8 de diciembre de 2014

Salamanca: 12 imprescindibles

Ese fin de semana hacía frío. De ese frío castellano que pasa por tu cara como una hoja de cuchillo recién afilada y te petrifica. Del que se combate con trenca de 5 kilos de peso, guantes, vinos, guisos y cafés calentitos. Ese fin de semana, de principios de marzo, una ola de frío azotaba el centro de la península, el hielo se había instalado en las ornamentaciones de los edificios, los tejados amanecieron blanquecinos y, al hablar, escapaban por nuestras bocas unas nubes de vaho densas, como caladas infinitas que parecían tener que romperse con un martillo.

Salamanca


Ahí estábamos nosotros, en Salamanca (Castilla y León). Un lugar acogedor, monumental, divertido. Una ciudad con Historia, arquitectura, gastronomía y universitarios. Y, sobre todo, un lugar al que siempre nos apetece volver un fin de semana cualquiera, para tapear y pasear por sus ajetreadas calles de día y románticas de noche. 

Hablar de Salamanca nos llevaría a enlazar unas historias con otras, siglos con siglos, y leyendas con leyendas. Así que pensamos que lo mejor es esquematizar un poco lo que no deberías perderte en una visita a esta ciudad.


1. Plaza Mayor de Salamanca

La Plaza Mayor de Salamanca es realmente maravillosa, desde los años 70 declarada Bien de Interés Cultural. Un lugar que, aparte de ser arquitectónicamente muy atractivo, se ha convertido en el punto de encuentro de salmantinos y visitantes. Un espacio de vida social imprescindible en esta bonita ciudad.

Plaza Mayor de Salamanca


Su origen data del s.XVIII, entonces, Churriguera hizo el diseño barroco de esta impresionante plaza, que es bonita de día y de noche. Pero no lo hizo solo, Quiñones también colaboró terminándola con la parte donde se encuentra el Ayuntamiento. En la fachada, a los lados de sus 88 arcos, diferentes medallones con el busto de personajes importantes de la Historia de España lucen recordando a reyes y jefes de Estado de los diferentes Regímenes, entre otros.

Plaza Mayor de Salamanca


Una plaza que a pesar de deslumbrar por su apariencia está muy lejana a la perfección, ni uno de sus lados mide lo mismo. Fue coso taurino, centro de celebraciones y rebeliones políticas y hasta los años 50, en el centro, lucía un jardín al que hombres y mujeres acudían en busca de enamoramientos.

Plaza Mayor de SalamancaLa tradición era que los hombres pasearan en un sentido, y las mujeres en el otro, de manera que iban chocando sus miradas cuando se encontraban a mitad de camino. Luego desapareció el jardín, y los coches entraban hasta su interior siendo el perfecto lugar de estacionamiento. Actualmente, y desde los 70, por fín luce peatonal, prácticamente diáfana, con sus soportales y locales, algunos centenarios, como el Café Novalty de 1905.

Hoy por hoy, debajo del reloj queda muchísima gente joven. Y cuando se acerca el final del año, la Plaza se convierte en noticia nacional, se celebra la Nochevieja Universitaria. Esta joven tradición de finales de los 90 surge por el carácter universitario de la ciudad. En Salamanca estudian jóvenes de diferentes lugares del país y del extranjero. Cuando se inician las vacaciones de Navidad, la mayoría se van de la ciudad para pasarlas con sus familiares, así, para despedirse celebran este fin de año con sus compañeros. A las 12 de la noche del primer jueves tras el final de curso, se toman 12 gominolas en esta preciosa Plaza Mayor. Esta celebración se ha convertido en un reclamo para mucha gente que se acerca ese día para disfrutar de la fiesta.

La Plaza Mayor es una de las fotografías más simbólicas de la ciudad.

Plaza Mayor de Salamanca



2. Universidad de Salamanca

Si uno piensa en el carácter protagonista de la ciudad de Salamanca, el adjetivo vencedor se debate entre monumental y universitaria. Salamanca tiene la Universidad más antigua de toda España, cuyo origen se remonta a principios del S. XIII.

