27 de marzo de 2015

13 días por el sur de Inglaterra. Día 13: Londres un lunes y vuelta a Madrid

Último día de este maravilloso viaje por Inglaterra en verano. La noche anterior ya dejamos hechas las maletas tras disfrutar del domingo en Londres, así que madrugamos, desayunamos y dejamos en la consigna del hotel el equipaje, ya que nuestro vuelo salía a las 20.30 de la tarde, para recogerlas después.

Torre de Londres (London) Inglaterra


Al ser lunes, es el día perfecto para disfrutar de la City, el área financiera de la ciudad en pleno movimiento, donde también se ubica la catedral de St. Paul, la cual ya habíamos visitado en nuestro anterior viaje a Londres. Posteriormente, en este día también, nos acercaríamos a la Torre de Londres (visitado su interior en la otra ocasión) y al Puente de Londres, que con suerte podríamos ver levantarse, algo que teníamos pendiente.

Catedral de St Paul Londres (London) Inglaterra Catedral de St Paul Londres (London) Inglaterra



Ponemos rumbo hacia la catedral de St. Paul en el autobús que se coge en la puerta del hotel. Nosotros personalmente os recomendamos su visita al interior y la subida a la cúpula. Las vistas que se tienen desde arriba son una chulada, os dejamos una imagen de nuestro anterior viaje en 2010, así que el Skyline puede haber variado en cierta medida pero, al menos, os podéis hacer a la idea.

Vistas desde la cúpula de Catedra de St Paul Londres (London) Inglaterra


 Se levanta 111 metros sobre el suelo y gozó con la categoría de edificio más alto de la ciudad hasta la segunda mitad del s.XX. Es la segunda catedral más grande de Europa, por detrás de la Basílica de San Pedro del Vaticano.

Vistas desde la cúpula de Catedra de St Paul Londres (London) Inglaterra


Construida entre el s.XVII y s.XVIII sobre la antigua catedral, tiene una espectacular cúpula. El precio de entrada son 17 libras. Está incluida en la London Pass y nosotros, cuando la visitamos, lo hicimos aprovechando los 2x1 de los que os hablábamos en esta otra entrada.

Catedral de St Paul Londres (London) InglaterraEsta vez nos quedamos en los exteriores, vamos en busca de unas galerías comerciales que sabemos que tienen una terraza superior desde donde, también, se pueden tener buenas vistas con la catedral de protagonista. Y es un lugar muy poco conocido. Se trata de la galería comercial One New Change, justo al lado de la catedral de Saint Paul. Es gratis subir y entrar al centro comercial.

Catedral de St Paul Londres (London) Inglaterra desde Galeria


Entramos, una galería de aspecto lujoso lleno de porteros de discoteca “guay”. Con sus trajes, sus cascos en la oreja y su mirada suspicaz e inquieta que no se apartaba de nosotros. La verdad, que si en un sitio me he sentido segura ha sido allí, tuvieron el placer de acompañarnos en toda nuestra visita. Sin ponernos una pega ¡eh! Nada… yo ya a uno le di los buenos días, porque era una situación bastante surrealista. En la planta baja ya nos ficharon, no nos pusieron pegas por sacar las cámaras. Luego fuimos al ascensor, de cristal, muy chulo y, tachán, al llegar a la octava planta, otro pingüinillo de seguridad estaba ahí para seguirnos hasta la terraza, y durante todo nuestro reportaje fotográfico. Ya le dije “Goof morning” sonriendo, pero él no sonrió… se quedó ahí y le vimos dudar cuando “el que no escribe” y yo nos dividimos en la terraza. Aprovechamos para deciros que, en esta planta, está el restaurante "Madison" con una terraza donde se puede tomar unas copitas  por la noche con buenas vistas. En nuestra visita, era un día laborable por la mañana y estábamos solos con la seguridad.

Catedral St Paul desde terraza de la galería London (Londres) Inglaterra


Bueno, pues desde aquí, decidimos irnos tras despedirnos educadamente de los “Men in Black” para salir a la calle y perder la sensación de estar escoltados. Y nos adentramos en la City, en el callejeo por el movimiento londinense. Una zona que nos encanta. Actualmente, está dedicada principalmente al desarrollo empresarial y financiero, es por ello que los fines de semana tiene un aspecto muy diferente.

