18 de julio de 2015

Pollensa: 365 escalones de Calvario

La escapada fugaz que hicimos en su día a la isla de Mallorca, fuera de temporada, nos permitió conocer rincones realmente bonitos de la isla. Para nosotros, este era un destino que todos los años formaba parte de nuestra vida, ya que uno de nosotros, de forma anual, tenía que ir allí, pero siempre por trabajo, de manera que acababas sin conocer casi nada más que de pasada, a excepción del aeropuerto.

Pollensa (Pollença) Mallorca


Aprovechamos un fin de semana en que los dos estábamos allí por motivos laborales (pura coincidencia, o igual lo forzamos un poquito... je je) para acercarnos a algunos de los lugares que esconde esta isla balear.

Por ejemplo, Banyalbufar nos regaló la imagen multicolor de azules intensos y verde a las orillas del mar. Palma de Mallorca nos pareció una ciudad con un casco urbano de esos que te conquistan, precioso, muy buen ambiente y bastante vida. Aunque principalmente lo que hicimos fue recorrer parte de la Sierra de la Tramuntana, lugares como Valldemosa, una pueblo interior lleno de encanto o Deia muy próximo a éste. También paseamos por Soller y su puerto, dos destinos unidos por un tren con Historia.

Pollensa (Pollença) Mallorca


Hoy queremos hablar de Pollensa (Pollença), el pueblo. En los alrededores de ésta localidad, a poco más de 8 km y ya pegado a la costa se encuentra el Puerto de Pollensa, con el que podéis completar esta visita y llegar hasta el cabo Formentor. O también acercaros a la popular Cala de San Vicente. No muy lejos, también se encuentra Alcudia, a tan solo 12 km. Lo importante es que no confundamos Pollensa y Puerto de Pollensa. Como decíamos, hoy nosotros hablaremos sólo de Pollensa.

Pollensa (Pollença) Mallorca
Como observaréis en la ubicación de Google (que siempre dejamos al final de cada entrada), Pollensa se encuentra en la zona norte de la isla. Nos detuvimos en el pueblo, en vez de en el puerto porque habíamos leído que en Pollenca había un Calvario que constaba de 365 escalones, uno por cada día del año. Un rincón menos popular que otros tantos de la isla pero que parecía tener mucho encanto.

Pollensa (Pollença) Mallorca

Esta larga escalera discurre cuesta arriba, ascendiendo por el Monte del Calvario hasta llegar a la cima, donde esperan una bonita panorámica de la localidad y una ermita y oratorio que data del s.XVIII.

Pollensa (Pollença) Mallorca




En la subida, que nace en una pequeña plaza del pueblo, se divisa a ambos lados estilizados cipreses, algunas cruces (al estilo Vía Crucis) y las fachadas de las casas bajas del lugar. Una sensación un tanto vertiginosa cuando uno se da media vuelta y observa la distancia recorrida y el pueblo con la montaña atrás.

Pollensa (Pollença) Mallorca


Son escalones suaves y a lo largo del camino se puede reposar sin ningún problema. Pero si alguien tuviera problemas de movilidad o algún tipo de dificultad, se puede acceder a la zona alta del monte en coche, por una carretera, aunque no hay mucho espacio para estacionar.

Desde arriba un nuevo paisaje se abre ante la mirada, parte de la costa. A lo lejos se intuye el puerto de Pollensa y también se puede observar la Sierra de la Tramuntana.

Pollensa (Pollença) Mallorca


Preciosas las escalinatas sobre las que, en Semana Santa, se celebra la crucifixión de Cristo, en una fiesta que se declaró de Interés Cultural hace ya unos años. Y es que el entorno se convierte en el decorado perfecto para una representación de este tipo.

Pollensa, además, es un pueblo con encanto, tiene calles peatonales y empedradas, otras más estrechas, tiene vida….

Pollensa (Pollença) Mallorca


La isla de Mallorca a parte de sus playas y calas tiene muchos lugares que descubrir ¿Te animas?

¿Tienes planes hoy?

Pollensa (Pollença) Mallorca





Leer más...

7 de julio de 2015

6 playas paradisíacas de Galicia

Recorrer parte de la costa gallega durante una de nuestras vacaciones de verano de hace un par de años fue un placer para todos los sentidos, principalmente, para la vista y el gusto. Entre sus fantásticas playas, sus municipios y su gente, disfrutamos y nos sorprendimos a partes iguales. Fue un viaje que iniciamos en las Rías Baixas y acabamos en la Marina Lucense, pasando por la Costa da Morte, y que nos descubrió multitud de rincones maravillosos.