Universidad de Salamanca
Si miramos hacia Europa, se encuentra también en los primeros puestos en cuanto a antigüedad. De hecho, fue la primera que obtuvo la homologación de sus títulos como universitarios. Salamanca no habría sido lo mismo en su pasado sin ella y, por tanto, tampoco lo sería en el presente.

Universidad de Salamanca



En los devenires de la Historia, la importancia de esta institución universitaria siempre ha sido trascendental, el paso de ilustrados y hombres de letras y ciencia por la ciudad ha dejado huella. 

La fachada principal de la universidad es de estilo plateresco, originaria del s.XVI. Todo un derroche artístico lleno de elementos decorativos de múltiples significados. En ella siempre encontraréis a gente mirando hacia arriba, no sólo admiran la belleza de la misma sino que la mayoría estarán buscando la famosa rana sobre la calavera, que se ha hecho tan popular en la ciudad.

Rana de la Universidad de Salamanca


En torno a la historia de la rana hay multitud de leyendas, ahora no queremos extendernos demasiado, pero se decía que los estudiantes que querían aprobar tenían que verla para poderlo hacer. Otras corrientes dicen que es un símbolo de la relación entre pecado-muerte. Esto último relaciona con alejar a los estudiantes de la lujuria, ya que por lo visto la “rana/sapo” es un símbolo de ésta.


3. El Cielo de Salamanca
Salamanca


El Cielo de Salamanca se encuentra al lado de la Universidad. Se trata de una obra del artista Fernando Gallego, que durante muchísimos años permaneció oculta en el techo de la Biblioteca de la Universidad. En los años 50, fue descubierta tras el hundimiento del techo y se trasladó al Patio de las Escuelas Menores, al que podréis acceder desde la misma plaza donde se encuentra la fachada del edificio principal de la Universidad, por una de sus esquinas. Allí, casi como oculto, en una especie de mini claustro que configura este patio se encuentra parte del Museo de la Universidad y, de forma gratuita, se puede observar este “especial” cielo que refleja astronomía y astrología en uno.


4. Catedral Vieja, Catedral Nueva y Ieronimus
Catedral de Salamanca


En Salamanca hay dos catedrales. La primera que llegó a la ciudad fue, como su propio nombre intenta sugerir, la Catedral Vieja de Salamanca. Comenzaron sus obras en el s.XII y duraron hasta el s.XIII. Su estilo arquitectónico es un románico-gótico. Principalmente, resalta el primero de los estilos aunque hay elementos en los que se manifiesta el temprano gótico, como por ejemplo en todo lo que viene a ser la bóveda central. El retablo barroco que tiene en su interior este templo es una auténtica maravilla. De manos de Nicolás Florentino, fue realizada en el s.XV. Otro de los elementos llamativos, por resaltar alguno entre sus numerosas capillas, es la Torre del Gallo, que configura el cimborrio románico de la Catedral Vieja.

Catedral Vieja de Salamanca Catedral Nueva de Salamanca


Esta catedral estuvo muy cerca de ser derruida cuando se planteó construir la Catedral Nueva. Esto duró del s.XVI al s.XVIII y fue justamente la tardanza en finalizar las obras del nuevo templo lo que salvó al antiguo de su destrucción. 

Esta nueva catedral tiene una mezcla de estilos, originariamente gótica, se fueron añadiendo en su construcción elemento renacentistas y barrocos.

Catedral Vieja de Salamanca


Las dos catedrales están pegadas, una descansa sobre la otra, y uno de los muros de la Vieja tuvo que ser reforzado. 

La Catedral Nueva cuenta con el título de tener el segundo campanario más alto de las catedrales de este país. Aún así, tiene cicatrices del paso de la Historia en su haber. Uno de los más significativos está relacionado con el terremoto que se sucedió en Lisboa en el s.XVIII y que dejó daños en algunas localidades españolas. En su día os hablamos de ello en Baeza (Jaén) y hoy lo hacemos en Salamanca.

