo principal que nos ha enseñado el viajar.

Luego hay muchas cosas más por las que nos encanta viajar. Si tuviéramos que resaltar una sería el estado anímico que nos provoca. Casi de forma espontánea, desde que nos planteamos un viaje, ya sea internacional o nacional, hay una especie de emoción que brota dentro. El planificarlo desde casa se convierte en motivación. Para nosotros, un viaje es el "antes, el durante y el después".


Paperblog:      ¿Cuáles son los lugares que os traen mejores recuerdos?

Qué difícil pregunta. Difícil porque hay varios, y nosotros diríamos que la mayoría nos traen muy buenos recuerdos. 

Por comentar algunos, en destinos nacionales algunas escapadas hechas fuera de temporada alta han sido geniales.

Cantabria nos ha dado en pleno invierno unos paseos por las playas en los que piensas que no hay un lugar mejor en el mundo en el que poder estar en ese momento, casi solos, entre verde y mar... En el Pirineo Aragonés y Catalán, hemos sentido que dominábamos el mundo, tan pequeños entre montañas, cascadas y lagos, estando tan solo a unos cientos de km de nuestra ciudad…

En ciudades como Salamanca o Cáceres hemos pasado fines de semana de muchísimas risas y buen comer. El tour que nos hicimos por Galicia durante 14 días hace dos veranos nos dejó satisfechos con todo… playas impresionantes, paisajes, cabos, gastronomía, un solazo… En Asturias, tenemos muy buen recuerdo de un fin de semana de noviembre que nos escapamos, y un día comíamos en una terraza de Cudillero a plenos sol , al siguiente nos diluviaba en Tazones mientras nos hartábamos de comer y reir, y al siguiente nos caía una nevada que lo cubrió todo subiendo a los Lagos de Covadonga en cuestión de dos minutos.

Internacionalmente hablando, creemos que todos te dejan "mejores recuerdos". Salir de tu zona de confort (tu país) ya, de por sí, te va a obligar a que el viaje no se te olvide. Pero podemos destacar un clásico que fue Nueva York, quizá de los destinos internacionales más divertidos que hemos visitado y donde más cosas nos han pasado. Disfrutamos como niños.

De Escocia tenemos grandes recuerdos, por la amabilidad de la gente, por la peculiaridad del viaje en coche, el primer viaje internacional organizado íntegramente por nosotros, por esos paisajes... Fue un viaje precioso.

De Baviera, una escapada que realizamos hace apenas unos meses de forma un poco particular y que nos permitió pisar los Alpes.

Muy buen recuerdo del Sur de Inglaterra, lugar del que hablaremos próximamente en el blog y dónde hemos estado el pasado verano. Londres que es una ciudad a la que siempre podemos volver…

Y paramos porque esto, ni es una selección, ni es nada… jaja


Paperblog:      ¿Vuestro blog es profesional o se trata de una afición?

Nuestro blog es de simples aficionados. Como comentamos en la primera pregunta el motivo por el que lo abrimos hace 4 años, sigue siendo el mismo que lo sustenta ahora. Escribimos para nosotros y para aportar más información práctica sobre los viajes. A nosotros nos ayudan a viajar, y si nosotros podemos colaborar lo hacemos encantados. Lo hacemos por placer, tenemos la suerte de que haciéndolo mejor o peor, nos gusta escribir, nos gusta la fotografía… Ahora, por muy aficionados que seamos eso no quita que nos pillemos unos rebotes impresionantes con las caídas de visitas, debe ser el "ego oculto del bloguero que llevamos dentro".

En el 2014 nos animamos a adquirir el dominio propio, porque somos mucho de encariñarnos, pero no con un fin profesional, aunque es algo que nunca se puede descartar aunque estemos a años luz…


Paperblog:      ¿Qué ciudades visitaréis próximamente?

Si esta pregunta nos la hubierais hecho unos meses atrás, o dentro de un par de meses seguro que os podríamos dar un pequeño planning. Pero nos pilláis en un momento en el que andamos buscando escapadas próximas. No nos quedan vacaciones, Semana Santa anda lejos… ay… Hasta la fecha como viaje ya contratado que tenemos es una escapada a Amsterdam para la primavera. Y andamos buscando para estos meses de invierno alguna oportunidad "nacional" por definir, hay ideas pero nada claro, andamos en busca y captura…

Mientras, esperamos también hacer un poquito de turismo "montañero", algunas rutas, naturaleza…


Paperblog:      ¿Qué consejos nos daríais para hacer el viaje perfecto?

