10 de mayo de 2017

¡Nominados en los Liebster Award 2017!

Tienes planes hoy
¡Qué ilusión, nos han nominado! ¿Qué son los Liebster Award



Se trata de un reconocimiento simbólico entre blogs que cuentan con menos de 3000 seguidores. Es decir, una gran oportunidad para conocer blogs con contenidos interesantes pero que no tienen la misma visibilidad en la red y, de paso, saber algo más de las personas que están detrás de ellos. Y todo esto se hace a través de un juego.

Las reglas de este juego son las siguientes:

1.  Agradece a la persona que te nominó
2.  Pondrás el icono de Liebster Award en tu blog
3.  Escribe entre 150 – 300 palabras sobre uno de tus blogs favoritos
4. Escribe 10 hechos al azar sobre la/las persona/s que está/estáis detrás del blog que ha sido nominado
5.  Nomina entre 5 a 10 blogs emergentes (recuerda que no pueden tener más de 3000 followers)
6.  Enumera las normas del Liebster Award
7.  Avisa a tus blogueros que los nominaste a los Liebster Award
8.  Responde las 11 preguntas que te hizo quién te nominó y a tus nominados les harás 11 preguntas nuevas

Nosotros hemos recibido dos nominaciones, por tanto, queremos agradecer su gesto a El blog de Sere y a Relatos y Caminos que nos han mencionado para que participemos y, con ello, que sepáis un poquito más de nosotros. Os recomendamos ambos blogs, tienen unos contenidos muy buenos y una estética muy cuidada. Muchas gracias por tenernos en cuenta, nos ha hecho muchísima ilusión.


Blog favorito


Mal empezamos. Lo de los blogs favoritos es muy complicado. No hay ninguno favorito, hay muchos que nos gustan, y cada uno tiene su estilo. Si que es cierto que tenemos algunos blogs que, en función del destino, consultamos como primeras opciones. Nos gusta su estilo y el tipo de viajes que realizan La Gran Escapada, Viajeros Callejeros, La Mochila de Mama, Mis viajes y Sensaciones y me estoy dejando a muchos en el tintero, perdón... 


10 Cosas al azar sobre nosotros


Contaremos 10 cosas nuevas que no hayamos contado en nuestra presentación en el blog.

1. ¡Hemos conseguido hacer pil-pil (salsa) en casa! Esto os parecerá una chorrada pero para nosotros es un logro y dice mucho de nuestra constancia y de los kilos que vamos a coger mojando pan. Nos gusta cocinar, principalmente recetas tradicionales de las que necesitan cariño. 


2.  Al que no escribe le encanta escuchar música hasta el amanecer con sus cascos. Luces apagadas y solo el resplandor del monitor del ordenador iluminando la estancia (generando un efecto Poltergeist en el ambiente). A mí me vuelve loca bailar. No me llevéis a una pachanga porque lo bailo todo, no discrimino.


3. ¿Conocéis a alguien que haya perdido un avión? Yo he perdido un avión. Mucho cuidadito con los vuelos que salen a la 00.05. Yo me quedé con que salía a las 00.05 del día X. El día X preparé el equipaje, pero el día X, a las 00.05, ya era el día X+1 y mi vuelo había salido 24 horas antes. ¿Se puede ser más boba? (También he perdido un tren y al menos 4 pares de guantes).


4.  Un día nos apuntaremos a clase de piano. El órgano lo tenemos en casa y nos queda precioso como elemento decorativo. “Para Elisa” y “Cumpleaños Feliz” es el único repertorio "tocable" y "Para Elisa" suena más parecido a un politono que a una melodía en condiciones.


5.  Hace ocho años compramos unos marcos para poner fotos en una pared. Ocho años después los marcos siguen con su precinto y plástico. Por supuesto sin colgar (uno se ha roto). 


6.  Vale, sí. A veces procrastinamos y nos nace un “primero va la devoción y después la obligación”. Nadie es perfecto.


7.  Se nos acumulan las fotos en la carpeta “Temporal Limpiar”. 


8.  El que no escribe cuelga la ropa con todas las perchas mirando en la misma dirección. Yo tengo un caos textil. Nada más que añadir, su Señoría.


9.  Vivimos en la dualidad del Gym y el Ñam, quizá sea ese el motivo por el cual yo noto que lo de sufrir haciendo deporte no me cunde. El que no escribe es un afortunado de la vida y los efectos secundarios positivos que provocan ambas cosas le son mucho más favorables que a mí.


10.  Y para finalizar os dejamos el dato más inquietante, en nuestro dormitorio, justo al lado de la mesilla de noche del que no escribe, tenemos, desde hace unos meses, “La Villa de Chabel”, una casa de muñecas de los 80, rosa y de plástico. ¿Inquieta o no? 




Preguntas formuladas por el Blog de Sere


1.¿Sois de los que compráis guía para vuestros viajes? ¿Cuál y por qué?

La verdad es que hasta la fecha no hemos comprado ninguna guía de viaje. Hemos ido cogiendo información de aquí y de allá. 

2. ¿En qué lugar de los que habéis visitado os quedarías a vivir?