En las ocasiones que hemos visitado Galicia en verano, siempre hemos tenido la suerte de disfrutar de un tiempo estupendo, a veces, quizá, hasta más calor del que nos gustaría, y unos días soleados que colorean esta región.

Atardecer  en Playa de Carnota (Galicia)


Una de las cosas que hemos descubierto son sus maravillosas playas, que parecen en algunas ocasiones sacadas de fotos de otros países, por el color de sus aguas, o su arena fina, o su perfil salvaje. Playas con fama de tener el agua fría y, en general, razón no les falta, pero también con ser de esos lugares en los que puedes pasar el día sin oler a coco, sin sufrir quemaduras de tercer grado y teniendo un espacio vital en el que a ratos puedes creer que estas solo. Además, muchas de las playas gallegas gozan con el privilegio de tener atardeceres románticos donde, solo por ver como se mete el sol “dentro” del agua, merece la pena alargar la jornada.

Así que vamos a aprovechar, ya que estamos en fechas veraniegas y, además, medio asfixiados con la ola de calor que nos aprieta, para hacer un recopilatorio de esas playas que por un motivo u otro (que os vamos a contar) a nosotros nos han cautivado (todas las fotos están tomadas en temporada alta, agosto).


Playa de Xilloi (Marina Lucense)

Sencillamente para nosotros, se ha convertido en la playa perfecta. Nos da hasta penita hablar aquí de ella, pero tampoco nos la podíamos quedar. Se encuentra en En O Vicedo, Lugo.

Playas de Galicia: Playa de Xilloi O Vicedo


¿Qué tiene esta playa? Aparentemente nada especial pero, realmente, lo tiene todo. Es una playa que parece estar protegida. Cuando te adentras desde el aparcamiento, a unos metros de ésta, por los tablones de madera, de golpe parece que todo ha desaparecido y queda ante tí esta coqueta playa, de agua tricolor y arena fina, escondida entre dos salientes de tierra, lo que le hace parecer la concha de una zamburiña. Mirando hacia el mar, en el saliente de la derecha, en lo alto, hay una casa con escaleras con acceso directo al mar ¡La queremos! No la quitamos ojo desde que llegamos allí, si nos lees propietario, estamos dispuestos a negociar…

Playas de Galicia: Playa de Xilloi O Vicedo


MIrando al mar hacia la izquierda hay otro saliente de tierra al que se puede subir por un caminito y tomar una panorámica desde arriba de la playa. Nos lo dijo un amable señor que nos vio con las cámaras queriendo captarlo todo, nos recomendó que subieramos y allí que fuimos.

Playas de Galicia: Playa de Xilloi O Vicedo


Pero lo mejor de la playa de Xilloi es que puedes pasarte el día allí y no cansarte. Eso, para nosotros es un milagro, que no somos muy playeros. Tranquila, nada masificada (fuimos en agosto), agua fresquita pero bañable. Tiene aseo, duchas y justo al otro lado del aparcamiento un chiringuito donde se come pero que muy bien.

Playas de Galicia: Playa de Xilloi O Vicedo


Está todo tan bien colocado y es tan poco invasivo a la vista... Cuando estás en la playa estás solo en la playa, no hay edificios, no hay puestos de venta, no se ven ni los baños y es un lugar realmente agradable donde no quieres ni mirar el reloj, solo guiarte por las subidas y bajadas de la marea.


Playa de Carnota (Costa da Morte)

Playas de Galicia: Carnota


Uno de los lugares donde establecimos el campamento base en nuestro recorrido por Galicia fue en Carnota, provincia de La Coruña (A Coruña). Para llegar a la playa, se puede hacer andando, un paseíto, o en coche. Lo hagáis como lo hagáis, si vais a ir al atardecer (durante el día entendemos que no estarán), llevad repelente de mosquitos. Es que no son mosquitos, son alguna mutación que te pican y te marcan para el resto de tus días (estuvimos a corticoides), solo aparecen en el camino, en la playa, ya no están.

Playas de Galicia: Camino a playa de Carnota


Lo sabemos, empezar hablando así de una playa que describimos como una de las 6 playas cautivadoras de Galicia no es buen marketing pero todo lo siguiente que os vamos a contar ya no os dejará escapar.

