18 de junio de 2017

Restaurante Navaja: Galicia y Perú en Malasaña

Tienes planes hoy
Habitualmente comentamos que, al igual que viajar, nos gusta comer. Es así. Elegimos destinos e investigamos el territorio gastronómico. Y cuando no tenemos destino ni viaje a la vista, calmamos la ansiedad buscando algún lugar para tomar algo en nuestra ciudad o alrededores (lástima de que no tenemos muchos documentos gráficos de calidad sobre ello). Y lo que es más grave, cuando no podemos salir por el motivo que sea, nos ponemos programas gastronómicos en la televisión. ¿Damos miedito, verdad?

Hemos decidido, después de bastante tiempo, incorporar una nueva sección al blog relacionado con lugares o experiencias gastronómicas que de una manera u otra nos han gustado. No somos críticos gastronómicos, ni lo pretendemos. Pero como ofrecemos planes, dentro de los nuestros también está salir a conocer nuevos lugares donde disfrutar de la gastronomía. ¡Nos chifla!

Avisamos de que actualmente estamos en una etapa muy tabernera. En Madrid este concepto últimamente ha sufrido una transformación muy atractiva. Ahora, a nosotros nos gusta el concepto clásico de taberna y también el más actualizado. Tenemos el paladar muy abierto. Para comenzar, lo vamos a hacer con el último lugar que hemos visitado, ya que del resto vamos a tener que recuperar documentos gráficos del móvil (oh, horror) o repetir (mola).

Restaurante Navaja Madrid peruano gallego

 Hoy os acercamos el Restaurante Navaja, en la Calle Valverde 42, Madrid.

La calle Valverde de Madrid es una vía estrecha de tráfico restringido para residentes y con las casas balconadas típicas del centro de Madrid y forma parte del barrio de Malasaña

Calle Valverde restaurante Navaja Restaurante Navaja Madrid


Navaja no tiene una fachada ostentosa ni exuberante, apenas una puerta y una ventana, que hizo las delicias de nuestra visita porque fue, justo en ella, donde disfrutamos de nuestra experiencia.

Restaurante Madrid Navaja fusión

Vamos a empezar por el final, nos ha gustado mucho este lugar, es ideal para todos aquellos que disfruten probando diferentes preparaciones y compartiendo platos. Navaja es un local pequeño, con barra, mesas altas con banquetas y unas poquitas (muy poquitas) mesas al fondo del local.

Calle Valverde Madrid


Una decoración que mezcla la madera, el estilo industrial, algún detalle vintage y el espacio diáfano aunque dividido en tres espacios diferenciados, más parecido a una de las tabernas renovadas que al concepto clásico de restaurante, bajo nuestra opinión.

Restaurante encanto Navaja Madrid Restaurante encanto Navaja Madrid


Tiene una carta corta, pero realmente apetitosa, si te gusta la idea de probar cocina fusión gallego-peruana principalmente, aunque tiene guiños a otras también. Nosotros fuimos un domingo más o menos pronto, antes nos tomamos un vermut en La Ardosa (Taberna Clásica de Madrid), lugar del que os hablaremos en otra ocasión y nos fuimos directamente a este local, que está a apenas 2 minutos del otro.

Restaurante Navaja Madrid

Os vamos a contar nuestra selección de platos para aquel día (2 personas).

Comenzamos probando su navaja nikkei, se pide por unidades. La navaja era pequeña, pero sabrosa, y su elaboración nikkei todo un acierto, entre algunos de sus ingredientes cacahuetes o tirabeques. Intentar repetiros la descripción de cada plato para nosotros es imposible pero, si vais, ya se encargará su personal de hacerlo, cada vez que os presenten una elaboración

Navaja Nikkei restaurante Madrid

Luego pretendíamos probar su erizo pero aquel día no había. Así que dimos paso directamente a las ortiguillas con Kimchi coreano para compartir. Nos encantó el sabor a mar, el tacto, y nos habríamos comido un par más de ellas.

