28 de agosto de 2015

Un día por la Costa Quebrada en Cantabria

Hace más o menos un año, sobre estas fechas, a la vuelta de un estupendo viaje por el sur de Inglaterra en coche, sentíamos la necesidad de perdernos por uno de los lugares que más nos relajan: Cantabria.

Así que deshicimos los maletones de nuestro tour británico con celeridad y, en un pis pas, montamos unas pequeñas trolleys para escaparnos a la tierruca ¡Y allí nos plantamos!

En esos tres días, el tiempo no acompañaba mucho para el baño pero lo bueno en Cantabria es que siempre existe un Plan B, que es igual de atractivo que el Plan A. Así que uno de los días nos fuimos a recorrer una parte de la costa que aún no conocíamos y que nos pareció espectacular: la Costa Quebrada.


Costa Quebrada: Playa de Arnía (Cantabria)


Este tramo de costa es el que comprende desde la zona de Liencres hasta la Península de la Magdalena. En él se encuentran maravillosos paisajes costeros, en los que uno puede dejar correr el día sin que el tiempo parezca que pase.

Costa Quebrada: Playa de la Arnía (Cantabria)


El nombre que tiene este tramo costero anticipa a tu imaginación lo que quizá podrías encontrarte. El viento y el agua generan una erosión en la zona que configura imágenes maravillosas, algunos acantilados, rocas segmentadas y pequeñas playas que parecen sacadas de una película. Existe un proyecto actualmente para la creación del Parque Geológico de la Costa Quebrada, ya que este lugar cuenta con una gran geodiversidad muy importante.

Costa Quebrada: Playa de Somocuevas (Cantabria)


Como podréis comprobar si vais allí o mirando alguna de nuestras imágenes, parece que la costa se resquebraja y, en función de las mareas, a veces parece que quedan trozos flotando en el mar, o bien se puede observar, si la marea está baja, las formas que han ido quedando en las rocas. Es una zona preciosa.

Costa Quebrada: Playa de Somocuevas (Cantabria)


Nuestra primera parada comenzó en la Playa de Somocuevas, en Liencres. Es una playa que está dividida en dos y separada por una duna. Como os comentábamos, el día no estaba demasiado apetecible para el baño, por lo que no encontramos a mucha gente en la zona a pesar de ser agosto. Es una playa en la que se pueden encontrar nudistas.

Costa Quebrada: Playa de Somocuevas (Cantabria)


Miramos a nuestro alrededor y nos dejamos conquistar por el mar, las formas de la rocas y el sonido que hacen ambos al chocar. El mar estaba bastante tranquilo y es fácil saber que uno podría estar horas con la cámara en mano en un lugar así; un lugar muy fotogénico. Desde las alturas, donde aparcamos el coche, ya nos lo pareció pero cuando fuimos bajando a pie de arena la sensación se fue confirmando.

Costa Quebrada: Playa de Somocuevas (Cantabria)


Tras un rato en esta playa, continuamos nuestro trayecto, siguiente parada la Playa de Cerrías. Nos establecemos playas como punto de parada para seguir una ruta que nos pueda ir regalando lugares en los que parar.

Costa Quebrada: Playa de Cerrías (Cantabria)

La Playa de Cerrías se encuentra en el municipio de Piélagos. Una playa configurada por un corro de rocas que le dan muchísima profundidad. La Costa Quebrada aquí también tiene su sello característico. Ésta playa es semiurbana, no tiene servicios de socorrista, pero se encuentra muy cerca del núcleo urbano.

Costa Quebrada: Playa de Cerrías (Cantabria)


Continuamos nuestro recorrido costero, próxima parada, la Playa de Covachos. Este lugar se encuentra a unos 3 km de Soto de la Marina. Para llegar a ella dejamos el coche estacionado a unos metros y seguimos un camino que nos dirige hacia allí.

Costa Quebrada: Playa de Covachos (Cantabria)

Desde él ya se puede ver el Castro de Covachos, que es una pequeñísima península que se encuentra en el centro de la playa. En nuestra visita la marea estaba alta y ese trozo de tierra parece independiente del resto, pero en marea baja, por lo visto se encuentra unido con la costa.