En Londres (temporal), siempre que nuestro salario nos permitiera vivir en la misma ciudad, no a las afueras. Y en Roma, es otro de los lugares que creemos que, después de un entrenamiento intensivo para cruzar las calles, podríamos vivir muy bien una temporadita. 

3. ¿Con que antelación planeáis los viajes?

Esto es muy variable. Viajes internacionales en época estival, solemos empezar unos tres meses antes, a veces cuatro, a veces dos. Escapadas nacionales o de pocos días, desde el día antes a un mes. Lo máximo han sido unos 8 meses por una oferta que conseguimos de un vuelo, y ya me pareció una locura tanta antelación.

4. ¿Qué no puede faltar en vuestra maleta?

La cámara de fotos con su cargador.

5. ¿Qué destino tenéis pendiente?

Tardaríamos menos diciendo cuales no tenemos pendientes. Al mundo le restas unos poquitos destinos y nos quedan los demás. Pero si hay uno que no podemos dejar mucho más tiempo pasar es Praga. Basta ya de que todo el mundo conozca Praga y nosotros estemos a verlas venir. ¿Qué clase de bloggers de viajes somos? 

6. ¿Cuál fue el lugar que más os impactó?

Es complicado. Nos impactó el primer glaciar que vimos en nuestra vida, fue en Austria. O también bañarnos en el lago Obersee en los Alpes (Alemania). Ese baño, solos, rodeados de montañas y el agua transparente, con tonos azules, turquesas, es inolvidable. Hay más momentos impactantes pero por resaltar un par de ellos bastante sencillos.

7. ¿A dónde viajasteis por primera vez?

¿Juntos? Con 18 años nos fuimos con tienda de campaña y amigos a Gredos, eso ¿se considera viaje?. Esa fue nuestra gran aventura y primer "viaje" juntos. Para mí, un auténtico drama porque no teníamos baños y me resultaba algo inconcebible, no había sido yo “chica de campo” y el que no escribe todavía se ríe de mí recordándolo. En viajes internacionales el primero que hicimos fue a París, donde tenemos que volver porque éramos inexpertos y nos dimos una paliza tan grande que mis recuerdos de Paris son con la vista nublada .

8. ¿Habéis tenido alguna mala experiencia?

Ninguna que nos haya impedido continuar un viaje o que nos haya dejado con algún tipo de fobia o miedo para viajes futuros. Hasta el momento la suerte nos ha acompañado. Hemos tenido las chorradas que puede tener cualquiera, problemas meteorológicos, overbooking hoteleros, retrasos en vuelos, hoteles del terror, pero todo perfectamente salvable y mirado desde la distancia, hasta divertido.

9. ¿Qué más aficiones tenéis?

La fotografía nos encanta. La gastronomía es locura para nosotros. El blog es otra de nuestras aficiones: escribir, editar fotos, idear... Tanto su creación como mantenimiento ocupa gran parte de nuestro tiempo libre. El que no escribe disfruta con su música, a mí me gustan las plantas y ahora me ha dado por jugar a los minihuertos urbanos, aunque no veo futuro a ésto. La lectura para el transporte público...   Y bueno, vamos a nadar,  no sé si el que no escribe lo considera afición, para mí, aunque me gusta el agua, es más obligación. Vida sana in corpore sano (dicen...).

10. ¿Soléis viajar solos o acompañados?

Solemos viajar acompañados el uno del otro, porque el blog lo formamos una pareja. Pero si nos tenemos en cuenta como uno solo, solemos hacerlo solos. Aunque la Semana Santa no la perdonamos y tenemos una tradición desde hace años en la que vamos siempre con unos amigos. 

11. ¿Cuál fue vuestro mejor momento viajando?

Nuestros mejores momentos viajando no están ninguno relacionado con los destinos visitados, sino con las risas que nos hemos echado en momentos concretos. La mayoría han surgido por problemas con el idioma. El “no fun” que vivimos en el Metro de Nueva York, o los 10 minutos de charla continuada de una camarera en un pueblo escocés para ofrecernos una cerveza, o la visita guiada en Irlanda al King College y el que no escribe haciendo un Moonwalker para escapar del grupo. Casi todos son momentos donde hemos explotado en un ataque de risa por cosas insignificantes pero que han convertido el momento en inolvidables.


Preguntas formuladas por Relatos y Caminos

1.Cuál ha sido la mejor comida típica que has probado?

No hemos triunfado en esto de las comidas en las salidas internacionales. En el nacional de momento nos quedamos (hemos consensuado), no como mejor comida típica, porque no puedes comparar la mejor fabada, con la mejor paella, con los mejores callos, etc., sino por cómo nos gustó la experiencia (a parte de estar buenísimo) la sidrería vasca. Ese menú sidrería en mesas corridas en un caserío, ese llegar platos con el “cambio” cada vez que te cambiaban de uno a otro. Esa chuleta, la tortilla de bacalao, el olor a madera… Me pareció una experiencia que no he vivido en otro lugar. Así que no nos tenemos que ir muy lejos.

Y luego en Winchester (Inglaterra), en un pub apartado del mundanal ruido, teóricamente un local de comida tradicional británica, comimos espectacular unos guisos de caza. También los pasteles de carne en los pubs de los pueblos más pequeños nos sorprendieron muchísimo. Pero nos quedamos con la sidrería vasca.