Ortiguillas Kimchi restaurante Navaja Madrid

Para continuar nos llegó el Aguachile. Era de langostino tigre. Hasta la fecha no habíamos probado anteriormente esta elaboración de origen mexicano, aunque es similar a los tiraditos. Suave, fresco y sabroso simultáneamente. Otro de los platos que compartimos.

Restaurante Navaja Madrid aguachile

Luego nos pasamos a un plato de carne. El tartar de solomillo estilo japonés. Totalmente diferente en sensaciones y sabores al tartar clásico. Pero también disfrutamos mucho de la experiencia. Diremos que el tartar es un plato a ambos nos encanta. Va aliñado, entre otras cosas con salsa teriyaki y acompañado de alga nori.

Tartar solomillo japones restaurante Navaja Madrid

Cuando terminamos este plato. El paladar estaba caprichoso. Esa sensación que tienes cuando vas probando diferentes platos y todos ellos estimulan las papilas gustativas. No teníamos hambre, pero el paladar pedía más.

En el último momento, cuando íbamos a pedir el postre, nos lanzamos por un Buns de cangrejo, gula total, y ¡oh señor!, sin tener demasiadas expectativas, llegó aquel cangrejito de concha blanda, con su mayonesa de pimiento de padrón, el toque suave de picante y demás. Nos emocionó a los dos, adictivo. Sabor, sabor, sabor..

Buns de cangrejo restaurante Navaja Madrid

La comida fue regada con un vino Guimaro de la Ribeira Sacra (18€). Quisimos probar alguno que nos recomendaran. No estuvo mal. Diferente a otros que hemos probado, pero tampoco nada que nos haya dejado huella.

De postre optamos por Ton Pay a compartir, un postre estéticamente atractivo, divertido y refrescante. Es masa Wonton acompañada de una crema suave, frutos rojos, pisco y una especie de espuma de coco. Buena guinda para el pastel.

Ton Pay restaurante Navaja Madrid Malasaña

Finalizamos con nuestros imprescindible café. Y nos invitaron a un par de licores. El monto total de la comida ascendió a 70,50€.

Salimos de Navaja como si en la boca nos hubiera explotado un mundo de sabores. Esa grata sensación de haber disfrutado mucho, de tener cosquillitas que recorren el paladar de lado a lado y que te obliga a estar paladeando aún después de comer. Una sonrisa nos acompañó en el paseo de aquel domingo tarde, y una equis que marcamos en el mapa de locales como un “Volver pronto”.

Un placer haberte conocido Navaja.

¿Tienes planes hoy?

Restaurante Navaja Malasaña Madrid nikkei


11 de junio de 2017

Ronda y la magia del sur

Tienes planes hoy
En plena Serranía de Ronda, provincia de Málaga, se encuentra esta población del mismo nombre. Un lugar con una luz especial, como suele ocurrir en Andalucía, y un callejeo precioso que te sumerge en la historia. Un callejeo también caracterizado por el sonido de la gente que, con el buen tiempo tapea en las numerosas terrazas o banquetas que hay en las puertas de los bares. Un destino al que llegamos para pasar un fin de semana largo y que establecimos como campamento base para conocer otros lugares del sur bastante pintorescos. Pero de esos hablaremos en otra ocasión, hoy la protagonista va a ser Ronda.

Visitar Ronda

La imagen más popular del lugar es el llamado Puente Nuevo sobre el Tajo de Ronda. Un cortado por el que debajo fluye el río Guadalevin. Se trata de un pequeño desfiladero o garganta de unos 100 metros de profundidad y 500 metros de largo.

El puente data de mediados del s.XVIII. Se lo conoce por “nuevo” porque a principios del s.XVIII se construyó el que fue el primer puente, pero tan solo duró seis años en pie, derrumbándose posteriormente y llevándose por delante a medio centenar de personas. Años después se llevó a cabo el que ahora se puede observar.