Costa Quebrada: Playa de Covachos (Cantabria)


Este lugar nos pareció de gran belleza. La cantidad de rocas que tiene esta costa hace que el mar se pueda ver de diferentes azules y el agua sea especialmente transparente. 

Nos sentamos un rato, como nos gusta hacer, solo a mirar, escuchar el mar y disfrutar. Estábamos solos en pleno agosto, para que luego digan que los días nubladillos no tienen ventajas.

Costa Quebrada: Playa de Covachos (Cantabria)


Desde la playa de Covachos continuamos nuestro recorrido por la Costa Quebrada y hacemos la que sería nuestra última parada, el lugar elegido la Playa de Arnía.

Pero antes paramos a comer en Liencres. Optamos por un lugar para picar y hacer una comida informal. Acertamos, al llegar un poco tarde, tuvimos mesa en la terraza de Bellota y Garnacha, un lugar en el que en el momento que te dan la carta todo te apetece. Y así estuvimos un rato hasta decidir qué elegir. Deliciosas las rabas de chipirón.

Costa Quebrada: Playa de la Arnía (Cantabria)


En la Playa de Arnía, si llegáis con la marea baja, podréis disfrutar muchísimo de las formas de las rocas, donde destacan sus espectaculares flysch. Da una sensación vertiginosa en alguno de sus puntos.

Costa Quebrada: Playa de la Arnía (Cantabria)


La Costa Quebrada es otro de los paisajes cántabros que te conquistan, merece la pena acercarse en cualquier época del año, porque es un paraje en el que parar, ya sea invierno o verano, más que playas, se ve el mar, las rocas y suena genial… 

¿Tienes planes hoy?

Costa Quebrada: Playa de Covachos (Cantabria)




Leer más...

4 de agosto de 2015

Ribadesella: la meta del río Sella

En estas fechas seguro que sois muchos los que estáis planeando una escapada a Asturias, si no estáis allí. Asturias es un destino estupendo para disfrutar del tiempo de ocio: playas, montaña, gastronomía… ¿Qué más se puede pedir?

Ribadesella Asturias


Hoy vamos a hablar de una de sus localidades, en la que el primer sábado de agosto de cada año (después del día 2 del mes, es decir en 2015 será el día 8) es protagonista por el famoso “Descenso Internacional del Sella”, que aunque se puede realizar en otras fechas, es en ésta cuando acuden multitud de personas, incluido profesionales, para bajar el río desde Arriondas hasta Ribadesella en piragua.

Ribadesella fue un puerto de gran importancia durante el s.XIX. A nuestra llegada estacionamos muy cerca de la playa de la Marina. En esta playa desemboca el río Sella. El paseo marítimo que la recorre a lo largo de kilómetro y medio es una maravilla. A un lado el mar abierto y al otro casas, la mayoría de carácter indiano, alineadas, a cual más llamativa.

Ribadesella Asturias



Casonas impresionantes que se convierten en el centro de las miradas de todos los que por allí pasean, fruto de los tiempos de esplendor del s.XIX principalmente, cuando muchos emigrantes volvieron con sus fortunas y construyeron esas preciosas viviendas en primera línea de playa.

Ribadesella Asturias


Desde la playa podréis observar a la derecha el Monte Corberu, donde en lo alto se encuentra la Ermita de la Guía, a la que se puede acceder en un paseo (el Paseo de la Grúa) para obtener unas bonitas vistas.

Desde luego es una zona que no debéis dejar de visitar, tanto para un baño, como para un bonito paseo.

Ribadesella Asturias


Ribadesella se encuentra como dividida en dos y separada por el estuario del Sella. Un puente la cruza dejando en el centro su puerto. Un puerto que hoy recoge embarcaciones de pesca y embarcaciones deportivas.

Ribadesella Asturias


Cruzando el puente, al otro lado, se encuentra el casco antiguo del municipio, declarado Bien de Interés Cultural.