2. Viajas con billete de vuelta?

Hasta el momento, siempre lo hemos hecho con billete de vuelta.

3. Eres de los que lleva las cosas justas, o llenas tu mochila por si acaso?

Hace unos meses, el que no escribe compró una báscula para maletas. Creo que eso lo dice todo. A mí me da la sensación de que vamos con lo justo, pero no es real. Siempre nos pasamos de peso y llevamos 3000 “porsiaca” y 1500 “ momentos coca cola: para la noche, para el día, para la tarde, para la fiesta, para la montaña, para la playa, para el frío, para el calor, para la lluvia, para el nublado sin lluvia… etc”. Se nota que vamos con maleta con ruedecitas y no con mochila. Solo nos salva de este mal volar en lowcost.

4. ¿Una película que te haya motivado a viajar?

¿Valen dibujos? Soy Willy Fog apostador, casi siempre ganador, la vuelta al mundo...   Ahora en serio, creo que el cine no nos ha inspirado especialmente para viajar. Si bien he de confesar que visitar Irlanda después de haber visto "P.S I love you" ha tenido un plus (¿Qué creíais que no había una tía moñas dentro de mí?) .

5. ¿Cuál es el sitio más cutre y cuál el más lujoso en el que has dormido?

El más cutre de todos no tenemos duda. Finales de los 90 y el que no escribe y yo nos fuimos un fin de semana a Salamanca. No teníamos internet y tiramos de un libro de hoteles o algo que teníamos. Tampoco teníamos mucho presupuesto.  Al abrir la puerta, una cosa oscura, una cama como vieja y una puerta que parecía un armario donde se ocultaba un lavabo y una mini ducha. El váter estaba fuera en el pasillo del “hotel-pensión” y era a compartir. Se me ha quedado en la memoria como un decorado de una peli de Almodovar de los 80, ambiente decadente.

Lujoso, realmente ninguno o varios, depende de qué entendamos por lujo. Hemos dormido en hoteles con mucho encanto, pero ninguno estaría catalogado de lujoso como tal. Uno de los que más nos ha gustado por su nivel de atención, cuidados, detalles y completos servicios está en la misma Comunidad de Madrid, hotel pequeño, habitaciones excelentes, buen nivel gastronómico, atención impecable, diseñado no para pernoctar, sino para disfrutarlo y no salir de allí... Ideal para un fin de semana de relax.

6. Durante nuestros viajes nos sentimos plenos. Lo único que echamos de menos es el aceite de oliva y a Félix (nuestro gato) que se queda dándole guerra a la familia en casa. ¿Hay algo que eches de menos durante tu viaje?

Viajar te ofrece la posibilidad de desconectar de toda la rutina del día a día. Y con ello de preocupaciones vinculadas a ellos. Esos días es como si apagaras la parte del cerebro que se encarga de los problemas para dedicar todas las energías en disfrutar del viaje, te liberas. Como nuestros viajes nunca han sido demasiado largos, lo que más podemos llegar a echar de menos es nuestra cama y almohada.

7. ¿Un lugar que no hayas visitado y en el que sientes que tienes que estar antes de morir?

En vez de un lugar que no hayamos visitado concreto, vamos a contestar una actividad que nos encantaría realizar relacionada con los viajes, un safari fotográfico.

8. ¿Sueles llevar todo organizado o sueles fluir?

Solemos llevar todo organizado. Nuestros viajes más importantes se desarrollan casi siempre en temporada alta (por nuestro trabajo), bien sea verano, o bien, puentes y fiestas universales. Así que solemos llevar todo bastante organizado en cuanto a reservas. Y en cuanto itinerario también, aunque con el tiempo cada vez lo vamos dejando con más espacios para poder improvisar cosas y momentos que surjan sobre la marcha.

9. ¿Hay algo que haya cambiado en tu carácter desde que viajas? ¿El qué?

Más que el carácter como tal, quizá ha cambiado alguno de nuestros pensamientos y actitudes. La mente se abre, nos hacemos más tolerantes y mucho menos críticos con el país en el que vivimos y también con los países a los que viajamos. Uno tiende a sobrevalorar o menospreciar su país cuando no te mueves mucho.  Cuando empiezas a conocer destinos te das cuenta que igual tu país no es el mejor del mundo en algunas cosas y te das cuenta, también, de cuánto de maravilloso es ofreciendo cosas que no ofrecen otros. 

Al final, los lugares son únicos porque no son solo sus paisaje o ciudades o su gente, es un conjunto de cosas que mezcladas los convierten en sitios irrepetibles. Ahora valoramos mucho más el lugar en el que vivimos. Cuánto más nos hemos movido, más nos gusta nuestro país y más queremos seguir saliendo a conocer otros. Es un poco adictivo.

10. Nos encantan los mercados y siempre que vamos a un lugar nuevo intentamos visitar su mercado y comer allí. Sentimos que son reflejos culturales de cada lugar. ¿En qué sitio sientes lo mismo que sentimos nosotros en los mercados?

