23 de marzo de 2017

15 días en Irlanda e Irlanda del Norte. Día 11: el Anillo de Kerry, Isla Valentia y Anillo de Skellig

Tienes planes hoy
El día 11 de nuestro viaje por Irlanda, nos quedamos dormidos. A pesar de habernos retirado pronto, la paliza climatológica del día anterior nos pasa factura y nos levantamos a las 8:30. 

Como no tenemos que hacer maletas ni nada, porque todavía nos queda una noche en Killarney, no tardamos demasiado en espabilar, en una hora estamos fuera. Desayunamos en la habitación, que tenemos un bizcocho estupendo y nos disponemos a salir para recorrer el Anillo de Kerry.

Ring of Kerry Irlanda

Lo hacemos en dirección sur y, para continuar con nuestra suerte, está lloviendo. 

Las indicaciones para coger el Anillo de Kerry están perfectamente señalizadas y, cuando hay una salida para algún mirador, también aparece algún cartel, aunque no todos son fiables.

Cuando comenzamos a recorrer el Anillo de Kerry sentimos una ligera decepción. La carretera es bastante buena pero los paisajes no son algo que se diferencie de otros tantos que ya habíamos visto. Dingle, en ese sentido, nos parecía más auténtico al principio.

Cuando no llevamos demasiado tiempo, vemos un desvío hacia un lago, lo cogemos, con la intención de hacer nuestra primera parada. El lago nunca apareció en nuestra vida, lo hicimos por un lado, luego siguiendo la indicación por el otro, llegamos a un camino, de nuevo nos mandaba en dirección opuesta. Dimos vueltas y vueltas para encontrar el lago, del que ni recordamos el nombre para no sufrir (vale, lo recordamos, el lago Caragh) y al final tuvimos que abandonarlo. Dimos vueltas por carreteras que cada vez se estrechaban más. Todo empezó por aquel desvío que ponía que a 4 km estaba el lago y, a 4 km llegamos a un cruce en el que ya no había rastro de ninguna otra indicación a lago alguno y debimos hacer 20 kilómetros entre idas y venidas.

Anillo de Kerry Irlanda
De vuelta al Anillo de Kerry continuamos observando sus paisajes. La siguiente parada la hacemos aprovechando que aparece en un lateral de la carretera un lugar para estacionar. Esa es una parada perturbadora. La hacemos para sacar una foto del paisaje, ya que debido a los últimos días de lluvia nuestras fotos eran bastante mejorables. 

RIng of Kerry Irlanda
Nada más abrir la puerta, una ráfaga de viento nos da los buenos días y el frío se apoderó de mí, por lo visto, seguía sin estar demasiado bien de salud. Mientras me abrocho pensando en que me esperaba un día complicado y el que no escribe apunta con su cámara al infinito, frente a mí, me encuentro un burro con un perro encima y una cabra al lado. Pestañeo dos o tres veces para procesar la imagen. Al lado hay un hombre que parece vender algo, no sé el qué, se lo digo al que no escribe, y los dos nos quedamos absortos en la imagen de los tres animalitos. Continuamos el viaje…

Ring of Kerry Irlanda

Vemos que de nuevo nos señalan un desvío del anillo para ver una playa y un fuerte. Llegamos al final del camino ¿Qué pasa con las señales en este país? No hay playa y no hay fuerte. El inicio del Anillo de Kerry está siendo surrealista.

Playa Rossbeigh Anillo de Kerry Irlanda

Continuamos, siguiente parada la playa de Rossbeigh. A ver, la lluvia en Rossbeigh alcanza una dimensión superior. Creíamos haberlo visto todo en cuanto a lluvia en los últimos días, pero en Rossberg salimos del coche, nos ponemos debajo del tejadillo de unos baños y miramos al infinito, donde la niebla se confunde con la lluvia, y con el viento y parece que está llegando el fin del mundo.