Catedral de Salamanca Catedral de Salamanca


Independientemente de otras áreas del templo, el campanario quedó realmente debilitado tras el terremoto, tanto, que se planteó su derribo. Finalmente, se decidió mantenerlo, sujetarlo y envolverlo en piedra. Siglos después se puede observar como este está ligeramente torcido.

Es posible subir a las torres de las Catedrales. Esto se denomina Ieronimus. Desde nuestra visita, el recorrido se ha ampliado. Si queréis tener unas buenas vistas de los templos y del exterior es más que recomendable, unas bonitas panorámicas de interiores y exteriores. Además, visitaréis diferentes salas.

Salamanca


Para aquellos que estéis interesados en visitarla, os dejamos el enlace con horarios y precios. Sí comentaros que el precio de la entrada general incluye también Visita a la Catedral Vieja, la Catedral Nueva y Museo. Aparte estaría la entrada al Ieronimus, os dejamos enlace.

Como curiosidad, la plaza Anaya está pegada a la Catedral Nueva pero cuando este templo se construyó, allí había casas y viviendas hasta que los franceses asolaron la zona, y quedó conformado este espacio como una plaza. Ese lado de la fachada de la catedral no estaba pensado para que resultara la más visible, aunque hoy, dada la apertura del lugar para casi todos sea la imagen que más fotografiemos. De hecho, su ornamentación es más pobre que lo que era la entrada principal.

Catedral Nueva de Salamanca Catedral Nueva de Salamanca


Otra cosa que no podíamos dejar pasar... el astronauta de la fachada de la Catedral Nueva. Otro elemento que todo el mundo busca sin parar. Éste, como se puede imaginar no es obra de un visionario del s.XVI, sino que tenemos que ir a los años 90 para encontrar su origen. En esas fechas, Salamanca iba a ser sede de Las Edades del Hombre, una parte de la fachada de la catedral estaba deteriorada y, aprovechando la ocasión, introdujeron un elemento que dejara huella sobre el siglo en el que estábamos. Esa zona que fue restaurada tiene una tonalidad un tanto diferente al resto, como menos amarillenta. Si encontráis al astronauta, no muy lejos, veréis alguna otra figura tanto o más desconcertante.


5. Casa de las Conchas
Casa de las Conchas Salamanca Casa de las Conchas Salamanca


Otro de los edificios singulares salamantinos es la popular Casa de las Conchas. Su fachada es un atractivo singular para los visitantes de la ciudad, decorada con numerosas conchas en piedra. Es de finales del s.XVI y principios del s.XVII. Se trataba de un palacio noble, pero a lo largo de la Historia ha pasado por diferentes usos como cárcel o lo que es ahora, Biblioteca del Estado.

Casa de las Conchas Salamanca


Se puede acceder a su interior, cuya entrada lleva a un patio curioso y bonito que entremezcla diferentes tipos de ornamentaciones y que en el centro tiene un pozo que permitía la obtención de agua potable.


6. La Clerecía

Este edificio barroco se construyó en el s.XVII, actualmente es la Sede de la Universidad Pontificia. Tradicionalmente ligado a la Compañía de Jesús.

La Clerecía Salamanca


La visita a su interior, dónde a parte de observar su iglesia y claustro, entre otras cosas, también permite subir a la torre. Es conocido como Scala Coeli y aquí os dejamos el enlace sobre horarios y precios.

La Clerecía Salamanca La Clerecía Salamanca



7. La Casa de Lis

La Casa de Lis hoy en día es el Museo de Art Noveau de la ciudad. Se encuentra situada en la muralla y a escasos metros del río Tormes. Fue un palacete urbano mandado construir por una familia acaudalada a principios s.XX. Os llamará la atención su fachada, de estilo industrial, especialmente llamativa por la noche por la iluminación.

Casa de Lis Salamanca



8. Puente Romano, Lazarillo de Tormes, el Verraco e Iglesia de Santiago

A escasos metros os encontrareis el río Tormes, un paseo agradable si decidís cruzar su puente romano de gran valor histórico y que ha tenido que sufrir varias reconstrucciones. A uno de sus lados encontraréis un monumento al Lazarillo de Tormes. En esta obra literaria, ya citaban en uno de sus párrafos la existencia de un verraco de piedra en el puente. Allí mismo lo podréis encontrar, símbolo de arte prerromano.