No tenemos un lugar concreto que nos transmita esa sensación. Creo que hasta que no estamos unos días y empezamos a hacer cosas más habituales que visitar las atracciones típicas de cada lugar, como pasear, sentarte a tomar algo en una calle cualquiera, entrar en tiendas, coger el transporte público, etc, no podemos imprimir de carácter el lugar que visitamos. Es lo que pasa un poco en las escapada cortas, que no te da tiempo a empaparte de esa otra parte de los lugares que visitas. Por cierto, lo de los mercados a nosotros también nos gusta.

11. Y por último, cuéntanos un momento especial (por razones positivas o negativas) de tus viajes.

Hay un momento especial que se da cada día mientras viajas y es el momento en el que te despiertas, sobre todo, cuando estás haciendo un viaje de estos que cada días duermes en un sitio. Abres los ojos por la mañana y a veces te preguntas ¿dónde estoy? y vas mirando a la ventana, lo que se ve, la habitación, lo que te rodea, hasta que te llega la consciencia poco a poco y sabes que empieza un nuevo día con mil cosas por descubrir y disfrutar. Es genial. 


Y bueno, llega el momento de nominar y plantear nuestras preguntas: Nuestras cosas en Familia , La Mochila de Mamá  , La Gran Escapada , Mapa y Mochila y a Los Viajes de Ali. Espero que os haga ilusión, todos ellos me gustan.

l.    Si pudieras elegir un viaje ahora mismo con todos los gastos pagados ¿qué destino elegirías?
2.  ¿Cuando planificas un viaje, cuál es la parte que más nervios o tensión te genera?
3.  ¿Alguna manía viajera?
4.  ¿Cuando viajas acompañado por terceros eres de los que cede con facilidad ante las decisiones de otros, de los que intenta imponer las suyas, o por ser viajero habitual, los demás descargan sobre ti la organización del viaje?
5.  ¿Hay algún destino de los conocidos como “turísticos y visitables” al que no te gustaría ir?
6.  ¿Qué es lo que más te gusta y lo que menos de viajar?
7.  Un sueño viajero
8.  ¿Qué locura transitoria se te pasó por la cabeza el día que decidiste abrir un blog?
9.  Si pudieras elegir un lugar para vivir y una profesión. ¿Qué elegirías?
10.Ya sabemos que dependiendo del destino los días de viaje varían pero, si tuvieras que pensar de forma general, para ti ¿cuál es la duración perfecta de un viaje? ¿Podrías estar de forma indefinida viajando? 
11.  Y después de tanta pregunta intensa… ¿Vosotros cuando estáis viajando fuera de España no pasáis un estrés total en busca de los baños durante todo el día? 

Pues aquí queda este tocho, con la mención a varios blogs muy interesantes, con gente muy maja detrás y no solo eso, con un montón de respuestas que hablan un poquito más sobre quiénes estamos detrás de este humilde blog de viajes.

Encantados de haber participado en los Liebster Award de 2017. 

¿Tienes planes hoy?


10 de abril de 2017

Semana Santa: me quedo en Madrid y ¿ahora qué?

Tienes planes hoy
Sí, no sabes cómo pero ha llegado la Semana Santa. Los telediarios venga a enseñar la ocupación en los destinos vacacionales más demandados, venga a poner que el tiempo acompaña, algo que es incompatible con una Semana Santa de verdad, la gente de bien lo sabemos. Las Semanas Santas auténticas siempre vienen con lluvias, tormentas, granizadas sorpresivas, ciclogénesis explosivas o tornados. Nosotros hasta que no estemos metidos en ella no nos fiamos de las predicciones y, si no cambian, podremos decir con voz lánguida, la mano sobre la frente y los ojos en blanco: “Las Semanas Santas ya no son lo que eran”. El caso es que no paran de enviarte mensajes por todos los lados de personas con sus maletas, caras de felicidad, aeropuertos, estaciones de tren y autobús, mar azul, terrazas, y tú, tú, te quedas en Madrid.

Planes Semana Santa Madrid

Claro, hay tres formas de quedarse aquí, con felicidad, con resignación o con frustración. Entendemos las tres y esta entrada vale para todas ellas. Porque sí, Madrid mola mucho y, de hecho, muchos de los que salen en la tele con sus maletas y cara de éxtasis vacacional, vendrán a la ciudad a disfrutar de sus vacaciones con un plan súper apetecible que incluye visitas turísticas, gastronómicas, musicales, terrazas, copas…(porque todo eso lo da la ciudad). Pero tú, que vives aquí, no vas a hacer maleta e igual te preguntas (con alegría, con resignación o con frustración) ¿Qué hago yo ahora?

Planes Semana Santa Madrid

No importa cómo te lo preguntes, porque hay un montón de planes que puedes hacer en esta Semana Santa para disfrutarla a tope sin tener que sacar las maletas del armario y adaptándola a la economía.

En la capital

Muchas veces la gente que viene a disfrutar de la ciudad en vacaciones acaba conociendo mejor muchos lugares que los que estamos aquí.

Lo primero, y centrándonos en el origen de este periodo vacacional, está vinculado a las procesiones. En Madrid también hay procesiones. Nosotros no somos especialmente beatos pero un año que nos quedamos aquí nos dedicamos a irnos cruzando con las procesiones de la ciudad para conocerlas y no nos arrepentimos.