Lo primero de todo, que no esperes que tu viaje sea el "viaje perfecto". Que al final de todo el viaje perfecto se queda en tus recuerdos con más fuerza si ha tenido imperfecciones. Ya que el viaje perfecto no lo hace que confluyan todos los grandes tópicos, de buen tiempo, buena comida, buen hotel, vuelos sin retrasos… 

Lo normal es que en un viaje algo te ocurra, y con algo nos referimos a "algo" que para ti es un incordio. Una maleta perdida, un pueblo que en foto era una postal y en directo una decepción, lluvias, una comida que te cae mal, un hotel que se convierte en el hotel del terror, la playa con medusas, obras en el monumento que querías ver y fotografiar por fuera, ferrys perdidos, nevadas imprevistas que te incomunican. Pasan cosas, y muchas de esas cosas que pasan, y que parecen un horror, se convierten en grandes oportunidades para que ese viaje se convierta en inolvidable. Dependerá de la actitud ante ellas. Por supuesto, cuando ese "algo" es una sorpresa en positivo, ayuda más...

Para nosotros el mejor consejo es que uno no sea muy estricto consigo mismo. Hay muchos tipos de turismo y no vamos nosotros a decir cuál es el bueno, porque no solo depende de la persona, sino del momento en el que te encuentres. A veces quieres ver muchas cosas, otras dejar la vida pasar mientras tú la miras. Elijas el que elijas, no hagas de los planning de viaje algo excesivamente rígido, si se tuerce, lo mejor adaptarse. Mucho sentido del humor y viajar es salir a explorar, déjate llevar por lo que las situaciones te planteen…


Paperblog:      ¿Por qué decidisteis participar en nuestra plataforma?

Cuando lo hicimos en su día, sinceramente fue porque no nos encontrábamos ni a nosotros mismos en Google, jaja. No llevábamos demasiado tiempo con el blog, y estábamos intentando sacarlo un poquito a flote. Os vimos, nos gustó vuestro proyecto mucho y nos apuntamos.

De eso hace ya más de 3 años, y ahí seguimos. Ahora ya con otro criterio, no tiene que ver con aparecer o no, sino que nos parece una idea interesante. Es un compendio de blogs, donde diariamente puedes encontrar los post agrupados por categorías y generalmente muy vinculado a la actualidad. Nos gusta.


Paperblog:      Aconsejadnos tres blog interesantes

Nosotros tiramos muchos de blogs de nuestra ciudad, porque en nuestro caso, desgraciadamente no podemos estar viajando tanto como nos gustaría, así que cuando nos quedamos nos gusta explotar Madrid en la medida de lo posible, así que los blogs nos ayudan bastante a enterarnos de los eventos, de lugares nuevos para picar y comer algo. En este caso os vamos a recomendar Madrid Seduce

En cuanto a blogs de viaje pues hay muchísimos que nos gustan, para esta ocasión vamos a destacar dos, por un lado La Gran Escapada y Viajamos Juntos, ambos blogs son amenos, con buenos contenidos y presencia en las redes sociales.


Y tras finalizar la entrevista, dar las gracias una vez más a Paperblog por contar con nosotros desde hace un montón de tiempo,  no solo para celebrar su quinto aniversario, sino en el día a día, en el que nos habéis ayudado a darnos a conocer un poquito más. Os deseamos que cumpláis muchos años más y nosotros os podamos acompañar.

¿Tienes planes hoy ?

Logo de ¿Tienes Planes Hoy?


Leer más...

11 de enero de 2015

O Cebreiro: en lo alto del camino

O Cebreiro es una pequeña aldea perteneciente al municipio de Pedrafita do Cebreiro, en Lugo. Muy chiquitito pero con espacio para albergar diferentes atractivos que pueden despertar vuestro interés.

O Cebreiro
¿Conocéis la Leyenda del Santo Grial de Galicia? La leyenda data del s.XIV y se ubica en la pequeña localidad de la que hoy os vamos a hablar, el primer pueblo gallego que forma parte del Camino de Santiago francés.

Se trata de una leyenda que ha traspasado fronteras y cuenta que, por el año 1300, un vecino de una localidad cercana, situada a unos 3 km, acudía día tras día a la eucaristía que se celebraba en la parroquia de O Cebreiro, Santa María del Real. Daba igual que fuera verano o invierno, siempre iba.

O Cebreiro


Uno de los días en los que se desató una fuerte tormenta, lluvia, viento y nieve, nadie acudió a la iglesia, salvo él. El cura, al verlo llegar, lo despreció, dándole a entender que era un pobre hombre, jugándose la vida para simplemente ver un poco de vino y de pan. En ese momento, la hostia sagrada se convirtió en carne y el vino en sangre, y cuenta la leyenda que el párroco cayó al suelo de forma instantánea.

Este hecho fue pasando de boca en boca y llegó hasta los oídos de los Reyes Católicos, que se interesaron por el lugar y acudieron a él para poder ver las reliquias, ya que tanto la carne como la sangre fueron guardadas. Cuando se quisieron llevar de allí ambas cosas, el animal que tiraba del carro se negó a moverse del lugar y se tuvieron que quedar en la pequeña aldea.

