29 de septiembre de 2014

Amberes: más que diamantes...

Amberes es la ciudad belga conocida por su puerto, los diamantes y la moda. Una ciudad que a nosotros nos sorprendió gratamente en nuestra visita fugaz. Forma parte de nuestra escapada de 4 días a Bélgica.

Amberes Antwerpen


Y es que Amberes es una ciudad con bonitas calles que están adornadas con esculturas, se encuentra bañada por el río Escalda, que tiene salida al Mar del Norte, lo que hizo que fuera un puerto responsable de la prosperidad de la ciudad a lo largo de la Historia.

Amberes Bélgica

El día que viajamos en tren desde Bruselas a Amberes lo hacíamos sin demasiadas expectativas. Teóricamente, y siguiendo un poco las recomendaciones de nuestro entorno, las joyas de la corona ya las habíamos visto, Gante y Brujas. Con lo cual, íbamos con no demasiadas expectativas. Era un domingo de invierno, quizá no el mejor día para visitar una ciudad como Amberes, la ciudad parecía dormida, pero un sol como el que no había aparecido los días anteriores hacía brillar todo… y quizá el no esperar nada especial hizo que nos gustara el paseo del que disfrutamos por Amberes y viéramos “más” de lo que esperábamos.


 STATION ANTWERPEN-CENTRAL: "La Estación"

La estación de Amberes, a la que se llega si accedes en tren a la ciudad, es realmente impresionante, considerada una de las más bonitas del mundo.

Estación de Amberes Bélgica


Es importante, si vais a viajar allí, que tengáis en cuenta que Amberes es la traducción al español de Antwerpen , y que si lo intentas pronunciar, como intuitivamente a ti te parece que debería sonar, no te entenderán. Nosotros lo intentamos y fue más efectivo decir “Amberes”.

Estación de Amberes Bélgica


El edificio es de finales del s.XIX y principios del s.XX. Tanto el exterior como el interior resultan realmente bonitos. Tienen un aire palaciego, la cúpula de cristal, el mármol, las barandillas…

Estación de Amberes Bélgica


Un lugar realmente bonito y que los belgas conocen directamente como “La estación”, que suena a algo así como “la estación sobre cualquier otra estación, madre de todas las estaciones del mundo mundial”... (que no sabemos si realmente es eso lo que quieren expresar).

Estación de Amberes Bélgica


A finales de los años 90 se amplió para incluir los trenes de alta velocidad.

Nada más que salgáis de su interior podréis contemplar la fachada externa, que no desmerece al interior, como os decíamos. En sus alrededores se encuentra el Zoológico de Amberes.

Estación de Amberes Bélgica


También en el entorno se encuentra el barrio de los diamantes, lleno de joyerías y el Museo del Diamante, para los que podáis estar interesados.

Amberes es conocida los diamantes, allí encontraréis numerosos negocios directamente relacionados con esta joya, muchos regentados por judíos. En nuestra experiencia, un domingo, no había actividad comercial.

Amberes Bélgica


Desde la estación hasta la zona central de Amberes habrá unos 10-15 minutos andando. Para dirigirnos hacia allí vamos por la Calle Meir.


CALLE MEIR: una avenida comercial rococó

En apenas unos minutos escasos desde la estación, te encuentras en esta calle peatonal. Una calle conformada por edificios rococó que en sus bajos albergan comercios de todo tipo. Desde marcas comerciales conocidas hasta algunas locales.

Calle Meir Amberes


Los edificios son del s.XVIII y XIX principalmente, líneas algo recargadas propias del estilo arquitectónico. Tenía pinta de ser un lugar de paseo, una vía principal de la ciudad, pero en la mañana del domingo temprano, las tiendas permanecían cerradas, y éramos pocos los que paseábamos por allí. Lo que viéndolo positivamente nos permitió poder observar mejor los detalles de la calle.

Calle Meir Amberes



PLAZA GROENPLAATS: Rubens divisándolo todo

Si hay un ciudadano trascendental de Amberes, ese es Rubens, que a pesar de nacer en Alemania, su familia era de origen flamenco. Pasó parte de su carrera artística ligada a esta ciudad, que además le vio morir y alberga sus restos en ella. En esta plaza el centro lo preside una escultura que lo homenajea.