A partir del 9 de abril, comienzan las procesiones. Hemos encontrado un artículo que detalla cada una de ellas con fechas, horarios e itinerario, os dejamos el enlace.

Procesiones Madrido Procesiones Madrid


De las detalladas, nosotros en su día asistimos a la tamborrada de la Plaza Mayor, a la de Jesús del Gran Poder, la de la Macarena y nos fuimos cruzando en el camino con alguna más. Ya os decimos que no estamos muy puestos en la materia pero fue una experiencia que nos gustó, sobre todo por conocer otra faceta de la ciudad y porque nos permitió de noche en la Catedral.

Por supuesto, no vamos a entrar en los edificios clásicos, que si vives aquí seguro que ya has barajado o conoces.

Palacio Real Madrid

La visita al Palacio Real o la Almudena, acercarse a alguno de los Museos como el Prado, el Reina Sofía, Museo Thyssen, Caixa Forum o, por ejemplo, la Casa Museo de Sorolla, con un jardín con mucho encanto que en estas fechas suele estar precioso.

Jardín Casa Museo Sorolla Madrid

Pero, a parte de los grandes museos, se celebran otras exposiciones como por ejemplo ésta de entrada libre en la Fundación Canal sobre la Barbie. 438 piezas y la historia detrás de la famosa muñeca. 

La visita a algunos de los parques de Madrid puede ser un buen plan bien para una bonita mañana de primavera, para una sobremesa después de una comida o una apacible tarde.

Palacio de Cristal Retiro Madrid

El Retiro ahora luce con mil colores y muchísima vida. Allí, el Palacio de Cristal, o un pequeño paseo en barca en el estanque, sacar tus patines, llevar a los niños, etc pueden ser un entretenimiento muy primaveral.

Estanque del Retiro Madrid

Y teniendo en cuenta la estación del año en la que nos encontramos, hay otros parques de Madrid menos conocidos pero con mucho encanto como el Parque del Capricho, la Quinta de la Fuente del Berro o la Quinta de los Molinos. Éste último ya no está con los almendros en flor pero al ser un agroparque otras especies estarán brotando. Especialmente bonitas de allí nos gustan las mimosas.

Parque del Capricho Madrid

Luego, acercarse al Parque del Oeste para disfrutar del atardecer en el Templo de Debod, es otro de los clásicos. O descubrir jardines escondidos como el del Negro de Anglona, en la Plaza de la Paja.

Templo de Debod Madrid

¿Eres carne de mercados o mercadillos? Pues como vives aquí y aquí te quedas, ya sabes que como cada domingo siempre te quedará el popular Rastro de Madrid. Que cuando estás en la ciudad se convierte casi más en una excusa para salir a darte una vuelta y tomarte unas cañas, vino o vermut, que para comprar. Un ambiente multitodo que nos gusta. Pero no es el único mercado que se puede disfrutar estos días.

Rastro de Madrid

Por ejemplo tenemos el Pop Up Chic, ya solo con el nombre llama algo la atención. Este mercado en la calle Serrano 2 tiene previsto un calendario hasta agosto de jueves a domingo. Decoración, moda, estilo vintage, productos exclusivos, zona chill out… y que estará abierto también del Jueves Santo al domingo.

¿Qué más se puede hacer? Por supuesto, comer. Y como la entrada está dedicada a la Semana Santa, nos centraremos en comer torrijas (es escribirlo y comenzar a salivar), Del potaje vamos a pasar, porque ante una torrija, para nosotros no hay color, la verdad, dejamos a otros el tema de los potajes. Sí, estamos en la tercera edición de la Ruta de la Torrija de Madrid.

Torrijas caseras MadridEs el comienzo de lo que será la futura operación bikini, un ritual que hay que cumplir es la torrija y, al menos para mi, la operación bikini también. Al menos, una torrija tendrá que caer en estos días, por algo a esta semana se la llama también Semana de Pasión ¿no?

En la ruta citada no aparece una de las torrijas que a nosotros nos encanta, si os acercáis por el Barrio de las Salesas, la pastelería centenaria de la Duquesita (calle Fernando VI, 2) tiene unas torrijas estupendas.

Fuera de la capital 

Vale, ya estás mucho por Madrid. Ya vas otros fines de semana al Rastro, a las exposiciones, a los parques y a tomarte tus cañas. Es Semana Santa el mundo se desplaza y tú te has quedado aquí, quieres cambiar la vista. Están muy bien los musicales, teatros, y cines pero puedes ir en otras fechas menos masificadas y más económicas, quieres hacer algo fuera sin pasar la noche.

De hecho, tienes la suerte de poder evitarte los atascos que otros van a vivir, porque gracias a pasar los días aquí, puedes plantearte hacer alguna excursión en los días centrales para evitar las tediosas caravanas que se forman cada año para salir, y a la vuelta para entrar ¡Estamos muy locos! O igual no tienes coche si quiera, pero hay lugares a los que se puede llegar en transporte público.

Madrid está rodeado de joyitas, la mayoría probablemente ya las conoces, pero son lugares tan bonitos y agradables a los que a uno, en cualquier momento, le puede apetecer volver.