O Cebreiro


O Cebreiro es popularmente conocido por ser una de las etapas duras del Camino de Santiago, ya que para llegar a él hay que enfrentarse a una pendiente pronunciada durante unos 7 km. Nosotros llegamos allí de una forma mucho menos espiritual y también menos cansada, en coche. Lo hicimos desde la zona del Bierzo, dónde estábamos pasando unos días en Semana Santa.

O Cebreiro


Desde los 1300 metros de altitud, en plena sierra de O Courel, en los que se encuentra O Cebreiro se pueden observar unas vistas estupendas que son la muestra perfecta del entorno privilegiado en el que se encuentra. Por la carretera que te lleva allí es más fácil cruzarse con peregrinos que con vehículos. 

Esta aldea se ha convertido en una parada obligatoria para peregrinos, que entran en la sobria parroquia prerrománica del s. IX. En el mismo siglo se levanta en el lugar uno de los primeros hospitales para peregrinos, que hoy aún está en pie, aunque convertido en hospedería.

O Cebreiro

Además de todo el aura jacobeo que envuelve O Cebreiro, merece atención también el estilo arquitectónico del lugar. Al llegar allí es como si se desandaran varios siglos para encontrarnos una arquitectura popular. Suelo y viviendas empedradas y algunas muestras de las llamadas pallozas, que son unas viviendas en piedra circulares con un tejado como de paja o centeno, típicas de la época prerromana, y que en está localidad han sido mantenidas y cuidadosamente restauradas. En León se pueden encontrar en diversos municipios. Fueron diseñadas para dar protección a los seres vivos en los duros inviernos de las zonas castigadas por una meteorología extrema. En su interior se protegían tanto las persona, alimentos y animales…

O Cebreiro


El día que llegamos a O Cebreiro llovía, y no llovía poco. Las vistas desde arriba se alternaban con claros y nubes que formaban una niebla un tanto mística. Entramos en un pequeño bar de piedra por fuera, como lo es el pueblo, y de madera por dentro, a tomarnos un café caliente y reconfortante. Y luego paseamos plácidamente alrededor de las tradicionales construcciones escuchando como caía el agua sobre nuestros paraguas. Allí el ambiente era muy tranquilo, plácido, y el aire estaba muy limpio.

O Cebreiro


Algunas de las antiguas viviendas prerrománicas están reconvertidas en museo, y el nombre de Elias Valiña es protagonista en el lugar. Una escultura en su honor decora la aldea. Éste fue un antiguo párroco del lugar durante muchos años que se encargó, entre otras cosas, de revitalizar el Camino de Santiago francés y pintar las ya populares flechas amarillas responsables de que los peregrinos llegarán a O Cebreiro. Hoy, la tienda de souvenirs que encontraréis allí la regenta su sobrino.

O Cebreiro

Con todo esto que os contamos, lo que queremos transmitir es que O Cebreiro es muy popular para todos los peregrinos que realizan el Camino de Santiago, pero que si vosotros simplemente sois unos visitantes que se encuentran en algún punto cercano a esta aldea, el destino merece mucho una parada.

Galicia, tierra de verde y azul, de meigas y leyendas, es un destino muy atractivo para perderse y descubrir rincones mágicos. O Cebreiro es uno de ellos.

¿Tienes planes hoy?

O Cebreiro






Leer más...

4 de enero de 2015

Excursión con Raquetas de Nieve desde el Puerto de Navacerrada

Estamos estrenando el Año Nuevo y a pocos días de la Noche Mágica de los Reyes Magos. ¡Nos encanta esta fiesta! El año pasado, sus Majestades de Oriente nos trajeron un regalo, entre otros, que nos hizo muchísima ilusión, y se convirtió en una experiencia inolvidable por muchos motivos que os vamos a contar: una Excursión con Raquetas de Nieve por la Sierra de Madrid

Regalar experiencias no es una mala idea, y que conste que esto no es un post patrocinado ni publicitario, es solo una reflexión. Las experiencias son cosas que no se suelen olvidar, algo que convierte en estelar a un buen regalo…

Excursión raquetas de nieve desde el Puerto de Navacerrada


En nuestro caso se trataba de una experiencia con una empresa de turismo activo, Amadablam Aventura, que consistía en una ruta con raquetas que partía del Puerto de Navacerrada en la Comunidad de Madrid. Incluía el transporte hasta el lugar, y lo único que nosotros teníamos que hacer era contactar con la empresa en la fecha que eligiéramos dentro de los 3 meses siguientes. 

Nuestra experiencia tuvo que ser aplazada hasta casi el final porque comenzamos el año 2014 accidentados. Concretamente yo, lo dí todo en Nochevieja, lo di tanto que me hice un esguince en la muñeca que perduró varias semanas, así que nos vimos a principios de marzo viendo que se nos iba la nieve de las manos y nos caducaba la excursión.