City London (Londres) Inglaterra


Tomamos dirección hacia la Torre de Londres y el destino hace que lleguemos a un lugar que habíamos visto en alguna película y que “el que no escribe” quería localizar, pero no habíamos sido capaces de ponerle nombre. Pues es la suerte la que nos acompaña y en una de esas calles que se cruzan en nuestro camino aparece el Leadenhall Market.

City London (Londres) Inglaterra City London (Londres) Inglaterra


El Leadenhall Market es un precioso mercado de techo acristalado que se encuentra en Cracechurch Street. Este mercado es originario del s.XIV, uno de los más longevos de la ciudad. Éste era el corazón romano cuando Londres era Londinium. Luego, en el s.XVIII se reconstruyó dándole el diseño actual para, finalmente, en los 90, sufrir una fuerte restauración. El mercado, siglos atrás, se dedicó a la venta de carne, en algunos de sus puestos podréis ver los nombres de la especialidad de la misma.

Si os gustan los edificios pintorescos, éste es uno de los que estamos seguros que os encantaran.

Leadenhall Market Londres (London) Inglaterra


Diferentes comercios, así como locales de restauración, se reparten por la galería. Si descubrís uno que se llama Old Tom, su nombre deriva de la historia de un ganso que se salvó en una ocasión de una partida de ellos que trajeron para su posterior venta, y durante 36 años vivió en el mercado mientras era alimentado por los que allí pasaban.

Leadenhall Market Londres (London) Inglaterra


Salimos del mercado, realmente emocionados de haberlo encontrado en nuestro camino, al azar, y continuamos camino de la Torre de Londres. En realidad, lo hacemos más bien camino del del Tower Bridge (Puente de la Torre de Londres, que está al lado de ésta), ya que habíamos consultado los horarios en los que el puente levadizo se izaba y nos hacía ilusión estar allí para presenciarlo. Os dejamos un enlace para que podáis consultarlo si lo visitáis.

Puente Torre de Londres Londres (Tower Bridge London) Inglaterra


El Puente de la Torre de Londres no hay que confundirlo con el Puente de Londres, que fue el primero en cruzar el río Támesis. El Tower Bridge se construyó con posterioridad, en el s.XIX, con la intención de emplear máquinas de vapor para su función levadiza. Lo componen dos torres de toques neogóticas y, en su interior, al cual se puede acceder si adquirís la entrada pertinente, se encuentra un museo donde se alberga, entre otras cosas, la antigua maquinaria. Hoy en día, se emplea un motor eléctrico y, en vez de agua, aceite.

Puente Torre de Londres Londres (Tower Bridge London) Inglaterra


Nosotros, es una visita que no hemos realizado. Esta vez, nos conformamos con observar el levado del puente para que pasen grandes embarcaciones y con cruzarlo hasta la mitad por los carriles habilitados para los peatones.

Puente Torre de Londres Londres (Tower Bridge London) Inglaterra


Desde ahí nos acercamos a la Torre de Londres (Tower of London). La Torre de Londres bien merece una visita bajo nuestra opinión. Nosotros no la hicimos aquel día porque ya la habíamos visitado en la anterior escapada, y nos encantó. Tiene muchísima historia detrás de sus paredes. Es un castillo originario del s.XI que ha tenido diferentes funcionalidades a lo largo del tiempo, una de las más populares, la de prisión.

Torre de Londres (London) Inglaterra


 La Torre de Londres por sí sola daría para una entrada en el blog pero como estamos con un diario y no queremos eternizarnos, sí deciros que, aunque la entrada es cara (como casi todas allí), es realmente interesante. Además, a ciertas horas, se tiene la oportunidad de realizar la visita guiada en inglés con un Beefeater, y son fantásticos, al menos el nuestro, contando las cosas (y ya sabéis que nuestro inglés es justito como para sobrevivir). De verdad, si podéis con Beefeater, animaos, y si no, una audioguía. La Torre de Londres está incluida en la London Pass, cuando nosotros la visitamos lo hicimos con los tickets 2x1 de daysoutguides igual que os explicábamos con la Catedral de St Paul. Puede llevar recorrerla unas 3 horas fácilmente sin entretenerte demasiado, son diferentes dependencias, entre las que se encuentran las Joyas Reales, la capilla, los patios, La Torre Blanca.