Playa Rossbeigh Anillo de Kerry Irlanda

Para romper el ánimo que, puede venirse un poco abajo porque no somos de piedra, el que no escribe me graba un video saltando y cantando bajo la lluvia. Porque… ¡si no puedes con ella, únete a ella! El precio de hacer esa chorrada es que nos sentamos en el coche totalmente calados y no volvemos a recuperar la ropa seca hasta la vuelta al hotel. Y la tapicería hasta el día siguiente.

Ring of Kerry Irlanda

Encontramos un desvío que pone que lleva al Anillo de las Skelligs. Lo cogemos, a escasos kilómetros nos lleva al muelle donde atraca el ferry que lleva a la Isla Valentia.

Anillo de Kerry Irlanda

Y aquí hacemos una parada en nuestra experiencia para explicar un poco el tema. El Anillo de Kerry es circular, dentro de él mismo existen unos desvíos que te permiten hacer unas subrutas en coche dentro del propio anillo. Y ahí, encontramos la Isla Valentia y el Anillo de las Skellig (Skellig’s Ring). Para nosotros, los más bonito del Anillo de Kerry y que serían imprescindibles, tanto Skellig como Valentia.

Valentia ANillo de Kerry Irlanda

Continuamos, en el muelle al que llegamos se puede coger un ferry con tu coche, que en cuestión de minutos te deja en la Isla Valentia. Pero a la Isla también se puede llegar siguiendo la carretera del anillo atravesando un puente. Nosotros decidimos hacerlo por el puente, así que desde el muelle, damos media vuelta y continuamos por la carretera.

Isla Vanteria Anillo de Kerry Irlanda

A escasos kilómetros, entramos en el Anillos de las Skellig y, seguidamente en la isla Valentia, que decidimos recorrerla en dirección sur. Está todo perfectamente señalizado, aquí sí, así que lo que aquí pueda sonar confuso, en directo veréis las señales.

Vaca Anillo de Kerry Isla Valentia Irlanda

La lluvia nos va dando cierta tregua, el viento no. Vamos haciendo paradas al azar. En una de ellas, el que no escribe ve una estampa preciosa en la carretera y yo un conjunto de vacas que llaman mi atención ¡Qué bonito! Dejad que las vacas se acerquen a mi… Fueron viniendo una a una, con sus terneras, con su macho, muy macho, y con cara de pocos amigos. No sabía de mis aptitudes pastoriles con el ganado vacuno. 

Isla Valentia Irlanda


Acabamos de recorrer la Isla Valentia para volver a incorporarnos al Anillo de las Skelligs. En nuestra ruta nos encontramos con la posibilidad de ver los Acantilados de Kerry (Cliffs of Kerry).

Para acceder a ellos parece que estas pasando al aparcamiento de un bar-restaurante. El precio por persona son cuatro euros. Dudamos en el lugar de pago si pasar o no, porque nos advierten que la zona derecha de los acantilados está cortada y no se permite el paso por la peligrosidad, debido a los fuertes vientos que hay. Al final decidimos verlos, aunque solo podamos acceder a una parte del recorrido.

Cliffs of Kerry Irlanda Anillo Skelligs

Vamos andando y sopla el viento, pero según nos acercamos a las vallas de madera ese viento es impresionante. Cuesta caminar, cuesta sujetar la cámara, te da unos empujones que te mueve. El que no escribe intenta hacer alguna foto, yo directamente desisto y miro los acantilados desde la posición de cuclillas a través de las tablas de madera. Muy ridículo, lo sé.

Cliffs of Kerry, acantilados de Kerry Irlanda

La verdad es que lo que podemos ver de los acantilados es realmente bonito. Las fotos no les hacen justicia, porque además no nos podíamos acercar mucho al borde. El que no escribe y yo, nos agarramos el uno al otro para intentar ofrecer mayor resistencia al empuje del viento pero, aun cogidos ambos, nos empuja unidos (se nos quedó una cara... con el saltito que nos hizo dar totalmente coreografiados).