Justamente, que Carnota fuera nuestro sitio para dormir durante varios días hizo que ni uno solo nos bañáramos en esta playa, por no llegar a tiempo por las tardes, pero lo que sí que pudimos es disfrutar de su inmensidad y su atractivo atardecer.

Playas de Galicia: Carnota


Está considerada la playa más larga de toda Galicia, con una longitud que supera los 7 km. Volvemos a encontrarnos con una playa de arena fina y blanquecina, que en marea baja parece que tienes que ir a buscarla casi al horizonte.

Playas de Galicia: Carnota


Una playa apartada que, a pesar de estar a una distancia del pueblo aceptable, para llegar a ella te apartas de cualquier tipo de edificación, para empezar a encontrar de nuevo un paisaje que no cuenta con árboles pero sí con arbustos, marismas y, al final, mirando a derecha o izquierda, la inmensidad de una alfombra blanquecina de arena que limita con el Atlántico.

Playas de Galicia: Carnota


Pero si algo os recomendamos de este lugar es que vayáis al atardecer, colores azules, rosados y personas que se sientan ya con su chaqueta y bañador a despedir al sol. Imposible no desconectar en un lugar así…


Playa de las Catedrales (Marina Lucense)

No podíamos dejar esta playa fuera del listado. Mucho más popular que las otras dos, es impresionante, debido a la forma de sus rocas que quedan a la vista con las bajadas de las mareas. Se encuentra en la Parroquia de Adevesa (Lugo).

Playas de Galicia: Playa de las Catedrales


Atentos este año (2015) porque, a partir de ahora, ya sabéis que el aforo es limitado y es necesario reservar con antelación el pase. Atentos también a los horarios de las mareas para poder bajar y pasear entre las rocas. 

Para ampliar información sobre esto y saber más de la Playa de las Catedrales, en esta entrada os hablamos detenidamente de ella.

Playas de Galicia: Playa de las Catedrales


Deciros que en nuestras visitas nunca ha estado permitido el baño en mar abierto pero sí en las pozas de agua que quedan como consecuencia de las subidas y bajadas de las mareas. Llevaros bañador y disfrutad con esta maravilla de paisaje costero único que os recomendamos.


Playa de Mar de Fora (Costa da Morte)

Finisterre (La Coruña - A Coruña) es especialmente conocido por su cabo, el “fin del mundo”, allá donde se encuentra su faro, al llegar el atardecer, se convierte en un punto de encuentro de muchísimas personas para ver desaparecer el sol.

Playas de Galicia: Mar de Forna Finisterre



Se divisan puestas de sol de película. También conocido su pueblo, donde se come estupendamente, por cierto. Pero de estas dos cosas hablaremos otro día, ahora nos queremos centrar en una de sus playas a las que se llega dando un paseo, o también tiene acceso en vehículo a las proximidades.

Playas de Galicia: Mar de Forna Finisterre


Esta playa cuando la ves desde arriba ya te impresiona. Abierta al mar y con un aspecto salvaje y virgen, sin renunciar a esa arena fina que tanto nos gusta. Nos pareció un rincón paradisíaco. Eso sí, parece que no es demasiado apta para el baño, y es muy utilizada por los amantes del surf. 

Una playa a la que accedimos en un agradable paseo y nos dejó atrapada la mirada durante un buen rato.


Playa de Rodas (Islas Cíes)

Y ¿Cómo saltarnos la que fue catalogada por The Guardian como una de las mejores playas del mundo en 2007? La primera de su listado fue la Playa de Rodas que es la playa principal de Las Islas Cíes (Pontevedra), un paraíso protegido.

Playas de Galicia: Playa de Rodas Islas Cíes


Agua fría y limpia, arena blanca y fina. Más de un kilómetro de largo al que es fácil acceder desde el muelle donde os dejará el barco por el que se accede a la isla. Un entorno virgen y un aforo limitado.

Tenemos una entrada sobre las Islas Cíes donde os hablamos más detenidamente de este lugar y de la isla en su conjunto, así como de la forma de acceso y las reservas, por si estáis interesados.

Playas de Galicia: Playa de Rodas Islas Cíes


¡Un lugar que no os debéis perder!