Torre de Londres (London) Inglaterra


En esta visita, en 2014, los exteriores de la Torre de Londres tenían un aspecto muy especial. El país rendía homenaje a sus soldados caídos con motivo del centenario de la I Guerra Mundial, la fecha concreta era el 5 de agosto, primer día en que Gran Bretaña participó en el conflicto bélico. Para ello, siguiendo el proyecto de Tom Piper, se habían ido colocando poco a poco unas amapolas rojas de cerámica en los alrededores de la Torre de Londres, tras los muros defensivos. Exactamente, 888.246 amapolas, las mismas que caídos. Ello simulaba un mar de sangre a través de las flores. La última amapola se colocó en noviembre. Cada una de estas amapolas se vendió por internet y parte de los ingresos obtenidos fueron donados.

Torre de Londres (London) Inglaterra


La verdad es que la estampa era impresionante y eso que en nuestra visita aún quedaban muchas por poner. 

Torre de Londres (London) Inglaterra


Después de bordear todo el perímetro de la Torre de Londres nos dirigimos al metro, no podemos irnos de Londres sin darnos un paseo por Hyde Park.

Hyde Park es enorme. Nuestra intención no es recorrerlo, ya habíamos estado allí antes, así que en esta ocasión decidimos acceder a él a través de la conocida Speaker Corner, en la zona de Marble Arch, con la particularidad de que aquel lunes no había nadie soltando su discurso para nosotros.

Hyde Park Londres (London) Inglaterra


El Speaker Corner es un área en el que está permitido que la gente se ponga a soltar sus discursos, a exponer sus ideas a los demás. Nosotros aún no hemos tenido la oportunidad de verlo en acción, el día elegido para ello suele ser los domingos.

Atravesamos esa zona y nos adentramos en las grandes explanadas que caracterizan a este lugar. Los parques ingleses son verdes, como praderas eternas en los que apetece tirarse y revolcarse. Aunque en esta ocasión Hyde Park se encontraba un poco más perjudicado que la otra vez, que parecía terciopelo verde, y este agosto de 2014 andaba un poco parcheado. Hablamos de un parque que supera las 140 hectáreas.

Hyde Park Londres (London) Inglaterra


Caminamos hasta llegar al lago Serpentine. Los cielos amenazaban tormenta pero, alrededor del lago, numerosas hamacas no tenían problema en ser ocupadas. En el interior del agua cisnes, patos, barquitas. Por tierra perros, bicis…

Hyde Park Londres (London) Inglaterra


Ese paseo es revitalizante y caminando, caminando llegamos al lugar en el que se encuentra el Memorial a Diana de Gales, y que resulta ser una especie de fuente donde un montón de niños se estaban bañando a pesar de que la temperatura no acompañaba especialmente.

Hyde Park Londres (London) Inglaterra


Pasado el Memorial a Diana de Gales, decidimos ir saliendo de Hyde Park. Este parque se une con los Kengsiston Gardens, que visitamos también la vez anterior y que, si os decimos la verdad, no se diferencian unos de otros, al estar pegados parece una continuación.

Memorial a Diana de Gales Hyde Park Londres (London) Inglaterra


De hecho, en estos jardines, se encuentra el Albert Memorial, un llamativo e imponente monumento levantado por la Reina Victoria en honor a su marido. Éste mira en dirección al Royal Albert Hall.

Albert Memorial Londres (London)


Salimos del parque y tomamos camino hacia el Royal Albert Hall que se encuentra muy cercano. En este punto, mi batería de la cámara ha entrado en coma y “el que no escribe” queda como único responsable fotográfico de las últimos coletazos londinenses.

El Royal Albert Hall es originario del s.XIX y se ha convertido en un lugar mítico internacional en el terreno de las artes escénicas, albergando cada año espectáculos de gran trascendencia cultural. Su interior es visitable pero es otro de los pendientes que nos queda en la ciudad. Nos conformamos con su atractiva arquitectura exterior.

