16 de junio de 2011

La Quinta de la Fuente del Berro

Entre dos

La Quinta de la Fuente del Berro

Las grandes ciudades albergan, entre el bullicio y las largas avenidas, rincones tranquilos y escondidos. La falsa creencia de que en una gran urbe lo único que hay es humos, ruido y prisas empaña la belleza de las misma, que no solo la conforman los grandes monumentos que pueblan las guias de viaje, sino también esos pequeños rincones que se camuflan entre edificios.

Los que conocemos un poquito Madrid sabemos que hay muchos más espacios dignos de visitar, y sobre los que esperamos poder ir haciendo un recorrido poquito a poco, para poderlos saborear. Hemos empezado con los parques, y en este espacio ya os hemos hablado del El Parque de El Capricho, o La Quinta de los Molinos.

Cuando pasas por la M-30 es difícil imaginar que a tan solo unos metros existe un rincón similar a éste que os vamos a mostrar. Nos referimos a  La Quinta de la Fuente del Berro.

La Quinta de la Fuente del Berro y el Pirulí

Al final de la C/ Jorge Juan, en la C/ Enrique de Almonte, se encuentra una de las entradas a este recinto. Un muro de ladrillo se erige para separar una zona de viviendas unipersonales que en ningún caso habría imaginado que existían al lado del “Piruli”.

Si algo caraceterizó esta finca durante el paso del tiempo fue lo cotizadas que estaban sus aguas. Se decían que tenían poderes curativos y efectos afrodisíacos. Los orígenes de este recinto se remontan al s. XVII, estas tierras estaban junto al Arroyo Alboñigal, lo que las convertía en terreno tremendamente fértil, tanto que hasta el mismísimo Felipe IV mostró su interés en ellas. Los aguadores reales trabajaron mucho aqui extrayendo agua para llevarla hasta palacio.

La Quinta de la Fuente del Berro
La Quinta de la Fuente del Berro










El nombre actual del parque proviene de una fuente cuyas aguas fueron codiciadas por la realeza, y que permanecía y permanece fuera de sus muros. Durante un tiempo fue declarada Patrimonio Real, se decía que era el mejor agua de Madrid, hasta que ésta resultó estar contaminada, y en los años 70, dejó de brotar  por su caño, siendo hoy el Canal de Isabel II el responsable del riego y abastecimiento de agua al lugar. 

La finca desde el S.XVII tuvo diferentes propietarios, la iglesia dejó su huella cuando se instalaron temporalmente unos monjes benedictinos, tras la cesión de Felipe IV; quien no dejó de explotar sus aguas.

La Quinta de la Fuente del Berro torreón del reloj
A finales del s XIX, fue denominada “Los nuevos Campos Elíseos”, construyéndose un  parque de atracciones público, que pretendió sustituir a los Primeros Campos Elíseos de Madrid, ubicados en lo que hoy es el Barrio de Salamanca y que con su construcción desaparecieron. Este proyecto fue efímero, y tan solo dos años después el Parque de atracciones fue cerrado, quedando únicamente de éste, a parte de la “Historia” escrita, según cuentan, porque no existe certeza de ello,un torreón mirador denominado Torre del Reloj.


Los años 20 y 30 marcaron una etapa nueva, entonces la finca era de carácter privado y estaba en posesión de un matrimonio holandés. En esas fechas las veladas aristócratas fueron las verdaderas protagonistas, fiestas de la clase noble de la ciudad que se reunían en torno a árboles centenarios.

La Quinta de la Fuente del Berro

La Quinta de la Fuente del Berro, goza de la condecoración de Jardín Histórico Artístico,  no hay duda del por qué… Además de todas las pequeñas historias que os hemos comentado, se distribuyen por el entorno diferentes elementos que contribuyen a dotar de encanto el lugar.

La Quinta de la Fuente del Berro
La Quinta de la Fuente del Berro

Los elementos paisajísticos, heredados de Europa a principios del s. XX, empezaban a resurgir, puentes, la cascada, los lagos, los caminos sinuosos que creaban rincones románticos…

Cascada de La Quinta de la Fuente del Berro

La cascada de hecho es uno de los elementos especiales que adornan este recinto, las escaleras de piedra se enrollan alrededor de ella, y salvo por el ruido del agua caer, en un momento dado podría pasar desapercibida. Desde arriba se puede observar la caída del agua rodeada por el verde de la zona.