Plaza Groenplaats Amberes


Este es un lugar amplio y abierto que ofrece unas bonitas vistas de la catedral. La plaza la forman multitud de casas gremiales, con esos tejados característicos en Bélgica, en forma de escalera y que, hoy por hoy, conforman un conjunto, sobre todo, dedicado a la hostelería, con múltiples terrazas y bastante animación.

Plaza Groenplaats Amberes

La traducción de Groenplaats sería Plaza Verde. Si miráis a vuestro alrededor no encontrareis ni árboles, ni plantas. El nombre probablemente deriva de lo que antes del s.XVIII se encontraba allí: el cementerio de la iglesia. Esto fue así hasta que Jose II propulsó una ley que impedía que hubiera cementerios en el centro de las ciudades, así, pasó a construirse una plaza que ha sufrido varias restauraciones.

Plaza Groenplaats Amberes



GROTE MARKT: la respuesta al origen del nombre de la ciudad

Si algo pudimos comprobar en nuestra corta escapada a Bélgica fue que en las Grote Markt de las ciudades flamencas que visitamos se encontraba, a parte del corazón de las ciudades, una bonita imagen. Partiendo de la de Bruselas, probablemente la plaza más espectacular que nunca hayamos visto, hasta la de Amberes.

Grote Markt Amberes


En el centro de la Grote Markt de Amberes está la Fuente de Brabo, de bronce, que simboliza el origen del nombre de la ciudad, en flamenco, Antwerpen cuyo significado sería algo similar a “lanzamiento de mano”. En ella podéis encontrar a una mujer que simboliza a la Diosa Justicia y encima a Brabo, un soldado romano que liberó a la ciudad de un gigante que tomaba el rio Esclada, y todo aquel barco que entrara o saliera de la población era obligado a pagar un peaje ¿Qué pasaba si no pagabas? Que el tremendo gigante te cortaba la mano. Esto pasó hasta que un soldado dió el “Basta” por respuesta, se enfrentó al gigante y, tras matarlo, le cortó la mano y la tiró al río. Esta es la leyenda sobre la que se sustenta el nombre de la ciudad.

Ayuntamiento Grote Markt Amberes


Es por ello que aparece en la parte superior de la escultura el soldado con la mano del gigante justo antes de lanzarla al río.

Grote Markt Amberes


En la Grote Markt se encuentra el Ayuntamiento de Amberes, un edificio en el que llama la atención, a parte de su arquitectura, la colección de banderas que luce en la fachada en algunas ocasiones, (en nuestra visita el ayuntamiento en cambio no tenía nada más que 4).  Su origen data del s.XVI, aunque sufrió daños en el incendio que se produjo en el saqueo de Amberes, conocido como Furia española.

Grote Markt Amberes


La plaza empedrada está conformada por casas gremiales. Es de gran amplitud, y en ella turistas y habitantes se entremezclan con las calesas multicolores. En ella podéis encontrar la Oficina de Turismo.

Grote Markt Amberes

Esta plaza nos lleva a otra más pequeñita pero con cierto encanto y que será la que posteriormente dará entrada a la Catedral. La Plaza Handschoenmarkt.


PLAZA HANDSCHOENMARKT: Plaza del Mercado de los Guantes

Esta plaza triangular nos pareció que tenía mucho encanto. Un rincón pequeño que contrasta con las dos plazas aledañas Groenplaats y Grote Markt, pero que resultaba un rincón muy bonito. Terrazas, casas y un pozo en el lateral, cuya parte superior de hierro forjado tiene de nuevo la figura del valiente soldado que venció al gigante con la mano en alto. Además, desde aquí se da paso a la entrada de la Catedral de Nuestra Señora, la Catedral de Amberes.

PLAZA HANDSCHOENMARKT



CATEDRAL DE AMBERES: la más grande de Bélgica

De estilo gótico brabanzón, está incluída dentro del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Construída entre el s.XIV al XVI, en éste último fue cuando pasó a considerarse catedral. Destaca su torre de 123 metros.