Excursión raquetas de nieve desde el Puerto de Navacerrada


Nos recogieron en Nuevos Ministerios, con una furgoneta, a una hora bastante tempranera. Como sabréis los que vivís en Madrid, en invierno, acceder a las zonas de nieve de la sierra, como son Puerto de Navacerrada, Cotos y, algo menos, Valdesquí es complicado. Los aparcamientos se llenan temprano y los atascos son habituales. Así, nos citaron a las 8 de la mañana en el lugar de recogida.

Excursión raquetas de nieve desde el Puerto de NavacerradaNunca nos habíamos puesto unas raquetas, además, ampliamos información por si alguno os lo estáis preguntando, tampoco esquiamos. Nos encanta la nieve, pero somos unos auténticos turistas de domingueo en ella. Eso sí, nos gusta hacer alguna ruta y la vez que fuimos a la Laguna Grande de Peñalara con nieve nos planteamos que lo de las raquetas podía ser algo que nos podía gustar y queríamos probar. Por suerte los espías de los Reyes debían estar en el ambiente y tomaron nota.

Para la excursión es necesario llevar el calzado adecuado, unas botas de montaña, las normales que solemos tener casi todos, guantes, nosotros llevamos pantalones de montaña y nuestras chaquetas y forros para la ocasión, a parte de crema, cacao y gafas (agua, llevad agua)… Los bastones y las raquetas los pusieron ellos.

En nuestra visita el día estuvo totalmente despejado y soleado. 

Bueno, pues a las 8 allí estábamos los dos, llegamos los primeros donde ya estaban esperándonos. En apenas unos minutos, fueron llegando algunas personas más que resultaron ser todos del mismo grupo.

El viaje fue algo perturbador. Si nos leéis, compañeros de expedición, estamos seguros que, después de ver lo que visteis, entenderéis estas palabras (gracias por la comprensión, jaja). A estos compañeros les sacábamos unos años. Nosotros somos yogurines, pero ellos eran petit suisse. Es la diferencia de los treinta y tantos a los veintitantos… ¡Cruel diferencia! Ahí iban, comentando las carreras matutinas y diferentes eventos deportivos en los que participaban, mientras yo intentaba hacer memoria de cuál fue el último en el que participé, que debió ser en la fiesta de fin de curso de tercero de EGB (sí, EGB), en la exhibición de judo en la que daba saltitos totalmente desincronizados (ya apuntaba maneras).

Excursión raquetas de nieve desde el Puerto de Navacerrada


Lo cierto es que ese camino no presagiaba nada bueno y nos mirábamos con tensión…

Tras el atasco oportuno y un calentito desayuno en la cafetería del Puerto de Navacerrada, lleno de esquiadores, familias, gorros, bufandas y olor a café, parecía que íbamos a iniciar la aventura.

Nuestra excursión era de nivel iniciación, no estaba establecida una duración, suponíamos un paseo por el bosque durante un ratito, al final fue unas tres horas y media o cuatro. Cuando llegamos al edificio donde se repartían los grupos vimos que había muchísima gente con muchos perfiles diferentes, adultos, jóvenes, niños… En el reparto de grupos, a nosotros nos tocó con el mismo grupo de deportistas con los que fuimos en el transporte, más alguno de sus amigos que se había sumado después.

Excursión raquetas de nieve desde el Puerto de Navacerrada


Bueno, pues repartidas raquetas de nieve y bastones comenzamos a caminar, primero sin ellas, hasta alcanzar el camino donde la nieve era más abundante, a partir de una de las sendas que parte del propio puerto, pegada al Camino Schmidt, en ligero ascenso. Durante nuestra excursión cruzamos la frontera entre Madrid y Segovia varias veces. Al menos, eso nos dijo el guía, nosotros no vimos ninguna línea dibujada en la nieve...

Nos tocaron las raquetas rosas, a mi me gustaban, al que no escribe no tanto… Ponerlas es sencillo pero, a pesar de ello, yo ya tuve alguna dificultad. Los inicios volvían a presagiar un futuro incierto.

Nos colgamos las cámaras al cuello y comenzamos a andar. Bastón-raqueta, bastón raqueta… diez minutos después, caminar con raquetas empezaba a ser algo bastante sencillo, siempre y cuando no me parara a hablar y descompensara brazo y pie, pero pronto se volvía a la normalidad ¡Nos gustaba!

Excursión raquetas de nieve desde el Puerto de Navacerrada


Pues ahí, cámara al cuello, pasito a pasito se hizo el caminito. Seríamos unas 10 u 11 personas que, como os decíamos, se componía de un grupo de olímpicos, una pareja que ya había usado en una ocasión las raquetas, un solitario y nosotros. Ahí íbamos, encantados de la vida, entre los pinos y pisando una nieve que, en esas fechas, tenía la peculiaridad de a primera hora en los tramos sombríos estar bastante dura y a media mañana, en la parte alta, estar demasiado blanda… pero ¿Y la belleza de la imperfección?