Ribadesella Asturias

Callejear se convierte en el principal atractivo, calles empedradas, fachadas señoriales y mucho ambiente. Muchos de sus edificios, fueron construidos entre el s.XVI y s.XIX fruto de la época de progreso económico.

Ribadesella Asturias


La sede del ayuntamiento se encuentra en el Palacio de Cutre, que data del s.XVI. Una Casona Palaciega.

Ribadesella Asturias


Ribadesella cuenta además con las Cuevas de Tito Bustillo, una visita que nosotros tenemos pendiente, ya que suele ser necesario hacer una reserva previa. Estas cuevas prehistóricas son de gran importancia en el arte rupestre y pertenecen al Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Se descubrieron a finales de los años 70 y llevan el nombre de uno de los espeleólogos que iban en la expedición y que falleció a los pocos días. Esperamos visitarlas próximamente.

Ribadesella Asturias Ribadesella Asturias


Ribadesella es un destino turístico muy solicitado, su ubicación en la zona de Asturias Oriental la sitúa muy próxima a otros destinos muy interesantes, a través de los que adentrarse más en este paraíso verde que parece destinado para el disfrute y la buena calidad de vida. Entre otros, por ejemplo, podéis encontrar, hacia el este, Llanes (26 km), hacia el oeste Lastres (28 km) y hacia el interior Cangas de Onís (27 km), la Basílica de Covadonga (36 km). Y por supuesto, es un buen lugar para poder realizar excursiones a los Picos de Europa como, por ejemplo, los Lagos de Covadonga o la Ruta del Cares.

Por todas estas razones, si estáis por la zona o pensáis viajar próximamente a Asturias, una parada en esta localidad estamos seguros de que os encantará. 

¿Tienes planes hoy?

Ribadesella Asturias





Leer más...

18 de julio de 2015

Pollensa: 365 escalones de Calvario

La escapada fugaz que hicimos en su día a la isla de Mallorca, fuera de temporada, nos permitió conocer rincones realmente bonitos de la isla. Para nosotros, este era un destino que todos los años formaba parte de nuestra vida, ya que uno de nosotros, de forma anual, tenía que ir allí, pero siempre por trabajo, de manera que acababas sin conocer casi nada más que de pasada, a excepción del aeropuerto.

Pollensa (Pollença) Mallorca


Aprovechamos un fin de semana en que los dos estábamos allí por motivos laborales (pura coincidencia, o igual lo forzamos un poquito... je je) para acercarnos a algunos de los lugares que esconde esta isla balear.

Por ejemplo, Banyalbufar nos regaló la imagen multicolor de azules intensos y verde a las orillas del mar. Palma de Mallorca nos pareció una ciudad con un casco urbano de esos que te conquistan, precioso, muy buen ambiente y bastante vida. Aunque principalmente lo que hicimos fue recorrer parte de la Sierra de la Tramuntana, lugares como Valldemosa, una pueblo interior lleno de encanto o Deia muy próximo a éste. También paseamos por Soller y su puerto, dos destinos unidos por un tren con Historia.

Pollensa (Pollença) Mallorca


Hoy queremos hablar de Pollensa (Pollença), el pueblo. En los alrededores de ésta localidad, a poco más de 8 km y ya pegado a la costa se encuentra el Puerto de Pollensa, con el que podéis completar esta visita y llegar hasta el cabo Formentor. O también acercaros a la popular Cala de San Vicente. No muy lejos, también se encuentra Alcudia, a tan solo 12 km. Lo importante es que no confundamos Pollensa y Puerto de Pollensa. Como decíamos, hoy nosotros hablaremos sólo de Pollensa.

Pollensa (Pollença) Mallorca
Como observaréis en la ubicación de Google (que siempre dejamos al final de cada entrada), Pollensa se encuentra en la zona norte de la isla. Nos detuvimos en el pueblo, en vez de en el puerto porque habíamos leído que en Pollenca había un Calvario que constaba de 365 escalones, uno por cada día del año. Un rincón menos popular que otros tantos de la isla pero que parecía tener mucho encanto.