Catedral de Amberes


En su interior se encuentra una de las consideradas 7 maravillas de Bélgica, el “Descendimiento de la Cruz de Rubens”, entre otras tantas obras de interés.

Catedral de Amberes

A lo largo de la Historia, este templo sufrió numerosos saqueos en los que perdió grandes obras artísticas, así como sufrió daños materiales importantes. Hoy por hoy, es una auténtica joya no solo en Bélgica, sino en Europa.

Vistas de la Catedral de Amberes







CASTILLO HET STEEN: el castillo de la ciudad

A orillas del río Escalda, y a pocos minutos andando del centro, reposa el castillo de Amberes. El río Escalda parece de color chocolate y ha sido trascendental para la trayectoria histórica de la ciudad.

Castillo Steen Amberes


Nuestra visita apretada no nos permitía entrar en el interior de la fortaleza, así que nos conformamos con divisarlo desde fuera. Su nombre deriva del material de construcción, la piedra.

Castillo Steen Amberes

Los primeros vestigios de fortaleza datan del s.VII, aunque se considera que el castillo como tal data del s.XII. Durante muchísimos años, su función fue principalmente de prisión, aunque no fue la única.

Antes, os hablábamos de la leyenda del gigante que cortaba las manos de los marineros que cruzaban el río para entrar o salir de Amberes. Pues, esa misma leyenda dice que el Gigante vivía aquí, de ahí la escultura que encontraréis, y que a nosotros nos recordó bastante a Guilliver y los liliputienses.

El Castillo Steen se encuentra en el paseo con el mismo nombre, un paseo que transcurre paralelo a la ribera del río, algo que casi en cualquier lugar es un atractivo, y en el caso de Amberes, además, se pueden divisar diferentes tipos de embarcaciones.


PARQUE STADSPARK: el triángulo verde de Amberes

Stadspark Amberes: parque
Donde hoy se encuentra este parque antes había una fortificación española. Con 14 hectáreas, este pulmón para la ciudad se convierte en un lugar de paseo y relax. Está limitando con el barrio judío. En Amberes existe una importante comunidad de judíos ortodoxos.

Stadspark Amberes: parque



Patos, cisnes, conejos, impresionante la cantidad de estos últimos que vimos campando a sus anchas… todos ellos pasean alrededor del lago que tiene esta explanada verde rodeada de árboles de diferentes especies. Un buen lugar para relajarse un rato en la ciudad flamenca.


CALLEJEAR: pasear sin rumbo fijo

Como hemos comentado en otras ocasiones, fuera de puntos clave en un itinerario y, a pesar de que, en este caso, fue una visita un tanto ajustada de tiempo, durante un rato nos dedicamos a callejear para dejarnos llevar y sorprender por detalles y rincones que forman parte de la ciudad.

Amberes Bélgica


Lugares para nosotros desconocidos, en los que nos gusta sumergirnos aunque no sepamos muy bien hacia dónde vamos. A veces con más acierto, y otras con menos, pero siempre hay alguna sorpresa y una forma de hacerte una idea más general del lugar que se visita.

Teatro Bourla Amberes


En Amberes nos topamos con bastantes bares, con calles y tranvías, y llegamos hasta la fachada del Teatro Bourla, en pleno barrio de la moda. A su alrededor todo parece mucho más moderno, lo que aún lo hace resaltar más. Nos sorprendió con una fachada elegante y circular adornada en la parte más alta con esculturas que simbolizan a las musas, y debajo los bustos de dramaturgos y autores clásicos…