Cascada de La Quinta de la Fuente del Berro

Diferentes esculturas de corte neoclásico se reparten por las praderas. Cabe destacar la que homenajea a Gustavo Adolfo Bequer, al lado de un madroño, arbol típico de Madrid, que es el máximo exponente del romanticismo. O bien la dedicada a Pushkin o Enrique Iniesta.

La Quinta de la Fuente del Berro


La Quinta de la Fuente del Berro
La Quinta de la Fuente del BerroLos árboles cuyas raíces descansan en esta finca, han visto el tiempo pasar, frondosos y altísimos hacen que sea fácil intuir que llevan alli bastante más que unos años. Sequollas, Tejo, Madroño, y muchas especies más se reparten por el Parque. Los amantes de la botánica seguro que disfrutáis descubriéndolas entre la vegetación.

La Quinta de la Fuente del Berro
La Quinta de la Fuente del Berro

Otra curiosidad de este lugar es que, mientras que en muchos parques se puede divisar a las palomas sobrevolar  la zona, en la Quinta de la Fuente del Berro, nos sorprenden los Pavos Reales, que suelen estar en torno al antiguo palacete, hoy convertido en Centro Cultural y que durante un tiempo fue Museo Antropologico. O  en el interior del recinto  reposando sobre las escaleras o rodeando la fuente de la entrada…

La Quinta de la Fuente del Berro

Patos, gorriones, palomas no quieren perderse la oportunidad de visitar un sitio asi. Alrededor del estanque se reúnen formando sus comunidades.

palomas La Quinta de la Fuente del Berro

Nos encanta Madrid, porque pasan los años y no deja de sorprenderte, enseñándote que siempre tiene un plan para algún momento de tu día. Seas como seas, te guste lo que te guste, siempre te recogerá, entre sus casas y edificios, detrás de algún muro en el que nunca te fijaste, o en un lugar de su plano al que nunca señalaste… ahí Madrid te espera…

Hoy quizá, te apetezca perderte por unos jardines pisados por muchos, y en el que hoy dejan sus huellas otros… la tuya también podría estar y seguir formando parte de la Historia de un rincón que ha sido testigo de tantos momentos.


¿Tienes planes hoy?

La Quinta de la Fuente del Berro


14 de junio de 2011

Vinuesa

Entre dos
Elegimos en su día Vinuesa como punto en el que establecer nuestro campamento base para visitar lugares tan impresionantes como la Laguna Negra, de la que os hemos hablado recientemente, el Cañón del Rio Lobos, o Calatañazor.

Vinuesa

Vinuesa  se encuentra  al norte de  la provincia de Soria, a 35 km de la capital, entre la Sierra Cebollera y los pies de la Sierra de Urbión. Envuelta por un entorno que se cubre de vegetación densa y enclaves naturales de excepción.

Vinuesa

Este municipio, que contaba en el 2010 con unos mil habitantes aproximadamente, reposa por el sur lindando con el embalse de la Cuerda, que esconde bajos sus aguas un puente romano, únicamente visible en épocas estivales en las que las precipitaciones hayan sido muy escasas. El municipio también es conocido como la Corte de los Pinares, a consecuencia de la cesión del Rey Juan II en época de la Edad Media de algunos montes como el de Vallilengua, como agradecimiento a la ayuda de unos cazadores de la zona tras caerse de su caballo.

Vinuesa
Carlos III la convirtió en “Villa”. Con esta condecoración llegó al lugar el Rollo, monumento de piedra con una veleta en su cumbre, ubicado en el centro de la Plaza Plazuela, cuya simbología acompaña a la Villa Señorial que fue Vinuesa. Las casas que conforman este espacio muestran el  esplendor económico del lugar. La piedra es el material protagonista, las calles y fachadas se revisten de la misma, dando un aire de sobriedad y, en cierta manera, de aristocracia a la zona. 

La calle Luenga se convierte en un exponente de nobleza del municipio. A un lado, conformando la arquitectura típica de la zona destaca principalmente la “Casa de los Ramos”, del s.XVII, declarada Bien de Interes Cultural. Su balconada de madera, la piedra y el espacio que la rodea no permitirán que paséis indiferentes a su lado.