Playa de Laxe (Costa da Morte)

La playa de Laxe (La Coruña - A Coruña) es otro de esos arenales que te permitirán retozar en la arena apenas sintiendo la suavidad de los granos de esta. En este caso, es una playa situada en el mismo municipio, se extiende a lo largo de unos 2 km y perfila la localidad.

Cuenta con mucho espacio y es perfecta para turismo familiar, dado que sus aguas se caracterizan por ser bastante tranquilas.

Playas de Galicia: Laxe


La primera vez que la vimos nos impactó el color blanco de su arena. Laxe es un lugar, además, en el que las veces que hemos ido, hemos comido de maravilla. Y es un placer poder darte un paseo con la bonita imagen de su blanca playa y el pequeño puerto en una de sus esquinas. 



Galicia, tiene una costa impresionante, salvaje y agresiva en muchos rincones, dulce y amable en otros, y preciosa en todos ellos. Hay mil playas, algunas grandes, otras pequeñas, muchas urbanas y otras salvajes. Playas de aguas gélidas, frías y menos frías, pero frescas. Azules intensas, verdosas y bicolores hasta tricolores. Nos hemos dejado muchas que conocemos, La Lanzada, por ejemplo, y otras tantas que ni siquiera sabremos que existen, pero que si vosotros queréis compartir aquí con nosotros nos encantará tenerlas en cuenta. Pero hemos seleccionado 6 de ellas que nos han atrapado, bien por su estampa, por su atardecer, por su baño. No somos nada playeros, pero en Galicia gozamos de las playas “de verdad de la buena”

¿Tienes planes hoy?

Playas de Galicia: Carnota



Leer más...

22 de junio de 2015

24 puntos turísticos que dibujan Madrid. Parte II

Seguimos con el recorrido de los 24 puntos turísticos que para nosotros dibujan Madrid. Ayer os hablamos 12 de ellos en esta entrada, y hoy vamos a continuar con los 12 restantes que hemos seleccionado. Como os decíamos, hay muchísimos rincones en Madrid, que no son tan turísticos, y que tienen tanto encanto o más, pero en esta ocasión nos centramos en los más “típicos” y no por ello menos interesantes. Continuamos:


Fuente de Neptuno y alrededores

Fuente Neptuno Madrid


Una preciosa fuente neoclásica ubicada en la plaza de Cánovas del Castillo (en el Paseo del Prado). Esta plaza la conforman edificios tan singulares como dos de los hoteles más glamurosos de Madrid, el Hotel Ritz y el Hotel Palace, a unos pocos metros el edificio del Congreso de los Diputados y, al otro lado, la Plaza de la Lealtad y la Bolsa de Madrid.


El Barrio de las Letras

El barrio de las letras te sumerge en un paseo de calles estrechas, balconadas, con recuerdos de múltiples literatos que han dejado algo de su historia en estas calles.

Barrio de las Letras Madrid


Unas calles que guardan secretos y donde se puede visitar la Casa Museo de Lope de Vega, un barrio donde vivió Quevedo y Góngora, o una librería que alberga un ejemplar de El Quijote de mitad del s.XIX. Mucho que contar sobre este barrio y mucho para disfrutar en un paseo cultural en el que, además, se encontrarán numerosos locales cuidados y curiosos de restauración y comercio.

Barrio de las Letras Madrid


Escuchamos a alguien decir que el Barrio de las Letras en otro país sería un punto de peregrinación para los amantes de la literatura”, y estamos de acuerdo.


El Palacio Real y sus jardines

Palacio Real Madrid

Igual no somos objetivos, pero el Palacio Real de Madrid nos parece precioso y majestuoso. Si hay una cosa que nos enamora de acercarnos allí es que puedes pasear a su lado con total naturalidad, no hay rejas ni barreras que impidan sentirte chiquitito a su lado.

Palacio Real y Campo del Moro Madrid


Y cuando va cayendo la luz y el cielo se pone rosado desprende una imagen muy romántica, acompañada de la plaza de Oriente frente a él, con esculturas y el Teatro Real al fondo. Además, alrededor de Palacio, los Jardines de Sabatini o el Campo del Moro son lugares ideales para pasear y obtener una bonita estampa del palacio.


La Catedral de la Almudena

Catedral de la Almudena Madrid
Vale, lo reconocemos, como catedral nos hemos quedado justitos. En España hay catedrales maravillosas y la Almudena, pegada al Palacio Real, no es de esas que impacten. Aun así, es la Catedral de la ciudad, y es “diferente”, tiene una historia detrás de la que hablaremos un día de estos pero, mientras tanto, mencionemos solo que la Catedral de la Almudena es uno de esos edificios que también pintan Madrid.