Royal Albert Hall Londres (London) Inglaterra


La mañana se está convirtiendo casi en tarde y aún no hemos comido. Decidimos coger un par de autobuses para disfrutar de las vistas de la ciudad y acercarnos a Picadilly Circus, donde seguro que conseguiríamos comer algo aunque fuera tarde.

Picadilly Circus Londres (London) Inglaterra


Efectivamente, la hamburguesería que nunca cierra sus puertas cuando viajas está ahí para darnos auxilio. 

Al salir de allí, no nos quedaba demasiado tiempo pero habíamos leído que, al igual que en Nueva York, en la inmediaciones había una tienda de M&M ¿Quién puede resistirse?

Tienda M&M Londres (London) Inglaterra


Pues vamos en su búsqueda y ahí la encontramos, perfectamente britanizada, con un M&M de Guardia Real, unos de Beatles, todo muy lleno… Nos echamos unas risillas, llenamos una bolsa de chocolate de colores y hay que ir al hotel.

Tienda M&M Londres (London) Inglaterra


El avión sale a las 20.30, pero en llegar de Picadilly al hotel se tarda unos 30 minutos y, luego, una vez recogido el equipaje, una hora de tren.

Todo nos sale rodado… salvo un aguacero que nos cayó con las maletas a cuestas del hotel a la estación que no tiene nombre. Ése fue de recuerdo. 

Tienda M&M Londres (London) InglaterraEn el tren; no lo podemos creer, nos volvemos a casa… En el aeropuerto, todo se desarrolla con normalidad, más o menos. Cosas, como que te pidan la tarjeta de embarque para comprar una botella de agua nos desconcierta, pero bueno. Luego, en el control de seguridad, una chica que viajaba sola nos dice que si puede quedarse con nosotros hasta que salga la puerta de embarque y embarquemos. Y ahí hacemos una amiga. “Hola chica de Stansted, si nos lees haznos una señal” …

A las 12 de la madrugada, hora española aterrizamos en Madrid, con bastante hambre, por cierto, y demasiado abrigados para los 26 grados de asfalto nocturnos de la ciudad. Pero tenemos una sonrisa…

Venimos pensando en la limpieza de fotos que tenemos que hacer, en las lavadoras que habrá que poner y nada de eso pesa. Solo podemos sonreír, no traemos ni pena, ni nostalgia… (ayudaba también que 48 horas después íbamos a hacer una escapadita a Cantabria, la verdad). Nos ha parecido un viaje maravilloso, con sus lluvias y sus soles brillantes, con los pueblos medievales y Londres en plena acción, con sus catedrales de impresión, sus carreteras de campiña, y sus autopistas con semáforo. Sus hoteles, a cual más variado, con desayunos de la ONU o desayunos de supermercado en solitario. Un viaje con acantilados blancos o colinas con torres místicas. De conducir por la izquierda y cruzar las calles girando la cabeza como la niña del exorcista porque no sabes por donde te vienen los coches. De lugares llenos de gente y otros totalmente solitarios. De sandwiches en el coche y cenas en pubs llenos de encanto… 

El Sur de Inglaterra nos ha dado unas grandes vacaciones y para nosotros ya forma parte de NUESTRA historia.

Os dejamos itinerario de este maravilloso viaje de 13 días por el sur de Inglaterra:

13 días por el sur de Inglaterra: Preparando el viaje
Día 1: Madrid - Stansted - Cambridge (noche en Cambridge)
Día 2: Canterbury - Acantilados de Dover (noche en Canterbury)
Día 3: Rye - Seven Sisters - Brighton - Winchester (noche en Winchester)
Día 4: Winchester - Old Sarum - Stonehenge (noche en Salisbury)
Día 5: Salisbury - Castle Combe - Bristol (noche en Bristol)
Día 6: Wells - Glastonbury (noche en Bristol)
Día 7: Bath - Bristol (noche en Bristol)
Día 8: recorriendo los Cotswolds (Campiña inglesa) (noche en Stratford upon Avon)
Día 9: Oxford (noche en Oxford)
Día 10: Windsor Castle - Aeropuerto Stansted - Londres (noche en Londres)
Día 11: Londres un sábado (noche en Londres)
Día 12: Londres en domingo (noche en Londres)


¿Tienes planes hoy?