Puente Tajo de Ronda

Esta pintoresca imagen hace de Ronda un lugar exclusivo y especial. Para tomar la imagen y obtener una buena panorámica lo mejor es hacerlo desde los Jardines de Cuenca, que te van llevando hacia abajo por un caminito, hasta lugares donde te ofrecen bonitas vistas.

Desde arriba del puente se obtienen también unas imágenes impresionantes, fruto del enclave pintoresco en el que está ubicada la ciudad.

Enclave Ronda

Del pasado musulmán de la ciudad aún quedan señales. La ubicación de la ciudad era perfecta en lo que a carácter defensivo se refiere. La garganta de la que hemos hablado antes, por sí misma, suponía un elemento disuasorio. Aun así las murallas protegieron Ronda y, hoy en día, aún quedan restos de las mismas y las puertas por las que se accedía al interior.

Ronda Murallas Almocabar visitar


Una de las puertas principales, que daban acceso al barrio alto, era la de la Almocabar, originaria del s.XIII, aunque fue reconstruida posteriormente y cercana al cementerio. Esto sería por el sur de la ciudad. Por el este se encuentran las murallas y puerta (Puerta Cíjara) que daba acceso a los Baños Árabes.

Murallas Ronda

En el oeste la muralla y puertas que protegían el acceso a los lugares más productivos de la ciudad, donde se encontraban áreas destinadas al resguardo del ganado, o al molino.

ROnda visitar Arco Felipe V

Entre murallas y puertas cabe destacar el Arco de Felipe V. Por su nombre ya puede uno intuir que su construcción no se remonta a los inicios de las murallas. A raíz del derrumbe del primer puente de Ronda, del que os hablábamos anteriormente, los accesos a la ciudad empezaban a estar saturados, así, en tiempos de Felipe V donde se encontraba anteriormente una puerta de la muralla se procedió a hacer una pequeña “reforma”, sustituyendo ésta por el arco que ahora se puede visitar, más ancho que la anterior entrada.

Ronda turismo Fuente 8 caños

Por cierto, a pocos metros del Arco de Felipe V se encuentra la Fuente de los Ocho Caños (s.XVIII) que antaño tenía el agua corriente de forma continua a través de sus grifos, ahora se consigue a través de sus pulsadores. Y por la parte opuesta de la fuente, un abrevadero. Está frente a la Iglesia del Padre Jesús.

Vistas Ronda desde Murallas

Si hay otra cosa que destaca de Ronda son sus baños árabes. Se dice que los mejores conservados de España. Para visitarlos hay que acercarse al Barrio de San Miguel por la zona de extramuros. Por lo visto, la ciudad contó con más baños árabes, pero hoy quedan éstos visitables. El precio de la entrada es de 3 euros, y en los fines de semana solo están abiertos hasta las 15:00.

Visitar Baños árabes Ronda

Se visitan por libre y dentro te ponen en una de las salas de los baños, un video que te ilustra sobre la historia de los mismos. Nos pareció muy interesante y nos gustó la visita.

Plaza de Toros Ronda

La Real Maestranza de la Caballería de Ronda o más popularmente identificable como la Plaza de Toros, es uno de los edificios más populares de la ciudad. Sin entrar en el polémico tema de la tauromaquia, destacar que como edificio es realmente bonito. Lo que es la Real Maestranza de la Caballería nació bajo el mandado de Felipe II, en el s.XVI, destinada más bien al entrenamiento y preparación del arte ecuestre. Se incluyeron los toros, tradición que venía de atrás.

Plaza de Toros Ronda

Pero el edificio en sí mismo es originario del s.XVIII, de carácter monumental y con la particularidad de no tener un solo tendido al descubierto. Arquitectónicamente nos encantó. Acceder al mismo tiene un precio de 7 euros y en su interior se puede acceder a los toriles, al museo y alrededores de cuadras, a parte de la plaza.