Aranjuez y su palacio, con los jardines florecidos, en estas fechas es un destino muy apetecible.

Palacio de Aranjuez Madrid Jardines de Aranjuez Madrid












Alcalá de Henares, donde puedes pasarte horas entrando de bar en bar y tomando tapas mientras te sumerges en la Cuna de Cervantes y disfrutas de esta bonita ciudad monumental.

Alcalá de Henares Madrid

Segovia, alcazar, catedral, corderito asado… ¿hace falta que digamos más? De hecho, antes de ir a comer te puedes plantear una visita al Palacio de Riofrío y saludar a los gamos y ciervos que hay en sus terrenos, a parte de conocer la historia de este palacio no tan conocido.

Planes Segovia

Toledo. Si quieres ir a Toledo es el momento. Cuando superemos los 30 grados, pocos serán los valientes que se animen a pasear por sus empinadas y bonitas calles. Otra joya más.

Monasterio del Escorial

El Monasterio del Escorial (Comunidad de Madrid) o el Palacio de la Granja (provincia de Segovia) son otros dos edificios históricos en enclaves muy disfrutables en estas fechas. Aunque quizá, si te estás planteando el segundo de ellos nos esperaríamos al encendido de sus fuentes en unos meses para disfrutar de una experiencia más completa.

Palacio de la Granja

Chinchón, con esa plaza mayor única, en la que cuando asoman los primeros rayos de sol, las terrazas se ponen a rebosar y el tiempo parece detenerse.

Chinchón Madrid

Patones, el pueblecito escondido, al que si vas te recomendamos que madrugues, porque en temporadas altas puede masificarse y ser complicado el aparcamiento.

Patones Madrid

Estos lugares son típicamente conocidos. Pero igual, tampoco es lo que más te apetece, igual ya han ocupado parte de muchos de tus fines de semana, y por su popularidad piensas que pueden estar demasiado demandados.

¿Quieres naturaleza?

El deshielo es un hecho, es un buen momento para acercarse a lugares donde fluyan los ríos o haya saltos de agua. Como el tiempo acompaña, también es buen momento para ponerse la ropa apropiada y dejar que los rayos de sol y el aire de la sierra o alrededores te purifique un poco el espíritu.

¿Conoces la Ruta de las Caras? En su día hablamos de ella. Es un paseo muy sencillo y corto que si vas con niños seguro que les encantará, y si no los llevas, también a ti te sorprenderá. Se desarrolla al lado del Pantano de Buendía, en Cuenca. Te dejamos el enlace para que compruebes, que el nombre le va al pelo…

Ruta de las Caras Buendia Cuenca

Las Cascadas del Purgatorio en Rascafría también son una buena alternativa, lo normal es que ahora lleven bastante caudal y en su recorrido podréis pasar también por las Presillas (piscinas naturales). En su conjunto, si os acercáis a Rascafría tenéis varios lugares que pueden hacer de vuestro día un recuerdo muy agradable.

Cascadas del Purgatorio Rascafria Madrid

No sabemos cómo está actualmente la montaña, pero en estas fechas desde Cotos, podéis acercaros a la Laguna grande de Peñalara o, quizá, si no queréis subir la montaña, podéis pasear hasta la Poza de Sócrates.

Poza de Socrates Madrid

Y si os acercáis a Navacerrada, desde el Puerto, podéis subir a la Bola del Mundo, no es una ruta nada larga, y bajar a comer al pueblo de Navacerrada. Otro de los pueblos de Madrid que cuando asoma el sol, saca las sillas fuera y las terrazas son el mejor lugar para disfrutar de una agradable y relajada sobremesa.

Bola del Mundo Madrid

En el Puerto de Canencia, puedes ver correr otra cascada, en este caso la de Mojonavalle. Otro paseo cortito, accesible para todos los públicos y que te permitirá pasar el día al aire libre y liberar la mente.

Si os queréis adentrar en la provincia de Guadalajara, hay algunos destinos muy chulos también. Relacionados con excursiones y agua, se nos ocurren dos. Ambas en el entorno de la arquitectura negra, lo que permitirá disfrutar de los pueblos pintorescos de la zona y además ver naturaleza. La primera sale del pueblo de Roblelacasa, y es las Cascadas del Aljibe.

Cascadas del Aljibe Guadalajara

Y la otra, una cascada al alcance de cualquiera, a tan solo un paso de uno de los pueblos más populares de la zona, Valverde de los Arroyos. A unos 20 minutos de paseo desde el centro del pueblo se encuentra la Chorrera de Despeñalagua, que no siempre lleva agua, pero que probablemente ahora vaya bastante bien y es muy bonita.

Chorrera de Despeñalagua

¿Quieres ver molinos de viento tradicionales? A hora y media de Madrid, Consuegra te muestra todos sus molinos en una estampa “diferente” y, en el camino, si tienes curiosidad por conocer una Plaza Mayor muy particular, te recomendamos una paradita en Tembleque.

Molinos de viento de Consuegra Toledo

Te hemos dado alguna idea, la mayoría ya las hemos descrito anteriormente en el blog y os las hemos dejado enlazadas por si queréis ampliarlas.