Mapa: itinerario 13 días por el sur de Inglaterra





Leer más...

25 de marzo de 2015

13 días por el sur de Inglaterra. Día 12: Londres un domingo.

La paliza del día anterior deja huella, nos pesa todo. Pero de nuevo decidimos madrugar, bajar al desayuno de los locos, donde ya solo tomamos tostadas y salir volandito a seguir recorriendo la ciudad.

Itinerario del día: Tate Modern - Millenium Bridge -  Camden-Market - The Shard - Buckingham Palace - St James Park - Downing Street - Trafalgar Square

Millenium Bridge Londres (London) Inglaterra


El domingo realmente hay mucho planes que te ofrece la ciudad. En nuestro primer viaje nosotros fuimos primero al Cambio de Guardia del Palacio de Buckingham y luego al mercado de  Camden. En esta ocasión, como el cambio de guardia ya lo habíamos vivido, nos apetecía ir con más calma a  Camden. Pero como el día es largo, antes nos íbamos a acercar al Tate Modern donde habíamos leído que desde la cafetería había unas bonitas vistas, y de paso ver el Puente del Milenio.

El día amanece bastante nubladillo y fresco y nos vamos, en primer, lugar al museo. El Tate Modern es el museo británico de Arte Moderno. Como os comentábamos en otras entradas, tenemos pendientes las entradas a algunas de las galerías de arte. En esta ocasión, vamos a entrar para ver el edificio por dentro pero sin visitar ninguna de sus exposiciones, no teníamos demasiado tiempo. Así que os decimos que la entrada al museo es gratuita, salvo para algunas exposiciones temporales o especiales. Su horario de apertura son las 10 de la mañana y de cierre depende del día, a las 18 de domingo a jueves y a las 22 horas los viernes y sábado.

Tate Modern Londres (London) Inglaterra


En su interior nos llama la atención el minimalismo de su arquitectura. Tras estar un rato dando una vuelta y haciendo algunas fotografías, nos dirigimos a la cafetería, ubicada en una de sus plantas altas, se puede entrar libremente a la terraza.

Tate Modern Londres (London) Inglaterra


Desde allí, se tienen unas excelentes vistas del Puente del Milenio (Millenium Bridge), el Támesis y la Cúpula de la Catedral de St. Paul. 

El Támesis, a esta altura, separa lo que es la City (orilla en la que se encuentra la Catedral) de la zona llamada Bankside donde, a parte del Tate Modern, está también el teatro The Globe.

Vistas del Millenium Bridge y Catedral de St Paul (terraza de Tate modern) Londres







Salimos del museo y nos acercamos al Millenium Bridge que está a sus pies. Nuestra intención es cruzarlo y llegar al otro lado del río.

El diseño de esta construcción es muy atractivo, realizado en acero y ofrece unas vistas estupendas de este área de la ciudad. Un lugar genial para los amantes de la fotografía. Es un puente de reciente construcción, inaugurado en el año 2000.

Puente del Milenio (Milenium Bridge) Londres Inglaterra


No os vamos a engañar, dedicamos mucho tiempo a ello, porque somos muy cansinos con las cámara; por suerte lo somos a partes iguales, la parte negativa es que no vemos el fin…

Vistas desde Milenium Bridge Londres (London)

Al otro lado del río, nos encontramos la Catedral, de la que os hablaremos en la próxima entrada, ya que nos acercamos al día siguiente para tener unas vistas muy especiales de ella. Así que, desde aquí, partimos hacia Candem Market.

Candem Market no es un mercado como el de Portobello. Éste es mucho más alternativo y rompedor. Para llegar allí, solo tenéis que ir hasta la estación de Candem Town, barrio en el que se encuentra pero, luego, a la vuelta, si vais en domingo, seguramente, no podréis hacerlo desde esa misma estación, sino que tendréis que caminar hasta la siguiente, a unos 10 minutos, porque por acumulación de gente la suelen cerrar para que no se colapse la estación.