Balcondel coño Ronda

Cerca de la Plaza de Toros podéis disfrutar de uno de los miradores más conocidos de la ciudad y cuyo nombre seguro no se os olvidará fácilmente, el Balcón del Coño. Particular nombre para un precioso mirador que da vistas sobre el entorno que rodea a la ciudad, la Serranía de Ronda y que se sitúa en el Paseo de la Alameda, sobre una especie de barranco y a bastante altura. Su nombre deriva, de la expresión que se espera que brote de los labios al asomarse a él.

Vistas Mirador Ronda

En Ronda hay varias casas palacio de interés. Nosotros vamos a destacar el Palacio del Rey Moro. Que ya por su nombre resulta algo inspirador. El enclave en el que se encuentra este lugar es estupendo. En pleno casco histórico, al otro lado del puente y que da acceso hasta el borde del río Guadalevin. 

Vistas Ronda Palacio Rey Moro

Es originario del s.XVIII y aunque no es visitable el interior del edificio, si que lo son sus jardines (años 20), divididos en una especie de terrazas y de corte algo laberíntico, con pequeños estanques con nenúfares y pequeños setos.

Viaje Ronda jardines Palacio Rey Moro

No se puede olvidar la visita una joya declara Bien de Interés Cultural, una mina de origen árabe. No una mina cualquiera, desde el palacio y bajando 365 escalones construidos aprovechando una grieta de la roca se accede a un manantial que brota del río y de donde se extraía agua. Este lugar secreto fue de vital importancia para plantar resistencia a los ataques cristianos en época de la Reconquista. En el descenso de la mina iréis encontrando recovecos que probablemente se utilizaron como depósito de agua o almacenamiento de armas.

Mina agua Ronda Mina de agua Ronda

Desde abajo del todo se accede a la orilla del agua, rodeada de altas paredes verticales, resultando un lugar bastante pintoresco.


Visitar Ronda PLaza Duquesa Parcent

Y si hay una plaza emblemática en la ciudad ésta es la Plaza de la Duquesa Parcent. Desde los inicios de la historia de la ciudad, éste ha sido un enclave importantísimo para el lugar. En época romana, parece ser que aquí se ubicó un templo. Con la llegada del dominio musulmán, fue derruido para levantar una mezquita y, con la conquista cristiana, ésta se demolió para levantar un nuevo templo religioso. Un no parar por dejar, cada uno, su símbolo más preciado.

PLaza Duquesa Parcent Ronda

Esta plaza la conforman diferentes construcciones de carácter noble y señorial. La Duquesa Parcent fue muy proactiva en la ciudad de Ronda. Quedó prendada del lugar tras disfrutar de ella durante unas vacaciones y posteriormente participó de forma directa en ella. Dicen que vivió en el Palacio del Rey Moro y fue la creadora de la Caja de Ahorros y otras instituciones de interés para la vida rondeña.

Visitar Ronda Iglesia

En la actual Plaza Duquesa de Parcent se encuentra el Ayuntamiento y la Iglesia de Santa María la Mayor, de gran peculiaridad por la diferencia de estilos que aúna. En época de los Reyes Católicos, Fernando la elevó a la categoría de colegiata. Nosotros visitamos su interior y adquirimos una audioguía. Ésta última no nos acabó de convencer y probablemente habríamos prescindido de ella, se centraba más en la parte artística que rodeaba al templo que en su historia.

Calles Ronda turismo Viaje Ronda calle


Ronda es un destino ideal para pasear y meterse por sus diferentes barrios. El Barrio de San Francisco, por ejemplo, nos pareció muy chulo, solo que con tanto coche no lo hacía lucir tanto como podría.

Ronda

La ciudad se distribuye en diferentes núcleos comunicados por callejuelas estrechas, por pequeñas plaza coquetas, fachadas blancas muy favorecidas por su atardecer. Recorriendo los diferentes callejones, pozos, fuentes, palacetes, empedrados, rejas… es una maravilla.