Cliffs of Kerry, acantilados de Kerry Irlanda

Desde estos acantilados se puede ver el islote de Skellig Michael (si no hay niebla, claro). Un lugar que nosotros nos planteábamos haber visitado si el tiempo hubiera acompañado. Os aconsejamos que le echéis un ojo a esa excursión. Es un islote declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Nos alejamos de los acantilados dirección al coche, pero antes aprovechamos para tomarnos algo en el mismo bar que hay allí mismo y, así, poder continuar con nuestro itinerario. 

Anillo de Kerry Irlanda

Es un pequeño Café, en la entrada a los acantilados pero sin vistas a ellos. Nos tomamos un sándwich de jamón y queso y un café, en un local con unas bonitas vistas.

Carretera Anillo Skellig Irlanda

La carretera en la que está este lugar, y por el que continúa el Anillo de las Skellig, es precioso. Lástima que la niebla está yendo y viniendo. La carretera es estrecha y parece perderse en el horizonte. Al final de la misma, en lo alto, hay un bonito mirador, donde Mr. Eolo sigue soplando como si no hubiera mañana.

Anillo Kerry Irlanda

Encontramos otro mirador y hacemos posteriormente una parada en la playa de Ballinskelligs, donde están las ruinas de un castillo que se cree que fue construido con la intención de cobrar unos aranceles y proteger la de los piratas.

Ballinskelligs Anillo de Kerry Irlanda

Nos damos un paseo que resulta agradable, lo primero porque no llueve, y segundo porque el viento huracanado durante un ratillo se convierte en brisa.

Ballinskelligs Anillo de Kerry Irlanda

La siguiente parada es en Waterville. El pueblo que es conocido popularmente por ser el elegido por Charles Chaplin para veranear. Hacemos una parada simbólica al lado del paseo marítimo, pero no llegamos a perdernos por sus calles.

Waterville Anillo de Kerry Irlanda

Ya en el Anillo de Kerry, de nuevo, continuamos un rato sin hacer muchas más paradas por no tener un lugar habilitado para ello. Aún así, en un par de ocasiones más, sacamos fuerzas para subir y bajar. En una de ellas, la puerta del coche del lado del que no escribe parece que la quiere arrancar el viento. Y en la otra ocasión todos los papeles que llevaba yo en el bolsillo salen volando por la Irlanda costera, y me resulta imposible poder ponerme ni la chaqueta porque el viento se la quiere llevar.

Anillo de Kerry Ring of Kerry Irlanda

El tiempo pasa y aun nos quedan un par de puntos a los que queremos llegar. Nos vamos acercando al Lady’s View. Es un mirador que hay en la zona que ofrece unas vistas bastante bonitas. Aunque nosotros casi las encontramos más espectaculares las que encontramos unos metros antes de éste.

MIrador ANillo de Kerry Irlanda

Cuando estamos acercándonos al Lady's View, el sol parece que quiere asomar después de haber estado en busca y captura por nuestra parte en los últimos días. De golpe todo parece mucho más bonito y brillante. Vemos en la carretera (sin saber que estábamos ya cerca del Lady View) un punto no habilitado para aparcar, pero que nos permite dejar el coche e intentar retroceder para acceder a un pequeño lago que habíamos visto desde la carretera.

Looscaunagh Anillo de Kerry Irlanda

Desde este punto las vistas son preciosas. Hacemos unas cuantas fotos y nos vamos pegados por la carretera andando a ver si podemos acceder a la orilla del pequeño lago (Looscaunagh).

Looscaunagh Anillo de Kerry Irlanda


Nos metemos por una valla, por el campo, sin saber muy bien donde estamos, y conseguimos una foto de lago y sol. Creo que vamos a llorar de la alegría…

Looscaunagh Anillo de Kerry Irlanda

Desde allí, volvemos al coche, arrancamos y, en menos de dos kilómetros, está el mirador Lady’s View. El sol fue fugaz y ya no nos acompaña. Hacemos unas fotitos para nosotros, otras a una pareja de españoles que nos piden que les saquemos alguna y continuamos nuestro recorrido.