Puente Romano y Verraco de Salamanca



En los alrededores, también podréis divisar la Iglesia de Santiago, una de las más antiguas de la ciudad, es de estilo mudéjar y data del s.XII.

Lazarillo de Tormes e Iglesia de Santiago Salamanca




9. Convento de San Esteban

Alejándonos unos metros del corazón del casco urbano, en la plaza Concilio de Trento se ubica este convento con una fachada plateresca impresionante. El retablo de la iglesia es obra de Churriguera.

Lazarillo de Tormes e Iglesia de Santiago Salamanca

El precio de la entrada es de 3 euros. Con la visita podréis acceder a varias partes del edificio. Entre ellas, destaca el bonito claustro o la espectacular escalera de El Soto, que se apoya exclusivamente en los muros y es realmente llamativa, así como la Iglesia o Sacristía. 

Aunque el primer asentamiento de los dominicos fue en el s.XIII, el actual convento es del s.XVI.


10. Tapeo en Salamanca: Plaza mayor y Van Dyck

Salamanca es un destino estupendo para el tapeo. Tiene locales de restauración repartidos por toda la ciudad, las tapas y raciones se convierten en el principal atractivo, encontrando desde los bocados más clásicos hasta una cocina más moderna.

Tapeo Salamanca


Si hay algo que uno no puede dejar de hacer es irse de tapas por Salamanca. Los lugares más emblemáticos para hacerlo, aunque existen más, se ubican en la propia Plaza Mayor o en la calle Van Dyck.

La oportunidad de ir de local en local, entre vinos y buenos bocados, hacen del lugar un sitio acogedor, divertido y un máximo exponente de la cultura de nuestro país.


11. Salamanca de noche
Plaza Mayor de Salamanca


Salamanca es una ciudad monumental maravillosa. Durante el día, la entrada y salida de muchos de sus edificios te llena de conocimiento, de Historia y te traslada a otros tiempos. La luz te permite ver las ornamentaciones, los detalles, una gozada.

Y de noche Salamanca te ofrece otra estampa diferente que no hay que perderse.

Salamanca de Noche Salamanca de Noche

Merece la pena pasar una noche en la ciudad, salir a cenar y luego pasear por el casco antiguo, que al caer la noche se queda bastante tranquilo y ofrece una sensación entre romántica, nostálgica y un poco de “película”.

La iluminación de los edificios y las calles le da una esencia especial. Y apetece dejarse llevar por cada una de sus calles, donde con las luces y sombras uno se siente más pequeño y la ciudad más majestuosa. 


12. ¿Quién dijo 12?

Realmente Salamanca no es que tenga 12 lugares imprescindibles, Salamanca está lleno de encantos, de iglesias, casas, conventos. Un montón de rincones y espacios que dan la oportunidad de que esta ciudad se pueda convertir en un destino recurrente. Así, a bote pronto, nos vienen otros lugares como el Huerto de Calixto y Melibea, Iglesia de San Benito, la Casa Museo de Unamuno y otros tantos más.

Salamanca Salamanca

Hemos querido dejar los que para nosotros fueron los “clásicos” de Salamanca. Y, por supuesto, no hemos querido dejar de nombrar la noche y las tapas de la ciudad, que dan un carácter vivo y animado.

Salamanca


Salamanca es un destino que nos encanta y al que siempre es un placer ir para pasar un grato fin de semana. 

Qué ganas se han levantado escribiendo esta entrada... 

¿Tienes planes hoy?

Salamanca





Leer más...

19 de noviembre de 2014

Fuentona de Fontibre y la cuna del río Ebro

Viajando una vez más a Cantabria, bastante cerca de Reinosa (a unos 5 km.), en el pueblo de Fontibre encontramos la Fuentona con su mismo nombre. Allí, popularmente, se ubica el nacimiento del Río Ebro. En un manantial se ven brotar tímidamente las aguas del río más caudaloso de España y el segundo más largo, después del Tajo, con sus 930 km.