Calles Ronda visitar

A Ronda llegamos un viernes por la noche. Salimos desde el trabajo al mediodía. A las diez de la noche comenzábamos a cenar y a medianoche aún nos encontrábamos tapeando de local en local. Empezamos con unas alcachofas con humus y fue el principio del sin fin. Entre vino y vino, la ensaladilla, minihamburguesas, carrilleras, boquerones, rabo de todo.  Y acabamos, al lado de la Plaza del Socorro tomándonos una copita en la terraza. Esto es algo que también forma parte del encanto de los lugares, disfrutar de momentos relajados en un buen ambiente, gastronomía…

Barrios Ronda

Los puntos que os hemos comentado previamente los visitamos justo al día siguiente de nuestra llegada. Un día que salió algo caluroso para ser mayo, pero que por otro lado llenaba de luz la ciudad y convertía el atardecer en una estampa dulce y cálida. Caminamos y caminamos por sus calles y barrios, haciendo paradas para retomar fuerzas con algún vino y gastronomía rondeña.

Calles Ronda viajar

Entre los locales en los que estuvimos disfrutando de la gastronomía nos gustó especialmente Carmen de Ronda, en la Plaza de Duquesa Parcent, donde cenamos una de las noches y nos cautivaron sus migas rondeñas y la torrija de helado con turrón, por encima de los demás platos que tomamos que también estaban muy buenos. La Taberna el Almacén también es un lugar, a parte de agradable, con unas tapas más innovadoras que nos gustaron bastante.

Ronda encanto Malaga

Ronda nos pareció una ciudad con muchísimo encanto y un gran ambiente. Igual que siempre decimos que el norte nos tiene enamorados, el sur tiene algo especial que lo convierte en un destino distendido, mágico, con un cierto toque de romanticismo y un carácter especial. Desde que visitamos esta zona, se ha convertido en una recomendación recurrente a aquellos que nos preguntan por escapada bonita y tranquila.

¿Tienes planes hoy?

Ciudad encanto Andalucia Ronda



31 de mayo de 2017

Callejeando por Cáceres

Tienes planes hoy
Cáceres es un destino muy apetecible. Tiene un casco histórico declarado Patrimonio de la Humanidad, por el que da gusto pasear tanto de día como de noche y perderte por sus calles, de corte medieval.  Es un lugar al que, si has ido, te apetece volver cualquier fin de semana para enredarte en sus vías empedradas y acomodarte en sus bares para degustar la gran variedad de tapas que ofrece y disfrutar de su ambiente. Durante el año 2015, fue galardonada como capital española de la gastronomía.

Caceres Plaza Mayor

Cultura y gastronomía se fusionan en esta ciudad que se recorre con muchísima facilidad y te hace viajar por parte de la historia. 

Además, la ciudad de Cáceres, en Extremadura, es un campamento base ideal, para poder visitar otros rincones de la provincia que la rodean. 

Nosotros fuimos en un mes de marzo especialmente benévolo, ya que nos permitió disfrutar de la gastronomía cacereña en sus terrazas. Y lo recordamos con pasión, os lo aseguramos.

En principio íbamos a estar una única noche, pero lo alargamos a dos, lo que nos llevó a pasar cada una de ellas en un hotel diferente (consecuencia de la improvisación). Nuestra recomendación, en la medida que os sea posible, elegid un hotel céntrico, para poder disfrutar de los paseos y estar totalmente despreocupados de vehículo, etc.

Calles de Caceres Calles de Caceres

























El día de ida, hicimos una parada en Trujillo, un lugar precioso del que ya hemos hablado en el blog y os recomendamos. Luego llegamos a Cáceres por la tarde, y estuvimos esa noche,  y el día completo siguiente con su noche incluida. Más o menos lo que vendría a ser un día y medio o dos paseando por el casco histórico de la ciudad hasta casi sabernos de memoria cada giro de las calles. El día de vuelta, hicimos una parada en Plasencia, lugar del que hablaremos en otra ocasión.