Vinuesa
Vinuesa












Frente a ésta, un poquito antes, se localiza el Palacio de Don Pedro Neyla, arzobispo de Palermo durante un tiempo. Los escudos se salpican por la fachada, lo que hace resaltar su carácter ilustre. En el s.XIX fue adquirida  por un adinerado de la zona que lo convirtió en lo que son las actuales escuelas de Vinuesa.

No es el primer edificio noble que ha sido adquirido para darle una utilidad social y, gracias a ello, contribuir a su conservación. Otro caso es el Palacio de los Marqueses de Villuesa, que con el tiempo ha sido convertido en una residencia de la tercera edad. La calle en la que se encuentran estos dos edificios sale directamente de la plaza en la que se ubica, la Iglesia y el Ayuntamiento.

Vinuesa
La Iglesia Nuestra Señora del Pino alberga una leyenda curiosa. Cuentan que la Virgen se apareció en forma de talla sobre la rama de una conífera, cuyas raíces se hallaban en Covaleda y las ramas  invadian el municipio de Vinuesa. Esto desembocó en una pelea por la posesión de la imagen, quedando finalmente en manos de los habitantes de Vinuesa, siendo bautizada como Virgen del Pino. Esta disputa es representada cada año en sus fiestas populares (Pinochada). La talla, de escaso tamaño y muy deteriorada, data del s.XII y muestra una virgen con el niño sobre sus piernas y, ambos, sin mano derecha.

En el altar mayor figura una imagen de la Virgen realizada con posterioridad. La construcción es del s. XVI y estilo gótico renancentista.

El paseo por las callejuelas del municipio dejaran a cada lado viviendas imponentes para el tamaño del mismo.

Vinuesa
Vinuesa























Existen numerosos establecimientos hoteleros. Actualmente, Vinuesa recibe la mayor parte de sus ingresos derivados del sector turístico. La proximidad a la Laguna Negra, laguna de origen glaciar, o al Cañón del Rio Lobos, la convierten en un destino más que interesante para buscar alojamiento.

En cuanto al tema de restauración también existen diferentes opciones para todos los gustos y bolsillos. En esta ocasión nosotros tenemos mucho interés en haceros una recomendación.

No debeis dejar de visitar el Restaurante La Ferreria. Nosotros estuvimos el pasado mes de Abril, fecha en la que no se podía disfrutar de la terraza aun. Su ambiente resulta muy acogedor. En el interior una parrilla vista contribuye a hacer más bucólico el momento. En nuestra visita no se pedía bajo “Carta”, sino que existían unos menus previamente elaborados de diferentes precios.

Vinuesa
Vinuesa












La atención y servicio resultaron muy buenos. Gastronómicamente hablando, salimos muy satisfechos. Tanto el foie, como las croquetas o la ensalada de queso de cabra con cebolla confitada (con una vinagreta impresionante) nos sorprendieron. Con respecto a la carne, un chuletón hecho en la brasa que adorna el comedor, decir que estaba bueno sin ser una carne sobresaliente. Los postres también fueron de nuestro agrado. Y todo esto por un precio que consideramos más que razonable teniendo en cuenta la materia prima y la elaboración de los alimentos. Si os apetece comer bien en un lugar agradable y con un trato bueno no dudéis en visitarlos, no creemos que os arrepintáis.

Guardamos un recuerdo muy agradable de la visita a Vinuesa, en la Oficina de Turismo del municipio os podrán ampliar muchísima información, no solo del pueblo en sí mismo, sino de la comarca, que no nos cansamos de repetir que nos sorprendió muchísimo…

Vinuesa

Vinuesa tiene huellas señoriales, emerge entre pinares, entre montañas,  a los pies de dos serranías vecinas. Al amanecer, sus caminos se despiertan pintados por los reflejos verdes de los arboles que los rodean y a última hora de la tarde, en invierno, sus calles huelen a leña…   


¿Tienes planes hoy?

4 de junio de 2011

La Laguna Negra

Entre dos
Cuando iniciamos nuestra pequeña excursión a la provincia de Soria, nuestras expectativas era encontrarnos  los clásicos campos de Castilla, en tonos ocres y marrones, que a vista de pájaro recuerdan a una alfombra parcheada tupida…  Pero para nuestra sorpresa, a través de las carreteras que nos adentraban en la región descubrimos que el norte de Soria alberga un paisaje verde, con abundante vegetación y parajes naturales sorprendentes que impactan los sentidos. 