El paseo era agradable, a pesar de ello, en mi caso, en seguida decidí guardar la cámara en la mochila y, aquí, “el que no escribe”, en esta ocasión, es el único responsable de todas las imágenes.

Cruzamos una de las pistas de esquí y continuamos...

Excursión raquetas de nieve desde el Puerto de Navacerrada


En algún momento escuchamos unas palabras que cambiaron el destino de esa apacible excursión. Uno de los del grupo preguntaba por los 7 Picos, parecía que uno de ellos, el más oriental y próximo al Puerto de Navacerrada, no estaba demasiado lejos.

Lo reconozco, se me pusieron los pelos como escarpias. No soy mala llaneando, tengo fondo, pero pones una pendiente en mi vida y entro en combustión. El guía preguntó y todos estaban encantados con la idea, así que, sí, sonreí y vamos a por el piquito…

Excursión raquetas de nieve desde el Puerto de NavacerradaAhí ya, subimos el metal trasero de la raqueta (también llamado alza) que te coloca el pie como si fuera en una posición de puntillas para facilitar la subida. Y yo no digo que no la facilitara, pero no dejaba de ser subida.

Por suerte, nos tenían preparado, a lo que sería la mitad de la excursión, un desayuno de chocolate y bizcocho casero para reponer fuerzas.

Tras el descanso siguió la subida. Hay que reconocer que las vistas, si no fuera porque la mía iba nublada y el corazón me hacía palpitar la cabeza, eran preciosas. El grupo olímpico que nos acompañaba no solo no se fatigaba, sino que daban saltitos, lo cual no hacía más que humillar a mi pobre corazón estresado.

Hubo un momento que pensé en esperarles ahí, pensé que el músculo cardiaco iba a salírseme por la boca como el alien asomaba por el pecho en la película. Para nuestro guía, este estado lamentable no pasó inadvertido. Yo creo que pensó que mis palpitaciones podrían provocar un alud. “El que no escribe”, que lleva una vida tan sedentaria como la mía, o quizá más, que no coge el Metro, parecía sueltecito y tranquilo, me miraba entre la risa y la lástima; el mundo estaba en mi contra. 

El guía dice que ahí no se queda nadie solo, que paramos y damos la vuelta. Pero tras un sí, un no, tras todo el grupo mirándome mientras casi reptaba, llegamos al pico (gente maja, la verdad). El pico Somontano, a 2138 metros. Lo importante, y voy a ser egocéntrica, no es que llegáramos, es que llegué yo al pico, un milagro divino. Venga va, que llegamos todos.

Excursión raquetas de nieve desde el Puerto de Navacerrada


Desde arriba se divisaban perfectamente muchos de los picos de la Sierra de Madrid. También la Bola del Mundo.

Excursión raquetas de nieve desde el Puerto de Navacerrada


Iniciamos la vuelta por un camino algo diferente, pasamos por el Alto del Telégrafo y vimos la escultura de la Virgen de las Nieves que hay allí.

Esta vez ya no cruzamos la pista de esquí, la bordeamos e iniciamos una bajada con bastante pendiente a través del bosque de pinos.

Excursión raquetas de nieve desde el Puerto de Navacerrada


La bajada nos ofrece confianza, recuperado el ritmo cardiaco, parece que nada puede poner dificultades. Solo una cosa, el sol… El sol ha ablandado la nieve y la bajada convierte algunos tramos en toboganes. 

Resultaba divertido. Los que sabían esquiar se deslizaban a veces sobre las raquetas y otras directamente se ayudaban del culo. En nuestro caso, “el que no escribe” alternaba el segundo sistema con equilibrios imposibles con sus largas piernas. Y yo, no hace falta que lo diga ¿no? En el segundo dos ya estaba en el suelo haciendo la croqueta bosque abajo…

Excursión raquetas de nieve desde el Puerto de Navacerrada


El problema mayor es que, en mi caso, no era capaz de frenar. Ni clavar bastones, ni plantar raqueta... en mi caso, cogida la pendiente, me deslizaba de forma infinita y veía como dejaba al grupo atrás. Ocurrió una vez, ocurrió dos veces... y una de las pendientes me obligó a buscar una medida de emergencia… un pino. Un pino fue el único capaz de frenarme ladera abajo, aún lo recordamos y, hasta escribiendo, se me saltan las lágrima de la risa y de la vergüenza propia. Necesité la ayuda del guía y “del que no escribe” para salir de ese árbol donde los bastones estaban enredados a la raqueta y mis piernas sumergidas en la nieve blanda contra el tronco. Me tuve que abrazar a él y todo… Mientras, el resto del grupo estaban esperando metros arriba, no quise mirar… y ni siquiera me atrevo a buscar en youtube, por si me encuentro por ahí ladera abajo amante de un pino.