Como os decimos el casco histórico de la ciudad es muy accesible y fácil de conocer. Eso sí, está lleno de rincones y pequeños tesoros. Vamos a intentar enumerar algunos de los más importantes:

La Plaza Mayor

Una plaza, amplia y peatonal, que ha sufrido una reforma hace apenas unos años, donde quedaron delimitados espacios como la plaza mayor de verano y la de invierno. Con esta reforma se recuperó el centro de la vida de la ciudad, ya que años atrás había dejado de ser peatonal para formar un gran aparcamiento. Respecto a su resultado final, hay opiniones para todos los gustos.

Plaza Mayor de Caceres

Al llegar a ella ves que tiene pasado a través del Arco de la Estrella que da entrada al corazón más antiguo de la ciudad, con la Torre del Bujaraco a su lado.

Plaza Mayor Cáceres Noche

Pero también se ve que tiene presente, con un montón de vida disfrutando en el centro de la misma. La zona soportalada (s. XV) , de arquitectura popular  alberga un montón de bares y locales de restauración.  Disfrutamos mucho en ellos, aprovechando las terrazas, había un gran ambiente.

El ayuntamiento, como es de esperar también se encuentra en este espacio. Una plaza que también fue mercado de abastos.

Ayuntamiento de Caceres

Nos adentramos bajo el arco  y la Torre del Bujaco, del s. XII, atravesando las antiguas murallas de la ciudad.

La Torre del Bujaco

La Torre del Bujaco forma parte de las murallas y fue construida en el s. XII por los musulmanes. Actualmente es un centro de interpretación.

Torre del Bujaco Caceres

Si continuamos por la C/del Arco de la Estrella llegamos a la Plaza de Santa María.

Arco de la Estrella Caceres


Plaza de Santa Maria y sus edificios


Plaza Santa Maria Caceres Noche

Esta plaza monumental tiene varios edificios de interés y por la noche, casi solitaria, despide un cierto toque romántico medieval. Los edificios principales son:

Concatedral de Cáceres: La Iglesia de Santa María la Mayor fue designada como concatedral a finales de los años 50.

Concatedral Caceres Interior Retablo Concatedral Caceres

























Es de estilo románico de transición al gótico y resalta de ella su retablo plateresco y el Cristo Negro. El templo se completó entre el s. XV y S. XVI. Su entrada general rondaba los 4 euros. Y subimos al campanario para tener unas vistas sobre el casco antiguo.

Mirador Concatedral Caceres

Además en la Plaza de Santa María se encuentran varios palacios:

Palacio Episcopal: El palacio más antiguo de Cáceres, aunque su fachada principal es del s. XVI. Aquí descansó Felipe II, tras su vuelta de Portugal tras ser proclamado Rey. Este Palacio además era la vivienda del arzobispo de Coria.

Palacio Episcopal Caceres


Otros palacios, como el de EL Mayoralgo (s. XVI),  el Palacio de Ovando (s. XVI) , Palacio Provincial (s. XV), hoy Diputación provincial de Cáceres,  conforman esta preciosa plaza, por la que pudimos pasar más de 8 veces en nuestra pequeña escapada.

Plaza Santa Maria Caceres

La Plaza de Santa María acaba lindando con la Plaza de los Golfines. 


Plaza de los Golfines

En ella, se puede encontrar otro palacio, el Palacio de los Golfines de abajo, que sirvió de alojamiento a los Reyes Católicos en más de una ocasión. De hecho, en este edificio los Reyes Católicos dejaron colgar su escudo

Plaza de los Golfines Caceres

Está plaza nos conduce a través de un estrecho callejón a la Plaza de San Jorge.


Plaza de San Jorge

Esta plaza, lleva el nombre del patrón de la ciudad. San Jorge fue elegido patrón, tras tomar, Alfonso IX, Cáceres en el s. XIII, un  23 de abril, día de San Jorge.