Amberes Bélgica


Es uno de los ejemplos de esas cosas que aparecen en un paseo improvisado…

Amberes



Y NOS QUEDARON COSAS…

Siempre quedan cosas, viajar como turista a un destino siempre hace que te dejes algo en el tintero. Generalmente, en las visitas express te queda pendiente el poder relajarte a disfrutar de la gastronomía, el sentarte en un banco y ver pasar la vida, sus tiendas, espectáculos… pero además, se nos quedaron lugares populares como la Casa de Rubens, la Iglesia de San Carlos Borromeo (barroca) y con obras de Rubens, la Iglesia de Santiago que tiene en su interior los restos del famoso pintor. O museos, que Amberes tiene varios (Moda, Diamantes). El que a nosotros más nos podría llamar la atención sería el Museo Plantin Moretus, que contiene la imprenta en funcionamiento de la época renacentista y barroca patrimonio de la Humanidad (es que somos muy de ver imprentas, no nos perdemos una… ¡Perdón por la chorrada! en serio, nos habría gustado ir).

Amberes Amberes


Esas cosas pendientes son las que siempre uno utiliza como excusa para volver, una forma de autoconsolarse cuando no se tiene la oportunidad, por los motivos que sean, de poder dedicar más tiempo al viaje.

Amberes


En nuestro mini-recorrido por Bélgica pudimos ver ciudades preciosas con una arquitectura muy particular. Nos resultó un destino muy atractivo en el que disfrutamos mucho durante nuestra escapada.

Con esta entrada sobre nuestra visita a Amberes, terminamos con nuestra experiencia en la escapada de 4 días a Bélgica. Si queréis saber más sobre este viaje:



¿Tienes planes hoy?

Amberes






Leer más...

22 de septiembre de 2014

Gante: una visita llena de encanto

Descubrir Gante (en Bélgica) fue una auténtica sorpresa… Siempre habíamos escuchado hablar de Brujas, “Brujas es maravillosa”, “Brujas es preciosa”… Oye, y qué razón tenían, Brujas es todo eso. Pero Gante, quizá por no tener expectativas especiales, nos sorprendió, y nos encantó. Gante es una ciudad monumental muy viva. Y a pesar de visitarla en invierno, en un día aparentemente gris y llena de obras por casi cualquier lugar, nos pareció preciosa.


Gante Bélgica


Por si no habéis leído las anteriores entradas, el viaje a Gante surge de una escapada que realizamos de 4 días a Bélgica, nos alojamos en Bruselas y nos movimos en tren. 

A Gante llegamos en tren con un billete combinado que nos llevaba en el mismo día a Gante y Brujas. No lo hagáis si podéis evitarlo. Gante merece un día para él solo al menos, tiene mucho para visitar.

Gante se encuentra en la mitad del camino entre Bruselas y Brujas, a unos 50 km de cada una. La estación de tren (Sint-Pieters) no está en el mismo casco, pero a la salida está el tranvía que te lleva en no más de 15 minutos al centro. Las máquinas expendedoras de los billetes para el tranvía no admiten cambio, así que procurad llevar dinero suelto. Nosotros elegimos la parada de bajada guiados por la apariencia y la cantidad de gente, vamos, por sentido común. La carretera cruzaba un amplio canal, el primero que vimos, y allí mismo comenzamos nuestro itinerario por la ciudad.

Gante Bélgica


Llegar a Gante y salir de la estación fue impactante, no habíamos visto tantas bicicletas juntas estacionadas en ningún lugar. Era divertido imaginar cómo sería entrar en ese amasijo de hierros para buscar y sacar tu bicicleta.

Gante


Luego, una vez que bajamos del medio de transporte, nos dejamos engatusar por las primeras imágenes y el ambiente de la calle comercial a la que habíamos ido a parar.
Gante es una ciudad universitaria.

La riqueza arquitectónica de Gante es una muestra de la importancia histórica que ha tenido esta ciudad, en la época medieval fue una de las más importantes ciudades europeas. 


TORRE BELFORT DE GANTE (Torre del Campanario)

Uno de nuestros primeros puntos a visitar fue la Torre Belfort. Dado que íbamos justos de tiempo, no queríamos dejar de subir a su campanario para tener una vista aérea de la ciudad.

Torre Belfort Gante


Durante el camino hasta llegar allí estábamos ya atrapados, a pesar de todas las obras, por las calles de esta ciudad flamenca.