Pollensa (Pollença) Mallorca

Esta larga escalera discurre cuesta arriba, ascendiendo por el Monte del Calvario hasta llegar a la cima, donde esperan una bonita panorámica de la localidad y una ermita y oratorio que data del s.XVIII.

Pollensa (Pollença) Mallorca




En la subida, que nace en una pequeña plaza del pueblo, se divisa a ambos lados estilizados cipreses, algunas cruces (al estilo Vía Crucis) y las fachadas de las casas bajas del lugar. Una sensación un tanto vertiginosa cuando uno se da media vuelta y observa la distancia recorrida y el pueblo con la montaña atrás.

Pollensa (Pollença) Mallorca


Son escalones suaves y a lo largo del camino se puede reposar sin ningún problema. Pero si alguien tuviera problemas de movilidad o algún tipo de dificultad, se puede acceder a la zona alta del monte en coche, por una carretera, aunque no hay mucho espacio para estacionar.

Desde arriba un nuevo paisaje se abre ante la mirada, parte de la costa. A lo lejos se intuye el puerto de Pollensa y también se puede observar la Sierra de la Tramuntana.

Pollensa (Pollença) Mallorca


Preciosas las escalinatas sobre las que, en Semana Santa, se celebra la crucifixión de Cristo, en una fiesta que se declaró de Interés Cultural hace ya unos años. Y es que el entorno se convierte en el decorado perfecto para una representación de este tipo.

Pollensa, además, es un pueblo con encanto, tiene calles peatonales y empedradas, otras más estrechas, tiene vida….

Pollensa (Pollença) Mallorca


La isla de Mallorca a parte de sus playas y calas tiene muchos lugares que descubrir ¿Te animas?

¿Tienes planes hoy?

Pollensa (Pollença) Mallorca





Leer más...

7 de julio de 2015

6 playas paradisíacas de Galicia

Recorrer parte de la costa gallega durante una de nuestras vacaciones de verano de hace un par de años fue un placer para todos los sentidos, principalmente, para la vista y el gusto. Entre sus fantásticas playas, sus municipios y su gente, disfrutamos y nos sorprendimos a partes iguales. Fue un viaje que iniciamos en las Rías Baixas y acabamos en la Marina Lucense, pasando por la Costa da Morte, y que nos descubrió multitud de rincones maravillosos.

En las ocasiones que hemos visitado Galicia en verano, siempre hemos tenido la suerte de disfrutar de un tiempo estupendo, a veces, quizá, hasta más calor del que nos gustaría, y unos días soleados que colorean esta región.

Atardecer  en Playa de Carnota (Galicia)


Una de las cosas que hemos descubierto son sus maravillosas playas, que parecen en algunas ocasiones sacadas de fotos de otros países, por el color de sus aguas, o su arena fina, o su perfil salvaje. Playas con fama de tener el agua fría y, en general, razón no les falta, pero también con ser de esos lugares en los que puedes pasar el día sin oler a coco, sin sufrir quemaduras de tercer grado y teniendo un espacio vital en el que a ratos puedes creer que estas solo. Además, muchas de las playas gallegas gozan con el privilegio de tener atardeceres románticos donde, solo por ver como se mete el sol “dentro” del agua, merece la pena alargar la jornada.

Así que vamos a aprovechar, ya que estamos en fechas veraniegas y, además, medio asfixiados con la ola de calor que nos aprieta, para hacer un recopilatorio de esas playas que por un motivo u otro (que os vamos a contar) a nosotros nos han cautivado (todas las fotos están tomadas en temporada alta, agosto).


Playa de Xilloi (Marina Lucense)

Sencillamente para nosotros, se ha convertido en la playa perfecta. Nos da hasta penita hablar aquí de ella, pero tampoco nos la podíamos quedar. Se encuentra en En O Vicedo, Lugo.