Si a pesar de todo esto, eres de los que te quedas en Madrid algo frustrado o resignado, aún estás a tiempo de hacer una escapada corta. En su día, escribimos otra entrada en la que detallábamos ¿Cómo sobrevivir a la Semana Santa? y relatábamos diferentes escapadas que iban de 1 día sin noche, hasta 3 noches fuera de casa. Aún estás a tiempo de planificar algo.

Madrid desde Palacio de Cibeles

Y ahora ya estamos preparados para recibir la Semana Santa. Bienvenidos a todos los que habéis elegido Madrid como destino vacacional, es una ciudad increíble donde perderse. Os dejamos nuestros 24 imprescindibles por si queréis llevar algo preparado. Y a los que os quedáis ¡será por opciones para pasarlo bien!

¿Tienes planes hoy?

Estanque del Retiro Madrid


31 de marzo de 2017

15 días en Irlanda e Irlanda del Norte. Día 15: Dublín - Madrid

Tienes planes hoy
Disponemos de la mañana para pasear un poquito más por Dublín. Aunque no habíamos madrugado lo que esperábamos, lo cierto es que a las 9:50 estábamos dejando las maletas en la recepción del hotel para que nos las guardaran hasta que cogiéramos el autobús que nos llevaría al aeropuerto.

Calles Dublin Irlanda

El día anterior pasamos el día completo en Dublín descubriéndola a través del paseo, visitando la Guinness Storehouse, el Trinity College, viendo el exterior de sus catedrales, la iglesia de San Audoen y escuchando música en el Temple bar.

La consigna que tiene el hotel para dejar el equipaje es perturbadora. Somos los primeros en dejar unas maletas en el día y consiste en ponerlas en una esquina del recibidor, sin tarjetita identificativa ni nada. Nos miramos un poco incrédulos pero no tenemos un plan mejor, así que decidimos arriesgar. Si en 15 días no hemos perdido nada por el camino ¿Porque iba a pasar algo ahora? Ahí se quedan, solitarias…

Lo primero que hacemos es caminar en busca de la parada del autobús que lleva al aeropuerto para tenerla localizada cuando luego cojamos las maletas. Hay una parada a tan solo 10 minutos andando. La encontramos y comprobamos que, según horarios, el autobús pasa cada 15 minutos. Con esto claro ya podemos disfrutar de nuestras últimas horas en Dublín. Las calles por las que nos perdemos tienen un corte de estilo georgiano, son bonitas.

Ha salido un día espectacular. Diríamos que el más espectacular de los 15 días que llevamos allí. Eso no se hace. Que sí, que mejor bueno que malo, pero aquel día llegaríamos a alcanzar los 21 grados y un sol deslumbrante. Algo no visto anteriormente.

Merrion Square Dublin Irlanda

Llegamos al Parque Merrion Square, allí se encuentra una estatua de Oscar Wild, un habitante de excepción en la zona y en la historia de la emancipación de Irlanda. Este parque durante un tiempo fue una zona verde de carácter privado de los vecinos importantes que residían en las casas que lo rodeaban. Actualmente es un parque público.

Merrion Square Dublin Irlanda Oscar Wild Merrion Square Dublin Irlanda


En los alrededores del Parque se encuentran varias galerías, como el Museo de Historia Natural o la Galería Nacional.

Seguimos callejeando por nuevos lugares hasta volver a llegar a la zona del Trinity College, que como os comentamos, en 2016 se encuentra totalmente levantado por las obras. Desde allí, seguimos bajando hacia el río Liffey por O’Connors y continuamos paseando hasta llegar al Edificio de Aduanas (Custom House).

Edificio Aduanas Dublin Irlanda

La función recaudatoria de los impuestos derivados de la entrada de productos hace muchos años dejó de realizarla. Ahora alberga funciones públicas como sede de algunos Ministerios. Desde la distancia llama la atención por su corte neoclásico y el enorme tamaño del mismo. Tuvo que ser sometido a una cuidadosa e importante restauración tras haber sido víctima, en los años veinte, de un incendio de manos del Ejército Republicano Inglés que duró quince días.

Edificio Aduanas Dublin Irlanda Dublin Irlanda

























Volvemos hacia O’Connors por el margen del río en el que se encuentra la antigua Casa de Aduanas. Al llegar al cruce con la calle, en vez de girar hacia el Trinity lo hacemos al lado opuesto y entramos en una zona comercial que no conocíamos de Dublín.

Henry Street  Dublin Irlanda

Desde allí nos desviamos a Henry Street. Nos recuerda a la calle Preciados de Madrid, salvando las distancias. Una calle ancha peatonal y muy comercial.

Visitar Dublin Irlanda

Luego vamos acercándonos al hotel, volvemos por la zona del Temple Bar, pero callejeando por paralelas a Grafton Street. Esa zona nos parece muy curiosa, nos gusta bastante, entramos en un mercado. Vamos mejorando el sabor de boca sobre Dublín.

Viaje Dublin Irlanda Viajes Dublin Irlanda calles

























A las 12:30 estamos en Stephen's Green Park, aún tenemos algo de tiempo. El parque está llenísimo, es un día laborable y la hora de comer. Gente trajeada, padres o madres con niños, está todo repleto de personas tiradas en el césped, absorbiendo los codiciados rayos de sol. Podemos decir que… hace calor.