Torre Belfort Gante


La Torre del Campanario data del s.XIV y tiene 91 metros de altura. Este tipo de torres es típica de las ciudades flamencas, eran un símbolo de la ciudad, pero no tenían una única función decorativa, su principal funcionalidad estaba al servicio del pueblo, avisaba de ataques, servía de llamada para notificar asuntos importantes, etc.

Dragón Torre Belfort Gante Torre Belfort Gante


En su punta encontraréis un dragón dorado. No es el original, es el tercer hermano de la saga. Una vez dentro de la torre y mientras estéis en el ascenso, encontraréis los anteriores. Este dragón pretendía ser un símbolo de defensa y protección de la torre.

Vistas de Gante desde Torre Belfort Gante




En el interior del campanario también tendréis acceso a la cámara donde se guardaban en papel los derechos y privilegios de la ciudad y sus habitantes. Una cámara oculta y protegida. Hoy, se encuentran allí cuatro esculturas que estaban en la torre, de las cuales solo una de ellas es la original, y que debido a su estado tuvieron que ser sustituidas.

Vistas desde Torre Belfort Gante


Las vistas desde arriba son una maravilla, es un lugar estupendo para tener una buena panorámica de la bonita ciudad de Gante.

Vistas Gante desde Torre Belfort



Uno de los edificios que podréis divisar de una manera única es la Iglesia de San Nicolás.


IGLESIA DE SAN NICOLÁS

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Tuvo que ser reconstruida en gran medida en los años 60 debido a lo deteriorada que quedó tras las Guerras Mundiales y otros conflictos bélicos de la Historia.

Iglesia de San Nicolás Gante


Llama la atención el color de su piedra que se debate entre el gris y azul, propio del estilo arquitectónico que se le atribuye, el gótico escaldado. Sus orígenes datan del s.XIII, aunque en el emplazamiento donde se levantó, anteriormente, se encontraba otra iglesia que fue arrasada por el fuego.

Iglesia de San Nicolás Gante


Fueron los comerciantes los que en su día invirtieron en su financiación. De ahí que esté dedicada a San Nicolás, patrón de los gremios. De hecho su ubicación está muy próxima al Korenmarkt.


KORENMARKT: una plaza llena de vida

Esta amplia plaza, cruzada simultáneamente por peatones, tranvías y ciclistas, antiguamente, era la plaza del trigo, donde se llevaban a cabo los intercambios comerciales de este producto. Hoy por hoy, es la plaza central de la ciudad y punto de encuentro para sus habitantes.

Plaza Korenmarkt Gante



Es un centro lleno de vida. Destaca el antiguo edificio de correos con su torre del reloj, construido en el s.XIX, y que alberga en su interior un centro comercial.

Plaza Korenmarkt Gante



CATEDRAL DE SAN BAVON: y el bautizo de Carlos I

Carlos I de España y V de Alemania, antes de ostentar este título, era Carlos de Gante. Esta ciudad fue quién le vió nacer, y el Monasterio de Yuste, en España, quién le vio morir.

En su primera etapa de vida, fue en este lugar donde recibió el bautismo. Entonces la iglesia románica comenzaba su conversión a un templo gótico. Cuando le llegó la muerte al emperador aún no se había finalizado …

Catedral San Bavón Gante


Su torre, de más de 100 metros, resalta en el perfil de la ciudad. En su interior se halla la obra de arte más popular de los hermanos Van Dyck, “La Adoración del Cordero Místico”, considerada como una obra maestra dentro de la corriente pictórica flamenca, y lleva consigo el lastre de ser una de las obras que más veces se ha robado en toda la historia.


PUENTE DE SAN MIGUEL: ¿Hacia dónde mirar?

Llegar al Puente de San Miguel es sucumbir a la imagen más bonita de Gante. Hacia el punto cardinal que mires encontrarás unas estampa que te enamorará.

Puente de San Miguel Gante


El puente de San Miguel cruza el río Leie. Allí, encontrarás a cada uno de los lados, Graslei y Korenlei, dos muelles que conforman lo que fue el antiguo puerto medieval de Gante.