Catedral de St Paul Londres (London) Inglaterra


El domingo nos amaneció bastante nublado pero allí estábamos, rodeados de muchísimos puestos variados, desde los más extravagantes hasta los más sencillos. Calzado, cinturones, camisetas, objetos variados, música. El mercado se desarrolla alrededor de los canales.


Camden Market Londres (London) Inglaterra


Al poco de llegar, nos descargó un aguacero por el que nos vimos obligados a meternos en uno de los locales que hay en la zona a tomarnos algo hasta que parara el chaparrón.

Tras ese ratito, volvemos a salir y a adentrarnos en la multitud. El mercado de Camden tiene muchísimos rincones y nos damos cuenta de que la otra vez habíamos visto muy poco de él.

Camden Market Londres (London) Inglaterra


Entre unas cosas y otras, se nos echa la hora de comer encima y nos acompaña el sol. Así que nos acercamos a la parte del mercado dedicado a la alimentación; puestos con comida de muchísimos lugares del mundo que te preparan para el famoso “take away”, o dicho de otra forma, así te las apañes para comértelo donde puedas.

Camden Market Londres (London) Inglaterra


Damos muchas vueltas, infinitas, comida japonesa, hindú, española, argentina, francesa, peruana, americana… Finalmente, nos decidimos por los argentinos, que preparan una ternerita argentina en un pan con una pinta y un aroma… Les pedimos dos “steaks”, por supuesto en nuestro inglés de raza (española) y lo primero que nos dicen… “habladnos mejor en español, que a los españoles no les entendemos hablando en inglés” ¿Perdona? ¿Qué necesidad hay de ofender así? Nos reímos, ellos por supuesto, nosotros también, somos así… de risa fácil.

Camden Market Londres (London) Inglaterra




Con los bocadillos en mano, de carne espectacular, por cierto, y con el chumichurri ese, caminamos entre la multitud. Nos vamos acercando a la zona de los establos del mercado y escuchamos música. Pero música muy alta… así que, como si fuéramos los ratoncillos del cuento del Flautista de Hamelin, acudimos a la llamada. Y ¿Qué nos encontramos?

Camden Market Londres (London) InglaterraUn montón de gente cantando una canción, haciendo una especie de enorme rectángulo y mirando hacia abajo. Nos intentamos poner de puntillas y asomar la cabeza entre la multitud para ver quién canta, o toca.. .pero es casi imposible. “El que no escribe” es alto y tiene más facilidades.

Camden Market Londres (London) Inglaterra Labrinth


Nos llama la atención cómo canta todo el mundo, cómo aplaude, cómo enloquecen. Nosotros solo vemos unas banderitas que pone “Let it be” y yo solo pienso en los Beatles, pero eso no suena ni a versión ni nada. Tiene mucho ritmo, mucho soul. Conseguimos coger un sitio entre las cabezas y un hombre toca el piano y canta. Un grupo de chicas sale a cantar entre gospel y soul para hacer los coros. Sueltan confeti, cámaras graban. Oye, ni idea… pero un subidón de música y de ambiente. Hemos tenido que engullir el bocadillo. Sacamos las cámaras y “el que no escribe” fotografía y a mí solo se me ocurre grabarlo (a pesar de las 1000 cabezas).

Camden Market Londres (London) Inglaterra Labrinth


Estábamos convencidos de que el artista, allí, era conocido, pero aunque por la noche miramos en internet noticias no vimos nada relevante. Ahora, nos había encantado. Bueno, pues estando en Madrid, una semana después, más o menos, en uno de esos ratos de “ya no sé qué más mirar en internet, tengo a Google en estado de coma”, se nos ocurrió volver a mirar. Y entonces… lo vimos. Él era Labrinth y, ese día, había convocado a sus fans a  Camden para grabar su vídeo oficial de una de sus canciones (os dejamos el enlace). Curiosamente, el video acababa de salir, lo ponemos, sí, lo ponemos para reirnos y buscar a los Wallys españoles y, oh, sí… uno de nosotros está y se le ve pero que muy bien… Un gran recuerdo del viaje.