Mercado Dublin Irlanda Market

Decidimos pasar un rato allí y disfrutar de ese momento- No habíamos tenido uno similar en todo el viaje. Estuvimos, más o menos, hasta las 13:00 horas.

Mercado Dublin Irlanda Market

Nos dirigimos al hotel, a menos de cinco minutos, y cuando vamos a recoger nuestras maletas, hay como veinte más alrededor. Nadie nos pide nada, nos dicen que pasemos y cojamos la nuestra. Hoy en día, todavía pienso que es un milagro tener todas nuestras pertenencias con nosotros.

Stephen's Green Park Dublin Irlanda

El autobús tarda unos 10 minutos en venir. Nos cuesta 8,50 euros. Cogemos uno de los autobuses express que no tiene demasiadas paradas en el itinerario. Tarda en llegar unos 45 o 50 minutos a la Terminal 1 (unos 3 minutos menos a la Terminal 2). Y empieza la fiesta Ryanair.

El Check in se hace en máquinas directamente. Cuando pesamos la maleta, pesa 18 kilos. Tenemos contratado 15 kilos. Así que, allí mismo, nos tenemos que apartar de la fila y montar el chiringo. Maleta abierta, trolleys abiertas, un jersey para acá, el paraguas me lo quedo, la camiseta para allá. Las botas de montaña puestas (muy agradable para volver al verano madrileño). Volvemos a hacer la fila, a pesar. 15,6 kilos, nos lo admite como bueno aunque nos hayamos pasado ¿Qué han hecho con Ryanair? Nos lo han cambiado… Encantados de la vida, nos deshacemos del maletón y con las trolleys decidimos pasar al área de embarque y comer allí. Al alejarnos, una azafata de Ryanair nos ofrece… A ver, de lo que nos ofrece tenemos dos versiones. Según el que no escribe nos ofrece pesar las trolleys gratis para asegurar que van bien (lo siento, pero a eso no le veo sentido), Yo entiendo que nos ofrece facturar una de las trolleys de forma gratuita por ir el vuelo muy lleno. Yo habría aceptado porque, total, teniendo que esperar una maleta, espero dos y nos quitamos un bulto. Pero como el que no escribe ha entendido otra cosa, ni pesamos, ni facturamos, es nuestro “scattergories” y nos lo llevamos. Hala, con las dos trolleys.

Puente Dublin Irlanda

Está claro que estamos ya fuera del entorno vacacional, nos perdemos en el propio aeropuerto de Dublín y eso que es pequeño. Pues no hay manera de encontrar el camino de entrada a la zona de las puertas de embarque.

Con la tontería eran las 15:25, el avión salía a las 16:30 y estábamos sin comer. Tiramos de cadena de comida rápida. No da tiempo a más… y a la hora oportuna estamos listos para embarcar.

Por las ventanas sigue brillando el sol, ese sol que antes de ir a Irlanda nos tenía fritos en Madrid, al que maldecíamos, y que en Irlanda hemos añorado tantísimo.

Y volvemos a casa.

RIo Dublin Irlanda

Nuestra experiencia por Irlanda e Irlanda del Norte no fue precisamente un camino de rosas. Estamos seguros que debajo de esa nube que lo cubre hay un país precioso. Hemos podido comprobarlo en algunos de sus lugares que nos han encantado.

Guinness Pub Irlanda Irlanda queda a la cabeza, de momento, como las mejores experiencias al acabar cada día con sus pubs cálidos y acogedores, con la gente amable, sonriente y solícita. Con su música, porque Irlanda es música. Tiene algunos paisajes sorprendentes y hemos aprendido a disfrutar aunque las condiciones hayan sido adversas.

Irlanda tiene zonas salvajes azotadas por ese viento incansable (bueno, a nosotros no nos cansaba, nos agotaba) y zonas que parecen casi despobladas. Como valoración general nos encanta haber estado allí y haberlo vivido, pero quizá por las condiciones meteorológicas no ha sido un destino que se haya quedado grabado en nuestro corazón. 

Nosotros contamos nuestros viajes tal y como suceden, no vendemos destinos ni viajes idílicos, si nos apasionan lo contamos y si las cosas no salen perfectas también. Lo que sí que os podemos asegurar es que, con todo, nos divertimos mucho y ahora se ha convertido en el principal viaje en el que, al recordarlo, nos dan muchas ganas de reír y sonreír. Y los que más se ríen, son las personas que nos rodean y fueron recibiendo día a día la crónica del viaje y las fotos de la jornada. 

Esperamos que el diario os pueda servir de ayuda, nosotros hemos disfrutado mucho haciéndolo. Hay mil rincones en Irlanda por conocer. Si próximamente viajáis al bipolar País de la Fantasía/Mordor, que “el clima os acompañe” ;-)  ¡Y disfrutad!

¿Tienes planes hoy?

Connemara Irlanda



Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism y modificado y adaptado por ¿Tienes planes hoy?| Distributed By Gooyaabi Templates

¿Tienes planes hoy? Tiene todos los Derechos de Autor de Contenido Reservados (imágenes y texto)