Playas de Galicia: Playa de Xilloi O Vicedo


¿Qué tiene esta playa? Aparentemente nada especial pero, realmente, lo tiene todo. Es una playa que parece estar protegida. Cuando te adentras desde el aparcamiento, a unos metros de ésta, por los tablones de madera, de golpe parece que todo ha desaparecido y queda ante tí esta coqueta playa, de agua tricolor y arena fina, escondida entre dos salientes de tierra, lo que le hace parecer la concha de una zamburiña. Mirando hacia el mar, en el saliente de la derecha, en lo alto, hay una casa con escaleras con acceso directo al mar ¡La queremos! No la quitamos ojo desde que llegamos allí, si nos lees propietario, estamos dispuestos a negociar…

Playas de Galicia: Playa de Xilloi O Vicedo


MIrando al mar hacia la izquierda hay otro saliente de tierra al que se puede subir por un caminito y tomar una panorámica desde arriba de la playa. Nos lo dijo un amable señor que nos vio con las cámaras queriendo captarlo todo, nos recomendó que subieramos y allí que fuimos.

Playas de Galicia: Playa de Xilloi O Vicedo


Pero lo mejor de la playa de Xilloi es que puedes pasarte el día allí y no cansarte. Eso, para nosotros es un milagro, que no somos muy playeros. Tranquila, nada masificada (fuimos en agosto), agua fresquita pero bañable. Tiene aseo, duchas y justo al otro lado del aparcamiento un chiringuito donde se come pero que muy bien.

Playas de Galicia: Playa de Xilloi O Vicedo


Está todo tan bien colocado y es tan poco invasivo a la vista... Cuando estás en la playa estás solo en la playa, no hay edificios, no hay puestos de venta, no se ven ni los baños y es un lugar realmente agradable donde no quieres ni mirar el reloj, solo guiarte por las subidas y bajadas de la marea.


Playa de Carnota (Costa da Morte)

Playas de Galicia: Carnota


Uno de los lugares donde establecimos el campamento base en nuestro recorrido por Galicia fue en Carnota, provincia de La Coruña (A Coruña). Para llegar a la playa, se puede hacer andando, un paseíto, o en coche. Lo hagáis como lo hagáis, si vais a ir al atardecer (durante el día entendemos que no estarán), llevad repelente de mosquitos. Es que no son mosquitos, son alguna mutación que te pican y te marcan para el resto de tus días (estuvimos a corticoides), solo aparecen en el camino, en la playa, ya no están.

Playas de Galicia: Camino a playa de Carnota


Lo sabemos, empezar hablando así de una playa que describimos como una de las 6 playas cautivadoras de Galicia no es buen marketing pero todo lo siguiente que os vamos a contar ya no os dejará escapar.

Justamente, que Carnota fuera nuestro sitio para dormir durante varios días hizo que ni uno solo nos bañáramos en esta playa, por no llegar a tiempo por las tardes, pero lo que sí que pudimos es disfrutar de su inmensidad y su atractivo atardecer.

Playas de Galicia: Carnota


Está considerada la playa más larga de toda Galicia, con una longitud que supera los 7 km. Volvemos a encontrarnos con una playa de arena fina y blanquecina, que en marea baja parece que tienes que ir a buscarla casi al horizonte.

Playas de Galicia: Carnota


Una playa apartada que, a pesar de estar a una distancia del pueblo aceptable, para llegar a ella te apartas de cualquier tipo de edificación, para empezar a encontrar de nuevo un paisaje que no cuenta con árboles pero sí con arbustos, marismas y, al final, mirando a derecha o izquierda, la inmensidad de una alfombra blanquecina de arena que limita con el Atlántico.

Playas de Galicia: Carnota


Pero si algo os recomendamos de este lugar es que vayáis al atardecer, colores azules, rosados y personas que se sientan ya con su chaqueta y bañador a despedir al sol. Imposible no desconectar en un lugar así…


Playa de las Catedrales (Marina Lucense)

No podíamos dejar esta playa fuera del listado. Mucho más popular que las otras dos, es impresionante, debido a la forma de sus rocas que quedan a la vista con las bajadas de las mareas. Se encuentra en la Parroquia de Adevesa (Lugo).

Playas de Galicia: Playa de las Catedrales


Atentos este año (2015) porque, a partir de ahora, ya sabéis que el aforo es limitado y es necesario reservar con antelación el pase. Atentos también a los horarios de las mareas para poder bajar y pasear entre las rocas. 