Excursión raquetas de nieve desde el Puerto de Navacerrada


Me reí, nos reímos, y lo pasamos genial. La vuelta continuó en una pendiente infinita hasta llegar a la pista de nuevo. Me temblaban las piernas, pero llevábamos los dos una sonrisa en los labios que no nos la podíamos quitar. Nos encantaron las raquetas. Vale, no fue mi día pero, este año, si es que a la nieve le da por aparecer, nos pillamos unas sí o sí… Sé que estamos hechas las unas para la otra, sabemos en ¿Tienes planes hoy? que nosotros también podemos ser olímpicos en un tiempo muy lejano…

Excursión raquetas de nieve desde el Puerto de Navacerrada


Queremos deciros que es una experiencia muy recomendable, que si no lo habéis hecho nunca es una actividad divertida, al aire libre, que te da la seguridad de poder caminar por lugares que, de no llevarlas, sería complicado, que es difícil ser tan pato como yo y que, aún siéndolo, dado que es como llevar unas aletas, la gravedad actúa y las caídas suelen ser inofensivas, al menos, yo en ninguna me hice nada de daño. Que es apta para adultos, para niños… que solo hay que seguir el ritmo que el cuerpo te pida, Que los paisajes son preciosos...

Excursión raquetas de nieve desde el Puerto de Navacerrada


Agradecemos a los compañeros de excursión la comprensión y la no humillación pública, y al guía la paciencia y compañía en esa bonita mañana.

Y dadas las fechas, este año estamos con mucha ansiedad de nieve y parece que no quiere llegar… Aprovechamos, a parte de recomendaros una experiencia de raquetas por la nieve, para lo siguiente (creemos estar a tiempo para que llegue):

Queridos Reyes Magos, este año hemos sido muy buenos ¿Sería posible un poquito de nieve? Por favor.

Con todo nuestro cariño,

¿Tienes planes hoy?

Excursión raquetas de nieve desde el Puerto de Navacerrada






Leer más...

22 de diciembre de 2014

Madrid: un día en Navidad

Lo que podamos nosotros decir de Madrid nunca va a ser imparcial. Hemos crecido aquí y, al menos hasta la fecha, sigue siendo nuestro lugar de residencia. Por lo tanto, Madrid, la mejor para algunos o la peor para otros, está llena de rincones, calles, plazas, parquecitos, autobuses, tiendas y bares que esconden mucho de lo que somos. Tenemos un apego por nuestra ciudad que hace que, aunque reconozcamos sus defectos, adoremos sus virtudes y tengamos un amor incondicional por ella en su conjunto.

Madrid Navidad


Así que, cuando llega la Navidad, es una tradición para nosotros dedicar un día a perdernos por los clásicos de siempre. A camuflarnos entre la marea de personas que llenan cada una de sus calles, gente de aquí y gente de fuera, donde todos a una sumamos y hacemos de la Navidad en Madrid algo especial.

Pasar un día en Madrid en fechas navideñas, para nosotros, es un imprescindible. Una fecha en la que no solemos fallar es en el Puente de la Constitución, momento en el que más gente podemos encontrar ¡Nos encanta formar parte del tumulto! Y aquí os contamos qué no nos perdemos cada año.


Lo primero para empezar el día es abrigarse, este año tenemos un tiempo muy otoñal, pero cuando vas a estar todo el día fuera no está de más llevar unos guantes. Lo siguiente, ropa y calzado cómodo. Un día de este tipo en Madrid implica disfrutar de la calle, pasear mucho y lidiar con la marabunta de gente con muy buen humor.

Lo siguiente es desplazarse hacia el centro, donde se encuentra el corazón de la Navidad madrileña. Los optimistas lo harán en coche, los racionales en transporte público. Nosotros somos a ratos una mezcla de los dos. Así que, nos acercamos a las inmediaciones en coche, y luego nos dimos un paseo de unos 20 minutos hasta llegar al cogollito de la Navidad.

Ya sabemos que las luces a todos nos encantan, pero no hay que infravalorar el ambiente navideño durante el día. Por eso nos gusta hacernos “un completo”, día y noche por Madrid.

La Puerta del Sol de Madrid es el punto de referencia para todos. Desde allí se despide al “año” y se da la bienvenida al que entra. El reloj toca los cuartos y las 12 campanadas, cada una acompañada de una uva que todos engullimos simultáneamente hasta llenarnos los carrillos entre risas, emoción y atragantamientos. Pero hasta que llega la “mágica” noche, la Puerta del Sol se convierte en el enlace desde donde salen todos los caminos. En esta plaza, que ha sufrido infinitas transformaciones, se vende la Lotería, se reparten personajes infantiles disfrazados de Papa Noel o Bob Esponja, un gigante árbol de Navidad, patrocinado por Loterìas del Estado, da la bienvenida a estas fechas, y desde el centro se ven salir calles por cada uno de sus lados, que desde la distancia son una marea humana donde parece que no cabe un alfiler. Pero sí, cabe. Madrid es infinito y siempre hay sitio para el que llegue a ella.