Fontibre Nacimiento Río Ebro


Aunque la Fuentona ha sido bautizada durante años como el nacimiento del río Ebro, a finales de los 80, tras varios estudios, el nacimiento real lo sitúan los científicos en el río Hijar,  en el pico de los Tres Mares. Para el estudio tiñeron las aguas del río en la parte alta (al igual que os contamos en su día en  La Cascada de Uelhs deth Joèu), llegando a la conclusión de que posteriormente se filtran por el subsuelo y brotan en la zona de Fontibre. Y así están las cosas… ¿Dónde nace el Ebro?

Lo cierto es que el paraje donde se encuentra este pequeño manantial con la placa de nacimiento del río es muy bonito.

Fontibre Nacimiento Río Ebro


Nosotros aprovechamos para visitarlo un día de los de vuelta a casa, después de haber disfrutado de una escapada a Cantabria como tanto nos gusta y en el que tuvimos oportunidad de coincidir un ratito con nuestros sobrinos en este rincón. Y viendo lo bien que lo pasaron y cómo les gustó, podemos asegurar que es buen plan para ir con niños.

La llegada es sencilla, dirección al pueblo de Fontibre encontraréis las indicaciones hasta la zona acondicionada para el aparcamiento. Nuestra visita se realizó en el mes de agosto y no había apenas nadie cuando llegamos, algo que nos extrañó.

Fontibre Nacimiento Río Ebro


Al lado del aparcamiento encontraréis una cafetería. Aprovechamos para comprar unos bocadillos y algo de bebida que posteriormente nos tomamos al lado del río. En el propio paraje hay habilitadas zonas con mesas y bancos  donde poder comer o descansar un rato.

En la zona en la que brota el agua, que es de lo primero que uno se encuentra, hay una pequeña escultura de la Virgen del Pilar sobre un monolito y los escudos de las Comunidades Autónomas que recorre el Ebro. Esta imagen probablemente sea la más simbólica de este rinconcito que hoy os proponemos.

Fontibre Nacimiento Río Ebro


Si camináis por el margen del río, iréis disfrutando de ese paraje verde y frondoso con bonitos reflejos en el agua de toda la vegetación del lugar. Al cabo de unos metros, si no pararais de andar os encontraréis con que ese caudal da paso a una presa.

Un espacio totalmente relajante, donde si tenéis la suerte de no encontrar gente como nosotros, escucharéis esos ruidos típico de la naturaleza que dan tanto placer, el agua, las hojas, pájaros… y que sólo interrumpían un montón de patos que se convertían en protagonistas para los niños.

Fontibre Nacimiento Río Ebro Fontibre Nacimiento Río Ebro




Es un buen lugar para pasear, hacer una paradita, reponer fuerzas, imaginar cómo de un lugar como ese (sea o no nacimiento) puede comenzar a crecer un río como el Ebro hasta convertirse en lo que es. 

A nosotros nos parece ideal para aprovechar uno de esos días de camino, que vas o vuelves. En nuestros caso fue a la vuelta y, por tanto, se trató de un “hasta pronto Cantabria” que nos dejó un gran sabor de boca.

¿Tienes planes hoy?

Fontibre Nacimiento Río Ebro







Leer más...

2 de noviembre de 2014

Baeza: una visita fugaz

Realizar una escapada a la provincia de Jaén (Andalucía) resultó una excelente idea. Entre los destinos que teníamos planificados visitar en 3 días no podía faltar Baeza, por supuesto tampoco Úbeda, ambas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde hace 11 años. Sus numerosos monumentos y el carácter histórico renacentista las convierten en un atractivo turístico muy interesante, y en un punto de gran interés cultural.

Baeza (Andalucía)

En esta entrada nos vamos a referir exclusivamente a Baeza, ciudad que visitamos el mismo día de vuelta a Madrid, con la mala suerte de que llegamos un poco justos de horario y nos quedamos en la mismísima puerta de su catedral. No sirvió de nada pestañear lentamente, ni poner morritos a los que controlaban la entrada, ya que 15 minutos antes de echar el cierre ya no nos dejaron entrar... (esta la guardamos en el corazoncito, si es que por casualidad algún día nos leyerais los responsables...).