Camden Market Londres (London) Inglaterra


Volviendo a Londres, tras presenciar ese concierto que nos encontramos por sorpresa, decidimos que teníamos que poner una guinda al pastel y nos tomamos, en otro de los puestos callejeros, un creppe de nutella. Un creppe de esos que te comes de pie paseando entre calaveras y zapatos de tacón y te saben a gloria bendita.

Camden Market Londres (London) Inglaterra


Bueno, el día parece muy despejado tras el chaparrón, de hecho, hace hasta calor y llega el momento de plantearnos si vamos, o no, a hacer la mayor turistada que creemos que hay en Londres en este momento. Subir a The Shard. El cielo acompañaba, casi deseábamos que se encapotara porque así no teníamos que decidir pero, con ese cielo despejado, las vistas debían ser estupendas.

The Shard Londres (London) Inglaterra


Nosotros ya habíamos visto Londres desde dos de sus miradores, el London Eye y la cúpula de la Catedral de St. Paul (tiene unas excelentes vistas), quedaba éste, que en nuestro anterior viaje aún no existía. Este mirador que, no es que sea caro, es que es carísimo, lo sabíamos. Pepito Grillo nos decía “nooo”, pero nosotros decíamos “o en este viaje que ya casi no te das cuenta, o en ninguno”. Y habíamos leído que eran unas vistas de 360 grados. La fotografía que nos gusta… El rascacielos más alto de la Unión Europea, 310 metros de altura, y el gran pero… 30 libras, comprando en taquilla… por supuesto, 30 libras persona. Ya, lo sabemos, estáis pensando… “pringaosss”...

The Shard Londres (London) Inglaterra The Shard Londres (London) Inglaterra


Bueno, pues allí llegamos a ese edificio triangular de cristal, preguntándonos si habría cola para subir. Por supuesto que no. Ahí tú entras y eres el rey, te llevan de ascensor en ascensor. Ascensores ni más ni menos que calidoscópicos. La verdad que estaban chulos. Por encima de una alfombra roja. Las últimas plantas se suben a pie. Nosotros leímos que la última era descubierta pero, claro, es un descubierto del que te entra el aire por encima ligeramente pero rodeado igualmente de cristales. Imposible sacar fotografías sin reflejos, huellas, brillos….

Mirador: Vistas  de Londres desde The Shard London inglaterra


Durante un rato estuvimos muy enfadados con The Shard. Los cristales no son rectos, con lo cual tampoco puedes pegar el objetivo para intentar esquivar los obstáculos, pero hay una cosa que tenemos que decir, las vistas son alucinantes.

Mirador: Vistas  de Londres desde The Shard London inglaterra


Como mirador, hay que reconocer que te ofrece una visión espectacular de la ciudad. Arriba existen unas máquinas que te indican qué estás viendo, en función de la dirección en la que apuntes.

Mirador: Vistas  de Londres desde The Shard London inglaterra Mirador: Vistas  de Londres desde The Shard London inglaterra


























Y luego, tiene algo realmente especial y es que te permite mirar hacia abajo, a través de los cristales de las paredes, obteniendo vistas en perpendicular vertiginosas. La Torre de Londres, el Támesis, la City y el infinito… Londres en 360 grados.

Mirador: Vistas  de Londres desde The Shard London inglaterra


Para sacarnos de ese bucle de negatividad, en el que estábamos porque se nos colaban halos, brillos, huellas y reflejos, y que nos impedía disfrutar de las vistas, de golpe, aparece una pareja, con sus mejores galas, lentejuelas y traje, y unos fotógráfos detrás. El chico lleva a la chica a una de las paredes acristaladas y, de golpe, se arrodilla ¡Oh, my god! Saca una caja, la abre… a ella le faltó doblar una de las piernas y ponerse de puntillas y se da la pedida de mano delante de los cuatro que estábamos en el lugar. Luego, llegan unas copas de cava… y ya la risa se apodera de nosotros y podemos sacar al alien fotográfico que llevábamos dentro, pisotearlo y disfrutar solo de las vistas.