Para empezar, queremos hacer una parada en un espacio especial situado en el municipio de Vinuesa, a  unos 16 km de la localidad (dónde estuvimos alojados) y que sin dudarlo merece una visita. Siguiendo las indicaciones que desde esta localidad nacen encontrareis la Laguna Negra, un depósito de agua de origen glaciar excepcional, que conforma una imagen maravillosa y que incrementa su atractivo aun más, si es posible, a través de las enigmáticas leyendas que la envuelven (voces y ecos misteriosos, un lago sin fondo, una dama que atrae a los caballeros hasta la orilla, hay quien dice que comunica a través de cuevas con el mar directamente y ha observado olas...)

Laguna Negra

La verticalidad de las paredes que rodea este depósito de agua es fruto de la erosión provocada en la Era Cuaternaria, hace unos 2 millones de años, por el glaciar que descendía hacia el valle de Revinuesa y los deshielos recurrentes. Hoy, esas rocas que encierran al agua, esconden colonias de buitres leonados que sobrevuelan la zona.

Laguna Negra

Los accesos a la Laguna Negra en la época invernal  quedan limitados a un estacionamiento que se encuentra a unos dos kilómetros de ésta. 

Desde el aparcamiento, existe una pista forestal que, con un desnivel de un 10%, os permitirá acceder hasta el paraje natural en unos 20-25 minutos andando. Aunque el trayecto está al alcance de casi todos los público, para facilitar el ascenso a aquellos interesados, existe un autobús, cuya tarifa es de un euro ida/vuelta que sale cada 30 minutos desde el aparcamiento.

Laguna Negra

En el mes de abril, tras un invierno de abundantes lluvias y numerosas nevadas, el río se mostraban generoso y el caudal de agua discurría sonoro.

Laguna Negra

La zona está poblada de pinos que crecen entre las rocas formando un paisaje curioso y sombrío a partes iguales. Además, las hayas, cuya peculiaridad son los colores rojizos que toman durante el otoño, se salpican por la zona.

Sus aguas parecen densas. En función de las condiciones climatológicas del día, el agua se torna entre negra y verdosa, pero siempre oscura, como si fuera impenetrable, transmitiendo una imagen mística y tenebrosa.

Laguna Negra

La mirada se pierde en el infinito a los pies de la laguna… Rodeados por los muros rocosos, se puede percibir como el agua, en su quietud, parece un espejo. A lo lejos, el sonido de unas cascadas rompen el silencio, en plena Sierra de Urbión, el deshielo se manifiesta a través de los saltos de agua que caen desde lo alto con ímpetu…

Laguna Negra

Los caminos habilitados te dirigen hacia ellos. Se puede observar como el agua se filtra inquieta y ofrece imágenes bucólicas en las que los visitantes hacen una parada casi obligada para disfrutar de la situación e inmortalizar el momento con sus cámaras, asi como para sentarse a disfrutar de la imagen que el entorno ofrece.

Laguna Negra

Durante la visita, nos contaba un amigo, conocedor de la zona, que hace bastantes años, el paisaje se mostraba menos “humanizado”. Ahora unas pasarelas rodean el lago, impidiendo el acceso a la orilla.

Desde la Laguna Negra se puede iniciar la subida hacia el Pico Urbión, con una panorámica impresionanante. Allí nace el río Duero. Un ascenso de pendiente pronunciada y que hasta bien avanzada la primavera estará cubierto de hielo.

Este paraje peculiar es especial, un motivo, entre otros que os iremos mostrando, para hacer una excursión a tierras sorianas. Es un escenario que a algunos sirvió de inspiración para desarrollar historias de ficción que han pasado de mano en mano, hasta casi convertirlas en realidad. Un tesoro de la naturaleza que sobrevive al paso del tiempo, rodeado de misterios e historias que corren de boca en boca… 


“(…) y el eco duerme, rodea; 
agua clara donde beben 
las águilas de la sierra, 
donde el jabalí del monte 
y el ciervo y el corzo abrevan; 
agua pura y silenciosa 
que copia cosas eternas; 
agua impasible que guarda 
en su seno las estrellas (…)”
  (Antonio Machado; La Tierra de Alvargonzalez)


¿Tienes planes hoy?

Laguna Negra


Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism y modificado y adaptado por ¿Tienes planes hoy?| Distributed By Gooyaabi Templates

¿Tienes planes hoy? Tiene todos los Derechos de Autor de Contenido Reservados (imágenes y texto)