Baeza (Andalucía)


Por la trascendencia histórica de este lugar, Baeza merece una visita más larga de lo que nosotros pudimos dedicarle. En Úbeda, sí estuvimos bastante más tiempo, pero Baeza, que quedó para el final de la escapada y nos tuvimos que conformar con un ratito que tuvimos bastante escaso pero, a pesar de ello, nos gustó muchísimo. Es por esto, por lo que aunque nuestro recorrido estuviera incompleto, consideramos que es un lugar más que recomendable para visitar.

Baeza (Andalucía)


La importancia de Baeza ya era latente con la dominación musulmana, entonces se llamaba Bayyasa, y era una de las ciudades más importantes de la zona, que contaba con murallas, mezquitas, etc.. En época de la Reconquista, mientras los musulmanes ocupaban Al-ANdalus, Baeza pasaba de unas manos a otras, hasta llegar a laconquista definitiva de manos de Fernando III el Santo. Así, fue Baeza la primera ciudad andaluza en ser conquistada definitivamente y la que jugó un papel trascendental en la reconquista del resto del antiguo Al-Andalus..

Baeza (Andalucía) Baeza (Andalucía)


Ésta condición le dio privilegios a la ciudad, el propio rey se encargó de llevar a cabo la repoblación, trayendo parte de los nuevos habitantes desde Cuenca, y la dotó de una riqueza monumental importante. En el s.XIII se estableció la sede episcopal allí, con lo que se incrementó la presencia religiosa en la ciudad.

Toda esta evolución llevó consigo la llegada de familias nobles, que en algún momento tuvieron amplias disputas, e Isabel de Castilla tuvo que intermediar en el conflicto. Tal situación llevó a la destrucción del antiguo Alcázar para evitar las desavenencias (no se andaban con chiquitas).

Baeza (Andalucía)

Fuera de estos temas, el esplendor de Baeza se hacía notar, el s.XVI son momentos en los que muchos nobles vuelven de la Reconquista a construirse sus viviendas, momentos álgidos en una ciudad que se llena de casonas e iglesias y ve nacer la Universidad en su territorio (calle Beato Avila).

Baeza (Andalucía)


Universidad que se mantuvo en funcionamiento hasta el s.XIX y que ha acabado como instituto de Bachillerato, que cuenta con el ilustre honor de haber tenido a Antonio Machado como profesor.

Baeza (Andalucía)


Cuando empiezas a pasear por las calles de Baeza te puedes sumergir fácilmente en la Historia y esplendor que hemos narrado. Luego en el s XVIII, entre el terremoto de Lisboa, que repercutió a la zona, la época de hambre generalizada en el país y la invasión napoleónica, se puede decir que Baeza no vivió sus mejores momentos…

Aparcamos el vehículo en el Paseo de la Constitución, el mismo lugar que se construyó para albergar un mercado en el s.XVI. Hoy es una amplia plaza abierta a la circulación, con una parte central acondicionada para el disfrute, con bastante vida, terrazas y soportales donde se encontraban casas gremiales, y en el centro, la Fuente de la Estrella, construida por la revolución de la Gloriosa.

Baeza (Andalucía)

Desde allí llegamos a la plaza del Pópulo en menos de un minuto, desde la que nosotros comenzamos nuestro recorrido, ya nos pareció un lugar especial.

Esta plaza la conforman los juzgados (antigua carnicería) y la Oficina de Turismo (Edificio del Pópulo o antigua Escribanía Pública o Audiencia Civil). Ambos son edificios que no pasan indiferentes y cada uno tiene su historia.

Baeza (Andalucía)
El primero, no se encontraba exactamente en la ubicación actual, se encontraba a no más de 100 metros, y en su momento se decidió trasladarlo a la plaza para así configurar ésta, piedra a piedra...  Se encontraron con un pequeño inconveniente, y es que el espacio al que lo llevaban era más pequeño del que venía, así que los laterales se tuvieron que doblar para adaptarlo. Tuvo diferentes funciones a lo largo de su historia,  por supuesto, carnicería, pero también Archivo o secadero de pieles.