Vistas desde el Puente de San Miguel, Graslei y Korenlei Gante



Otra de las vistas que te regala es la del núcleo de la ciudad, con las protagonistas torres flamencas asomando una detrás de otra. (Iglesia de San Nicolás, Catedral y el campanario)

Vistas Gante desde el Puente de San Miguel


Si miras justo hacia al lado opuesto encontrarás la Iglesia de San Miguel, de estilo gótico y construida en el s.XV.

Iglesia de San Miguel Gante



GRASLEI Y KORENLEI: antiguos muelles del puerto medieval

Dos muelles, uno el de las hierbas y otro el del grano en un lugar que era núcleo de transacciones comerciales. Un puerto lleno de vida durante la Edad Media y que hoy conforma uno de los rincones más populares y pintorescos de Gante.

Graslei Y Korenlei Gante


Las casas que hay a cada uno de los lados son casas gremiales que albergaron profesionales de diferentes sectores: panaderos, cerveceros, pescadores…

Graslei Y Korenlei Gante


Gante prosperó, sobre todo, gracias a la industria textil, algo que les hizo poder ser autosuficientes a los habitantes de la ciudad en la Edad Media. A este puerto llegaban materias primas variadas y se convirtió en un núcleo de gran relevancia comercial.


CASTILLO DE GRAVENSTEEN: el castillo de Gante

Conocido también como el Castillo de los Condes.

En el s.IX se levantaba el primer castillo de Gante. La apariencia que tiene actualmente, es del s.XII, manteniendo prácticamente intacto su sistema defensivo.

Castillo de Gante


Un castillo que a lo largo de la Historia ha pasado por diferentes funcionalidades, a parte de la de fortaleza, pasando por Casa de la Moneda o cárcel, entre otras, y acabando ahora mismo en una atracción turística (que nos conformamos con ver por fuera) y también en lugar de protestas para los habitantes de Gante.

Plaza Sint-Veerlplein Gante


Pegado al castillo se encuentra la plaza Sint-Veerleplein, donde se llevaban a cabo ejecuciones, una columna en dicha plaza marca el punto en el que se hacía. También podéis encontrar la antigua entrada a la Lonja del Pescado.

Desde este punto se está a un paso del Barrio del Pathersol


BARRIO DEL PATHERSOL

Un lugar en el que a pesar de estar a un paso desde el Castillo de los Condes, no nos dió tiempo a adentrarnos. Éste es un conjunto de callejuelas típicamente medievales de carácter obrero y que, hoy por hoy, dicen que lleno de encanto. Así que, aquí lo dejamos para los que aún estáis a tiempo de no perdéroslo.

La ubicación de Gante, en la confluencia con los ríos Lys y Escalda, la convirtió en un punto trascendental en el desarrollo de la ciudad. Y también es responsable de su maravillosa apariencia entre canales.


LA IMPROVISACIÓN: déjate enamorar

Si algo nos encantó de Gante, a parte de los puntos que hemos comentado, fue el paseo por sus calles empedradas.

Gante canales


Salirnos de los puntos estratégicos para cruzar los diferentes puentes que dejaban a cada lado preciosos rincones que se reflejaban en el agua oscura de sus canales.

Gante canales


Las calles estrechas, los tejados escalonados típicos de la arquitectura de la zona. Las pequeñas terrazas escondidas…

Gante


Improvisar es un punto del viaje para el que siempre hay que intentar dejar, al menos, un ratito del tiempo disponible. Aunque vayas un poco apretado, es necesario dar una oportunidad al destino que se visita para que te sorprenda con algo que no hayas leído o nadie te haya contado.

Gante canales


Un café, un escaparate, un callejón que no parece tener nada. Ese paseo un poco al azar en el que no hay que mirar el mapa, solo probar suerte.

Gante


Gante es uno de esos lugares en el que pasear es un placer, y merece la oportunidad dejar un espacio para simplemente mirar sus detalles.

¡Gante nos encantó!

Si queréis saber más sobre nuestro viaje a Bélgica:


¿Tienes planes hoy?

Gante





Leer más...