Mirador Lady's View Anillo de Kerry Irlanda

Siguiente parada y última en el Anillo de Kerry, la Cascada de Torc, a unos doce kilómetros del mirador. Desde el aparcamiento apenas habrá unos 200 metros hasta la cascada. Está perfectamente acondicionado, y el paraje sombrío y húmedo es bastante atractivo. Apenas entraba luz.

Cascada de Torc Anillo de Kerry Irlanda

Las abundantes lluvias hacen que la Cascada de Torc caiga con mucho caudal y fuerza. Hay un sendero que lleva a lo alto de la montaña de la que la cascada ha heredado el nombre. Para nosotros ya es bastante tarde y no hay demasiada luz, así que nos quedamos en la parte baja de la misma durante un rato y sacamos unas cuantas fotos más a compatriotas que encontramos en el lugar.

Cascada de Torc Anillo de Kerry Irlanda

El Anillo de Kerry se acaba. Un recorrido con bastantes paradas. Nosotros no habíamos salido muy pronto, pero nos ha llevado todo el día tomando los desvíos de Valentia y Skellig, y eso que hemos tenido un tiempo que tampoco te permitía pararte mucho tiempo en los diferentes paisajes. Ha merecido la pena, principalmente, por los paisajes que nos han acompañado en los dos desvíos que tiene el recorrido.

Cascada de Torc Anillo de Kerry Irlanda

Desde la cascada a Killarney apenas hay ocho kilómetros. En total recorrimos aquel día unos 250 kilómetros. Para los que no hayan visto el Castillo de Ross anteriormente, si no quieren entrar en su interior, sería la última parada del anillo después de las cascadas, nosotros, como estuvimos el día anterior, no paramos.

Anillo de Kerry Irlanda

Cuando llegamos a Killarney casi son las 20:00 horas. No tenemos mucho tiempo si queremos asegurarnos la cena. Así que pasamos por el hotel para quitarnos la ropa de montaña mojada que nos ha acompañado todo el día y nos vamos al centro a cenar.

Cenamos en el restaurante Dyne. Un local bastante agradable con decoración tipo industrial. Y calentito. El que no escribe pide un plato variado de marisco (mejillones con salsa de tomate y chorizo, vieras con salsa de maíz y un pescado que no llegamos a identificar). yo opto por una ensalada grande de remolacha, manzana, nueces, queso... Además, tarta de chocolate para compartir. Todo 35€. La comida estaba muy bien, el postre normalito.

Cena Killarney Irlanda Cena Killarney Irlanda


Después de la cena, una pinta de Guinness para el que no escribe y una media para mi en el hotel Killarney Grand, que tiene música en directo. El local estaba llenísimo de gente. Al  principio pensamos que se trataba de alguna boda porque la gente iba muy emperifollada pero vimos atuendos similares también por la calle. Resulta que era el Lady's Day donde podías observar modelos realmente imposible.

Pub Killarney Irlanda

Nos dicen que entremos por la puerta trasera. Había dos escenarios, en uno de ellos nos encontramos a un “entregado” en calzoncillos dándolo todo. En el otro escenario un grupo tocando música tradicional en directo y la gente bailando alrededor. Muy buen ambiente, lástima de que al lado se nos colocó, entre la multitud, alguien a quien no le debía haber caído muy bien la cena y nos iba dejando un aura intenso a nuestro alrededor. Tú, sí tú, sabemos quién eres. A pesar de este elemento, lo pasamos genial en el local.

Al día siguiente, cambio de alojamiento y nuevos lugares por descubrir…

¿Tienes planes hoy?

Caballo Anillo de Kerry


Tienes planes hoy / Autor & Editor

Somos una pareja de madrileños que intentan aprovechar el tiempo libre disfrutando de la experiencia de conocer diferentes lugares... Nos encanta movernos, descubrir rincones, comer bien, inmortalizar esos momentos y compartirlos con vosotros.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism y modificado y adaptado por ¿Tienes planes hoy?| Distributed By Gooyaabi Templates

¿Tienes planes hoy? Tiene todos los Derechos de Autor de Contenido Reservados (imágenes y texto)