Para ampliar información sobre esto y saber más de la Playa de las Catedrales, en esta entrada os hablamos detenidamente de ella.

Playas de Galicia: Playa de las Catedrales


Deciros que en nuestras visitas nunca ha estado permitido el baño en mar abierto pero sí en las pozas de agua que quedan como consecuencia de las subidas y bajadas de las mareas. Llevaros bañador y disfrutad con esta maravilla de paisaje costero único que os recomendamos.


Playa de Mar de Fora (Costa da Morte)

Finisterre (La Coruña - A Coruña) es especialmente conocido por su cabo, el “fin del mundo”, allá donde se encuentra su faro, al llegar el atardecer, se convierte en un punto de encuentro de muchísimas personas para ver desaparecer el sol.

Playas de Galicia: Mar de Forna Finisterre



Se divisan puestas de sol de película. También conocido su pueblo, donde se come estupendamente, por cierto. Pero de estas dos cosas hablaremos otro día, ahora nos queremos centrar en una de sus playas a las que se llega dando un paseo, o también tiene acceso en vehículo a las proximidades.

Playas de Galicia: Mar de Forna Finisterre


Esta playa cuando la ves desde arriba ya te impresiona. Abierta al mar y con un aspecto salvaje y virgen, sin renunciar a esa arena fina que tanto nos gusta. Nos pareció un rincón paradisíaco. Eso sí, parece que no es demasiado apta para el baño, y es muy utilizada por los amantes del surf. 

Una playa a la que accedimos en un agradable paseo y nos dejó atrapada la mirada durante un buen rato.


Playa de Rodas (Islas Cíes)

Y ¿Cómo saltarnos la que fue catalogada por The Guardian como una de las mejores playas del mundo en 2007? La primera de su listado fue la Playa de Rodas que es la playa principal de Las Islas Cíes (Pontevedra), un paraíso protegido.

Playas de Galicia: Playa de Rodas Islas Cíes


Agua fría y limpia, arena blanca y fina. Más de un kilómetro de largo al que es fácil acceder desde el muelle donde os dejará el barco por el que se accede a la isla. Un entorno virgen y un aforo limitado.

Tenemos una entrada sobre las Islas Cíes donde os hablamos más detenidamente de este lugar y de la isla en su conjunto, así como de la forma de acceso y las reservas, por si estáis interesados.

Playas de Galicia: Playa de Rodas Islas Cíes


¡Un lugar que no os debéis perder!


Playa de Laxe (Costa da Morte)

La playa de Laxe (La Coruña - A Coruña) es otro de esos arenales que te permitirán retozar en la arena apenas sintiendo la suavidad de los granos de esta. En este caso, es una playa situada en el mismo municipio, se extiende a lo largo de unos 2 km y perfila la localidad.

Cuenta con mucho espacio y es perfecta para turismo familiar, dado que sus aguas se caracterizan por ser bastante tranquilas.

Playas de Galicia: Laxe


La primera vez que la vimos nos impactó el color blanco de su arena. Laxe es un lugar, además, en el que las veces que hemos ido, hemos comido de maravilla. Y es un placer poder darte un paseo con la bonita imagen de su blanca playa y el pequeño puerto en una de sus esquinas. 



Galicia, tiene una costa impresionante, salvaje y agresiva en muchos rincones, dulce y amable en otros, y preciosa en todos ellos. Hay mil playas, algunas grandes, otras pequeñas, muchas urbanas y otras salvajes. Playas de aguas gélidas, frías y menos frías, pero frescas. Azules intensas, verdosas y bicolores hasta tricolores. Nos hemos dejado muchas que conocemos, La Lanzada, por ejemplo, y otras tantas que ni siquiera sabremos que existen, pero que si vosotros queréis compartir aquí con nosotros nos encantará tenerlas en cuenta. Pero hemos seleccionado 6 de ellas que nos han atrapado, bien por su estampa, por su atardecer, por su baño. No somos nada playeros, pero en Galicia gozamos de las playas “de verdad de la buena”

¿Tienes planes hoy?

Playas de Galicia: Carnota



Leer más...