El segundo fue construído tirando parte de la muralla árabe que rodeaba la ciudad y es de estilo plateresco. Y dice la leyenda que tenía en uno de sus balcones a una virgen que los soldados iban a visitar antes de salir a batallar.

Baeza (Andalucía)


La plaza la conforma, además, el Arco de Villalar y la Puerta de Jaén. El arco se construyó en el s.XVI, con el que se conmemoraba la victoria de Carlos I ante los comuneros. La Puerta de Jaén era reconstruida en el mismo siglo. No podemos olvidar la Fuente de los Leones, que dicen que proviene de la ciudad romana de Cástulo.

Baeza (Andalucía)

Al callejear por el casco urbano de Baeza sorprende lo pequeño que es y la importancia de sus edificios.

Como comentábamos al comienzo, nos quedamos sin poder entrar en el interior de la Catedral. A nosotros particularmente, son edificios que nos llaman mucho la atención, detrás de ellos más que profundas anécdotas religiosas suele haber grandes obras de arte y mucha historia política, sobre todo. El caso es que por un problema de horario, no pudimos entrar. Nos conformamos con divisarla desde fuera.

Baeza (Andalucía)

Así, en la Plaza de Santa María nos encontramos un amplio espacio en el centro del casco histórico, conformado por diferentes edificios monumentales que nos atrapan. Mires hacia el lado que mires, te encuentras atrapado desde las Casas Consistoriales (ayuntamiento), la fachada del Seminario, la Catedral o la fuente que tiene el mismo nombre que la plaza y parece una escultura de Arco de Triunfo hecho a escala, la Fuente de Santa María. Es del s.XVI y con ella se conmemora la llegada del agua a la ciudad.

Baeza (Andalucía)


La ubicación dónde se encuentra la Catedral de Baeza parece que fue elegido por muchos para establecer su templo religioso, de hecho, ésta construcción se levantó sobre una antigua mezquita y, durante sucesivos siglos, se le han ido añadiendo y reconstruyendo elementos. 

Baeza (Andalucía)



Antes de llegar a la infotografiable plaza de la que os hablamos (perspectivas imposibles, no hay más que ver la foto que está encima de este texto) pasamos por delante de un edificio singular, el Palacio de Jabalquinto, donde actualmente se encuentra la sede de la Universidad de Antonio Machado, pero cuyos orígenes del s.XV están en un palacio privado, de un primo del Rey Católico, y a lo largo del tiempo fue pasando de mano en mano hasta acabar con la funcionalidad que os comentamos. Su arquitectura de estilo gótico isabelino (Juan Guas) es la responsable de que en los años 30 pasase a ser considerado monumento histórico artístico.

Baeza (Andalucía)


Resulta curioso como frente a este edificio de arquitectura tan particular y ornamentada se encuentra la sobria Iglesia de Santa Cruz, mucho más anciana, de un románico tardío del s.XIII, estilo poco habitual en el sur de España, lo cual dota al templo de mayor singularidad.

Baeza (Andalucía)


La arquitectura que conforma Baeza le da un aire tan especial, el carácter monumental es vecino de calles como la Cuesta de San Gil, con todas sus casas enrejadas, de fachadas blancas y con el suelo empedrado. 

Dos Baezas en el mismo casco, la de los monumentales palacetes y edificios de piedra ocre, con la de las fachadas encaladas y enrejadas que forman un conjunto realmente atractivo.

Baeza (Andalucía)


Baeza, por todo lo que os hemos contado y, probablemente, por todo lo que no, es un destino que merece mucho la pena, además en sus alrededores tenéis otras visitas de gran interés a parte de Úbeda. De hecho, tenéis la Sierra, con bonitos pueblos como Cazorla, o entornos naturales como la Ruta por el Río Borosa o la Cerrada de Utrero, una combinación perfecta de cultura y naturaleza para un fin de semana cualquiera…

¿Tienes planes hoy?

Baeza (Andalucía)



Leer más...