Iglesias emblemáticas de la ciudad

Madrid esconde entre sus calles muchísimas iglesias y templos religiosos que pueden resultar de interés por su valor histórico. Vamos a destacar 3 de ellas.

Los Jerónimos, así es como los conocemos popularmente, aunque su nombre real es San Jerónimo el Real. En sus orígenes fue un Monasterio y actualmente pervive la iglesia. Siempre al mirarla nos recuerda a una maqueta. Ha sido testigo de bodas reales y proclamaciones. Su claustro ha sido utilizado para una ampliación del Museo del Prado.

Los Jerónimos Madrid


San Francisco el Grande es otro de los templos populares de la capital. Si bien, por fuera, de no ser por su tamaño, puede no resultar muy llamativa, su interior, especialmente su cúpula, seguro que os gustará.

Los Jerónimos Madrid Vista de la Real Colegiata de San Isidro Madrid




La Real Colegiata de San Isidro. Una de las cosas que hace especial este lugar en relación a la ciudad es que fue catedral provisional de la misma hasta la apertura de La Almudena. En ella descansan los restos del patrón de la ciudad, San Isidro Labrador, tras ser recuperados de un incendio en el que el templo perdió muchas de sus obras. 


El Rastro

El Rastro de Madrid
 Muy cerca de la Colegiata de San Isidro encontramos este lugar. Si hay un mercado al aire libre con tradición madrileña es el Rastro. Todos los domingos, Ribera de Curtidores, y los alrededores de la Plaza de Cascorro se convierten en una marea de personas que recorren los variados puestos de este “mercadillo”.

El Rastro de Madrid El Rastro de Madrid


En él se puede encontrar un poco de todo, desde antigüedades, hasta ropa interior a euro. Por supuesto, es la excusa perfecta para entrar en cualquiera de sus bares y tomar tostas gigantes o tapas a la hora del aperitivo. El Rastro no conoce la diferencia entre estaciones del año, pues cada domingo está allí.


Los mercados de Madrid

Mercado de San Miguel Madrid

Los mercados de Madrid se han renovado. Destacaríamos el Mercado de San Miguel, el Mercado de San Antón, el Mercado de Barceló, el Mercado de la Cebada o el Mercado de San Ildefonso.

Mercado de San Antón Madrid


Muchos de estos mercados clásicos del centro de la ciudad que fueron viendo como llegaba su decadencia han sido reorientados, convirtiéndose en lugares de disfrute gastronómico para madrileños y turistas. Salir a tomar algo a un mercado se está convirtiendo en algo bastante de la ciudad.


El Manzanares: el río de Madrid

Madrid Rio: Manzanares y Puente de Arganzuela

En torno al Manzanares se encuentra Madrid Río, un proyecto bastante reciente que data de 2005, que ha convertido el recorrido del río por el centro de la ciudad en un Parque lineal con numerosos puentes que lo cruzan.

Madrid Rio: Manzanares y Puente de Toledo

Para nosotros destaca el Puente de Toledo, del s.XVIII y estilo barroco. Un espacio con 30 km de caminos practicables, con playa urbana y vistas de la ciudad.


El Templo de Debod

Templo de Debod Madrid

A ver, esencia esencia de Madrid no es, pero no deja de ser curioso tener un templo de estas características en la ciudad. Es conocido que desde su ubicación, situado en el Parque del Oeste, cerca de Plaza España, se divisan mágicos atardeceres de la capital. Lo cierto es que, independientemente de ello, este rincón se convierte en un lugar muy visitado por su importancia histórica. Se trata de un templo con más de 2000 años de antiguedad que regaló Egipto a España a finales de los años 60, como agradecimiento por la ayuda prestada por nuestro país para salvar los templos de Nubia. 


El Madrid de barrios reinventados

Plaza de Chueca Madrid

El centro de Madrid es un hervidero de gente casi todos los días de la semana. Es una ciudad donde a la gente nos gusta salir a la calle. Numerosos barrios del centro de Madrid han sido reinventados, barrios que habían envejecido pero que cuentan con una ubicación privilegiada y con la arquitectura más típica de la ciudad han sido tomados por artistas, por gente joven y emprendedores con negocios innovadores. Algunos edificios que habían quedado inutilizados han sido reorientados para alternativas culturales, como el de Tabacalera de Madrid. 