Madrid Navidad


En la Puerta del Sol está el Oso (osa) y el Madroño, en la Puerta del Sol está el Km 0, a la Puerta del Sol ha vuelto el emblemático cartel de “Tio Pepe” y en la Puerta del Sol palpita Madrid.

Ahora se trata de decidir qué calle coger, depende la que elijas te llevará a otro emblemático rincón. Nosotros optamos por dirigirnos a la Plaza Mayor.

La Plaza Mayor pasa por diferentes decorados en época navideña. Hasta Nochebuena, la plaza está repleta de puestecillos, luego la mayoría desaparecen y se monta, depende del año, algún escenario preparado para la Noche Vieja.

Madrid Navidad


Hasta hace unos años, en esta plaza se encontraban los artículos de broma, entre los típicos adornos de la fechas. Ahora, solo encontramos los segundos. Esta plaza en Navidad parece diferente, se pierde la bonita vista panóramica de la plaza porticada para dar paso a un espacio lleno de gente, sonidos, y muchos gorros y pelucas imposibles que, en algún momento, no sabemos cuándo, pero hace bastante tiempo, se convirtieron en tradición aquí. Pelucas multicolor, gorros de renos, antenas luminosas, abetos de goma espuma. Todo un sinfín de modelos a cuál más surrealista, pero que dan una simpática imagen a este lugar.

Entre las casetas de adornos, los puestos de patatas fritas de churrería, chulapos y barquillos, caricaturistas, espectáculos callejeros y vendedores del pitito ese insufrible que se meten los niños en la boca hasta taladrarte el cerebelo, se encuentran las personas, parándose aquí y allí, las cámaras intentando fotografiar lo imposible, las autofotos (ahora llamadas selfies), los carritos de coche, niños, adultos. Parece imposible, pero todo cabe.

Madrid Navidad


En 2014, la Plaza Mayor se encuentra en obras de rehabilitación. Esto tiene varias consecuencias. Por un lado parte de su fachada se encuentra cubierta por una tela con un trampantojo que cubre los andamios. Por otro lado, el Belén ha tenido que ser trasladado al centro de la plaza. Un Belén que se puede visitar libremente con dar tan solo un paseo por la zona. El único requisito es seguir el orden de la fila.

Desde la Plaza Mayor, y depende de la hora que sea, se pueden presentar varias alternativas. Pegado a ésta y saliendo por una de sus puertas se encuentra el Mercado de San Miguel. En esta entrada os hablamos de él ampliamente. Este lugar es casi de obligado paso desde su reapertura. Pocos se resisten a entrar y cometer algún pecadillo gastronómico. Para los más nostálgicos, lo que es irresistible es el bocadillo de calamares en alguno de los locales que rodean la plaza.

Madrid Navidad


Somos conscientes de que puede sonar extraño y hasta desagradable para quien no está familiarizado con el concepto de este manjar. Algo que sabemos que, visto los clásicos locales y la grasilla que impregna las servilletas que los envuelven, puede causar rechazo, pero que para otros, como para nosotros, es la excusa para, una vez al año, sucumbir a uno de los típicos madrileños. Así, podréis encontrar a gente apoyada en cualquier rincón, comiendo en la misma calle, apoyados en lugares imposibles y haciendo cola como si del mismo Bulli se tratara.

Madrid Navidad


Una vez engullido el manjar, no viene mal un café calentito. Será difícil encontrar por la zona un asiento pero, alejándose por cualquier callejuela, seguro que aparecerá un rincón para poder descansar.

Aun así, el descanso no debe ser largo. Desde cualquier rincón se escuchará el bullicio, la luz cae pronto y el encendido de las luces será inminente. El horario de las luces de Navidad es el siguiente:

De domingo a miércoles, entre las 18 y las 22 horas.
Los jueves, viernes, sábados y las vísperas de festivos entre los 18 y las 23 horas.
24 de diciembre y 5 de enero, de 18 horas a 3 de la madrugada.
25 de diciembre, 1 y 6 de enero, de 18 a 24 horas.
31 de diciembre, el día con más hora de iluminación, de 18 a 6 horas de la madrugada.

La iluminación de la ciudad de Madrid es obra, principalmente, de diseñadores como Purificación García, Hanibal Laguna, Vitorio y Luchinno, Ángel Schessler, entre otros tantos, y del arquitecto Ben Busche, quién tiene gran protagonismo en muchos de los rincones.