Mirador: Vistas de Londres desde The Shard London inglaterra


Como conclusión, el mirador es estupendo, en el sentido de que tiene fabulosas vistas si el día está despejado. Por contra, 30 libras nos parece un abuso. Entendemos que tendrán que amortizar la construcción del rascacielos pero es totalmente exagerado. Así que, ahí, cada uno que juzgue. Muchos de nuestros conocidos nos preguntan si, sabiéndolo, lo volveríamos a hacer, … No. No lo recomendamos al precio que tiene actualmente, aunque siempre te queda el “Arrepiéntete por lo que hagas y no por lo que dejes de hacer”.

Bueno, pues, tras este momento en el que Pepito Grillo se parte de risa en nuestros hombros mientra nos señala y repite sin parar “os lo dije, pardillos”, salimos de The Shard y nos dirigimos hacia el Palacio de Buckingham a dar un paseito.

En agosto de 2014, Londres tenía andamios por todas partes. La ciudad se encontraba en constantes arreglos y mejoras y la zona del palacio no iba a ser menos.

Buckingham Palace Londres (London) Inglaterra


El palacio es la residencia oficial de la Reina de Inglaterra. Como os comentábamos, en el anterior viaje fuimos a presenciar el Cambio de Guardia pero, en ninguno de los dos viajes, hemos visitado el interior de la residencia real. Sí, deciros que es visitable, por si estáis interesados, aunque esto sólo es posible durante unas pocas semanas al año. Nosotros lo tenemos pendiente para una próxima ocasión. Os dejamos una imagen de 4 años antes cuando estuvimos en el Cambio de guardia un domingo.

Cambio de Guardia Buckingham Palace Londres (London) Inglaterra


Hasta el s.XIX, este palacio no se convirtió en residencia oficial, previamente, fue casa privada y, desde sus orígenes, en el s.XVIII, fue sufriendo diferentes ampliaciones hasta que, con la llegada de la Reina Victoria, gozó del nuevo estatus de Palacio.

Buckingham Palace Londres (London) Inglaterra


Al lago del Palacio se encuentra St. James Park, el más antiguo de los jardines o parques reales. Tiene un lago artificial que lo recorre a lo largo. Es un recinto muy cuidado, con multitud de aves y ardillas que se mezclan entre los árboles y bancos de madera. 

St James Park Londres (London) Inglaterra


Dedicamos un buen rato a atravesar el parque porque nos entreteníamos constantemente con las ardillas.

Ardilla St James Park Londres (London) Inglaterra Ardilla St James Park Londres (London) Inglaterra


La tarde cae y cuando salimos por el otro lado del parque estamos muy cerca de Dowing Street, donde se ubica, en el número 10 y en medio de la ciudad, la casa del Primer Ministro británico. El lugar está, como se puede imaginar, lleno de seguridad, pero vemos que no somos los únicos en pararnos frente a sus verjas negras. Resulta chocante pensar que antes de los años 90, la gente podía pasar con total libertad por esa calle y pasear delante del casa del Primer Minsitro. Luego, por miedo a ataques terroristas, ésta se valló. Esta calle tiene al otro lado el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Subimos por Whitehall charlando tranquilamente y pensando que se acerca la hora de sentarnos un ratito a cenar en algún lugar. En nuestra lista de posibles opciones tenemos apuntada uno, en esa misma calle, en la inmediaciones de Trafalgar Square, The Lord Moon of the Mall. Pertenece a la cadena Wetherpoon. Típico pub inglés en su interior. Si os animáis a ir, no esperéis que vengan a atenderos a la mesa, hay que ir a la barra a pedir y luego te lo sirven. Está bien de precio, la comida aceptable, sin más. Eso sí, estuvimos esperando más de 35 minutos a que llegara nuestro pedido, estábamos desesperaditos ya.

Londres (London) Inglaterra Desde allí, emprendemos el camino hacia el hotel. Ha sido un domingo fantástico. El día siguiente sería nuestro último día del viaje por el sur de Inglaterra. Como teníamos nuestro avión de vuelta por la tarde, no íbamos a dejar que el tiempo pasara en vano. Teníamos un planning ambicioso que nos haría disfrutar de Londres un poco más antes de la vuelta.

¿Tienes planes hoy?

Trafalgar Square Londres (London) Inglaterra





Leer más...