Nos referimos a barrios como Chueca, Malasaña o Lavapiés, el útimo en sumarse a esta transformación.

Chueca Madrid Plaza de Chueca Madrid


Chueca comenzó a hacerse conocido por convertirse un barrio icono de la homosexualidad. Con esto, el barrio sufrió una transformación totalmente positiva y en la actualidad es un barrio lleno de locales de restauración, tiendas y un ambiente muy agradable en el que disfrutamos todos. 

La calle Fuencarral que marca el límite con Malasaña, es una calle comercial y peatonal muy visitada. En Malasaña se puede encontrar muchísimo comercio pequeño y alternativo, lugares como el Centro Conde Duque, bares, tabernas…

Malasaña Madrid Malasaña Madrid

Lavapiés, el barrio de las típicas corralas madrileñas y que pasó por una decadencia hace unos años está sumándose a la transformación también. Son barrios de Madrid de siempre en los que un paseo os llenará de vida y sorpresas.

Malasaña Madrid


Y lo que aún los hace más especiales, una vez que entras por sus calles, hay gente, hay diversión y hay vida pero lejos queda el barullo de la gran ciudad y el peatón toma más protagonismo.


Paseo de La Castellana y el Madrid financiero

Paseo de la Castellana Madrid
El otro Madrid también existe, no tan turístico, pero Madrid al fin y al cabo. En el eje del Paseo de la Castellana, más al norte, se comienzan a ver edificios más altos, más modernos, desde la Torre Picasso, la zona de Azca, la Puerta Europa (Plaza de Castilla) con las Torres Kio, hasta las Cuatro Torres, con los 4 rascacielos, se extiende una de las áreas financieras de la ciudad. Para nosotros eso también es Madrid.

Plaza de Castilla - Puerta de Europa Madrid
Y Madrid es el Santiago Bernabeu, en el Paseo de la Castellana, que también lo es el Vicente Calderón (no queremos rivalidades), pero trabajamos por la zona y vemos cómo multitud de personas bajan para ver el estadio como uno de los edificios emblemáticos de la ciudad. No deja de sorprenderme ir a trabajar y ver la cantidad de gente que me pregunta por el estadio casi cada semana.


El Madrid Burgués

Barrio de Salamanca Madrid Barrio de Salamanca Madrid
El ensanche de Madrid, su barrio de Salamanca, el comercio en la calle Serrano y alrededores, entre otras zonas, con sus restaurantes bien y las pequeñas galerías de arte. Esas calles anchas y estrechas, pero todas elegantes, se reparten entre tiendas de diseñadores conocidos y cotizados. El Madrid de plano cuadriculado, donde todas las calles son paralelas y la vida es mucho más silenciosa y tranquila, conforman ese otro Madrid más aburguesado por el que también nos encanta pasear.


Si no habéis visto los 12 primeros puntos, aquí los contamos.

Madrid tiene también una estupenda Biblioteca Nacional, un Jardín Botánico, la Plaza de Toros de las Ventas, las Vistillas, museos más y menos conocidos pero con encanto como el de Sorolla, restaurantes para todos los gustos y bolsillos. Parques escondidos, tiene miradores, calles comerciales, mercadillos… Tiene muchísimos barrios que se pegan unos a otros y que tienen vida propia, son como pequeños pueblos que hacen una ciudad. Madrid tiene mucho tráfico y mucha gente, y un cielo azul cuando está despejado que quita el sentido. Tiene un atardecer rosa que la hace dulce.

Atardecer de Madrid desde el Puente de Segovia



Tiene bastante ruido, y no huele a ajo, que quede claro, eso sí, puede oler desde a guiso de toda la vida, hasta humo, pasando por lugares en los que huele a flores. Madrid tiene cuestas y bastante asfalto, pero curiosamente también tiene muchos árboles, algunos gigantes que en primavera son verde rabiosos y, si eres alérgico, que sepas que te harán estornudar. En otoño, el suelo se volverá ocre y crujiente. 

La esencia de Madrid está en los momentos que vives (vivimos) en ella pero, si quisiéramos pintarla de forma fugaz para alguien que no la conozca, creemos que estos lugares podrían dibujar un buen boceto de nuestra ciudad.

¿Tienes planes hoy?

Gran Vía Madrid


Leer más...