Plaza San Jorge Iglesia de San Francisco Javier Caceres

Aquí encontraréis la Iglesia de San Francisco Javier, o también llamada de la Preciosa Sangre, elevada sobre la plaza y con dos torres perfectamente identificables. Es de estilo barroco.


Los aljibes de Cáceres y el Palacio de las Veletas

Cáceres está llena de aljibes. Actualmente, más de uno es visitable. Está el aljibe que hay bajo la iglesia de San Francisco Javier, donde también se encuentra el Museo de la Semana Santa  y otro que pertenece al Palacio de las Veletas (s.XVI), (situado a unos 2 minutos andando de la iglesia).El Palacio de las Veletas hoy es el Museo de Cáceres. Nosotros visitamos los dos, aunque es más vistoso el del Palacio de las Veletas.

Aljibe Cáceres

Esta casa tiene un aljibe hispanomusulman (s. XII) en bastante buen estado de conservación. La cantidad de aljibes de la ciudad es uno de los legados del paso de la cultura musulmana siglos atrás. El abastecimiento de agua a la ciudad era complicado, y de ahí deriva la gran cantidad de los mismos.  
 Visitando este aljibe podemos dar un salto hacia atrás en el tiempo.

Aljibe Cáceres

Estamos parando en algunos de sus edificios estrella, pero el Casco Histórico de Cáceres está lleno de edificios singulares, casas señoriales, palacetes, iglesias. Sus calles  son una maravilla...

Casa de las Veletas Caceres

Al lado de la Casa de las Veletas, podemos encontrar la Plaza de San Mateo, que destaca por la altura de la torre del Palacio de las Cigüeñas (s. XVI). La torre más alta del casco antiguo. En la misma plaza se puede encontrar, también, la Iglesia de San Mateo.

Plaza de San Mateo Caceres

A escasos minutos de esta plaza, encontramos la Judería.

Judería de Cáceres (Judería vieja y Judería Nueva)

El Barrio de San Antonio de la Quebrada es el que ocupa la Vieja Judería de Cáceres. Calles sinuosas y fachadas blancas. En lo que hoy es la ermita de San Antonio, se encontraba la vieja Sinagoga. Estuvo allí del siglo XII al XV, hasta que fue sustituida.

Judería Vieja Caceres

En el s. XV, tras la aparición de una ley que instaba a reunir a todos los judiós en un mismo barrio, aparece la conocida como Judería nueva de Cáceres. Ésta se construyó fuera de la muralla, y en ella también hubo una sinagoga, ubicada dónde hoy se encuentra el Palacio de la Isla.  (En la plaza de la Concepción)

Judería Vieja Caceres

Si estáis interesados en ver otra judería con bastante encanto, a tan sólo, una hora y algo de Cáceres capital, está Hervás, un pueblo muy bonito.

Santuario de Nuestra de la Virgen de la Montaña Caceres

A unos 2 km del centro de Cáceres se encuentra el Santuario de Nuestra  de la Virgen de la Montaña, patrona de Cáceres. Desde allí podéis tener unas bonitas vistas sobre la ciudad, merece la pena acercarse, y de paso podéis entrar en el interior.

Vistas desde Santuario de Nuestra de la Virgen de la Montaña Caceres

 Y luego, como os decíamos, el paseo por la noche es una pasada. Ese callejeo nocturno con la iluminación tenue que genera numerosos claros y sombras…


























Genial para  pasar un fin de semana de esos que te da tiempo a todo, comer bien, pasear, cogerte de la mano, hacer fotografías y rodearte de historia y la belleza de esta ciudad.

¿Tienes planes hoy?

Que visitar en Cáceres





Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism y modificado y adaptado por ¿Tienes planes hoy?| Distributed By Gooyaabi Templates

¿Tienes planes hoy? Tiene todos los Derechos de Autor de Contenido Reservados (imágenes y texto)