Madrid Navidad


La Cava de San Miguel, que sale de la Plaza Mayor, al lado del Mercado de San Miguel, es uno de los lugares que más nos gustan en cualquier época del año. No tiene nada concreto y sí un todo especial. La curvartura, las fachadas de sus casas, el arco de cuchillero. Esta cava es donde se encontraba el antiguo foso de la ciudad. Bajamos por ella, allí se encuentra el Restaurante más antiguo del mundo, Casa Botín, otro de los emblemáticos de Madrid…

Madrid Navidad


Pasear, pasear y pasear, coger una calle y luego otra entre un montón de luces de colores y aromas diferentes se convierte en un entretenimiento de tarde.

Este año 2014, en la Plaza de Oriente, la que está frente al Palacio Real de Madrid, hasta el 4 de enero, durante 7 minutos, hay un espectáculo de música e iluminación. Asi que, este año decidimos acercarnos. Esto ocurre a las 18.30, 19.30 y 20.30 los domingos, vísperas de festivo y festivos. 

De camino a la Plaza de Oriente, cuando en Madrid ya es de noche, navegamos por la calle Arenal con toda la marea de personas. A ratos huele a castañas asadas, y todas las tiendas permanecen abiertas. Al llegar a la plaza de la Ópera de Madrid, los aromas se intensifican, un mercadillo de dulces, bizcochos, frutas escarchadas, y un árbol de Navidad Azul decoran este lugar.

Madrid Navidad


Llegamos justo a tiempo a la Plaza de Oriente, a la hora acordada las luces se apagan y, en cuestión de segundos, comienzan a sonar dos villancicos. Al ritmo de la melodía, las luces se encienden y se apagan durante unos minutos. Teníamos más expectativas, pero es lo que hay…

Una tarde de Navidad en Madrid requeriría una merienda digna. Si quieres conocer otro clásico de la ciudad, los churros y el chocolate en la Chocolatería de San Ginés te esperan. Fundada en 1894, cercana a la Puerta del Sol, en el pasadizo de San Ginés, la gente se agolpa conformando una fila infinita y haciendo del callejón un rincón muy concurrido.

Madrid Navidad


Hablar de la Navidad en Madrid y no tararear “Cortylandia, Cortylandia vamos todos a cantar…” sería muy raro. Si bien, es un espectáculo relacionado directamente con una marca comercial, se ha convertido en una tradición en la ciudad. En la fachada del Centro comercial del Corte Inglés, entrando por la Calle Maestro Victoria, cada año se montan unos decorados que en determinados horarios (generalmente en pases cada hora), se animan y ofrecen una “minihistoria” narrada y cantada a los pequeños. Este año había tanta gente que la foto que os aportamos es de hace unos cuantos de años.

Madrid Navidad


De noche y aún no os hemos hablado de la calle Preciados, calle comercial por excelencia y que nos dirije hasta la Plaza de Callao, donde, bajo nuestra opinión, se encuentra el árbol más bonito de Navidad en Madrid. Esta plaza intersecciona con la Gran Vía. Allí es un buen lugar para acabar el día asistiendo a alguno de los espectáculos que se ofrecen en los teatros que quedan, musicales, monólogos, obras de Teatro…

Madrid Navidad


Pero si no es el caso, si queréis ver un rincón donde los peques disfrutan hasta bien entrada la tarde, frente a Callao, al otro lado de la Gran Vía, está la entrada a la Pista de Patinaje sobre Hielo. Nosotros nos acercamos para dejarnos invadir un poco más por el ambiente navideño.

Hay mucha más Navidad en Madrid, en total se reparten 11 árboles navideños repartidos por la ciudad, Plaza de Santa Ana, Plaza España, Plaza Castilla, Colón… 

Madrid NavidadTambién hay bastantes más pistas de patinaje, en la Galería de Cristal del Palacio de Cibeles, en la Plaza de Felipe II, entre otras de diferentes distritos.

Hay Belenes: el Napolitano en el Palacio de Cibeles, el Belén luminoso de la Puerta de Alcalá…

Hay muchas más calles iluminadas: Serrano, Velazquez, Fuencarral, goya, La Plaza de Chueca, el Paseo de la Castellana...

Por supuesto, no podemos dejar de mencionar el Mercado de Artesanía de la Plaza de España, otro clásico en Madrid…

Pero nosotros queríamos contaros un día cualquiera de dos madrileños que pasean por su Navidad de siempre, un paseo sin grandes pretensiones más que respirar el ambiente de su ciudad en estas fechas.


Y con este pequeño homenaje a nuestras Navidades, os queremos desear que paséis unas Felices Fiestas, un próspero Año Nuevo y daros las gracias un año más por acompañarnos.

!Nos vemos en 2015¡

… Y recordad ¡Madrid os espera!

¿Tienes planes hoy?

Madrid Navidad






Leer más...